El pasado sábado Almería acogió la salida de la IV edición de La Desértica, prueba de ultrafondo organizada por el Tercio Don Juan de Austria 3º de la Legión con la misma filosofía que su prueba hermana, los 101 Km de Ronda en 24 horas que en este caso organiza el Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión. Se trata de una prueba en la que los marchadores tienen que superar un recorrido de 72 kilómetros y los ciclistas de 105 km, con un límite de tiempo de 16 y 12 horas respectivamente. Esta cuarta edición contó con la participación de varios ubriqueños, tanto en la modalidad de marcha como en la de MTB. Así, en la carrera a pie Antonio García Jiménez fue el marchador ubriqueño más destacado, completando la prueba en 10h08’54’’, seguido de Francisco Javier Coronil (10h42’48’’), los hermanos Inmaculada y Virgilio Pais (11h38’) y Ángeles María Bohórquez y Daniel Bañón (12h04’12’’). Por su parte, Carlos Javier Arenas completó la prueba de MTB en 5h06’, cruzando la meta en la 47ª posición de la general y la 10ª de Máster 40.

Sobre esta carrera hemos hablado hoy con Antonio García que se ha mostrado contento y satisfecho con su actuación en una prueba que no conocía y era la primera vez que la realizaba. “Si hay que poner un pero es que es una carrera por montaña con mucho asfalto, pero en líneas generales es muy bonita”, ha contado. Antonio García ha explicado que a principios de año estuvo entrenando con varios compañeros del Club Nutrias Pantaneras para los 101 km de Ronda, pero finalmente no pudo coger plaza, por lo que optó por participar en una prueba parecida, como es esta Desértica: “Me hablaron de ella y me decidí por conocer algo nuevo, otro tipo de terreno y otra prueba”. En comparación con la prueba rondeña, García ha señalado que “de dureza son casi idénticas, aunque esta engaña un poco más porque al principio es muy rápida y lo duro de la prueba está en 18 kilómetros, del 25 al 45, que es todo subida y aquello es prácticamente desierto”. Según el corredor ubriqueño, en esta distancia es donde se concentran casi todos los 1.600 metros de desnivel positivo que tiene la carrera.

La idea de Antonio García y Francisco Javier Coronil, compañeros del Club de Atletismo Nutrias Pantaneras, era hacer la prueba juntos, “pero cuando van pasando los kilómetros cada cuerpo es un mundo y unos responden mejor y otros peor”, por lo que tuvieron que separarse: “Fuimos juntos hasta aproximadamente el km 23. Cuando empezaron los desniveles nos fuimos distanciando y optamos por que cada fuera a su ritmo”. En este sentido ha señalado que “tampoco hubo una distancia abismal, siempre nos mantuvimos en unos 3 o 4 kilómetros de distancia e íbamos hablando por teléfono en los avituallamientos”. Para el corredor de las Nutrias, las principales dificultades de la Desértica son “llegar al km 45 que es el punto más alto y una bajada muy técnica y estrecha de 5 km”. Por ello, aconseja “no salir tan rápido en los primeros 20 km porque después es cuando empiezan 18 km muy duros en los que se concentra casi todo el desnivel positivo, unos 1.600 metros aproximadamente”.

Etiquetado en: