Luto en la XXVI Subida Ubrique por el fallecimiento de un comisario de ruta

La XXVI Subida Ubrique – Benaocaz se tiñó ayer domingo de luto por el fallecimiento de un comisario de ruta como consecuencia de un accidente en el que un participante, tras perder el control de su vehículo, tuvo una salida de pista e impactó en el lugar exacto en el que se encontraba la víctima. Fue en torno a las 14 horas, en la tercera y última manga de carrera oficial, en el puesto de bandera número 21, poco antes de la línea de meta. Inmediatamente, una vez tuvo conocimiento del accidente, la Dirección de Carrera paralizó la prueba y puso en marcha su protocolo de seguridad, dando traslado a los equipos médicos hasta la zona. Allí, los sanitarios constataron la extrema gravedad del comisario y activaron el 061 para que fuera evacuado en helicóptero, aunque lamentablemente no sería necesario debido a su fallecimiento poco después en el lugar del accidente.

Por otro lado, tanto el piloto, que sufrió una herida abierta en uno de sus brazos, como un miembro de Protección Civil presente en el lugar, que salió ileso, fueron trasladados a un centro sanitario. La persona fallecida, Manuel Pantoja de los Santos, era natural de Jerez de la Frontera y formaba parte del equipo de comisarios de ruta del Circuito de Jerez, al que se incorporó hace más de 35 años.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha mostrado en el día de hoy su conmoción y pesar por el fallecimiento de uno de sus comisarios, en la que ha calificado la edición más triste de todas las que se han celebrado en Ubrique. “No habíamos tenido nunca nada, pero hemos pasado de no tener nada a tenerlo todo en el mismo tirón”, ha señalado a la vez que ha destacado que “consternación en la que estamos todos. Me ha dado un poco de shock porque es que no te esperas esto y te deja un poco en fuera de juego. Sus familiares, hijos y compañeros más allegados me imagino como tienen que estar. Dar las condolencias me parece demasiado poco. Tiene que estar todo el mundo muy afectado por esta situación”. En su opinión, “ha sido un cúmulo de mala suerte y de que se hayan dado una serie de condiciones que normalmente no hubieran pasado”. “La seguridad plena no existe en el deporte, y mucho menos en el deporte del automovilismo, que tiene un riesgo importante, pero pones todos los medios que tienes a tu disposición y haces una inversión en medios, en dispositivos y todo para evitar que las cosas pasen, y en el caso de que pasen que puedan tener solución. Pero en este caso no ha servido ni lo uno ni lo otro”, ha añadido.

García ha contado que “se estaba cumpliendo el reglamento exhaustivamente, todas las medidas. Parece ser que un rebote de aquí, una cosa de allí, choca con un sitio y se va para otro inesperado y, además, inexplicablemente, parece imposible que llegara a donde llegó y, sin embargo, llegó”. Inmediatamente la organización puso en marcha el protocolo sanitario, trasladadno a sus equipos médicos hasta el lugar del accidente. En este sentido, el presidente de Escudería Ubrique ha afirmado que “la maquinaria funcionó perfecta. Ahí no hay más que elogiar a los equipos médicos que teníamos contratados y a la jefa médica en concreto y al resto de seguridad porque en dos minutos y pico estuvieron allí. […] Se activó el protocolo del 061 porque el equipo médico intuyó la gravedad de la situación. Estuvieron allí en torno a cuatro horas y pico y al final no se pudo hacer nada por este hombre”. Cuando Dirección de Carrera fue consciente de la gravedad de la situación suspendió automáticamente la carrera, la entrega de premios y todos los actos programados. Tras el accidente, la Guardia Civil de Tráfico abrió una investigación, que aún continúa, con el fin de esclarecer las causas del suceso.

Pedro Carlos García ha lamentado profundamente que este siniestro se haya producido en una prueba en la que en sus 25 años anteriores no había registrado ningún incidente de gravedad. En este sentido, ha insistido que la seguridad siempre ha sido un pilar fundamental para Escudería Ubrique, ya que es a lo que más presupuesto y recursos destinan, algo que ha sido reconocido durante muchos años por la propia Federación Española de Automovilismo. Del mismo modo, ha recordado que, en esta edición, a pesar de que solo era puntuable para el Campeonato de Andalucía Montaña, decidieron mantener el mismo protocolo de seguridad que requiere el reglamento del Campeonato de España y que ha regido la prueba en todos los años anteriores. “Para tener la seguridad plena en todo lo que se pueda, nosotros no escatimamos ningún esfuerzo, como hemos hecho hasta ahora. […] Los estándares de montaje de la prueba no iban a cambiar y si se pudiera mejorar en algún lado, lo mejoramos. La mala suerte nos ha tocado. 25 años sin pasar nada y en el 26 ha ocurrido”, ha apostillado.

Todo listo para la fiesta del automovilismo en Ubrique

La XXVI Subiba Ubrique – Benaocaz arranca oficialmente en la tarde de hoy viernes con las primeras actividades relacionadas con la prueba, como son la entrega de documentación y verificaciones técnicas o la propia ceremonia de salida, cuya celebración todavía estaba en vilo al mediodía de hoy debido a la previsión de lluvia para esta tarde. En principio, la organización aguantará hasta última hora para confirmar si se celebra o no la ceremonia, aunque se baraja la posibilidad de adelantarla a las 8 de la tarde o incluso de suspenderla. Sea lo que fuere, lo cierto es que, en lo puramente deportivo, la XXVI Subida Ubrique arrancará mañana sábado a partir de las 13 horas con la disputa de la primera manga de entrenamientos oficiales.

En nuestra ronda de pilotos, hoy hemos charlado con el jerezano Amador Jaén (Renaul 5 GT Turbo), uno de los pocos pilotos, si no el único, que ha estado presente en todas las ediciones hasta el momento de la Subida Ubrique y que lleva a sus espaldas 42 años consecutivos en competición. “Soy un afortunado. El secreto es la ilusión, ilusión y más ilusión. En el mundo del motor si no tienes pasión por él no tendría sentido. Seguimos teniendo el mismo cosquilleo, las mismas ganas y deseando de volver a Ubrique otra vez”, ha asegurado el componente del CM Circuito de Jerez. Por eso, se ha mostrado ilusionado “porque el objetivo principal que tengo yo a los casi 62 años es disfrutar”, aunque por otro lado “en Ubrique corremos en casa, es una prueba que conocemos bien e intentaremos ir lo más rápido posible y ganar nuestra categoría”.

Amador Jaén volverá a estar al volante del histórico Renault 5 GT Turbo que lleva con él desde 1997 y con el que ha reconocido que todavía se divierte mucho. En este 2022 ya ha participado en tres pruebas oficiales, la Subida a Algar, el Rally de Sierra Morena y la Cronometrada de Benamahoma, en las que “el coche se ha portado como un campeón. Parece que no, pero cuando haces más kilómetros con el coche vienes más rodado”. El jerezano ha explicado que “me preparo la temporada a principios de año y no sigo ningún campeonato. El último lo ganamos en 2017 y a partir de ahí ya decidí hacer un campeonato a mi medida, con las pruebas que me gustan y me quieren”. En esta línea, ha adelantado que después de Ubrique participará en el Solo Renault Turbo de Cantabria, en la Subida a Vejer y en el Memorial Paco Melero en el circuito de Jerez, con la posibilidad también de salir en el Rally Sierra de Cádiz.

Sobre la Subida Ubrique ha destacado que “no es una prueba fácil. Tiene muchas curvas ciegas y una zona intermedia muy rápida. Reúne una prueba muy selectiva y muy técnica, de echarle valor”. El también delegado de la Federación Andaluza de Automovilismo en la provincia de Cádiz se ha referido a la salida de la Subida del Campeonato de España: “Veo muy respetable la decisión de Escudería Ubrique. Es una pena que se salga del Campeonato de España de Montaña, pero si me pones una balanza, estoy con Escudería Ubrique”.

Por otra parte, hoy también hemos hablado con uno de los pilotos ubriqueños más en forma en la actualidad, Esteban Gutiérrez (Renault Clío), que en 2021 acabó en la 4ª posición de la clasificación general del Campeonato de Andalucía de Rallyes y que este fin de semana no se perderá la carrera de su pueblo. Gutiérrez ha contado que en principio la Subida Ubrique no estaba en sus planes, pero tras la renuncia al Nacional, con la consiguiente bajada del precio de la inscripción y el cambio de formato, “nos animamos para darle vista a los patrocinadores de ahí de la zona”. Además, ha confesado que “siempre viene bien subirte ahora y hacerte un poquito al coche”, ya que será su primera prueba oficial de la temporada en la que podrá probar las nuevas suspensiones que le montaron a su vehículo a finales del pasado año. De cara a esta temporada, el piloto ubriqueño ha adelantado que tiene intención de completar los rallyes de Jerez, Ugíjar, Sierra de Cádiz y Sevilla con el fin de intentar estar al nivel de la pasada temporada. En este sentido ha reconocido que mejorar lo de 2021 va a ser difícil: “Nosotros en el año 2021 acabamos muy bien, cuartos de la general absoluta del Campeonato de Andalucía de Rallyes, aunque hay que reconocer que el número de participantes en los rallyes no fue muy alto, no estaba todo el mundo corriendo. Igualarlo va a ser muy difícil”.

Sobre la lista de inscritos ha comentado que “está muy bien, un número que está por encima de la media del Campeonato de Andalucía. Esperaba algo más, que se llegara a los 80 o 90, pero el número de 70 participantes está muy bien”. En su opinión, “hay un par de Porsche, Flores con el M3, Broberg que estará ahí arriba. Va a estar bonita la pelea y ya si se da el tema del agua puede pasar cualquier cosa”. En lo referente al alto número de corredores ubriqueños, Esteban Gutiérrez ha manifestado que “en Ubrique hay mucha afición de toda la vida. Han sido 24 años siendo Campeonato de España, viniendo los mejores y siendo de los mejores trazados de España. Eso quieras que no te va picando el gusanillo y te va gustando. También tenemos el Sierra de Cádiz, que es uno de los mejores rallyes de Andalucía y eso crea afición”.

Sobre la polémica de los coches prioritarios ha expresado que “no me gusta nada ese formato. Yo lo he corrido una sola vez y dije que ya no corría más y así ha sido”. Desde su punto de vista, “eso es un atraso, a los únicos que beneficia es a ellos, que corren, en vez de seis mangas, 8, 9 o 10 o las que hagan falta, y el piloto local o del andaluz se aguanta con las 6 y eso con suerte”. Por ello ha sentenciado que “Ubrique tiene que mantenerse aquí y en el tema de prioritarios no pasar por ahí porque eso es inviable”.

La XXVI Subida Ubrique contará con más de una veintena de pilotos ubriqueños

Escudería Ubrique publicó en la tarde de ayer la lista oficial de inscritos de la XXVI Subida Ubrique – Benaocaz, prueba puntuable para el Campeonato de Andalucía de Montaña que contará finalmente con un total de 69 equipos entre las categorías de turismos y monoplazas. Entre ellos, esta edición volverá a tener una amplia representación de pilotos locales que alcanzará la cifra de 22 participantes, un número que se ha mantenido a lo largo de los años y que revela el excelente estado de salud del automovilismo ubriqueño.

Por este motivo, hoy hemos hablado con dos de los pilotos ubiqueños que el próximo sábado estarán en la línea de salida. Por un lado, hemos podido charlar David Suárez (Renault Clío), un piloto ya experimentado que vuelve a competir en Ubrique después de cinco años de ausencia. Suárez ha justificado este período de ausencia en que, después de su última participación en 2017, desmontó el motor de su Clío para su revisión correspondiente y no pudo llegar a la Subida de 2018, a lo que después se unió la cancelación de la prueba en 2019 y 2020 y el cambio de fecha de 2021. De esta manera, su vehículo se estrenará tras la revisión este fin de semana: “Está prácticamente nuevo en todo, no lo he sacado desde entonces. Se ha revisado entero, se ha ajustado todo, suspensiones, alineaciones y el motor está rodado nada más. Lo he cogido simplemente para la ITV, hacer rodaje y ahora meterlo en competición”.

Por todo ello, el piloto ubriqueño ha adelantado que “el objetivo es salir, probar a ver cómo me encuentro y a ver el clima. En las primeras mangas se probará y ya se verá”. “Yo salgo a divertirme y a pasármelo bien, bajarme contento del coche y que no falle”, ha apostillado. Sobre la posibilidad de que algún piloto ubriqueño pueda dar la sorpresa en un año en el que habrá más igualdad debido a la ausencia de equipos del Campeonato de España, David Suárez ha comentado que es difícil pero no imposible: “Es nuestra prueba. Tiene que acompañar todo, el tiempo, la mecánica, las ganas, que estés motivado. Aquí tenemos gente muy rápida”.

El ubriqueño también se ha referido a la salida de Ubrique del calendario nacional de montaña, resaltando que, aunque a los pilotos del regional “nos viene mucho mejor, el ambiente del pueblo, la gente que viene y el dinero que deja sí se va a notar”. A este respecto, ha mostrado su desacuerdo con el formato de pilotos prioritarios: “En el Nacional siempre ha habido cosas que arreglar, pero claro, el año pasado fue un follón. El tema de los prioritarios, coches para arriba, coches para abajo, ahora los del regional los últimos y si les da tiempo a salir, salen, y si no, no salen, pagando lo mismo que todo el mundo. No lo veo bien”. En este sentido, se mostrado esperanzado en que el Nacional “vuelva porque esto se nota en todo y a la gente le gusta venir a Ubrique”. Por último y cuestionado sobre sus planes para esta temporada, Suárez ha asegurado que “voy sobre la marcha, no suelo hacer planes. Dependerá del trabajo y del tiempo

Por otra parte, hoy también hemos tenido la ocasión de conversar con otro piloto veterano como Antonio Luis Rodríguez (Lancia Delta Integrale), que llega a la prueba de casa con muchos ánimos y con algunas mejoras en su unidad: “Le he puesto un turbo nuevo y algunas cosas más. Esperemos que salgan bien las cosas. Es un coche delicado, que hay que estar muy encima de él, pero lo veo bien”. El estar al volante de una auténtica joya de coleccionista también le hace tomarse la competición de una forma más relajada, ya que “es un clásico, sus piezas escasean más y es más caro de mantener. También hay que mirar por el coche porque si le das un golpe no hay piezas de carrocería. Con un coche así es mejor dedicarse a los clásicos y a hacer eventos esporádicos que competición pura y dura. Por eso tampoco me dedico fuerte a esto porque el coche este es para cuidarlo más que otra cosa”. “26 años llevo con él. Conozco hasta el último tornillo del coche. Ya me une el romanticismo, es como al que le gusta algo y ya no se puede desprender”, ha añadido.

A pesar de todo, el piloto de Ubrique ha señalado que su idea es “salir a divertirme y hacer un buen papel. A ver cómo se comporta el tiempo y nos permite disfrutar de la carrera en condiciones, acabarla bien y disfrutar”. En este sentido ha afirmado que “con lluvia la cosa se empareja más. En seco es más difícil porque hay coches como los EVO, Ginetta o BMW que son más rápidos que el mío. Yo estando en el top ten y yendo bien el coche me conformo”. De esta manera ha reconocido que “con acabar y habiéndomelo pasado bien y que todo el mundo acabe bien, sin ningún percance ni nada, lo veo perfecto. Yo no buscó ganar, lo que pasa es que tengo un coche que va bien”.

Sobre la Subida, Antonio Luis Rodríguez ha considerado “acertada” la decisión de salirse del Campeonato de España: “No estoy a favor del tema de los prioritarios, tiene que ser todo el mundo igual, como siempre ha sido […]. La primera vez que se hizo lo de los prioritarios fue hace tres años en Estepona, yo estaba allí compitiendo y medí cuenta de que era un rollo. Tenía que estar en línea de salida una hora esperando a que subieran los prioritarios, a que bajaran, a que subiesen otra vez. La verdad es que fue un desconcierto porque no sabías si tenías o no que salir”. Desde su punto de vista, este formato de prioritarios también “perjudica al público, que tiene que estar todo el día en el tramo, y a los pilotos, todos cabreados por las pérdidas de tiempo”. Rodríguez ha comentado que, aunque la salida Ubrique del calendario Nacional “afectará un poco al ambiente de la carrera”, desde su punto de vista “la carrera de Ubrique tiene un prestigio y una fama que quieras que no la gente vendrá a echar el día”. Sobre sus planes para 2022, ha explicado que al igual que en los últimos años participará en las pruebas que “vayan saliendo. Si el coche va bien, pues voy a la siguiente y así”.

La Subida Ubrique, más abierta que nunca

La ausencia de las monturas más punteras del Nacional de Montaña en la XXVI Subida Ubrique – Benaocaz tendrá como principal consecuencia la incógnita en torno a los pilotos favoritos a hacerse con la victoria final, ya que las fuerzas están más igualadas en la competición regional. Esto sin duda añadirá más emoción a una carrera que siempre han dominado los equipos con los vehículos más potentes del Nacional, a años luz en muchos casos del resto de participantes. En las quinielas para la victoria absoluta en esta edición se centrarán en la categoría de turismos en los pilotos al volante de unidades de Porsche, BMW o Mitshu, sin obviar al vigente campeón de Andalucía de Montaña, el marbellí Christian Broberg, que con su Ginetta G50 GT4 se postula como el principal candidato a llevarse la victoria en Ubrique.

Por ello, hoy hemos hablado con el propio Broberg, que ha reconocido que la Subida Ubrique “es una prueba que nos gusta mucho, que es muy complicada, muy técnica y se ven las manos del piloto más que la montura, así que vamos a ir a disfrutar y a darle espectáculo al público”. Además, al no ser puntuable este año para el Nacional, será “una oportunidad para las monturas más asequible para poder ganar tanto en monoplazas como en turismo”. Esta será la cuarta participación de Christian Broberg en Ubrique, aunque la primera vez en la que repita montura, ya que sus dos primeras experiencias fueron al volante de una barqueta Radical y de un Silver Car. En este sentido, ha recordado que estrenó su nueva montura “en 2019 en circuito. En 2020 no la usamos y en 2021 ya empezamos en carretera. La tercera carrera que corrí con el coche fue Ubrique, así que vamos a intentar coger los tiempos del año pasado como referencia y a intentar avanzar un poquito más”. En su opinión, “la Ginetta G50 GT4 es un coche muy asequible teniendo en cuenta los tiempos que se hacen en turismos. No llega a los coches nuevos, pero a los viejos de 2006 – 2010 sí les puede echar un poquito la mano encima”. “Es un coche muy versátil, muy bien pensado y que no está basado en un coche de calle adaptado después a carrera, sino que el pensamiento de ese coche en fábrica siempre fue de carrera”, ha añadido.

Por otro lado, el marbellí ha elogiado la Subida Ubrique: “Ubrique lo tiene todo. Ubrique tiene baches, llanos, velocidad, tiene sus horquillas y hay que ser muy técnico y muy fino porque un error en una curva lo arrastras dos o tres curvas después”. Por ello ha considerado que “aunque no sea de las más largas, es de las más complicadas de memorizar”. Sobre esta temporada, el vigente campeón andaluz de Montaña ha comentado que su idea es volver a completar el certamen regional: “Nos gustaría volver a repetirlo, vamos a pelear con todo para conseguir otra vez el Campeonato de Andalucía de Montaña y a enseñar que la Ginetta está aquí para plantarle cara a todo lo que venga”. En este sentido, ha reconocido que “a principios de temporada sí queríamos hacer el Nacional entero, pero después de que Ubrique se haya caído no es suficiente lucrativo para nosotros empezar a hacer carreras fuera para un Campeonato del que tampoco nos sentimos muy atraídos por él. Es un Campeonato de España y tal, tiene mucho nombre, pero las carreras están muy lejos y preferimos hacer las carreras que nos gustan aquí cerca de casa con nuestra afición”.

Sobre la decisión de sacar la prueba del Campeonato de España, Broberg ha señalado: “Comprendo la decisión de la organización. Es un sistema que, para mí, el problema que tiene es el nombre, el de pilotos prioritarios, que es un nombre que no debería existir porque aquí todo el mundo paga el mismo dinero de inscripción y merece tener el mismo servicio”. “He corrido carreras del europeo y del Mundial – ha continuado – y ahí no hay prioritarios. Ahí dividen la mitad y se sube en grupo y se baja, sube otro grupo y baja. El problema que tiene Ubrique es que no tiene físicamente espacio suficiente para permitir una fila de coches listos para salir a carrera y permitir que los coches que ya están en carrera bajen”. En esta línea ha destacado que “es un sistema complicado que hay que hacerlo varias veces para poder pulirlo. Estamos hablando de gente que son voluntarios, que ponen mucho esfuerzo, pero que no se dedican a ello y no podemos exigirles siempre lo máximo”. Por todo ello ha afirmado que “la decisión de Ubrique es la correcta y creo que la decisión de la Federación de no ser flexible en este caso es incorrecta por no darle una salida a Ubrique”.

En otro orden de cosas, también hemos tenido la ocasión de hablar con el cuatro veces campeón de Andalucía Absoluto Manuel Maldonado, que un año más estará en la Subida Ubrique, de la que ha asegurado que solo se ha ausentado de una de sus 26 ediciones. “Ubrique para mí es una prueba especial, siempre lo digo, por la gente, por los amigos. Ya no es participar en una prueba, ya es ir a pasar un fin de semanas con amigos, conocidos y demás. Me encanta ir a Ubrique y mientras pueda no faltaré”, ha explicado. El piloto almeriense, al que en los últimos años las obligaciones laborales le han impedido poder seguir algún campeonato, tanto regional como nacional, llega a Ubrique con su Porsche 997 GT3, por lo que parece que pueda tener muchas papeletas para pelear por la victoria final. En este sentido, nos ha confesado que “el coche llega bien. Ahora mismo está revisándose de arriba abajo. El que llega mal soy yo, que estoy oxidado. Me hace falta subir al coche y empezar a subir y bajar porque, la verdad, es que me siento raro”. Maldonado ha explicado que se estrenará en este 2022 en Ubrique, que su última prueba fue la edición del año pasado de la Subida al Mármol y que desde entonces “no me he subido en el coche ni una sola vez y eso no es bueno. Debería haber hecho algunos test y tal”.

Sobre la salida de Ubrique del Nacional, Manuel Maldonado ha subrayado que “es una pena. Para mí es una de las mejores pruebas del calendario nacional y creo que no se merece que lo pierda por el tema de los pilotos prioritarios”. En su opinión, “el tema de los pilotos prioritarios lo haría de otra forma y no estoy de acuerdo con la forma en la que se está poniendo esto”. El almeriense ha comentado que todo ello puede afectar a la afluencia de público de otras zonas de Andalucía: “La gente lo que quiere es que la prueba tenga nivel, que vengan coches de fuera rápidos y atractivos de ver. Me consta que hay gente que no va a ir a Ubrique a ver la prueba”. A pesar de que ya no sigue los certámenes como hace años, Maldonado compatibiliza el Porsche con su antigua unidad de Seat Ibiza Kit Car con la que quiere participar en rallyes “tipo Legend o grupo A de los 90”. “El Ibiza hay que mimarlo porque ya está viejecillo y cada vez hay menos piezas y tenemos problemas para encontrar según qué cosas”, ha explicado, a la vez que ha reconocido que el Ibiza es el coche con el que se siente más cómodo: “Lleva conmigo casi 20 años y es un coche de carreras de arriba abajo. Es un coche de carreras auténtico”.