Distinta imagen, igual resultado

El Ubrique UD cayó ayer por 4 – 1 ante el Rayo Sanluqueño en un partido en el que los ubriqueños mostraron una imagen mejorada con respecto al partido ante Villamartín, que resultó insuficiente para pescar algo en El Picacho. Con un cambio de dibujo y con dos medias puntas, el Ubrique UD saltó al terreno de juego dispuesto a hacerse con el dominio del juego y a que solo s e jugara en campo rival, sin embargo, en la primera ocasión de las que dispusieron, los sanluqueños cobraron ventaja. Fue en el minuto 3 cuando Javier Martín se aprovechó de un desajuste defensivo de los visitantes para poner el 1 – 0. Esta eventualidad no cambió los planes serranos, que pronto se hicieron dueños del juego y comenzaron a inquietar a su rival gracias a la buena conexión entre Montero, Paco y Aníbal. En una estas, un centro desde la izquierda encontró a Juanmi, que llegando desde la segunda línea batió Iván Merino con un latigazo en el minuto 23. El gol del empate dio ánimos a los ubriqueños que siguieron controlando la situación y creando más oportunidades. Montero y Lolo avisaron en sendas ocasiones en los que fueron los mejores minutos hasta el momento del Ubrique UD. No obstante, en otra jugada aislada el Rayo Saluqueño lograba sacar petróleo. Una falta botada casi desde el centro del campo, sin aparentemente peligro, no fue bien defendida por la zaga serrana y Daniel Sanz remató de cabeza sin oposición alguna para poner el 2 – 1 en el 31’’. Poco más dejó el primer acto. Tras la vuelta de vestuarios, el Ubrique UD salió con los mismos bríos del primer período y a punto estuvo de conseguir el empate al poco de la reanudación, cuando el remate de cabeza de Paco a centro de Montero desde la izquierda se encontró con una intervención sublime de Iván Merino, que evito que los visitantes se metieran en el partido. El guión cambió en la siguiente jugada, en la que David Ibáñez consiguió el 3 – 1 en el 50’, un auténtico jarro de agua fría del que ya no pudo reponerse el Ubrique UD. Y eso que lo intentó y a punto estuvo de recortar distancias, pero, a la contra, el Rayo Sanluqueño amplió la diferencia gracias al gol en el minuto 71 de Javier Martín, que terminó de finiquitar el partido.

A pesar del resultado, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se ha mostrado algo más satisfecho que la pasada semana, al asegurar que en esta ocasión su equipo sí tuvo actitud y fue a ganar el partido, aunque la suerte no les acompañara y los errores propios les condenaran.  Sin paños calientes, ha señalado que, aunque “el resultado no refleja lo que sucedió en el terreno de juego, lo que está claro es que es lo que hay, otra derrota abultada”. A pesar de todo, Domínguez ha asegurado que el equipo tiene “ganas de cambiar esta dinámica con la que nos hemos encontrado en este inicio liguero”. En este sentido ha asegurado que “la actitud se cambió, se vio un equipo que luchó y lo intentó hasta el final”, a la vez que ha añadido que “defensivamente, todo el equipo, estamos siendo muy frágiles, con nada nos hacen goles” y que “en la parte de arriba tenemos que ser más efectivos”. Aun así, el entrenador del Ubrique UD considera que “no debemos preocuparnos ni machacarnos en exceso. Esto también es fútbol y no ha hecho nada más que empezar. Está claro que hay que sumar ya y este domingo será la primera oportunidad”. Desde su punto de vista, “hay que estar tranquilos y saber la idea de juego que queremos, que ayer plasmamos”.

Duro traspiés en el debut liguero

El Ubrique UD senior recibió un duro correctivo en su primer compromiso liguero de la temporada, cayendo en casa por 1 – 5 ante un UD Villamartín que superó a los ubriqueños en todas las facetas del juego, sobre todo en intensidad y tono físico. El conjunto de Miguel Domínguez nunca se sintió cómodo y mostró que esta temporada tendrá que agarrarse los machos y trabajar duro si no quiere pasar apuros en una categoría donde casi todos los equipos se han reforzado a conciencia durante este verano.

El partido tuvo poca historia. Tras unos primeros veinte minutos de tanteo de los dos equipos, el Villamartín se adelantaría en una jornada de córner, en la que Félix mandó el balón al fondo de las mallas con un remate de cabeza sin oposición en el minuto 25. Todavía no se habían recuperado los locales del primer gol cuando tan solo 5 minutos después Javi consiguió el 0 – 2 de idéntica manera, con un remate de cabeza dentro del área. Miguel Domínguez movió el banquillo intentando hacer despertar a su equipo y dio entrada a un mermado Paco que, si bien lideró un atisbo de reacción tras el segundo gol, fue insuficiente para acortar distancias y meterse en el partido. Aun así, antes del descanso Peluca remató de cabeza un centro del debutante Montero que se fue por poco tras rozar en un defensa.

La segunda parte comenzó con una ocasión de Montero, que probó a Pablo con un fuerte tiro algo escorado que el meta logró rechazar. Fue solo un espejismo porque en este período el Ubrique estuvo a merced del equipo culiblanco, que ya amagó a la contra un par de ocasiones antes de que en el minuto 80 Valle lograra el 0 – 3 con un fuerte tiro cruzado y pegado al palo al que no pudo llegar David, portero del equipo juvenil, de tan solo 16 años, que debutó ayer con el primer equipo del Ubrique UD.  5 minutos después y con un Ubrique UD entregado, Félix firmó el 0 – 4 tras un pase de Pichi, aunque Jesús García logró recortar distancias empujando el balón en una jugada con varios rechaces en el área del Villamartín. Finalmente, Pichi transformó una pena máxima en el 90 para redondear la goleada y poner el definitivo 1 – 5.

Tras el partido, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se mostró contrariado con el juego de su equipo y reconoció que no había dejado una buena imagen en el debut liguero. Sin poner paños calientes, el míster ubriqueño consideró que la falta de actitud e intensidad de su equipo era lo que lo había terminado condenando. Por su parte, Antonio Domínguez ‘Peluca’ coincidió con su entrenador en el diagnóstico del partido y reconoció que se habían visto superado por el rival en casi todas las facetas del juego. Para el delantero ubriqueño, solo queda trabajar para hacerlo lo mejor posible en una temporada en la que el equipo tendrá que pelear más si cabe ante plantillas reforzadas y con mayor profundidad. Por su parte, el entrenador del Villamartín, Manuel Holgado se mostró especialmente satisfecho con el trabajo de su equipo y resaltó la dificultad de ganar a domicilio en un campo como el del Ubrique. Holgado consideró que, ante las bajas que presentaban ambos equipos, el fondo de armario del Villamartín había superado a un Ubrique UD que había llegado al partido poco rodado. Aun así, Holgado fue cauto y recalcó que “esto no ha hecho nada más que empezar”.

En otro orden de cosas, el Ubrique UD senior B sacó un empate a un gol en su debut liguero en Paterna de la Rivera ante el Rivera CD tras haber dominado el marcador la mayor parte del partido. Los de Mario Casillas salieron bien plantados al terreno de juego, llevando la iniciativa e imponiendo su juego, lo que se tradujo en varias jugadas de peligro. Carlos Benítez avisó a los diez minutos, pero fue en el 12’ cuando el centrocampista ubriqueño adelantó a su equipo con un tiro desde la frontal del área que se convirtió en el 0 – 1. El conjunto serrano continuó dominando la situación tras el gol e incluso tuvo opciones de ampliar su diferencia antes del descanso. Como era de esperar, tras el paso por vestuarios los paterneros apretaron y, a base de intensidad y juego brusco se llevaron, el partido su terreno con un juego muy físico y que rozaba el reglamento. Así el debutante Adrián salvó a su equipo con dos buenas intervenciones antes de que en el minuto 73 Juan Andrés Torrejón lograra el empate para los locales con un disparo cruzado que no pudo detener el meta ubriqueño.

De ahí al final el partido se pudo decantar para cualquiera de los dos bandos, con un Rivera CD que siguió apretando buscando la remontada y un Ubrique UD que a la contra también pudo matar el partido. Al final, reparto de puntos para ubriqueños y paterneros en el primer partido de liga del grupo B de la Tercera Andaluza gaditana. El técnico del Ubrique UD, Mario Casillas, ha valorado el punto conseguido por lograrse fuera de casa y en el primer partido oficial de la temporada, aunque ha reconocido no estar muy contento con el juego del equipo. En este sentido, ha explicado que todavía hay que darle tiempo a una plantilla a la que se ha incorporado una decena de jugadores que todavía necesitan un mínimo de tiempo para adaptarse al sistema y la forma de juego que pretende inculcar el entrenador. Casillas ha señalado que “dar pelotazos y poco más no es nuestra idea” y que poco a poco esperan encontrarse con la mejor versión de un equipo muy joven y descarado.

El Ubrique UD despide la ‘atípica’ temporada con un empate ante el Balón de Cádiz

El Ubrique UD cerró la temporada con un empate a un gol ante el Balón de Cádiz en el último partido de la fase de ascenso a la División de Honor. Los dos equipos acudían a este choque sin nada en juego salvo el honor, ya que el filial gaditano tenía asegurado el pase a la final casi desde que arrancó esta segunda fase en la que los ubriqueños apenas tuvieron opciones. A pesar de todo, el equipo de Miguel Domínguez quiso cerrar el curso con una buena actuación ante una afición que pudo despedirse de su equipo in situ. Además, con este resultado y a pesar de acceder a esta liguilla como quinto, el Ubrique UD termina en segunda posición del subgrupo 1 de la fase de ascenso tras superar en coeficiente al resto de rivales. Los ubriqueños finalmente despiden con alivio una temporada que se les ha hecho muy larga en un año muy difícil para la celebración de competiciones deportivas.

La primera parte dejó un partido disputado por parte de los dos conjuntos, sin muchas ocasiones claras y con un Ubrique UD al que le faltó un poco de profundidad para poner contra las cuerdas a su rival. El filial cadista amenazó con un tiro al larguero en el minuto 15 y posteriormente Alberto se tuvo que emplear a fondo para repeler un balón a mano cambiada en un cabezazo dentro del área y para evitar que se colara en su portería un tiro fuerte por bajo tras una jugada al borde del área. El Ubrique UD tuvo una ocasión clara en el 20’ en las botas de Parra, que tras regatear dentro del área disparó al centro de la portería cadista. También la tuvo Peluca tras un centro de Fran, pero su tiro fue desviado por un defensa. Así se llegó al descanso, sin que el marcador se moviera, aunque pronto eso iba a cambiar.

Los visitantes salieron algo más enchufados de vestuarios y encerraron al cuadro serrano hasta que en el 55 Miguel del Alba adelantó al Balón de Cádiz con el 0 – 1. Los ubriqueños, lejos de venirse abajo, reaccionaron bastante bien a este contratiempo y se fueron arriba buscando el empate y poniendo en apuros a su rival. Juanda y Peluca dispusieron de ambos remates en jugadas de córner para haber empatado el partido e incluso Peluca gozó de una buena ocasión pero, al igual que Parra en la primera mitad, su disparo se fue al centro de la portería, poniéndoselo fácil al meta cadista. El Balón de Cádiz pudo sentenciar el choque con un lanza miento que se estrelló en el larguero, pero fue el Ubrique UD el que consiguió el empate en el minuto 75, cuando Paco se internó en el área hasta casi la línea de fondo para armar un disparo que se estrelló en un defensa y en la raya de gol fue remachado por un atentísimo Ángel Román. Lo siguió intentando el equipo de Miguel Domínguez para llevarse los tres puntos de aquí al final, destacando un disparo de Peluca, tras un buen pase atrás de Mario, que el portero cadista desbarató.

De esta manera y con este reparto de puntos el Ubrique UD puso el broche final a una convulsa temporada en la que, al menos, el equipo ha logrado mantener la categoría sin pasar apuros al final. Sobre el partido de ayer, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez ha reconocido que “sabíamos sus armas, pero la actitud nuestra fue encomiable. Hicimos un gran encuentro en el que pudimos sacar un empate. Igual que les competimos allí en su campo también lo volvimos a hacer aquí en Ubrique”.

Según su opinión, “en la primera parte tuvimos bastante tiempo la posesión, a lo mejor carecimos de profundidad, aunque hay que tener en cuenta que el equipo rival también juega y tampoco podíamos dejarle muchos espacios porque es peligroso”. La cosa cambió tras el descanso: “Salimos un poco dormidos, el parón nos vino mal. Ellos con los cambios, se notaba que estaban más frescos y en los primeros minutos lo estuvimos pasando mal. Hasta que llegó el 0 – 1. A raíz del gol dimos un cambio y fuimos a por la victoria. Nos pusimos con defensa de tres y dos delanteros y a intentar conseguir la victoria”. El técnico ubriqueño ha reconocido que con este cambio táctico, el equipo se arriesgó y le salió bien: “Nos la jugamos. Es normal que tengan ocasiones, pero supimos estar bastante bien cuando cambiamos de sistema. Les apretamos bastante arriba, robando balones en su campo y fue lo que nos dio la oportunidad de crear ocasiones”. “Para todo el que lo vio fue un partido bonito, entretenido, en el que se vio a dos equipos con estilos de juego diferentes”, ha añadido.

Miguel Domínguez ha mostrado también cierto alivio por el final de la temporada: “Era un año duro y se ha solventado de la mejor manera, manteniéndonos en la Primera Andaluza. Ahora, borrón y cuenta nueva. Ha sido un año en el que también hemos aprendido”. En esta línea, el entrenador del Ubrique UD ha señalado: “Ahora es tiempo de descansar, de desconectar. En un par de semanas o tres nos reuniremos y veremos los que vamos a seguir y los que no, hacer un proyecto con un equipo bastante competitivo e intentar dar un salto de calidad”. Desde su punto de vista, “este equipo con algunos retoques, mínimo puede competir con los equipos potentes. Hay que ver las carencias que tenemos e intentar subsanarlas”. Lo que tiene claro es que, de cara a la próxima temporada, “si la situación de los campos de fútbol es similar a este año en el sentido de que no puede entrar la gente o con poco aforo, es casi inviable porque los equipos no podremos sacar beneficios de ningún lado”.

El Ubrique UD consigue su primera victoria de la ‘estéril’ fase de ascenso

El Ubrique UD se alzó el domingo con su primera victoria en esta peculiar fase de ascenso de la Primera Andaluza tras superar por 3 – 2 al CD San Bernardo en un partido igualado que terminó desnivelando, una vez más, a 5 minutos del final con otro gol de Parra. Tras la última modificación de normas y criterios de esta fase de ascenso, ambos equipos llegaban a este encuentro sin apenas opciones de pelearle la primera plaza al Balón de Cádiz y, a pesar de ello, los dos buscaron y pelearon por la victoria, aunque sin esa presión de necesitar los puntos de manera imperiosa. Los ubriqueños dominaron durante la primera parte, en la que consiguieron frenar el juego combinativo y de toque de su rival a base de una presión alta arriba. Ya en la segunda, los sanroqueños se hicieron con el control del juego y generaron más ocasiones que su rival, al que le pesaron los últimos minutos por la falta de ritmo de competición.

El encuentro comenzó sin un dominador claro, con un Ubrique UD que le ponía ritmo al partido y presionaba a su rival para incomodarlo e impedir su salida de balón, intentando aprovechar los robos de balón para poner en aprietos al portero sanroqueño. A esto hay que sumar la tremenda efectividad de la que hizo gala el cuadro de Miguel Domínguez, que convirtió en gol las ocasiones de las que dispuso entre los tres palos, mientras que el CD San Bernardo se encontró con la figura de Alberto, que salvó a su equipo varias veces. En el minuto 21, Paco adelantó al Ubrique UD con un gol de falta directa en la que coló el balón por bajo,  raso y pegado al palo izquierdo del portero Tota. La respuesta del conjunto del Campo de Gibraltar llegó nueve minutos después con un gol de pena máxima por derribo de Mario a un rival que convirtió Piqui. Casi a continuación, Paco Volvió a marcar para poner el 2 – 1, al recuperar un balón en la zona de tres cuartos tras un despeje fallido de Tota, acercarse a la frontal del área y batir al meta visitante con un tiro fuerte y raso pegado al palo. Aun así, el CD San Bernardo tuvo un par de ocasiones para empatar el duelo antes del descanso. Primero, fue Pane el que desperdició otro penalti a favor que despejó Alberto en una buena intervención. Posteriormente, en el 45’, el portero ubriqueño también tuvo que desbaratar otra buena oportunidad de Pane, que peleó con Juanda por un balón al hueco que terminó despejando Alberto en su salida.

Tras el descanso, el guión del partido cambió, ya que el CD San Bernardo se hizo con el control de la situación y comenzó a generar más ocasiones ante un Ubrique UD que comenzó a notar el esfuerzo físico de la primera parte. En el 54’, Acevedo remató de cabeza sin oposición un centro desde la derecha que convirtió en el 2 – 2. A partir de ahí, lo intentaron Abel, Ledesma o Raúl, encontrándose siempre con una buena respuesta de Alberto para evitar que el gol sanroqueño subiera al marcador. Así fue la tónica de este segundo acto hasta que en el minuto 85 Paco controló un balón en el centro, abrió a la derecha a la internada de Peluca que sobre la línea de fondo sacó un centro al área visitante que Parra acertó a rematar con un buen cabezazo para poner el definitivo 3 – 2 y darle la victoria a su equipo sin tiempo a que el CD San Bernardo pudiera reaccionar.

Tras el partido, Alberto Ruiz comentó que en este partido “el equipo ha retomado sensaciones que veníamos teniendo al final de la primera fase. Se ha visto que el partido de Cádiz fue algo excepcional, que para nada merecimos ese resultado. Aquí hemos visto que ante el segundo del otro grupo hemos dado la cara y hemos sacado los tres puntos”. En su opinión “el equipo ha competido muy bien, aunque es verdad que al final nos hemos sentido un poco exhaustos”. El meta ubriqueño explicaba esto último destacando que en este partido el fútbol del Ubrique UD había sido “correr detrás del balón, tapar espacios, que jugaran por fuera y defender. Cuando corres todo el partido detrás del balón, sufres más. Ellos lo han tenido todo el tiempo y han llegado mejor a la segunda parte, pero no les ha bastado”. Del mismo modo reconoció que jugar sin nada en juego en la clasificación les había beneficiado en parte: “El equipo se ha soltado, se ha despejado, ha empezado a tener más confianza y a no tener miedo a fallar. Tenemos que aprender de estos partidos para darnos cuenta de que jugando tranquilos y con confianza somos mucho mejores de lo que somos engarrotados y con presión”.

Por su parte, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, considero “el resultado justo o incluso el empate, porque hay que destacar el partido que ha hecho el San Bernardo. En la segunda parte nos ha dominado por completo. Nosotros hemos tenido que hacer muchos movimientos, muchos jugadores que no estaban jugando en sus posiciones y se nos ha hecho largo porque no tenemos el ritmo de competición que tienen ellos”. Desde su punto de vista, “la primera parte que ha sido muy buena, con jugadas de mucha categoría”, mientras que “en la segunda parte se nos ha notado [la falta de] el ritmo de competición”. Del mismo modo, destacó la efectividad de su equipo y elogió la actuación de Alberto, “con paradas de una categoría superior a esta”, por lo que no dudó en afirmar que el meta del Ubrique UD “es el mejor portero de la categoría”. Domínguez también tuvo palabras para los cambios en el reglamento de esta fase de ascenso llevados a cabo la semana pasada por la Federación Gaditana, que llegó a calificar de “chapuza total”. “Te cambian las normas quedando tres jornadas. Ahora en el descenso te unen los dos grupos, pero para el ascenso se mantienen. Es una chapuza más de las que hacen”, añadió. En esta línea, reconoció que ya tienen ganas de que termine una temporada en al que nunca han podido coger el ritmo de competición con parones, suspensiones y jornadas de descanso, con un final en el que ya no se juegan nada.

Por último, el técnico del CD San Bernardo, Alexis de la Paz, confeso irse de Ubrique “con una sensación agridulce porque en la primera parte no hemos estado a la altura de lo que venimos haciendo. Hemos salido a un nivel de competición bajo”, aunque “en la segunda parte ya hemos tenido nuestra identidad de juego y hemos creado muchas ocasiones”. De la Paz también afirmó no entender el “cambio de criterio” en el reglamento a mitad de la fase de ascenso y lo consideró como “una gestión mal hecha”. Cabe destacar la paradoja de que, a pesar de terminar en la segunda posición de su grupo en la primera fase y de ganar el primer partido de la fase de ascenso, el conjunto sanroqueño acudía a este, su segundo partido, sin apenas opciones de pelear por la primera plaza.

Al Ubrique UD le pasa factura el parón

El Ubrique UD cayó ayer en su estreno en la fase de ascenso ante el Balón de Cádiz por 3 – 0 tras un partido muy igualado y que se decidió en la recta final del mismo, a la que los ubriqueños llegaron con las fuerzas justas tras más de un mes sin competir debido a las restricciones de la alerta sanitaria. Un dudoso penalti rompió la igualdad en el minuto 70, ante un Ubrique que a partir de ahí buscó el empate dejando muchos espacios atrás que fueron aprovechados por los cadistas para sentenciar el choque.

Los ubriqueños salieron bien plantados al terreno de juego, dejando que su rival llevara la iniciativa, pero dejándole pocos espacios y esperando cazar alguna oportunidad. El resultado fue una primera parte muy disputada, con pocas ocasiones de gol claras, a pesar de algunas aproximaciones peligrosas de ambos conjuntos. Por destacar alguna, el Balón de Cádiz dispuso de una ocasión que acertó a despejar Alberto con el pie, mientras que los serranos lo intentaron llevando el peligro sobre todo por la izquierda, en donde Fran intentó desbordar una y otra vez a su par, aunque se les notó faltos de chispa en los metros finales.

El partido se fue al descanso con empate a cero y continuó con el mismo guión en la segunda parte, aunque ahora sí llegaron ocasiones más claras. Así, Leandro la tuvo tras una buena pared con Parra, pero su tiro demasiado flojo e inocente fue atajado por el meta rival. También la tuvo Parra y Alberto se tuvo que emplear a fondo para atajar un remate de cabeza. Con el paso de los minutos los ubriqueños fueron notando el mes sin competir y bajaron un peldaño físicamente. En este contexto, el colegiado Luna Cerezo vio como punible una caída de un jugador balonista en el área ubriqueña tras una jugada embarullada y señaló penalti a favor de los locales. Los visitantes protestaron esta polémica decisión por entender que no existió ninguna falta sobre el jugador cadista. Aun así, el árbitro mantuvo su decisión y Adrián Pascual convirtió la pena máxima en el 1 – 0. Era el minuto 70 y esta jugada condicionaría el partido para un Ubrique UD con las fuerzas justas en esta recta final. Los ubriqueños pelearon y dieron un paso adelante buscando el empate, con lo que dejó muchos espacios atrás que fueron aprovechados por su rival para matar el partido con el 2 – 0 de Adrián Pascual en el 73’ y el definitivo 3 – 0 José María García en el 79’.

El meta Alberto Ruiz, con el que hemos podido hablar en el día de hoy, ha señalado que “el equipo compitió muy bien hasta el tramo final de partido en el que las piernas nos pesaron un poco, aunque el resultado es demasiado abultado para lo que se vio en el terreno de juego”. El portero ubriqueño ha argumentado que el tiempo sin competir se tenía que notar de alguna manera ante un rival que jugaba ya su tercer partido de la fase de ascenso. En este sentido ha reconocido que “la dinámica de competición no era la misma que antes del parón”, aunque ha huido de excusas y ha afirmado que “el equipo compitió bien, pero le faltó ese puntito que nos está faltando esta temporada”. Desde su punto de vista, en la primera mitad “el equipo estaba muy cómodo, no sufrimos en defensa y no llegaron con claridad”. “No teníamos tanto balón como en otras ocasiones, pero el equipo estuvo aguantando bastante bien”, ha añadido, resaltando que su mayor peligro llegó con “aproximaciones con centros laterales que supimos defender”.

Sobre la jugada polémica del partido, Alberto ha calificado de “riguroso” el penalti señalado por el colegiado y, aunque la pena máxima pudo condicionar la última fase del partido, lo que realmente lo marcó, en su opinión, fue el tono físico: “El equipo luchó hasta el final, pero llegó un momento en el que ya no quedaban fuerzas”. Sobre esta fase de ascenso, el portero del Ubrique UD ha insistido en que “el equipo tiene que seguir luchando los partidos que quedan porque hay que intentar quedar lo mejor posible para mantener una imagen que refleje lo que de verdad somos”.

En otro orden de cosas, el Ubrique UD B no disputó finalmente el partido que le tenía que haber enfrentado ayer a la UD Esperanza 2019 debido a la incomparecencia del equipo jerezano. Por tanto, el partido se le da por ganado al conjunto ubriqueño, que se jugará buena parte de sus opciones para proclamarse campeón de liga mañana martes en Puerto Serrano, en donde recuperará el partido que se aplazó en su día ante el equipo polichero.