El Ubrique UD senior B cayó en la primera de las tres finales que tendrá que disputar en liga para meterse en los puestos de playoffs de ascenso a la Segunda Andaluza. Los ubriqueños perdieron por 4 – 3 ante el Rayo Alcalá en un duelo en el que tuvieron opciones para haber puntuado, a pesar de encontrarse en el minuto 38 con un contundente 3 – 0. El Ubrique UD pudo recortar distancias y se quedarse cerca de igualar el marcador, aunque al final terminó jugando con tres jugadores menos por expulsión, lo que terminó convirtiendo la gesta en misión imposible. Aun así, las opciones siguen intactas a efectos clasificatorios y se lo tendrá que jugar todo en las dos últimas jornadas.

En esta ocasión, a los ubriqueños le faltó intensidad y contundencia atrás, sobre todo en la primera parte. A los 6 minutos encajaron el 1 – 0 y poco después vieron como el colegiado, Carrillo Orozco, anulaba un gol por un dudoso fuera de juego que solo vieron su linier y él. El Ubrique UD intentaba desperezarse y poner en práctica su fútbol, con un mayor control del balón y de la situación, pero cualquier error atrás le penalizaba, como ocurrió en el minuto 24, con una pérdida en la salida del balón que terminó costándole el 2 – 0. Para más inri, cuando el equipo estaba volcado sobre el área rival buscando acortar distancias, encajó el 3 – 0 en un contragolpe en el minuto 38. Por suerte, Francis pudo acortar distancias con un libre directo al borde del descanso, lo que volvió a meter a su equipo en el partido.

Tras el paso por vestuarios, el Ubrique UD siguió insistiendo ante la portería rival y a los pocos minutos de la reanudación se encontró con un penalti a favor para reducir diferencias que no acertó a transformar Kisko Trujillo. A reglón seguido, el Rayo Alcalá volvía a golpear con un cuarto gol, dejando el luminoso en un 4 – 1 en el minuto 55. A pesar de esta losa, el cuadro serrano no se vino abajo y fruto de esa insistencia llegaron los goles de David Oliva (65’) y Pablo Arenas (85’) para poner un emocionante 4 – 3 con algo de tiempo por delante. No obstante, los alcalaínos pararon el ímpetu de remontada a base de juego subterráneo, parones y marrullería ante un Ubrique UD que no supo obviar las provocaciones y terminó con 3 expulsados.

Sobre este partido hemos hablado hoy con el delantero ubriqueño Pedro Barragán, que ha reconocido que “íbamos con confianza y con ganas de llevarnos los 3 puntos, pero empezamos un poco relajados y ellos tenían muchas ganas de ganarnos porque aquí tuvimos algún lío que otro”. Así, ha recordado que “aquí tuvimos también un partido movidillo y sabíamos que allí íbamos a tener guerra e íbamos a tener que lucharlo mucho”. Barragán ha explicado que “empezamos un poco relajados y sin intensidad. No veía yo al equipo con esa intensidad que le veo en otros partidos en los que tenemos ganas de comernos al rival. En la primera parte nos comieron ellos a nosotros”. El delantero ha aclarado que “manteníamos el control del partido y fueron tres jugadas aisladas de no estar con esa pizca de intensidad”. No obstante, ha criticado que “en vez de ir a lo nuestro, nos metemos y seguimos hablando. En vez de agachar la cabeza y buscar soluciones, la levantamos, somos los más gallitos y, de vez en cuando, hay que saber tener ese puntito de calma y de cabeza”.

Pedro Barragán ha afirmado que “sabíamos perfectamente que el partido se podía empatar e incluso ganar porque se veía que nosotros llevábamos el control del partido y que éramos los que queríamos la bola y ganar. […] En ningún momento bajamos los brazos a pesar del marcador”. Sobre los minutos finales del encuentro ha afirmado que “sabíamos que el equipo iba a ser marrullero” y que “nosotros en ese sentido tenemos que ser un poquito más listos, hacer un poquito de autocrítica y saber que en esos partidos tienes que callarte e intentar jugar a lo tuyo”. Por último, el jugador del Ubrique UD ha reconocido que “era un partido importante para traernos los 3 puntos. No se nos escapa luchar por los playoffs, pero era un paso importante el que teníamos que dar y ahora en los dos partidos que restan tendremos que achuchar y darlo todo para quedar lo más alto posible”.

Etiquetado en: