Los equipos cadete e infantil femeninos del CABU cerraron la semana pasada su andadura en la liga provincial con un último fin de semana en el que algunas jugadoras llegaron a jugar hasta tres partidos. Por un lado, el CABU cadete cerró su temporada liguera con dos victorias ante CD San Felipe Neri 2007 (53 – 32) y Don Bosco ‘88 (16 – 32), mientras que, por otro, el CABU infantil perdió en su último compromiso ante el DKV Jerez Gris por 59 – 9.

Un fin de semana intenso para cerrar una temporada en la que José Manuel Richarte se aventuró a dirigir simultáneamente dos equipos en competición, al contar con hasta 25 jugadoras. “El año pasado empezamos con 11 jugadoras y terminamos con 25. Casi que estaba obligado a sacar dos equipos. Me lancé a la aventura y me lo han recompensado porque las niñas se han esforzado”, ha comentado el entrenador ubriqueño. A modo de balance, Richarte ha destacado la progresión y mejoría de sus jugadoras, “sobre todo las infantiles, que han tenido que ayudar a las cadetes. La progresión de esas jugadoras ha sido mucho mayor que las que solo han jugado un partido”. Así, ha recordado que “el 70% del equipo infantil era nuevo, hasta el punto de que empezaron a competir y algunas habían cogido la pelota de baloncesto en solo 5 entrenamientos”.

El CABU infantil comenzó jugando una fase previa en la que ganó los tres partidos que disputó. Posteriormente el equipo quedó enmarcado en la Copa A, en donde ha disputado 14 partidos sin poder llegar a conocer la victoria. “Ganaron los 3 partidos de la previa y nos mandaron a la competición A. Sabíamos que era difícil y complicado, pero era lo que ellas se habían merecido. Habían ganado la previa y era lo que tocaba jugar”, ha explicado. José Manuel Richarte ha considerado “en el hecho de que tenían muy poca experiencia y muy poco baloncesto en horas, en eso nos ha venido muy grande. Después yo las he visto que han disfrutado”. En esta línea ha sentenciado: “Me han demostrado que son un equipo, que confían en ellas y que lo que querían era mejorar”.

Con relación a la categoría cadete, el CABU ha finalizado en 4ª posición del grupo A con 7 victorias y 5 derrotas, a tan solo 2 victorias de entrar en los playoffs en su año de debut en la categoría. El técnico ubriqueño ha dejado claro que “el equipo cadete son mis 25 jugadoras, tanto las cadetes como las de edad infantil”. Para Richarte, las jugadoras han progresado sobre todo en “madurez en elaborar las jugadas. Son más conscientes de los sistemas que tenemos, tanto para salir de la presión como para atacar, etc. He visto que ahí han madurado”. En esta línea ha subrayado también que “individualmente han progresado. Saben hacer una toma de decisión buena para crear una finalización. Eso de que sepan resolver problemas en un partido es muy  positivo”.

De cara a la próxima temporada, ha adelantado que el objetivo es sacar 2 equipos cadetes. En este sentido, y tras la experiencia de este curso, el entrenador ubriqueño ha pronosticado que “el año que viene promete porque las infantiles han progresado y las cadetes se han afianzado en la categoría”. Por último, ha confirmado que sus equipos participarán próximamente en las ligas de primavera, esas nuevas competiciones que la Federación Gaditana de Baloncesto va a poner en marcha.

Etiquetado en: