El fútbol se muestra cruel con el Ubrique UD B

El Ubrique UD B se quedó sin ascenso a la Segunda Andaluza en la última jornada liguera tras haberse mantenido en la cabeza de la clasificación durante toda la temporada. Las dos derrotas en los dos últimos partidos han terminado dejando fuera del ascenso al equipo que partía con mayores opciones para hacerse con el título liguero. Tras caer en Puerto Serrano ante un rival directo, el equipo de Mario Casillas todavía mantenía opciones matemáticas tanto para lograr el ascenso como para adjudicarse el campeonato liguero, en función de los resultados que se diesen y siempre y cuando consiguiera vencer a La Rock Puente, conjunto al que había superado por 5 – 0 en el partido de la primera vuelta. Sin embargo, todo se torció en una jornada en la que terminó perdiendo por 3 – 1 y poniéndole el ascenso en bandeja al Nexstars, que logró ganar al Puerto Serrano Atlético por 1 – 2.

El Ubrique UD B salió al terreno de juego con esa presión mental de estar a las puertas de un éxito que de igual manera se podía esfumar si el equipo no estaba acertado. La primera media hora dejó un partido con mucho centrocampismo y pocas ocasiones de gol. Los ubriqueños se mostraron algo nerviosos, fallones en las entregas y cometiendo errores no forzados. La Rock Puente optó por intentar no dejar jugar a su rival, parándolo con faltas reiterativas si era necesario. No obstante, fue el cuadro serrano el que cobró ventaja en el marcador gracias al gol de pedro Barragán en el minuto 35, tras aprovechar un rechace del portero tras un tiro lejano. El partido no se le podía poner mejor al Ubrique UD, pero en apenas 5 minutos el equipo sanroqueño le dio la vuelta a la situación. En el minuto 40 Gustavo Lima empató a un gol, tras rematar de cabeza una falta en la que la defensa ubriqueña no estuvo acertada a la hora de hacer el fuera de juego, y tan solo 3 minutos después Francisco García logró el 1 – 2 aprovechándose del desconcierto visitante después de encajar el primer tanto.

Tras el descanso Mario Casillas echó a los suyos hacia arriba, adelantando las líneas y dejando una defensa de tres con el único objetivo de darle la vuelta al marcador, ya que solo le valía la victoria. Los ubriqueños lo estuvieron intentando, aunque el partido se volvió algo bronco con un rival que no quería que se jugara al fútbol, con constantes interrupciones y pérdidas de tiempo. El Ubrique UD B no supo tener cierta serenidad para revertir la situación, con los jugadores algo precipitados en la finalización de las jugadas, de manera que, aunque tuvieron alguna que otra ocasión, no supieron finalizarlas. Con el Ubrique UD B volcado, La Rock Puente amenazaba a la contra, hasta que en el minuto 61 terminó de matar el partido en un contragolpe en el que un defensa serrano se resbaló en el momento menos oportuno y Otmane Louraidi aprovechó para batir por tercera vez a Pedro Pazo. De ahí al final fue un quiero y no puedo de los jugadores ubriqueños, que terminaron abatidos al no haber sabido aprovechar la ocasión de haber ascendido en el año de su debut, después de haberlo tenido todo a favor.

El entrenador del Ubrique UD B, Mario Casillas, se resignaba en el día de hoy ante la derrota de ayer: “Esto es fútbol. A veces tenemos lo que merecemos y otras veces no. Nos quedamos ahí fuera de sitio, con algo que podíamos haber conseguido, que teníamos a la mano y se nos ha escapado”. Casillas ha reconocido que su equipo no estuvo a la altura de otras ocasiones y que quizás el estado de ansiedad le pudo, además de otros factores. Así, ha señalado que desde el inicio no tuvo buenas sensaciones: “Vi que el equipo no carburaba, algo pasaba. Incluso cuando nos adelantamos no me gustaba lo que estaba viendo”. El técnico serrano ha dejado claro que a pesar de todo se siente muy orgulloso del trabajo de su equipo, aunque ha matizado no estar satisfecho de su propio trabajo “porque quizás ayer debería haber planteado otra cosa o enfocar otra cosa”. “Ellos hicieron lo que yo les dije, intentaron hacer el sistema que yo puse y no salió bien”, ha añadido. Mario Casillas ha querido destacar la gran temporada dele quipo, a la que tan solo le ha faltado la guinda: “No puedo centrarme en el partido de ayer nada más, sino en la temporada que hemos hecho. Ha sido un proyecto que estaba ahí, que no se sabía si iba a salir o si no. Hoy es una realidad de un grupo de chavales con una condición humana única”. Para Casillas, “este grupo de chavales ha hecho una gran temporada.  No les puedo reprochar nada porque han trabajado de lo lindo”. Por ello ha considerado que lo de ayer fue “un día triste porque ves a estos chavales con el ánimo por los suelos y te duele”. Por último, ha señalado que el parón después de Semana Santa rompió la gran dinámica positiva que llevaba el equipo cuando quizás estaba en su mejor momento de la temporada y que tras la vuelta de la competición el equipo ha notado más presión y ansiedad para cerrar la temporada.

Los dos equipos sénior del Ubrique UD vuelven a la carga este fin de semana

Tras más de un mes de parón de la actividad deportiva al entrar Ubrique en el nivel 4 grado 2 de la alerta sanitaria, los equipos ubriqueños sénior del Ubrique UD volverán a competir este próximo fin de semana en sus respectivas categorías. Durante este tiempo, tanto en la plantilla del Ubrique UD como en la del Ubrique UD B se registraron varios casos positivos por coronavirus, por lo que no han podido entrenar con normalidad para preparar lo que será la fase decisiva de la temporada. De esta forma, el Ubrique UD debutará este domingo en la liguilla de la fase de ascenso de Primera Andaluza enfrentándose al Balón de Cádiz, que encabeza la clasificación tras haber ganado sus dos primeros compromisos. Por otro lado, el Ubrique UD B también jugará este domingo su último partido en casa ante la UD Esperanza 2019, manteniendo todas sus opciones de pelear por la primera posición y el ascenso a Segunda Andaluza.

El entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha señalado que “han sido unas semanas duras”, ya que, tras el último partido que disputaron en Sanlúcar, el equipo llegaba con “la moral súper alta y con ganas de empezar a entrenar para el playoff” y, por el contrario, tuvieron que parar toda su actividad durante tres semanas. “Ahora habrá que ver cómo nos afecta de cara al partido del domingo”, ha añadido. Domínguez ha aclarado que, a día de hoy, no hay ningún positivo en la plantilla y que, de hecho, se podría considerar que ya está inmunizada, puesto que tan solo hay dos o tres jugadores que todavía no han pasado la enfermedad. Sobre este último brote, el míster del Ubrique UD ha explicado que los jugadores afectados no han tenido síntomas graves: “Lo hemos pasado como si fuera un resfriado, así que, en parte contentos, viendo como están las cosas hoy en día con gente en la localidad que está ingresada”. En esta línea, Miguel Domínguez ha mandado ánimos “para que todas las personas se recuperen lo antes posible y bien”.

De cara al choque ante el Balón de Cádiz, el entrenador ubriqueño cree que este parón puede afectar al ritmo de competición, “puesto que llevamos un mes y una semana sin jugar y nuestro rival no ha parado desde entonces. Ellos han jugado ya dos partidos de esta fase y nosotros ninguno”. Por ello, ha considerado que “en algún momento se tiene que notar porque no es lo mismo estar solo entrenando que estar compitiendo”. No obstante, ha dejado claro que el equipo va dar la cara en Puerto Real: “Queremos intentar hacer algo bonito. Sabemos que es un reto complicado, de los más complicados que hemos tenido en estos años, ya que tendríamos que ganar los 4 partidos para intentar tener opciones”. Sobre su rival es consciente de que “este año de filial tiene poco. Se ha reforzado con jugadores de equipos punteros de la Primera Andaluza, como Puerto Real o Jerez Industrial. Es un equipo hecho para ascender”. Por último, ha manifestado no entender el criterio de la Federación Andaluza de Fútbol a la hora de suspender partidos: “La semana pasada lo suspenden ellos y esta semana nos obligan a ir a Cádiz. Son cosas incoherentes. Se suspende un partido porque tienes cierre perimetral, pero sí lo permiten 5 días después en la misma situación”.

Por su parte, el Ubrique UD B también volverá a jugar este próximo domingo en lo que será el primero de los tres partidos que tendrá que disputar en un plazo de siete días. Desde la Federación Gaditana de Fútbol se ha comunicado que todos los partidos atrasados se tienen que jugar antes de la última jornada, que será la del 2 de mayo. Por ese motivo, la propia Federación fijó de oficio que el Ubrique UD B tendría que jugar este sábado ante Puerto Serrano Atlético, un día antes de su enfrentamiento ante la UD Esperanza 2019. Ubriqueños y policheros mandaron un escrito solicitando el cambio de fecha y finalmente se jugará el martes 27 de abril a las 20 horas, aunque, según el entrenador del Ubrique UD B, Mario Casillas, por ahora se desconoce “dónde y cómo” se va a jugar porque “la situación en Puerto Serrano tampoco es muy buena”. Para Casillas, esta es una situación que perjudica flagrantemente a dos candidatos al título de liga y al ascenso: “No entiendo la forma de pensar de la Federación en esta recta final de la liga. […] Hay 4 equipos que estamos en la lucha y tan fácil era como atrasar la liga una semana más”. En su opinión, “la situación no es grata para nadie. Todos queremos jugar y disfrutar, pero con una seguridad”. Por ello ha sentenciado que “no puede prevalecer el fútbol sobre esta situación”.

El técnico ubriqueño ha explicado, que tras la media docena de positivos por coronavirus que se registró en la plantilla, sin síntomas graves, poco a poco han ido recuperando efectivos: “Hemos tenido una semana y media para ponernos al día. Hemos intentado hacer físico lo máximo posible para que el equipo se encuentre en la mejor situación y lo que sí veo es muchas ganas de jugar y seguir la línea que llevábamos”. A pesar de todo, ha reconocido que “seguramente se note al equipo un poco falto de ritmo” en este próximo choque ante el equipo jerezano de la UD Esperanza 2019. Mario Casillas ha resaltado la importancia de este partido para sus aspiraciones, aunque de momento no piensa más allá de este próximo domingo y quita presión a sus pupilos: “La única responsabilidad que tenemos es disfrutar. El temor que tengo es el ansia que puedan tener y la ansiedad por matar el partido rápido”. Sobre su rival ha advertido que “es un equipo rocoso y grande que intenta que no haya ritmo en el partido y que juega muy directo, por lo que hay que tener cuidado a balón parado”.

El Ubrique UD B vence con comodidad y se mantiene en el liderato

El Ubrique UD senior B consiguió el pasado domingo una cómoda victoria por 4 – 0 ante el Bahía de Algeciras, un resultado que le permite mantener la primera plaza de la clasificación a falta de tres jornadas y antes del parón de Semana Santa. El equipo de Mario Casillas fue muy superior a su rival en una primera parte en la que desplegó un muy buen juego y en la que consiguió los cuatro tantos que finalmente le dieron los tres puntos.

El Ubrique UD B salió con las ideas muy claras desde el inicio, imprimiéndole al juego velocidad y ritmo, intentando jugar al primer toque y explotar la velocidad de sus hombres de banda. Su rival intentó esperar atrás y cerrar espacios, pero muy pronto se encontró con un gol que en contra que desbarató sus planes iniciales. Corría el minuto 6 cuando Javi Corrales se internó por velocidad por la derecha hasta la línea de fondo, deshaciéndose de su marcador y mandando un centro al corazón del área que remató Pablo a las redes. Los ubriqueños siguieron con su guión, intentando romper por las bandas para llevar peligro constantemente al área visitante, mientras que los algecireños apenas inquietaron a una defensa muy seria del Ubrique UD. Así, en el minuto 20, una falta lateral sobre el área del Bahía de Algeciras era parada en primera instancia por Chechu, pero el balón se le escapó de entre las manos y Juanpe, muy atento, empujó el balón dentro de la portería para poner el 2 – 0. El tercer gol fue muy parecido. Francis sacó una falta desde la derecha que se envenenó y Chechu logró despejar, pero el rechace cayó a los pies de Isaac que solo tuvo que empujar el balón. Era el minuto 33 y el Ubrique UD ya había sentenciado prácticamente el partido, aunque todavía hubo tiempo para otro gol más antes del descanso. Nuevamente, un balón en el área algecireña terminó en rechace del portero visitante que aprovechó otra vez Juanpe para establecer el 4 – 0.

Tras el descanso, Mario Casillas intentó que su equipo mantuviera el ritmo y siguiera buscando la portería rival, aunque los ubriqueños se lo tomaron con más tranquilidad, mientras que su rival no dejó que se jugara mucho. Aun así, el quinto gol estuvo cerca, pero Punchi no acertó a transformar el penalti señalado por una caída en el área de Javi Corrales en el minuto 47. Los ubriqueños tuvieron alguna llegada más, pero el marcador ya no se movió.

Tras el partido, el jugador del Ubrique UD B José Manuel Benítez reconoció que “el partido ha sido como creíamos que iba a ser, con un equipo encerrado atrás y nosotros buscando los huecos para poder entrar y finalizar las jugadas”. El defensa ubriqueño se mostró contento con el juego de su equipo en la priemra parte y afirmó que “el partido en la segunda parte ya estaba sentenciado y ya sólo queríamos dedicarnos a jugar lo que entrenamos”. A pesar del buen momento del Ubrique UD B, Benítez no sacó pecho y señaló que “tampoco era un propósito de nosotros subir este año porque somos un equipo nuevo que nos hemos dedicado a adaptarnos al juego de Mario y a disfrutar de los partidos. Ya si ganamos la liga, es un plus que nos da esto”.

Por su parte, Mario Casillas se mostró satisfecho con el trabajo de los suyos, sobre todo en el primer período: “La primera parte ha sido muy buena. Ha sido la primera parte del partido de ida. Lo que pasa es que allí no entró el balón y aquí hemos metido cuatro y podían haber sido dos más. Lo más importante es que creo que en la primera parte la hemos sacado bien y ya con un 4 – 0 es más complicado mantener la intensidad y el juego”. En este sentido comentó que se había jugado poco en la segunda parte y que la aprovechó también para “mirar cosas para preparar el próximo partido”.

Precavido como siempre, Casillas se refirió a esas opciones de ascenso y afirmó que “queda mucho y va a ser complicado”. Desde su punto de vista, “la clave va a estar en seguir trabajando como lo estamos haciendo y ver en la última jornada dónde estamos y a qué optamos”. Según el técnico del Ubrique UD, “ahora ves al equipo cómo está y se nos debe exigir, pero aquí con que un partido salga un poquito rana nos vemos fuera y nos quedamos con la cara partida”. De cara al próximo partido liguera ante el Puerto Serrano Atlético, Mario Casillas adelantó que la idea era “ir allí y sacar algo positivo. Una vez que saquemos también va a haber otros resultados. Creo que todavía va a haber algún sustillo”.

Por último, el entrenador del Bahía de Cádiz, Javier Lizana, reconoció que “en todo momento del partido hemos sido inferiores a ellos. Se han adelantado muy pronto y creo que eso le ha dado tranquilidad para hacer el juego que es de lo mejorcito que me he encontrado en la categoría”. El algecireño explicó que su equipo llegó a Ubrique muy mermado por las bajas y la falta de entrenamiento como consecuencia de la situación de pandemia que vivimos, “pero no podemos poner ninguna pega porque han sido superiores en todo momento”. Lizana subrayó: “Nuestra intención era dejarles tocar atrás, porque al final atrás nunca te van a hacer daño, intentar desesperarlos por no encontrar espacios, tener que enviar balones largos y poder recuperarlos”. Sin embargo, “han marcado muy pronto y por su banda derecha nos han desbordado una y otra vez”. El técnico del Bahía de Algeciras hizo referencia a las dificultades con las que se están encontrado en este curso para trabajar, algo que les ha impedido coger el ritmo de la competición.

El Ubrique UD B vence, convence y recupera el liderato

El Ubrique UD senior B consiguió ayer una victoria a domicilio ante el CD Trebujena por 1 – 4 que le permite recuperar el liderato de la clasificación de la 3ª Andaluza al aprovecharse del empate a cero en el partido que enfrentó a sus dos principales rivales, el Ciudad de Cádiz y el Nextstars. Los ubriqueños completaron un gran partido, sobre todo en la segunda mitad, con un juego con mucho ritmo e intensidad, que se tradujo en multitud de ocasiones de gol.

A pesar de todo, fue el Trebujena Balompié el que salió mejor de inicio, con un once muy enchufado, sabiendo lo que tenían que hacer y haciéndose con el dominio de la situación. Tanto fue así que, en el minuto 13, el trebujenero Adrián Cordero culminó una jugada empujando un balón tras un pase de la muerte que le permitió poner a su equipo por delante. El gol hizo reaccionar a los serranos, que tan solo 3 minutos después lograron el 1 – 1 gracias a un tanto de David Oliva. A partir de ahí, el Ubrique UD se fue haciendo con el control poco a poco, aunque no llegarían más ocasiones claras en esta primera mitad. Tras el paso por vestuarios, el conjunto de Mario Casillas salió con nuevos bríos, imprimiéndole velocidad e intensidad a su juego, entrando por bandas y creando multitud de ocasiones de peligro a las que no pudieron responder los locales. Así, en el 52’ Pedro Barragán le dio la vuelta al marcador y consiguió el 1 – 2. Nueve minutos después fue Juanpe el que amplió la diferencia con el 1 – 3 y Javi Corrales cerró la goleada en el 90’ con el definitivo 1 – 4.

El delantero ubriqueño Pedro Barragán nos ha contado hoy que, en su opinión, “es de los mejores partidos que hemos jugado”. El Ubrique UD B era consciente de que se iba a encontrar un rival diferente al de la primera vuelta, ya que el Trebujena Balompié se había reforzado con jugadores de Jerez en esta segunda vuelta. Sin embargo, Barragán ha reconocido que quizás “empezamos más confiados por el tema de que era el último y que aquí le ganamos 7 – 0, pero creímos en el sistema, en lo que quiere nuestro cuerpo técnico, echamos el balón abajo y la verdad es que surtió efecto”. Para el joven ubriqueño, una de las claves del choque fue el sobreponerse rápidamente al gol inicial de los locales con el tanto del empate tan solo tres minutos después. Así, Barragán ha afirmado: “Si le aplicábamos la intensidad de los dos últimos partidos sabíamos que nos lo íbamos a llevar. Salimos a por todas, aplicamos el juego que nos dice Mario, echamos el balón abajo y jugamos por bandas”. Desde su punto de vista, “la segunda parte fue una ocasión tras otra. Pudimos meter perfectamente tres goles más”. Sobre la situación del equipo en la tabla clasificatoria, el delantero del Ubrique UD ha señalado que “estar ahí arriba está en nuestras manos y estoy seguro que nuestro grupo no lo va a desaprovechar”. No obstante, tiene claro que “todos los partidos que vienen son difíciles. Nos quedan 4 finales” y que la plantilla está con ganas y muy ilusionada con la oportunidad que se le ha presentado. Por último, Pedro Barragán ha querido agradecer el apoyo a este proyecto tanto de la afición como de los sponsors.

El Ubrique UD B se lleva un valioso punto del Manuel Irigoyen

El Ubrique UD senior B consiguió un valioso empate a un gol ante el Ciudad de Cádiz gracias a un tanto de falta directa de Francis en las postrimerías del partido, cuando los locales ya se veían con los tres puntos en la buchaca. El del domingo fue un partido del que, a priori, se esperaba mucho por estar en juego el liderato de la Tercera Andaluza entre dos equipos empatados a casi todo. Sin embargo, fue un encuentro con mucho centrocampismo, poco fútbol y escasas ocasiones por parte de ambos.

El Ciudad de Cádiz sorprendió por su planteamiento en el día que podía hacer valer su rol de anfitrión para dar un golpe de autoridad al campeonato con una victoria ante un rival directo. El cuadro gaditano salió al campo con un dibujo bastante conservador, respetando en exceso al equipo serrano y esperando en su campo para sorprender al contragolpe. Por su parte, el Ubrique UD tampoco se volvió loco y se adaptó a las circunstancias, consciente de que era Ciudad de Cádiz el que necesitaba más la victoria y que, por tanto, tendría que ser el que más arriesgara. Con este panorama, no es difícil imaginar lo que dejó la primera mitad, contadas llegadas y pocas ocasiones, con un Ubrique UD que no pudo desplegar el juego con el que se siente más cómodo ni apenas llegar al área rival.

En la segunda mitad, el Ciudad de Cádiz quizás buscó con más ahínco la portería de Pedro Pazo hasta que, en el minuto 70, Antonio Bruzón consiguió poner a su equipo por delante con un gol logrado en una jugada de córner en la que pudo conseguir el primer gol de su equipo aprovechando un error de marca de la defensa ubriqueña. Con el 1 – 0, el Ciudad de Cádiz se replegó aún más esperando que los ubriqueños se volcaran en ataque para matar el partido a la contra. Sin embargo, los de Mario Casillas siguieron con el plan inicial esperando llegar vivos a los últimos minutos del partido. Y así. Cuando el Ciudad de Cádiz que ya se veía como nuevo líder de la nueva categoría llegó el gol del empate que tiraba por tierra sus planes. En el 89’, Francis daba buena muestra de su calidad a balón parado y, en una falta lateral, enchufó el balón por la escuadra de la portería defendida por Francisco Vega para poner el 1 – 1. El Ciudad de Cádiz intentó enmendar la situación, pero ya era demasiado tarde. El empate hizo justicia a un planteamiento excesivamente conservador de los locales y permite al Ubrique UD mantener la primera plaza y superar a los gaditanos en el goal average.

Para Francisco Javier Gago, componente de la plantilla del Ubrique UD senior B, el punto logrado fue bastante valioso porque, con independencia de la importancia que tiene a efectos clasificatorios, “el partido fue bastante intenso y duro y nos llevamos la recompensa en el último minuto”. En su opinión, “la primera parte fue un toma y daca, un careo en el que ninguno de los dos nos metimos mano”, sin apenas ocasiones y en la que “el balón se jugó sobre todo en el centro del campo y a base de pelotazos”. La historia cambió en el segundo período, ya que “ellos salieron un poco más fuerte y durante unos 30 minutos estuvieron atosigándonos hasta que marcaron el gol”. Sin embargo, tras el gol, “se echaron muchísimo más atrás. Nos dieron el balón y apenas lo tocaron en los últimos 15 minutos. Gracias a ello pudimos gozar de varias oportunidades”. Gago ha reconocido que por el hecho de ser líderes tras la primera vuelta son ahora el rival a batir, aunque ha aclarado que también tienen la ambición de dar lo mejor de sí ante los equipos que los superaron en la primera vuelta, como es el caso de su próximo rival, el Nexstars, ante el que tienen como objetivo “ganarles e incluso ganar el goal average, que va a ser difícil porque allí fue una victoria bastante abultada”. A pesar de todo, el defensor ubriqueño se ha mostrado cauto y, ha señalado que ahora mismo su equipo está “con la moral alta y los pies en el suelo porque en un partido tonto podemos perder y tirar la liga”.