Janssen, Villa y Asenjo dominan la Subida Ubrique en su regreso al Nacional

Humberto Janssen, Javi Villa y Mario Asenjo se adjudicaron la victoria en sus respectivas categorías en el regreso de la Subida Ubrique – Benaocaz al Campeonato de España de Montaña después de dos años de ausencia, en una prueba marcada por las restricciones de público y las altas temperaturas registradas durante todo el fin de semana. Además, en esta XXV edición de la Subida se aplicó la normativa de la Federación Española de Automovilismo en lo referente a los vehículos prioritarios y al orden de salida de los pilotos, algo que no se había llevado a cabo en Ubrique hasta el momento y que no tuvo buena aceptación por parte de los aficionados al considerar que se pierde algo de espectáculo. Tampoco gustó la división del parque de trabajo a los equipos ubicados en la plaza de las Palmeras, que en la jornada del domingo fueron trasladados por la organización a la zona del botellódromo. Lo que sí pareció gustar a todos los pilotos fue el tramo nuevo que se incluyó en la primera parte del recorrido.

En Categoría I el fin de semana ha dejado un bonito duelo entre Humberto Janssen (Porsche 911) y José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán) que se decidió por tan solo tres décimas en favor del piloto sexitano. Así, en la Carrera 1 Janssen se llevó la victoria con un tiempo de 02:28.682, mientras que Fombona se hacía con la segunda plaza con 02:29.901. La tercera posición se la adjudicaba el malagueño Lolo Avilés con su Ginetta G50, aunque a cierta distancia de los dos primeros clasificados. En la Carrera 2 se repitió el guión, aunque en esta ocasión solo 2 décimas separaron a Janssen (02:29.598) de Fombona (02:29.743), y en la Carrera 3 fue el asturiano el que le ganó la partida a Janssen, llevándose el tramo con 02:28.733, por el 02:29.473 del piloto del Porsche. En ambas mangas de carrera oficial la tercera posición volvió a ser para Lolo Avilés. De esta manera, la clasificación final estuvo encabezada por Humberto Janssen con 04:58.155, seguido de José Antonio López Fombona (04:58.476) y Lolo Avilés (05:06.556).

En Categoría II Javi Villa sumó su séptima victoria en Ubrique tras un fin de semana de intenso trabajo de desarrollo de la montura por parte de todo el equipo de Bango centrados en la electrónica del motor y la técnica del chasis. Eso hizo que en la carrera del sábado no fuera el piloto más rápido y viera como Raúl Ferre (Silver Car CS) le ganaba la partida con 02:18.599 por los 02:21.956 de Villa. En esta manga, la tercera posición fue para Antonio de los Ríos (Silver Car S2) y la 5ª para el joven Gonzalo Cabañas (Norma FA20), que posteriormente no podrían acabarían la Subida por avería mecánica el segundo y por accidente sin consecuencias importantes el primero. En las carreras de la jornada del domingo, Villa volvió por sus fueron y se llevó las dos mangas de carrera bajando el crono hasta los 02:13.367 y 02:13.442 respectivamente, mientras que Raúl Ferre se mantuvo en el tiempo del día anterior, es decir, en 02:18.440 en la Carrera 2 y 02:18.703 en la Carrera 3. De esta manera Javi Villa consiguió la primera plaza final con 06:13.165, seguido de Raúl Ferre (04:37.039) y Francisco Javier Aguilar (04:56.857) con Radical PR6.

Por último, en Categoría III, la más igualada de todo el fin de semana, el líder del Campeonato, Mario Asenjo (Silver Car S3), hizo honor a su condición y se llevó la victoria tras dominar dos de las tres mangas de carrera en un apretado duelo con Benito Pérez (BRC B49) y Edgar Montella (Silver Car S3). Asenjo finalizó con 04:48.275 por delante de Pérez (04:49.411) y Montella (04.50.825).

En cuanto a los pilotos locales, todos los inscritos ubriqueños lograron finalizar la prueba sin ningún incidente y sin verse condicionados por las averías mecánicas, con lo que la sensación general fue de satisfacción. Juanmi García (Mitsubishi EVO VIII) fue el mejor de los locales al terminar en la 9ª posición del scrash del Nacional. Tras él, Juan Luis Calvillo (Renault Clío) terminó en la 15ª plaza de la general, Sergio Álvarez (Renault Clío Cup) en la 19ª, Javier Zaldívar (Citroën Saxo) en la 24ª, Curro Reyes (Citroën Saxo) en la 25ª, Sebastián Mateo Zapata (Peugeot 106) en la 28ª, Cristina Gutiérrez (Renault Clío) en la 30ª, Juan Antonio Gallego (Citroën Saxo) en la 34ª, Alberto Domínguez (Peugeot 206), Daniel Martínez (Opel Kadett) en la 38ª, Manuel Mendoza (Renault Clío) en la 40ª, Samuel García (Nissan Micra) en la 41ª, Juan José Carrasco (Renault Clío) en la 43ª y Javier Jiménez (Opel Corsa) en la 47ª.

En la tarde de hoy hemos hecho balance organizativo con el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, que no ha dudado en calificar esta edición como una de las más complicadas por todo el contexto de pandemia en que se ha tenido que organizar, por todas las novedades reglamentarias que se aplicaron por primera vez y por el tremendo calor que se registró, sobre todo en la tarde del sábado. Con todo esto tuvo que lidiar Escudería Ubrique después de dos años de ausencia del Campeonato de España con el fin de que la prueba volviera de nuevo a convertirse en una cita referencia en el calendario automovilístico nacional.

Savia ubriqueña en la Subida

Casi una quincena de pilotos ubriqueños participarán este fin de semana en la XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz, siguiendo esa tendencia de los últimos años en los que la prueba suele contar con una amplia representación de pilotos locales, algunos debutando en una competición automovilística y otros ampliando su experiencia con un tramo que conocen de sobra. La expedición ubriqueña está compuesta este año por Juanmi García (Mitsubishi EVO VIII), Sergio Álvarez (Renault Clío Cup), Javier Zaldívar (Citroën Saxo), Juan Antonio Gallego (Citroën Saxo), Curro Reyes (Citroën Saxo), Juan Luis Calvillo (Renault Clío), Juan José Carrasco (Renault Clío), Manuel Mendoza (Renault Clío), Alberto Domínguez (Peugeot 206), Sebastián Mateo Zapata (Peugeot 106), Samuel García (Nissan MICRA), Daniel Martínez (Opel Kadett), Javier Jiménez (Opel Corsa) y Cristina Gutiérrez (Renault Clío), que además será la única pilota de toda la parrilla.

En nuestro programa de hoy nos hemos querido acercar a la Subida en clave local para conocer las impresiones de algunos pilotos ubriqueños. Uno de los que va a correr por primera vez en la Subida es Curro Reyes, que ya debutó en una prueba oficial hace un mes en el Rallye de Jerez y que, de cara a este fin de semana, ha asegurado estar “anormalmente tranquilo. Parece que parte de los nervios de inicio de una carrera los perdí en el Rallye de Jerez y la preparación del coche ha sido más sencilla de lo que esperaba. Supongo que los nervios llegarán hoy viernes cuando haya que pasar las verificaciones y el sábado cuando toque ponerse el mono”. Este joven ubriqueño ha estado casi toda su vida ligado a la Subida Ubrique: “He pasado de ser un pequeñín que repartía panfletos a pertenecer a la organización e incluso a pasarme al lado de la mecánica con mi tío Luis y el Lancia”. Ahora, ha reconocido que cumple el sueño de poder correr en su casa. Su prueba de fuego antes de Ubrique fue el Rallye de Jerez, que ha afirmado que fue toda una odisea: “Más que un rallye fue una carrera de obstáculos. Como lección en tema de automovilismo fue bastante buena. Con el coche fue mejor de lo que esperaba, me vi muy bien, muy seguro, sabiendo lo que hacía en cada momento e incluso con todos los problemas que tuvimos que más de una vez nos podían haber dado un susto bastante fuerte. En términos generales fue una pasada. Tanto lo bueno como lo malo lo disfruté”.

Curro Reyes estará al volante de un Citroën SAXO, “un coche ideal si quieres aprender a pilotar de manera rápida. Es un gran coche escuela, además de que el mantenimiento es bastante más bajo que uno de homologación FIA más reciente”. “El coche lo revisamos hace poco, he tenido que hacer unos añadidos por el tema del reglamento y el coche está perfecto. No se ha movido ni un tornillo, no pierde líquido por ningún lado y la suspensión está bastante bien”, ha añadido. El piloto ubriqueño ha señalado que el objetivo que se plantea para este XXV Subida es “aprender un poquito más del coche. Aprovechando las circunstancias de que ya conozco el trazado, quiero probar las limitaciones del coche, aprender las relaciones de marchas para el paso por curva y buscar la velocidad. En definitiva, crecer un poquito como piloto”. Sobre la pequeña modificación del trazado ha señalado que “el nuevo tramo lo hace un poquito más técnico. Desde mi punto de vista son curvas de media y alta velocidad. Ahora lo hace un poco más interesante, no tienes ese respiro que tenías en la recta. […] La zona de las Cumbres está bastante bien, la curva está peraltada, va transmitir seguridad y, aparte, creo que va a ser más rápida de lo que pueda aparentar”.

Por otra parte, también hemos charlado con otro piloto que ya conoce la prueba, pero que este año la va a afrontar con una nueva montura. Hablamos de Sergio Álvarez, que ya estrenó su Renault Clío Cup en el Rallye de Jerez: “Fuimos de menos a más, puesto que fue la primera carrera del coche que adquirimos hace un par de años. Prácticamente, casi que lo estrenamos en rallye con todas las modificaciones de suspensiones y demás”. Según Álvarez, “fue una toma de contacto con el coche puesto que es súper diferente al que teníamos anteriormente, tanto en suspensiones como en cambio, así que nos lo tomamos un poquito como reglaje. El resultado no lo miramos porque no era ese nuestro objetivo, pero contento con la sensación del coche, que es muy fiable y puede llegar a ser muy rápido”.

Así a todo, el joven piloto ubriqueño se ha mostrado con muchas ganas, “puesto que es la subida de casa, la que estamos esperando todo el año para correrla, y se echaba de menos después de 2 años sin poder participar”. En su opinión, “es un trazado espectacular, único”, a lo que hay que sumar la motivación extra de correr en casa ante amigos y familiares, a pesar de que este año las restricciones impedirán una presencia de público como en años anteriores. Sergio Álvarez ha explicado que su vehículo llega a la Subida en buen estado, después de Jerez y de todas las modificaciones que han tenido que hacerle por provenir de un campeonato de circuito. Del mismo modo ha asegurado que no espera “ningún resultado especial, simplemente intentar sacar el mejor tiempo que se pueda sin arriesgar el coche”. Desde su punto de vista, todavía le queda mucho trabajo de adaptación a esta nueva montura: “Es un coche que frena mucho más rápido que el anterior, permite un paso por curva bastante más bueno, pero al fin y al cabo tienes que hacer muchos kilómetros y en un rallye no te da tiempo a cogerle el feeling”. Por último, ha señalado que el nuevo tramo de las Cumbres puede beneficiar a vehículos como el suyo en comparación con las monturas más potentes: “Creo que vamos a mejorar los tiempos de años anteriores”.

