El Ubrique UD Senior A parece haber dejado atrás la mala racha de resultados que le llevó a encadenar tres derrotas de manera consecutiva y a ocupar la penúltima posición de su grupo en la 1ª Andaluza. Un escenario complicado y en el que no está acostumbrado a lidiar el equipo de Miguel Domínguez que, primero en el derbi esta semana ante el Rayo Sanluqueño, parece haber espantado todos los fantasmas que planeaban sobre el mismo.

El resultado de 3-0, con doblete de Montero y un tercer tanto de Pablo Arenas, les sirve para conseguir dos victorias seguidas por primera vez en lo que va de liga y para escalar hasta la sexta posición de la clasificación, a un punto del quinto puesto que da acceso al playoff de ascenso y supone, de manera matemática, la salvación un año más. Pese a lo abultado del marcador, el partido no fue fácil ni mucho menos para un cuadro serrano que llegaba con las importantes bajas en ataque de Paco y Peluca, el primero por unas molestias en la rodilla y el segundo al no recuperarse del todo de la lesión que arrastra. Aníbal adelantó su posición sobre el terreno de juego y un Montero en racha goleadora volvió a ejercer como hombre más adelantado, escoltado por unos velocísimos Lolo y Pablo Arenas.

Sería el Rayo Sanluqueño el primero en avisar, tras un mal despeje de Miguel Jiménez, con un tiro que se topó con el poste antes de salir por línea de fondo. Al Ubrique le costaba enlazar varios pases en la zona ancha del campo y sólo contabilizó en la primera media hora un lanzamiento a puerta de Montero, casi desde el centro del campo, que se fue desviado por poco. En el minuto 36 y tras un pelotazo de Lolo, el propio Montero aprovechaba un error de la zaga visitante para plantarse ante el meta rival, sortearlo con un autopase y empujar el balón a puerta vacía y hacer de esa forma el primero de la tarde.

 

El gol, un excesivo premio para lo visto sobre el césped, otorgó a los ubriqueños la tranquilidad y la paciencia necesaria para controlar el partido en la segunda parte. Más aún cuando Montero conectó un zarpazo a centro de Pablo Arenas e hizo el segundo de la tarde y el tercero de manera individual en los últimos dos partidos. El propio Montero dispuso de otra buena oportunidad que erró y, a la siguiente, trató de combinar con Aníbal con un pase al que no llegó por poco este último. Pablo Arenas también iba a tener la suya pero el esférico se marchó desviado.

En el minuto 80 llegó una de las jugadas clave del partido ya que apareció Miguel Jiménez para sacar una mano providencial y enviar el balón a córner al tiempo que evitaba que el Rayo Sanluqueño estableciera el 2-1 y le diera alas para el tramo final. El guardameta, aún en edad juvenil, acumula ya sus dos encuentros desde que llegara a la disciplina ubriqueña dejando la portería a cero. Con defensa de 3, el conjunto visitante se volcó en el área rival, algo que aprovecharon Montero y Pablo Arenas para intercambiarse los papeles. El primero sirvió al segundo quien, con un derechazo fuerte y raso. El gol, además, sirve para igualar el gol average con un rival que goleó por 4-1 al Ubrique en la primera vuelta. Algo a tener en cuenta ya que, además, los de Miguel Domínguez tienen a día de hoy mejor balance general de goles por lo que saldrían beneficiados en un hipotético empate con el Rayo Sanluqueño.

 

Sobre el partido hemos hablado con Carlos Gil, quien ha reconocido las ganas que tenía el conjunto de resarcirse ante la afición tras la mala imagen mostrada ante Guadiaro en el último partido como local. Además, no esconde que necesitaban esta victoria “como agua de mayo”. El capitán ha analizado la actualidad de su equipo, que pese a no encontrar el juego vistoso al que acostumbra, sí que está sabiendo aprovechar sus oportunidades con un ataque más directo y veloz con el que están consiguiendo sacar adelante los resultados. Además ha valorado la solidez defensiva alcanzada en estos partidos y en el resto de victorias conseguidas esta temporada, todas dejando a su rival sin anotar. “Nos cuesta levantar los partidos cuando nos marcan el primero y es una losa que llevamos arrastrando”, ha sentenciado. Carlos Gil ha mostrado su satisfacción por la línea ascendente del conjunto pese a las bajas y lo corta que es la plantilla y confía en seguir sacando resultados adelante, el próximo este fin de semana en Puerto Real ante un equipo al que vencieron por 2-0 en el Antonio Barbadillo.