El Ubrique UD pescó un punto de su desplazamiento a Algeciras que nuevamente vuelve a saberle a poco después de un partido en el que llevó la iniciativa en todo momento y tuvo más y mejores ocasiones que su rival, pero en el que volvió a adolecer de una pegada que le permita rentabilizar ese dominio. Tras empatar a un gol, los ubriqueños se mantienen en la 8ª posición de la clasificación, a 4 puntos de la salvación, tras la disputa d las dos primeras jornadas de la Fase de Descenso de la Primera Andaluza.

Los ubriqueños, con la imperiosa necesidad de sumar de tres en tres, fueron en todo momento buscando la victoria y, tras un comienzo dubitativo, acentuado con la lesión de Aníbal a las primeras de cambio, poco a poco fueron haciéndose con el control del balón y el dominio de la situación ante un rival que intentó lo mismo pero que no pudo hacer valer su condición de local. Así fueron llegando las primeras ocasiones de gol, siempre de lado serrano. Montero puso a prueba al meta José María Martínez con un libre directo en el minuto 12 y, poco después, Paco haría lo mismo, pero en ambas ocasiones se encontraron con su buena respuesta. En el minuto 25, en su primer acercamiento con cierto peligro, el Algeciras sacó petróleo con el gol logrado por Sergio Palma que puso a su equipo con el 1 – 0. El Ubrique UD no se vino abajo con el tanto local y siguió insistiendo hasta el descanso, destacando un gol anulado a Leandro por un posible fuera de juego, que fue muy protestado por la expedición ubriqueña. Tras el descanso, el Ubrique UD insistió en su misma propuesta y al poco de la reanudación, en el 51’, Paco puso el empate a un gol con un fuerte tiro tras una buena combinación con Lolo. A partir de ahí ambos equipos gozaron de ocasiones para desnivelar el marcador, sobre todo en un último minuto de infarto en el que Pedro Barragán no aprovechó un mano a mano ante José María Martínez para adelantar a su equipo ni en la jugada posterior un jugador algecireño mandó a las nubes un balón sobre la línea de gol que solo había que empujar.

Con el susto en el cuerpo terminó un choque en el que los dos equipos se repartieron los puntos sin que prácticamente este resultado tenga incidencia en la clasificación de ambos. En el día de hoy, el joven Álvaro Prieto ha reconocido que “el punto sabe a poco por la actitud del equipo más que nada”. Para el ubriqueño, “el equipo dio la cara en todo momento, estuvimos ahí y tuvimos muchas llegadas. Casi todo el tiempo la posesión fue parte nuestra y sin mucho sufrir atrás, que es un problema que hemos llevado muchos partidos anteriores. Un partido muy completo, pero en el que no tuvimos suerte de cara a puerta”. Prieto ha señalado que “en la primera parte entramos un poco dudosos en los primeros minutos, pero le dimos la vuelta a la tortilla. Tuvimos las mejores llegadas, ellos apenas llegaron. […] Fuimos bastante serios y atrás hicimos un gran papel”. No obstante, el Ubrique UD tuvo que reponerse al gol inicial del filial algecireño y apretó a su rival en busca de la victoria, aunque “en todo momento fue un partido muy igualado y competido por parte de los dos”. Álvaro Prieto destacó la última jugada que les pudo costar el partido, afirmando que “lo que nos quitó a veces la mala suerte en otros partidos, hoy nos lo ha dado. El fútbol te da y te quita a la vez”. A pesar de todo, ha confesado que, aunque el punto “nos sabe a muy poco, en esta situación todo suma”. El jugador ubriqueño ha aclarado que en estos momentos “el equipo está mucho más unido, todo el mundo cree en el objetivo y eso es lo importante”. Desde su punto de vista, “consiguiendo una victoria esta semana el cielo se pone un poquito más azul y si encadenamos otra pues ya tienes media cabeza fuera del pozo”. Por último, en lo personal se ha mostrado “muy a gusto. Este año estoy disfrutando mucho del fútbol, estoy sacando todo mi rendimiento y me siento muy cómodo y orgulloso de que los 3 equipos quieran contar conmigo”.

Etiquetado en: