El Ubrique UD B cierra la temporada con un empate en Prado del Rey

Ubrique UD B y Juventud de Prado del Rey empataron a un gol en el último partido liguero correspondiente a la 26ª jornada que se adelantó al pasado sábado dado que ninguno de los dos equipos se jugaba algo a efectos clasificatorios. Con este contexto y sin ningún tipo de presión por sumar puntos, ambos contendientes brindaron un encuentro disputado, entretenido y con muchas ocasiones. El Juventud de Prado del Rey se adelantó en el marcador en el minuto 37 con el gol de Alberto Doblas, con el que culminó un contragolpe local, mientras que el Ubrique UD no dejó de intentarlo. La segunda parte fue de dominio visitante, aunque ambos equipos gozaron de claras ocasiones. Los ubriqueños tuvieron las más claras, ya que estrellaron tres balones en los palos y erraron una pena máxima. El premio a la insistencia lo obtuvo Pedro Barragán, que en el minuto 38 pudo poner el 1 – 1, un resultado que ya no se movería.

El entrenador del Ubrique UD, Mario Casillas, nos ha hablado sobre este partido, haciendo balance del curso y sacando algunas conclusiones de cara a la próxima temporada. “Me quedo con la segunda parte y la intensidad, ganas e ilusión de los 4 juveniles”, ha comentado a la vez que ha destacado la igualdad de la primera mitad y la mayor efectividad de los pradenses. En ese sentido, ha contado que “nosotros también tuvimos nuestras ocasiones, pero la tónica de esta temporada ha sido tener ocasiones y no convertir. A pesar de todo hemos sido el equipo máximo goleador”.

La temporada termina para el Ubrique UD con la disputa de 24 partidos oficiales y un balance de 10 victorias, 5 empates y 9 derrotas. Es llamativa la fortaleza del equipo en Ubrique, en donde solo ha cedido un empate y dos derrotas, frente a los pocos puntos conseguidos lejos del Antonio Barbadillo (7 de 36). Mario Casillas ha achacado esto a la falta de efectividad: “Son cosas que hay que corregir porque el juego lo hemos tenido tanto dentro como fuera y lo que nos ha faltado es materializar las ocasiones de gol”. En esta línea, ha recordado que esta temporada el equipo ha fallado la friolera de 7 penaltis, casi todos fuera de casa. Casillas ha subrayado que “me quedo con haber tenido en mi equipo unos 25 efectivos y haber hecho debutar a 5 o 6 juveniles, de los cuales he tenido la suerte de tener a dos de ellos en infantiles y me hace ilusión haber sido yo el que les ha dado la alternativa como senior”. “Hemos estado sobre 30 jugadores, hemos hablado el mismo idioma en el campo y me quedo con el trabajo que se ha hecho y la iniciativa que tenemos de querer jugar, agradar a la gente y disfrutar en el campo”, ha apostillado.

De cara al futuro, el actual entrenador del Ubrique UD B ha señalado que “es el momento de que se sienten todas las partes, valorar y continuar con los proyectos que son válidos y aprender de los errores”. En su opinión, “es el momento de dar el paso e intentar dar ese saltito. Hace falta organizarnos un poco más en tema de club y hablarlo con las categorías inferiores”. Por ello ha apelado a un acuerdo entre todas las partes y un nuevo enfoque del organigrama del club con el fin de “asentar bien las bases, saber que vamos a remar todos hacia el mismo lado y hacer, no un proyecto nuevo porque creo que se está trabajando desde hace muchos años bastante bien, sino retocar las cositas que hay que retocar e intentar crecer desde abajo hasta arriba”. En ese punto ha dejado claro que “hay que dar la siguiente vuelta, pero siempre respetando que las categorías inferiores son la clave de todo éxito”. Desde su punto de vista, a las categorías inferiores hay que apoyarlas en todo lo que se pueda económica y deportivamente y nosotros, en el equipo senior, trabajar de una manera unificada y sacar todo el proyecto juntos”.

El Ubrique UD B se despide de los playoffs

El Ubrique UD B cayó en su último partido de la temporada en casa ante la Fundación Cádiz CF por 1 – 4, perdiendo de esta manera toda opción de poder meterse entre los cuatro primeros clasificados que permitiría jugar los playoffs de ascenso a la Segunda Andaluza. Un Ubrique UD diezmado por las bajas, que tuvo que tirar de tres juveniles para completar la convocatoria, solo plantó cara a los visitantes durante la primera media hora de partido, tras la cual, a pesar de que nunca tiró la toalla, los gaditanos controlaron la situación y corrieron pocos riesgos para llevarse tres puntos fundamentales para sus aspiraciones.

Fue el equipo de Mario Casillas el primero en llevar algo de peligro al área rival, de manera que a los tres minutos un remate forzado de Iván Sánchez tras pase al área de Pablo Arenas se estrelló en el poste. La Fundación Cádiz respondió casi de la misma forma, con otro pase al área chica cuyo remate fue desbaratado pro la defensa ubriqueña. De esta manera, en el minuto 6, la suerte se alió con el Ubrique UD cuando Pablo Arenas presionó la salida del balón del portero visitante que, al intentar quitarse el esférico de encima lo estrelló contra el cuerpo del extremo ubriqueño y se coló en su portería poniendo el 1 – 0.

A pesar del gol, los gaditanos no le perdieron la cara al partido y siguieron intentándolo. En el minuto 8, Cerejido no supo resolver un mano a mano ante Adrián y mandó el balón fuera. Sin embargo, en el 12’ se desquitó empujando un balón a gol tras una asistencia de un compañero desde la línea de fondo para establecer el 1 -1. Así las cosas, cuando Porrúa consiguió poner a su equipo por delante en el marcador con el 1 – 2 en el 35’, la Fundación Cádiz comenzó ya a sentirse cómodo y a dar la sensación de que tenía la situación controlada. A pesar de ello, antes del descanso el Ubrique UD estuvo cerca de empatar con un remate de Pacheco a la salida de un córner que el portero gaditano evitó con una buena intervención.

Tras el descanso, la segunda parte arrancó con un varapalo para los locales, ya que en el 46’ Huertos se sacaba un misil desde fuera del área que se coló en la portería de Adrián para poner el 1 – 3. A partir de ahí, lo del Ubrique UD fue un quiero y no puedo, sin llegar a hilvanar ninguna jugada de peligro real. Porrúa cerró el marcador con el 1 – 4 en el minuto 60 tras plantarse solo ante Adrián, regatearlo en su salida y marcar a placer.

Tras el partido, el entrenador del Ubrique UD, Mario Casillas, reconoció que su equipo no había podido reponerse a las bajas que traía a este partido, destacando al menos que “hemos dado la cara media horita y me quedo sobre todo que hemos terminado con 3 juveniles”, de los que dijo que “han estado muy bien, con muchas ganas e intensidad, que es lo que se les pide, intentando trabajar y ayudar”. Para el míster ubriqueño, a las bajas de jugadores importantes antes del partido, hubo que sumar la lesión de Carlos Benítez, que “era el que estaba llevando el peso de elaborar el juego y es donde más hemos sufrido. Hemos retocado en el descanso, pero ya era muy complicado”. Por ello y desde su punto de vista, “la clave ha sido la lesión de Carlos y a raíz de ahí hemos intentado hacer lo posible y sobre todo que se viera en la grada que no dábamos el partido por perdido”. Sobre el rival señaló que «tiene calidad para jugar y barrer a todos los equipos”, aunque criticó que “se ve que cada uno va a su guerra y no quieren jugar, sino destacar personalmente cada uno”. Por último, y teniendo en cuenta que con este resultado se esfumaban las opciones de su equipo para meterse en los playoffs, Casillas comentó que ya solo quedaba cerrar la liga con el último partido en Prado del Rey y pensar ya en la próxima temporada. En este sentido, considero que “deberían sentarse todas las partes, desde los de abajo hasta los de arriba, y ver qué proyecto va a haber porque creo que el fútbol de Ubrique está pidiendo a gritos que se siente todo el mundo y que veamos realmente dónde queremos llegar, qué es lo que necesita el pueblo y qué es lo que quieren los jugadores y el cuerpo técnico”.

Por su parte, el jugador ubriqueño Isaac Marchante afirmó que había sido “un partido difícil ante un gran rival y, ante las bajas, no hemos podido hacer otra cosa”. En su opinión, “nos han faltado 5 jugadores que son titulares habituales y se nos ha notado mucho, sobre todo en el centro del campo, en la zona creativa, que es donde nosotros podemos hacer más daño”. Sin conocer todavía los resultados de otros partidos, Marchante subrayó que “hasta que las matemáticas no lo digan”, su equipo iba a seguir peleando.

