Hoy hemos repasado la temporada con el futbolista ubriqueño Francisco Panadero, que durante este curso ha jugado en el grupo X de la Tercera División con la Unión Balompédica Lebrijana, dando un importante salto cualitativo que le ha permitido proyectarse aún más en los ambientes futbolísticos de la región. Y es que la Tercera División es un gran escaparate para jugadores jóvenes en su última fase de formación, como es el caso del ariete ubriqueño. Panadero ha sido una de las grandes revelaciones esta temporada en el grupo X de Tercera. Su comienzo fue fulgurante, logrando 6 goles en las primeras 12 jornadas, lo que llamó la atención de otros equipos, hasta el punto de que en el mercado de invierno el Alcorcón estuvo interesado en incorporarlo a su organigrama.

Francisco Panadero dio el salto el pasado verano de la Primera Andaluza, en la que militó en el Chiclana CF, a la Tercera División, con la idea de disfrutar del mayor número de minutos posible para continuar con su progresión. Así, llegó a la UB Lebrijana, en la que pronto se hizo con un hueco en su delantera. Su buena temporada en el año de debut en la categoría ha hecho que varios conjuntos se hayan interesado por su situación y parece que no le van a faltar ofertas este verano para cambiar de aires y seguir dando pasos en el complicado mundo del fútbol.

Panadero nos ha reconocido hoy sentirse satisfecho con su año en la Lebrijana, en la que se ha conseguido el objetivo de la permanencia en una temporada muy complicada en una Tercera División en la que el nivel ha sido bastante alto. El delantero ubriqueño se ha mostrado agradecido por la acogida y el trato que ha recibido en el club sevillano, en el que se ha encontrado muy a gusto, a la vez que no ha querido desvelar todavía sus planes de futuro, aunque ha adelantado que la próxima semana ya habrá noticias al respecto.

El Club Ubriqueño de Pesca Deportiva no pudo pelear por el pódium en el Campeonato de Europa de Corcheo Mar que se disputó la pasada semana en el muelle de Porto Torres, al norte de la isla italiana de Cerdeña. El equipo ubriqueño terminó en la 8ª posición tras un certamen en el que los italianos han copado los primeros puestos gracias a su dominio del escenario, en el que se tenía que poner en práctica una “pesca de ratoneo”, es decir, pescar en una profundidad mucho mayor, en zonas de piedras y grutas y capturar piezas muy pequeñas, algo totalmente nuevo y diferente a la pesca que realizan los pescadores del Club Ubriqueño. Además, los equipos no pudieron entrenar en el escenario del Campeonato en los días previos al evento porque estaba prohibido, por lo que la primera toma de contacto tuvo lugar el miércoles en la manga de entrenamientos oficiales.

Así, tras las tres mangas de competición fueron los italianos los que lograron las primeras posiciones tanto por equipos como a nivel individual. El título de campeón y subcampeón fueron para los equipos trasalpinos, mientras que de la tercera posición se adueñó un equipo portugués. El presidente del Club Ubriqueño de Pesca Deportiva, Manuel Martínez, nos ha contado la experiencia del equipo en este Campeonato, manifestando que, aunque el resultado no ha sido bueno, la experiencia ha sido muy enriquecedora para conocer otras técnicas y formas de pescar en diferentes escenarios. Martínez ha insistido en el hándicap de no haber podido reconocer un escenario con poca pesca y de piezas pequeñas. Aun así, el presidente del Club Ubriqueño ha afirmado que el equipo hizo un buen papel ante los mejores pescadores del mundo de la especialidad.