 

Javi Villa: el hombre récord de la Subida Ubrique

Hoy, de nuevo, hemos dedicado parte de nuestro tiempo a la XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz y para ello hemos hablado con el asturiano Javi Villa, una de las voces más autorizadas a la hora de hablar sobre un trazado ubriqueño en el que siempre ha logrado la victoria desde que participara por primera vez allá por 2012. El piloto oficial de Bango Rácing Car regresa a Ubrique con el úiltimo BR53 con el objetivo de seguir trabajando en el desarrollo de la unidad, pero sin olvidarse de la lucha por la conquista de lo que sería su 7º título de Campeón de España: “En principio se sale para conseguirlo, aunque siempre para nosotros en cada carrera no se pierde el objetivo principal que es ir desarrollando el BR53”. A este respecto ha señalado que “cada día vamos demostrando que tenemos más material, que somos más rápidos y que estamos más cerca”, como ya se pudo comprobar en el Fito el pasado mes de mayo. En estos momentos, objetivo principal es “acortar la distancia que tenemos con los de cabeza en el Europeo”.

Por ello ha insistido en que “no todos los fines de semana estrenas gomas ni buscas el mejor tiempo ni muchísimo menos. Hay veces que terminamos carreras sabiendo que tenemos 3 y 4 segundos para ser más rápidos, pero nuestro foco está en el desarrollo del coche”. En este sentido ha anunciado que “a Ubrique vendrá un equipo de gente para ayudar con el tema, ya no solo de la electrónica en la parte del motor, sino de la parte técnica del chasis, desde ingenieros a telemetristas”. El piloto asturiano ha explicado que, en comparación con el BRC que vino a Ubrique en 2018, el nuevo coche “es fácil que esté rodando 4 y 5 segundos más rápidos por pasada”, aclarando que “de aquella unidad, quitando el chasis, en todo el resto no hay nada que vaya igual”, como por ejemplo el motor, que “ya no es que solo hayamos evolucionado el 1.000 cc, sino que ahora venimos con el 1.340 cc”.

Javi Villa ha mostrado sus ganas por ver la modificación del trazado que se incluye este año y se ha mostrado partidario de “hacer de una forma natural y no hacer chicanes artificiales”. Cuestionado sobre la posibilidad de batir el récord de la prueba que está en su posesión desde 2018 con 2:10.533, Villa ha afirmado que “habría que ver los metros que hacemos de más y la velocidad a la que podemos pasar por esa en comparación a antes de la chicane”. Por otro lado, ha destacado la calidad de una lista de inscritos más reducida que en años anteriores: “Ya no es solo el volumen. También considero que la calidad de los participantes que están este fin de semana es muy buena y eso nos tiene que importar también”. Por último, se ha referido a la ausencia de última hora de uno de sus máximos rivales, como es Joseba Iraola: “Es una pena que no esté Iraola que es la persona que nos puede apretar y con el que siempre tenemos un poco más de lucha”.

En otro orden de cosas, José Antonio Nieto ha llegado ya al ecuador de su Reto Solidario 2.200 Kilómetros tras completar en el día de ayer la cifra de 1.116 km en lo que fue su 27ª etapa, entre Santiago de Compostela y Arzúa. El ubriqueño ha recorrido en esta última semana lo que ha denominado como “el epílogo de ese triángulo entre Muxia, Finisterre y Santiago”, tras completar en una primera parte el Camino del Norte. “Ya vamos camino de Ubrique”, ha afirmado. En este sentido ha explicado: “Parece que tengo otra sonrisa en la cara, de oreja a oreja, porque ya voy para abajo, ya le estoy quitando muchos km a estos 2.200, tengo otro ánimo y vamos en camino, en el sentido bueno hacia Ubrique”.

Nieto asegura sentirse bien físicamente a estas alturas, aunque ha reconocido que “a partir de los 32 o 33 km el cuerpo se empieza a resentir y se siente uno bastante cansado”. En este sentido ha comentado que, tras casi un mes de pateo, como es normal, aparecen algunas pequeñas molestias en la espalda, los pies, las rodillas, los hombros y la parte lumbar que no le impiden seguir con el plan trazado. Eso sí, a partir de ahora el calor va a jugar un papel importante y será algo a tener en cuenta. Por eso, ha comentado que cuando el termómetro supere ya los 30° “habrá que cambiar un poco el comienzo de las etapas, empezar antes, sobre todo cuando entremos en Extremadura y Andalucía”. Por otra parte, José Antonio Nieto ha señalado que ahora que está recorriendo el Camino Francés sí se está encontrando con muchos más peregrinos, hasta el punto que ha pasado de no ver ninguno en alguna etapa a cruzarse con más de medio centenar.

Ubrique ya se prepara para el regreso del Campeonato de España de Montaña

La Subida Ubrique cumplirá este próximo fin de semana sus bodas de plata, una celebración que tendría que haber llegado en 2019 y que por los motivos de sobra conocido tendrá lugar en este 2021. La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz, que será la tercera prueba puntuable para el Campeonato de España de Montaña (CEM) y la cuarta del campeonato de Andalucía, contará finalmente con 61 inscritos, poco más de la mitad de participantes con las que contó en 2018. Para el regreso a la competición de esta prueba ubriqueña, Radio Ubrique ha preparado una programación especial que se culminará con la retransmisión en directo de la carrera durante todo el fin de semana. En el día de hoy hemos conocido las impresiones de dos de los pilotos que, según todas las quinielas, pelearán por la victoria en la categoría I, en la que están encuadrados los turismos, el asturiano José Antonio López Fombona y el hispanobelga Humberto Janssen.

José Antonio López Fombona volverá a Ubrique con su Lamborghini Huracán con la idea de “pasar un fin de semana bonito con los conocidos, con los amigos, con la gente de ahí con la que siempre hemos tenido buena conexión, comer bien y disfrutar”. Tras algunos años en los que no pudo homologar su montura para la categoría de carrozados, en esta ocasión si podrá competir con el resto de turismos. Según ha contado, “la FIA ha establecido nuevos criterios de valoración de los vehículos en función de una serie de parámetros, como su potencia o su peso. Creo que al final se hace algo posiblemente más racional para que todos podamos competir en igualdad de condiciones”. En su opinión es “un paso adelante que va a venir en beneficio de todos”. José Antonio López Fombona ha explicado que, con respecto a la última vez que corrió en Ubrique, al Lamborghini se le han hecho algunas mejoras aerodinámicas y se ha logrado reducir un poco. En este sentido, el veterano piloto ha señalado que actualmente su montura está en condiciones de pelear con los Porsche por el dominio en la Montaña: “Ya lo vimos en el Fito, aunque fue un fin de semana complicado por las condiciones atmosféricas. Estamos más o menos en los tiempos. Humberto, sabemos que es un rival temible, de mucha consideración, pero vamos a intentar plantar cara”.

Una de las cuestiones a tener en cuenta este fin de semana serán las altas temperaturas. Para el asturiano, el calor excesivo “afecta diferentes aspectos. Afecta a la mecánica porque con calor los motores sufren mucho más, sobre todo los coches que llevan turbo, y en cuanto a los neumáticos y el asfalto, también cambia la cosa”. Por último, López Fombona ha lamentado que la situación actual no permita que el público pueda asistir como antes a estas pruebas, afirmando que “ha habido algunas pruebas que hemos hecho incluso sin público y siempre se echa en falta el calor de la gente”.

Por otra parte, Humberto Janssen será la gran baza andaluza a la victoria en Ubrique en la categoría 1. El piloto afincado en Almuñécar, que ha asegurado sentirse contento por regresar a Ubrique después de 3 años de ausencia, ha señalado que en principio no tiene como objetivo marcado pelear por el Campeonato: “Este año empezó en el Fito y ahora Ubrique. Lo vamos mirando sobre la marcha porque no hay patrocinadores y hacer un Campeonato de España sale bastante costoso”.

Janssen llega a Ubrique tras haber participado en la Subida al Fito, en la que no terminó satisfecho: “Nos fue fatal. No nos llegaron las ruedas y tuvimos que correr con ruedas muy viejas. Y en la última oficial también tuvimos un toquecillo con una valla. Espero que sea la mala de este año”. Sobre la prueba de Ubrique ha advertido que “nunca hay que descartar a los demás porque siempre te viene gente que le ha salido bien esa carrera o tiene coches ya muy potentes”. A este respecto se ha referido a Fombona, con el que ya tuvo ese duelo directo en el Fito y en la última edición de la Subida Estepona – Peñas Blancas, o a Lolo Avilés, del que ha asegurado que “está en el ritmo nuestro con la Ginetta”. Además, en Ubrique su Porsche 911 GT3 contará con un motor nuevo de 4 litros que ya pudo probar en Madrid. Sobre los cambios en el trazado, Humberto Janssen ha señalado que es de su gusto: “El trazado me gusta. Ya estuve reconociendo el trocillo nuevo que han hecho, que es un poquillo gracioso. Lo malo que veo es la entrada al recorrido nuevo, que hay un escaloncillo a cada lado, pero después está muy bien”. Aun así, ha afirmado que prefiere este cambio a la chicane.

Sobre las altas temperaturas que se prevén para el fin de semana, el piloto sexitano ha reconocido: “Yo tengo, no sé si un defecto o una virtud y es que mientras más calor haga, más me gusta porque más suelto y más cómodo me encuentro, el frío me agarrota mucho. Lo que pasa es que cuando el asfalto pasa de X temperatura ya las ruedas no agarran igual”. Por último, se ha referido a las restricciones de público de esta temporada: “Si vas subiendo y no ves público es como si estuvieras entrenando, no es lo mismo. Yo me pasé de los circuitos a la montaña por el público”.

La XXV Subida Ubrique contará con 65 equipos participantes

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz que se disputará el próximo fin de semana contará finalmente con la participación de 65 equipos, una cifra que, aunque es menor que la de las últimas ediciones, muestra el buen estado de salud de una prueba que tuvo que ser suspendida por causa mayor en los dos últimos años y que vuelve al Campeonato de España de Montaña (CEM) por todo lo alto. Además, entre los inscritos están los grandes espadas nacionales como Javi Villa (CRC BR53), Humberto Janssen Porsche 911 GT), Jose Iraola (Norma M20), José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán), Manuel Maldonado (Porsche 997) o Manuel Avilés (Ginetta G50), pasando por los habituales del certamen andaluz o la decena de ubriqueños que también estarán en la línea de salida.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha reconocido que este número de participantes era el que se esperaba, al tratarse, en su opinión, de un año de transición por muchos motivos, pero especialmente por el contexto de pandemia. De esta manera, ha confirmado algunos de los cambios que tendrá la prueba a nivel organizativo que ya adelantó la semana pasada y que estaban a la espera del visto bueno de Sanidad. Así, ha comentado que la prueba podrá albergar público, aunque estará limitado a 2.000 personas entre los distintos puntos del recorrido. La organización ha establecido seis bolsas de público (Las Pitas, Las Cumbres, La Gasolinera, la zona de la Cruz Roja, el Pluviómetro y el Rocódromo) a las que solo se podrá acceder previa solicitud on line. Aquellos que se puedan inscribir recogerán posteriormente una pulsera con la que podrán acceder a esta zona, abonando la cantidad simbólica de un euro.

Otro cambio importante será el del parque de trabajo, que se dividirá en dos zonas: la avenida Jesulín de Ubrique, que acogerá a los equipos del Nacional que lleven mayor infraestructura, y la plaza de las Palmeras, donde serán ubicados el resto de equipos.

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz echará a andar el viernes 25 de junio a partir de las 14 horas con las verificaciones técnicas que se llevarán a cabo en la plaza de las Palmeras. El espectáculo del motor arrancará el sábado a partir de las 12:30, cuando se dé la salida a la manga de entrenos de los pilotos prioritarios del CEM, las dos mangas de entrenos oficiales y la Carrera 1. El domingo los vehículos tomarán la salida a las 9 de la mañana con la disputa de una manga de entrenamiento y, posteriormente, la Carrera 2 y la Carrera 3. Cabe destacar que el corte de carretera en la jornada del sábado será desde 11 de la mañana hasta final el final de la prueba y el domingo desde las 7:30 horas.

Por otro lado, el portavoz y componente de la directiva del Ubrique UD, Modesto Barragán, ha criticado el convenio de filialidad que recientemente ha firmado el Deportivo Ubriqueño con la WEA Sierra de Cádiz Juzzt al considerar que “esto es hacerle daño al fútbol de Ubrique” ya que desde la pasada semana, un miembro de la WEA está poniéndose en contacto con jugadores del Ubrique UD para que abandonen su disciplina y se sumen al nuevo proyecto junto al Deportivo Ubriqueño: “Hay un tal Antonio Moreno de Jerez, que viene mandado por la WEA, que está tocando ya a estas alturas y desde la semana pasada a todos los jugadores del Ubrique UD. Si pretenden hacer amigos de esta manera se equivocan”.

Barragán ha recordado que “el Ubrique UD hoy por hoy tiene 12 equipos en competición, está saneado económicamente y aquí hay una parte sentimental. […] Esto no funciona como en Jerez, que se quitan los jugadores unos a otros y están todos los equipos peleados. Esto no funciona aquí así, pero parece ser que él quiere crear ese ambiente aquí”. En ese sentido ha culpado de esta situación “a los palmeros que tiene detrás, entre ellos bastantes ubriqueños”. El directivo del Ubrique UD ha aclarado que en realidad el daño no se lo hacen a ellos, sino que “le están haciendo daño al fútbol de Ubrique” y ha asegurado que solo hay un “un interés económico. El Ubrique UD no tiene ánimo de lucro, pero el otro club sí, no el Deportivo Ubriqueño, sino el que viene encubierto, el que viene tapado”. “El día que le falte el dinero se van”, ha añadido.  Modesto Barragán ha afirmado que “la WEA pueda meter la cabeza era algo que ya se preveía. Ya la ha metido a través del Patronato Municipal de Deportes (PMD) y ahora la mete a través de la invitación de un club ubriqueño”. Desde su punto de vista, “cuando algo se divide tiene más visos de ruptura que de crecimiento”. En esta línea ha comentado: “Esto me recuerda a aquella época del Ubrique Industrial, el Ubrique UD y el CD Elio, todo el lío aquel en el que al final el Ayuntamiento fue el que pagó todo aquello, pagó las deudas y tuvo que asumir todo el problema”.

Modesto Barragán también se ha referido hoy a la temporada del Ubrique UD infantil A, al que ha dirigido desde el banquillo, mostrándose satisfecho con el trabajo de sus jugadores a pesar de las circunstancias: “Se trata de un grupo con el que me siento identificado después de 4 años. Estoy muy contento con ellos”. En lo referente al trabajo realizado durante este curso, Barragán ha señalado que “básicamente se ha tratado de vernos, de hacer partidillos cuando hemos podido, y si no, a medio campo, que para un equipo de fútbol 11 ya se sabe lo que conlleva. Hemos tenido que hacer mucho ejercicio con balón, sobre todo pachanguitas y partidillos para intentar tener motivados a los chiquillos para que fueran a entrenar el máximo de jugadores posible e intentar tenerlos preparados para cuando se pudiera jugar”. En su opinión, la temporada “ha merecido la pena porque hemos tenido a un grupo de chavales haciendo deporte. En cuanto a lo competitivo, no porque todo ha estado descafeinado, jugando en un grupo de 6 equipos”.