Por último, el técnico de la Fundación Cádiz, José Luis Huerta, resaltó que “era fundamental ganar hoy porque dependiendo de los enfrentamientos podemos estar hasta clasificados”. En esta línea explicó que “en el primer tiempo ha estado todo más igualado y, al ponerse ellos por delante, incluso han estado algo mejor que nosotros. Cuando hemos sido capaces de empatar y ponernos por delante hemos empezado a circular el balón con más tranquilidad, la gente no ha tenido esa tensión y hemos ido ganando espacio y balones en banda. Eso nos ha llevado a un resultado bastante abultado para lo que hemos visto”. Huerta reconoció que en los últimos partidos de la segunda vuelta su equipo no había estado bien, lo que le había hecho perder parte de la renta lograda en una muy buena primera parte del curso: “Ocasiones creamos y nos crean pocas porque somos el equipo menos goleado. Pero no transformar esas ocasiones nos ha penalizado mucho en la segunda parte de la competición”.

Un Ubrique UD, que termina con tres jugadores expulsados, cae en Alcalá de los Gazules

El Ubrique UD senior B cayó en la primera de las tres finales que tendrá que disputar en liga para meterse en los puestos de playoffs de ascenso a la Segunda Andaluza. Los ubriqueños perdieron por 4 – 3 ante el Rayo Alcalá en un duelo en el que tuvieron opciones para haber puntuado, a pesar de encontrarse en el minuto 38 con un contundente 3 – 0. El Ubrique UD pudo recortar distancias y se quedarse cerca de igualar el marcador, aunque al final terminó jugando con tres jugadores menos por expulsión, lo que terminó convirtiendo la gesta en misión imposible. Aun así, las opciones siguen intactas a efectos clasificatorios y se lo tendrá que jugar todo en las dos últimas jornadas.

En esta ocasión, a los ubriqueños le faltó intensidad y contundencia atrás, sobre todo en la primera parte. A los 6 minutos encajaron el 1 – 0 y poco después vieron como el colegiado, Carrillo Orozco, anulaba un gol por un dudoso fuera de juego que solo vieron su linier y él. El Ubrique UD intentaba desperezarse y poner en práctica su fútbol, con un mayor control del balón y de la situación, pero cualquier error atrás le penalizaba, como ocurrió en el minuto 24, con una pérdida en la salida del balón que terminó costándole el 2 – 0. Para más inri, cuando el equipo estaba volcado sobre el área rival buscando acortar distancias, encajó el 3 – 0 en un contragolpe en el minuto 38. Por suerte, Francis pudo acortar distancias con un libre directo al borde del descanso, lo que volvió a meter a su equipo en el partido.

Tras el paso por vestuarios, el Ubrique UD siguió insistiendo ante la portería rival y a los pocos minutos de la reanudación se encontró con un penalti a favor para reducir diferencias que no acertó a transformar Kisko Trujillo. A reglón seguido, el Rayo Alcalá volvía a golpear con un cuarto gol, dejando el luminoso en un 4 – 1 en el minuto 55. A pesar de esta losa, el cuadro serrano no se vino abajo y fruto de esa insistencia llegaron los goles de David Oliva (65’) y Pablo Arenas (85’) para poner un emocionante 4 – 3 con algo de tiempo por delante. No obstante, los alcalaínos pararon el ímpetu de remontada a base de juego subterráneo, parones y marrullería ante un Ubrique UD que no supo obviar las provocaciones y terminó con 3 expulsados.

Sobre este partido hemos hablado hoy con el delantero ubriqueño Pedro Barragán, que ha reconocido que “íbamos con confianza y con ganas de llevarnos los 3 puntos, pero empezamos un poco relajados y ellos tenían muchas ganas de ganarnos porque aquí tuvimos algún lío que otro”. Así, ha recordado que “aquí tuvimos también un partido movidillo y sabíamos que allí íbamos a tener guerra e íbamos a tener que lucharlo mucho”. Barragán ha explicado que “empezamos un poco relajados y sin intensidad. No veía yo al equipo con esa intensidad que le veo en otros partidos en los que tenemos ganas de comernos al rival. En la primera parte nos comieron ellos a nosotros”. El delantero ha aclarado que “manteníamos el control del partido y fueron tres jugadas aisladas de no estar con esa pizca de intensidad”. No obstante, ha criticado que “en vez de ir a lo nuestro, nos metemos y seguimos hablando. En vez de agachar la cabeza y buscar soluciones, la levantamos, somos los más gallitos y, de vez en cuando, hay que saber tener ese puntito de calma y de cabeza”.

Pedro Barragán ha afirmado que “sabíamos perfectamente que el partido se podía empatar e incluso ganar porque se veía que nosotros llevábamos el control del partido y que éramos los que queríamos la bola y ganar. […] En ningún momento bajamos los brazos a pesar del marcador”. Sobre los minutos finales del encuentro ha afirmado que “sabíamos que el equipo iba a ser marrullero” y que “nosotros en ese sentido tenemos que ser un poquito más listos, hacer un poquito de autocrítica y saber que en esos partidos tienes que callarte e intentar jugar a lo tuyo”. Por último, el jugador del Ubrique UD ha reconocido que “era un partido importante para traernos los 3 puntos. No se nos escapa luchar por los playoffs, pero era un paso importante el que teníamos que dar y ahora en los dos partidos que restan tendremos que achuchar y darlo todo para quedar lo más alto posible”.

Una gran actuación coral para golear al Puerto Serrano Atlético

El Ubrique UD B consiguió el pasado domingo una brillante victoria por 4 – 0 ante el Puerto Serrano Atlético en el que quizás haya sido el partido más completo de los jugados esta temporada por los ubriqueños, que de esta manera no solo siguen metidos de lleno en la pelea por los puestos de playoff, sino que consiguen igualar el goal average particular con un rival directo como el equipo polichero, algo que parecía una quimera antes de la disputa de esta jornada.

El primer tramo del partido estuvo marcado por la disposición del Puerto Serrano Atlético que, lejos de lo que se podía esperar, apostó de inicio por una presión alta sobre el conjunto ubriqueño para impedir la salida del balón desde atrás, algo que los locales supieron contrarrestar tirando de distintos recursos. Además, a los 7 minutos Kisko Trujillo consiguió adelantar a los suyos en el marcador en una de las primeras llegadas al área rival. El Puerto Serrano Atlético apretó en esta primera parte y puso a prueba la capacidad defensiva de un Ubrique UD que supo aguantar las arremetidas policheras para irse al descanso con ventaja por la mínima. En este primer período, ambos equipos gozaron de ocasiones de gol. Tras el descanso, el Ubrique UD se hizo dueño del balón, lo que, unido al bajón físico de su rival, permitió que controlara a su antojo el duelo y que poco a poco fuera ampliando la diferencia. David Oliva, por partida doble en el 54’ y en el 60’, y de nuevo Kisko Trujillo, en el 77’, redondearon la goleada del Ubrique UD que vuelve a mostrarse intratable en casa.

Con el jugador del Ubrique UD B Kisko Trujillo hemos charlado hoy y ha afirmado que para él ha sido “el partido más completo de lo que llevamos de temporada”. El delantero ubriqueño ha reconocido que el Puerto Serrano sorprendió con su planteamiento, ya que “ellos en su mismo campo esperaron más a ver lo que hacíamos, como más replegados, y el domingo desde el principio plantaron una presión alta para que nosotros no pudiéramos sacar el balón cómodo”. Sin embargo, un Ubrique UD, “muy bien plantado” y “con intensidad”, consiguió adelantarse en el marcador y aguantar posteriormente la reacción de los policheros hasta que “conseguimos otra vez volver a tener el balón, que es lo que nos define”. Para Kisko Trujillo, en la segunda parte “se notó bastante que nosotros hicimos las cosas muy bien y que a ellos les faltó el físico porque la presión que estaban haciendo conllevaba un desgaste”.

Trujillo ha destacado, sobre todo, el compromiso de todo el equipo, que quedó perfectamente reflejado en el partido del domingo: “Con la senda que llevamos ahora mismo de confianza, actitud, de la gente que está implicada, y cómo se está entrenando, los resultados y el buen juego que se vieron el domingo tenían que llegar”. Al Ubrique UD le restan tres partidos para terminar la liga regular, uno en casa y dos fuera, por lo que Kisko Trujillo ha señalado que, para meterse en la zona de playoff, además de ganar el partido de Ubrique, “fuera de casa hay que sumar por lo menos un empate mínimo”. Por último, Kisko Trujillo ha asegurado que ahora se encuentra en el mejor momento de forma de la temporada y que el equipo “me ha aportado una inyección de juventud, como si me hubiera quitado 10 o 15 años de lo alto, porque los veo tan maduros, con las ideas tan claras, son responsables, van a entrenar con una actitud e ilusión que lo contagian a los demás”.

El Ubrique UD B tumba al líder y sube hasta la tercera posición

El Ubrique UD B consiguió el pasado sábado una importantísima victoria ante el hasta entonces líder del grupo B, el CD Benalup, al que logró supera por 2 – 0 en un partido muy serio en el que los ubriqueños a base de intensidad, trabajo y goles fue capaz de llevarse los 3 puntos que le permiten ascender en la tabla clasificatoria hasta la tercera posición.

Los de Mario Casillas, conscientes de la importancia del choque para mantener viva la esperanza de pelear por los puestos de arriba, salieron muy enchufados desde el principio, CD con un Benalup que también quería hacer valer su condición de líder e intentaba jugar desde atrás para abrir la defensa ubriqueña y hacer daño arriba. No obstante, el Ubrique UD estuvo muy bien plantado y no dio opciones a su rival, mientras intentaba hacer daño aprovechando la verticalidad de sus bandas. La primera media hora fue bastante igualada, sin ocasiones claras que reseñar. El primer aviso serio lo dio Miguel Rubiales, con un lanzamiento de libre directo que el portero rival con ayuda del poste logró despejar. Tres minutos después, Pedro Barragán inició una jugada pegado a la línea de fondo de la que sacó un centro raso al área chica en donde apareció desde atrás Pablo Arenas para empujar el esférico y poner el 1 – 0. El Ubrique UD todavía gozaría de otra buena ocasión al filo del descanso, con un remate a la media vuelta de Kisko Trujillo que se fue fuera por poco.

Tras el paso por vestuarios, el CD Benalup apretó un poco más en busca del empate ante un Ubrique UD que aguantaba sin apuros excesivos sus arremetidas. Los asidonenses comenzaron a merodear con cierto peligro la portería de Pedro Pazo, aunque la primera ocasión clara la tuvo el Ubrique UD en la cabeza de Oliva, que remató un balón que supo detener el meta visitante en el minuto 58. En el 71’, Pedro Pazo tuvo una intervención providencial en la que, con un auténtico paradón logró repeler un remate de Pedro Marchante, que Joselito despejaría finalmente.

En los últimos 10 minutos el partido se rompió y ambos equipos llevaron el peligro al área rival, aunque fue el Ubrique UD el que terminó llevándose el gato al agua en el minuto 90, cuando Miguel, en una jugada personal desde la frontal del área cruzó el balón al palo contrario del portero y consiguió el 2 – 0 que llevó la tranquilidad a las gradas. El conjunto serrano consigue así ante el líder una victoria que le permite recortar puntos a los equipos de arriba y, sobre todo, infla de moral a los jugadores de cara a las próximas jornadas.

El entrenador del Ubrique UD, Mario Casillas, se mostró muy satisfecho con la actuación de su equipo: “La parte de atrás ha estado muy seria, hemos sabido entrar por bandas, los goles han sido buenos y la grada ha estado muy bonita hoy”. “Llevamos dos semanas trabajando muy bien y la intensidad nosotros no la negociamos. El partido de Bornos y el de hoy han sido los más completos. El equipo no se ha descompensado, han terminado tocados pero físicamente bien porque Manolo hace un trabajo excepcional en ese aspecto”, explicó Casillas para el que la clave había estado en “la intensidad que hemos tenido y el fondo de armario”. El míster ubriuqueño reconoció que había tenido enfrente “un rival bastante duro” y que “ha habido 5 minutos en los que nos han comido el terreno”, aunque resaltó la importancia del segundo gol de cara al goal average.

De la misma manera, el autor del segundo tanto ubriqueño, Miguel Rubiales, señaló que había sido un partido muy trabajado y que para él su equipo había hecho “el partido más completo de toda la temporada. El portero no ha tocado bola y creo que del minuto 1 al 90 hemos dominado completamente”. En este sentido aclaró que habían comenzado el partido con mucha intensidad porque “queríamos tener unos primeros 20 minutos en los que el rival sintiera que esto era nuestra casa”. Rubiales destacó la importancia de esta victoria e insistió en que, en los partidos de fuera, a diferencia de los de casa, a pesar de que el juego del equipo es óptimo, “no conseguimos dar con la tecla, quizás es que nos metemos un poco en el juego de los campos a los que vamos, esos campos pequeños, y no hacemos el juego que nos dice el entrenador”

Por su parte, el delegado del CD Benalup, Fernando Romero, reconoció que “la intensidad que nos ha puesto el Ubrique UD ha sido superior a la nuestra y se han llevado los tres puntos merecidamente”. Desde su punto de vista, “la primera parte ha sido más igualadilla, con el Benalup intentando llegar, pero no ha habido opción de llegada ninguna. Prácticamente no hemos tenido ocasiones y ellos en la en la primera que han llegado nos han metido el primer gol. A raíz de ahí hemos intentado empatar y la intensidad del Ubrique UD ha sido superior a la del Benapul y eso ha decantado el partido”. Según Romero, “el arreón ha sido más una reacción de coraje que de juego. No me vengo contento porque mi equipo da mucho más de lo que dado hoy y lo que le echo en cara es la actitud a la hora de tener intensidad”.