La XXVIII Subida Ubrique alcanzó todas las expectativas creadas en torno a una cita en la que la participación (por cantidad y calidad), la afluencia de público y la repercusión digital, social, económica y turística supera con creces al resto de pruebas automovilísticas a nivel autonómico e incluso nacional. El accidente del pentacampeón europeo, Christian Merli, en la primera manga del sábado es la única nota negativa de un fin de semana en el que, en lo meramente deportivo, volvió a sobresalir la figura de Humberto Janssens. El sexitano quiso demostrar y demostró desde el inicio que, hoy por hoy, es el mejor sobre el trazado ubriqueño y fue marcando unas distancias que oscilaban entre los 3 y 4 segundos con respecto a José Antonio López Fombona al que una avería mecánica le obligó a abandonar en el que suponía su regreso a la competición un año después de su grave accidente. No conforme con la victoria, Janssens rebajó en 8 décimas su propio récord sobre este recorrido, toda vez se incluyó la zona de las Cumbres en 2021, dejándolo en 2:27.754. El belga afincado en Almuñécar marcó un total acumulado de 4:58.434 en sus dos mejores mangas de competición. Segundo fue el italiano Luca Gaetani mientras que cerraba el podio del scratch Miguel Ángel Clemente.

Los pilotos ubriqueños obtuvieron grandes resultados, siendo Fran Calvillo el mejor con un sexto puesto de la general, siendo primero de su agrupación. Dentro del top 10 también entraron Antonio Luis Rodríguez (8º y primero de su agrupación), Juanmi García (9º y segundo de su agrupación) y Juan Luis Calvillo (10º y primero de su agrupación). No obstante, no fueron los únicos locales que lograron podio en sus respectivas agrupaciones, algo que también consiguieron José Gutiérrez, Sergio Álvarez, Antonio Toro, Curro Reyes, José Luis López, Antonio Mateos y Jesús García.

En monoplazas, el triunfo fue para Antonio de los Ríos, seguido de Antonio Llamusi y Gabriel Pastor. Por su parte, dentro de la Copa Andaluza de Car Cross, el zahareño Manuel Ramón Nieto se impuso al vigente campeón autonómico, Francisco Javier Avilés, mientras que tercero fue Antonio Jesús Palomar.

De lo que ha sido el fin de semana hemos hablado con Pedro Carlos García, quien lo ha definido como “bastante movido”. Por lo general, ha sido una “muy buena Subida en la que todo ha salido aceptablemente bien salvo el descontrol del horario final debido a una serie de retrasos en la última manga del domingo”. El presidente de Escudería Ubrique ha destacado la “espectacular” afluencia de público, que se suma al seguimiento a través de internet, que tan solo en la jornada del sábado dejó más de 100.000 visualizaciones a través de YouTube y 15.000 interacciones. A eso hay que sumar el impacto económico y turístico en un municipio en el que no ha quedado un alojamiento libre.

García ha agradecido el comportamiento de todos durante estos días, que se ha traducido en una prueba con un ambiente envidiable. Del mismo modo, valoraba el trabajo de todos los implicados “del primero al último, porque sin ellos no hubiera sido posible”.