Lección aprendida. El Ubrique UD senior B logró el pasado sábado una abultada victoria por 7 – 0 sobre el Trebujena Balompié, lo que le permite encaramarse en la segunda posición de la tabla y, sobre todo, recuperar buenas sensaciones tras la derrota de la pasada semana en El Puerto de Santa María. En esta ocasión el equipo salió enchufado desde el principio, dejando sentenciado el choque antes del descanso, aprovechando el segundo acto para darle minutos a todos los jugadores y corregir algunos aspectos del juego, algo que se antoja muy necesario en una temporada en la que no se han podido disputar partidos amistosos de pretemporada.

El conjunto serrano ya avisó a las primeras de cambio, cuando Francis probó al portero trebujenero con un tiro a la media vuelta que logró rechazar. Era el minuto 1 de partido y ya se podía vislumbrar las intenciones de cada equipo. Los ubriqueños buscaban el control del balón para llegar al área rival a través de sus bandas, mientras que su rival, que contaba con una plantilla bastante joven, esperaba atrás e intentaba sacar el balón jugado. Sin embrago, el Ubrique UD se impuso en casi todas las facetas del juego, imprimiéndole al choque una intensidad que fue decayendo en su rival a medida que empezó a encajar goles. Y el festival empezó en el minuto 14, cuando una falta sobre Pablo al borde del área fue transformada por Francis que conseguía el primer gol de su equipo y su tercero de la temporada. Poco después, en el 28’, fue Pablo el que consiguió el 2 – 0 con una vaselina que superó al meta visitante y en el 42’ Juandi puso el 3 – 0 tras una jugada personal. Por su parte, el Trebujena Balompié apenas tuvo aproximaciones al área de Pedro.

Tras el descanso, el Ubrique UD mantuvo el ritmo y la intensidad, a pesar de los numerosos cambios que fue introduciendo Mario Casillas en su equipo. Así, en el minuto 64 Carlos aprovecho un rechace del portero tras tiro de Isaac para empujar el balón y lograr el 4 – 0. El quinto gol, en el 69’, fue obra de Oliva, que remató un balón dentro del área tras un pase atrás desde la línea de fondo de Iván. A falta de diez minutos para el final, Isaac consiguió el 6 – 0 con un tiro desde fuera del área que, desviado por un defensa, despistó al portero visitante. La goleada la completó Carlos en el 87’ después de controlar en la corona del área y poniéndola en el palo derecho del portero.

Tras el choque, Carlos Benítez, autor de dos goles, se mostró muy contento por el partido realizado por su equipo, en el que se habían seguido al pie de la letra las directrices marcadas por su entrenador, basadas en bajar el balón al suelo, entrar por bandas y buscar los pases cortos y medios. El centrocampista ubriqueño reconoció que el equipo aprendió la lección del partido anterior y esta vez entró concentrado desde el principio: “Aprendimos bastante de la primera media hora y también de los últimos 60 minutos en los que lo hicimos bastante bien”. Además, también se refirió a la solvencia defensiva del equipo que fue capaz de dejar la puerta a cero: “Hemos tenido más el balón y así es difícil que te hagan daño”.

De igual manera, Mario Casillas también se mostró satisfecho con el trabajo de los suyos y, aparte del resultado, destacó que su equipo había intentado “echar el balón al suelo, entrar por bandas y creo que, aunque ha habido momentos con los cambios en los que le ha costado un poquito más al equipo, se ha visto algo de lo que queremos. También el baloncito ha entrado y nos viene bien para coger confianza de cara al gol”. Al igual que Carlos, Casillas hizo referencia a la derrota de la jornada anterior: “A veces se pierden partidos que, a la larga, te ayudan a ganar otros, como ha sido el caso. La gente ha entrado enchufada, con las cosas muy claritas y ha trabajado. Hemos hecho una buena primera media hora”. El entrenador ubriqueño, que dio minutos a todos sus hombres, afirmó tener muy claro que “el equipo son 25 jugadores y todos tienen su rol y aportan su granito” y que, ante la falta de partidos amistosos en pretemporada, “la segunda parte era para seguir trabajando, entrenando y corrigiendo cosas. Se ha visto una segunda parte muy divertida, la gente ha tocado y hemos rotado al equipo”. Mario Casillas recordó que ahora tendrán por delante tres semanas de descanso “para seguir trabajando” de cara a la próxima jornada del 10 de enero en la que se medirán al Bahía de Algeciras. En su opinión, “lo bueno sería intentar llegar a punto a ese partido que va a ser el que nos diga si vamos a estar arriba, en mitad de la tabla o abajo”.

Por último, el entrenador del Trebujena Balompié, Paco Ríos, reconoció la superioridad del conjunto ubriqueño y señaló que su equipo había pagado su inexperiencia, como debutante que es en la categoría. “Hemos dado muchas facilidades defensivamente y tenemos que mejorar muchos aspectos”, añadió. Ríos explicó: “Hemos hecho un equipo de juventud que se paga mucho en la categoría. Estamos tratando de trabajar, de sacar futbolistas y sobre todo de que vayamos poco a poco porque esto acaba de empezar y nuestro objetivo es hacer un equipo de cara al año que viene”. El técnico trebujenero también achacó a esa bisoñez del equipo que “cuando el partido va cero a cero el equipo va luchando, pero en el momento que nos meten uno o dos goles el equipo se viene abajo y no es capaz de reaccionar”. Por último, señaló: “A nosotros nos está costando adaptarnos a la categoría y a los sistemas de juego que quiero emplear y todavía no estamos en el nivel que tenemos que estar”.

Etiquetado en: