El Ubrique UD no ha comenzado con buen pie el playoff de descenso de la Primera Andaluza y ya en la primera jornada ha dejado escapar de casa dos valiosos puntos tras empatar a un gol ante la UD Tesorillo. Los ubriqueños, que en líneas generales fueron superiores a su rival, adolecieron una vez más de falta de puntería y no llegaron a aprovechar las ocasiones de las que gozaron para haber noqueado a su rival.

Tras los primeros minutos de tanteo, el Ubrique UD fue haciéndose  poco a poco con el dominio del balón que muy pronto pudo rentabilizar gracias a un pase al hueco de Peluca a Paco que lo dejó solo ante el portero David Mena, superándolo por alto con un toque sutil. Se ponían las cosas de cara para los locales que tan solo 4 minutos después pudieron ampliar la diferencia, pero Peluca no aprovechó la asistencia de Gago y su tiro se marchó rozando el palo izquierdo de la portería y tan solo un minuto después, David Mena mandaba a córner un trallazo de Paco tras pase del debutante Eugenio. El gol que rondaba el Antonio Barbadillo llegó en la siguiente jugada, pero cambiando de portería. En el minuto 18, Chupi cogió un balón en la frontal del área sin oposición y lo puso en toda la escuadra de la portería defendida de un Miguel que poco pudo hacer para evitar el 1 – 1. El tanto visitante cortó momentáneamente la iniciativa local, pero poco a poco la máquina creadora volvió a carburar y a generar nuevas ocasiones. La tuvo Lolo en el 27′, pero su tiro cruzado fue desviado por David Mena, y en el 29′ fue Paco el que remató de cabeza en el primer palo un centro desde la derecha que el meta tesorillero volvió a desviar a córner.

Así se llegó al descanso y tras el regreso de vestuarios el Ubrique UD siguió buscando el gol, aunque ya con un Tesorillo más replegado y más preocupado en no encajar que en buscar la victoria. A la igualdad de fuerzas hubo que sumar la actuación arbitral en este período en el que apenas dejó jugar más de tres minutos seguidos, parando continuamente el juego por faltas más que discutidas. Todo ello imposibilitó que la segunda parte fuera tan entretenida como la segunda, aunque el Ubrique UD tuvo alguna que otra ocasión para desnivelar el marcador, como por ejemplo el remate de Montero tras centro de Pablo Arenas que se fue fuera por muy poco en el minuto 57 o la internada del mismo Pablo Arenas que terminó con un pase de la muerte que tan solo encontró como rematador a Eugenio en el segundo palo y muy forzado, que entre el portero y la defensa se encargaron de despejar.

Poco más dejó este partido que obliga ahora al Ubrique UD a intentar conseguir puntuar fuera de casa para compensar los puntos perdidos. En este sentido el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se lamentó tras el choque que “de aquí no podían salir puntos y ya se han escapado dos. Creo que el resultado no es justo, pero es fútbol y es lo que hay, el que perdona lo paga”. El míster ubriqueño tenía claro que  “hemos tenido una muy clara para el 2 – 0, a la siguiente jugada nos han metido el 1 – 1 y se han replegado”, aunque destacó que “la actitud ha sido buena y se ha visto que el equipo está enchufado. Esperemos que la pelotita nos entre y podamos conseguir puntos de 3 en 3”. Domínguez se mostró molesto con la actuación arbitral y criticó que “si no nos ha pitado 40 faltas, no nos ha pitado ninguna, faltas que es que ni existen. El arbitraje ha sido calamitoso, un árbitro que más de un minuto no ha dejado jugar al fútbol”. Por último constató que ” lo que se pierde en casa hay que buscarlo fuera” y que “a Algeciras hay que ir por los 3 puntos”.

Por otro lado, el ubriqueño Pedro Pablo Rodríguez fue el reflejo del sentimiento del vestuario tras el partido: “Como siempre que no ganamos en casa nos vamos con una sensación amarga. Este partido teníamos que haberlo ganado. Ya no vale empatar, hay que sumar de 3 en 3”. El centrocampista ubriqueño lamentó que “en la primera parte nos podíamos haber ido tranquilamente con un 3 – 0 ante un equipo que no nos ha creado mucho”. “Hemos merecido mucho más en la primera parte. La segunda ha estado más igualada y con menos ocasiones, pero también creo que hemos sido superiores a ellos”, añadió. Desde su punto de vista, “los puntos estos no valen, hay que sumar de 3 en 3”.

Por su parte, el entrenador de la UD Tesorillo, Pedro Rodríguez, dio por bueno el punto logrado: “Sacar un punto fuera hay que corroborarlo sacando 3 en casa a la siguiente semana, pero a priori, siendo el primer partido de la liguilla, parece un punto bueno”. Rodríguez recordó además que con este resultado, el equipo de San Martín del Tesorillo rompía una racha de cinco derrotas consecutivas, por lo que “tras una semana complicada de trabajo, con lesionados y como se ha dado el partido, el punto es bueno”. En esta línea quiso “agradecerle a Chupi el esfuerzo que ha hecho porque lleva toda la semana lesionado y ha forzado por el equipo”. En su opinión, el gol del empate fue fundamental, ya que “nos ha ayudado a contrarrestar la euforia del equipo rival cuando se ha puesto ganando 1 – 0. La suerte ha sido empatar pronto y poder competir el partido”. El entrenador tesorillero reconoció que “nos ha faltado un poquito de frescura en los últimos minutos, pero el punto tenía que ser bueno y no quería arriesgarme. Hemos preferido tener un poco más de cautela en defensa y guardar el punto”. Pedro Rodríguez habló de lo igualada que estará la permanencia: “Todos somos rivales directos porque aunque estemos a 6 o 7 puntos tenemos que enfrentarnos dos veces todos los equipos”. Del mismo modo señaló que ganar los cinco partidos de casa será clave para aspirar a la permanencia, vaticinando que “si no ganas los partidos de casa difícilmente vas a poder competir”