El Ubrique UD salva su primer ‘match ball’

El Ubrique UD consiguió una sufrida victoria por 2 – 0 ante el colista de la categoría, el Castellar UD, en un choque en el que ambos equipos se jugaban buena parte de sus opciones de permanencia en la 2ª Andaluza. Un gol de penalti de Francis en el 44’ y otro de Pablo Arenas en el 87’ sirvieron para tumbar a unos castellarenses que se quedan a siete puntos de la salvación, mientras que el cuadro serrano se queda a un punto de salir de la zona de peligro.

Con la delicada situación por la que atraviesan ambos equipos se podía esperar un partido cargado de nervios y tensión en el que los dos contendientes buscarían los tres puntos sin dejar lugar a la especulación. No obstante, el Castellar apostó por esperar atrás y no dar concesiones a su rival para intentar hacer daño a la contra ante un impreciso Ubrique UD al que, jugando en casa, no le quedaba más remedio que buscar desde el inicio la portería rival. A pesar de todo, la primera parte no dejó ni buen juego ni muchas ocasiones por parte de ninguno de los conjuntos. Eso sí, el Castellar tuvo la más clara a la media hora de partido en las botas de Alioune Ndiaye. El delantero lo hizo todo bien, pero se encontró con una sublime mano abajo de Pedro Pazo que evitó el 0 – 1 cuando ya se veía el balón dentro de su portería. Por su parte, el Ubrique UD tuvo como más clara un remate de Álvaro González en un córner y alguna que otra llegada sin consecuencias antes de que el colegiado castigará un derribo claro de un ubriqueño en el área visitante con una pena máxima que Francis se encargó de transformar en el 1 – 0 en el minuto 44.

Tras el paso por vestuarios, el Castellar se volcó más en ataque buscando el empate, dejando huecos en su defensa que el Ubrique UD no supo aprovechar a pesar de gozar de un buen número de ocasiones de gol. Así, la tuvieron Fran, Francis o Pablo Arenas, sin que acertaran a finalizar las jugadas y aproximaciones al área con una ventaja clara. A la paz, el Castellar, que para colmo estuvo más de media hora con un jugador menos, comenzó a llegar con mayor insistencia y más peligro a la puerta de Pedro Pazo, mientras que el Ubrique UD se defendía como podía. Por suerte, en una de sus numerosas llegadas, el Ubrique UD consiguió por fin el gol de la tranquilidad, obra de Pablo Arenas, que supuso el 2 – 0 y la sentencia del choque en el minuto 87.

Tras el partido, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se mostró satisfecho con el resultado, pero no con el juego que había hecho su equipo ni como se había finalmente desarrollado un partido que tenía que haber resuelto mucho antes. Para Domínguez, “lo más importante eran los 3 puntos y los tenemos, así que feliz”, aunque reconoció que “hoy no hemos estado finos” y que, a pesar de estar con ventaja en el marcador contra un rival con un jugador menos “hemos tomado la peor decisión siempre en la parte de arriba”. En su opinión, “no nos lo podemos permitir y más en la situación en la que estamos”. “Ya nos pasó en San Roque, perdonamos y lo pagamos. Hoy nos ha salido la moneda de cara, pero hay que estar en la parte de arriba más tranquilo, menos imprecisiones y hay que machacar los partidos”, añadió.

El entrenador ubriqueño reconoció que en el primer período habían estado “muy espesos, con muchas imprecisiones” y que “a raíz de la segunda parte, cuando nos hemos visto con tanta superioridad en la parte de arriba nos hemos relajado de una manera bárbara fallando ocasiones cuando parecía que íbamos 4 – 0”. Del mismo modo dejó claro que “intensidad y actitud sí ha habido. Lo que sí es que hemos estado muy imprecisos y parece que nos hemos ido contagiando unos de otros”.

Por su parte, el jugador ubriqueño Francis señaló que “la victoria era hoy cien por cien necesaria, teníamos que ganar sí o sí. Esta era la primera final, todo lo que queda hay que intentar ganarlo, no nos sirve de nada ganar hoy y después no sacar puntos por ahí”. Así recordó que “si ganaban ellos, los colistas íbamos a ser nosotros. El partido no iba a ser fácil, sabíamos que era complicado, que nos iban a jugar y que necesitábamos la victoria los dos equipos”. AL igual que su entrenador, el centrocampista ubriqueño también reconoció que “hemos estado un poco espesos con el balón” y que “a lo mejor no hemos tenido tantas buenas decisiones hoy, podía haber sido un resultado más amplio. Lo importante era ganar como sea, pero hay muchas cosas que mejorar”. Francis se refirió al momento en el que llegó el 1 – 0, subrayando que “nos ha venido muy bien porque estábamos un poquito espesos en la primera parte e irte con 1 – 0 te da un margen de tranquilidad”. Del mismo modo quiso destacar la “buenísima intervención” de Pedro Pazo que, en su opinión, “ha tenido el partido ahí” y que “si hubiéramos tenido más cabeza y tranquilidad, creo que podíamos haber sentenciado un poquito antes”.

El Ubrique UD se la juega este domingo en casa ante el Castellar

El Ubrique UD y el Castellar protagonizarán este domingo un duelo trascendental de cara a sus aspiraciones para mantener la categoría, puesto que a falta de 8 jornadas ambos equipos están en zona de descenso, los ubriqueños en la antepenúltima posición y los castellarenses en la última. De ahí que se conciba este partido como una final, tal como nos ha explicado hoy el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez: “El domingo es una auténtica final para nosotros y para ellos incluso más, puesto que están colistas, el tiempo apremia cada vez más y los dos equipos necesitamos la victoria”.

En su opinión, “si no conseguimos la victoria nos podemos meter en una situación bastante complicada. Hay que ganar sí o sí, puesto que estamos en descenso y no dependemos de nosotros”. Domínguez ha dejado claro que “aquí en casa, de los partidos que quedan, no puede salir ni un punto y fuera también vamos a necesitar puntuar”, aunque ha pedido centrarse en el duelo de este domingo y ha advertido que “si creemos que por ser colista vamos a tener un partido fácil, nos vamos a equivocar y bastante. Hay que respetarlo como si fuera el mejor equipo de la categoría, puesto que nosotros no es que estemos muy por lo alto de ellos”. En este sentido, ha señalado que “no creo que vengan a encerrarse puesto que tienen que ganar también” y ha recordado que “el partido de la ida fue de toma y daca, con muchas oportunidades por ambos conjuntos donde lo que menos primó fue el acierto”.

Para el entrenador ubriqueño este mes de marzo va a ser “un mes importante, ya que vamos a tener enfrentamientos con rivales directos y puede ser lo que determine la situación final de la clasificación”. Por ello ha vaticinado que “si sacamos en este mes lo que tenemos en mente podemos llegar a las últimas jornadas dependiendo de nosotros, que es un factor bastante importante”. “El camino lo tenemos claro cuál es, que es el de la semana de San Roque y el día del Vejer. En el momento que nos desviemos de ese camino cualquier equipo nos puede hacer como nos hizo el Cádiz, 4 o 5 goles en un momento”, ha añadido. Desde su punto de vista, “en el momento en que el equipo está bien juega a un nivel medio alto, compite con el que se le ponga por delante. En el momento que no estemos, somos un equipo vulgar y muy poquita cosa”. Por último, Miguel Domínguez ha asegurado que “llegamos bien, la derrota de Cádiz no nos debe influir y la verdad es que he visto al equipo esta semana con muchas ganas de que llegue el domingo”.

El Ubrique UD da demasiadas facilidades al Cádiz CF

El Ubrique UD cayó ayer por 5 – 3 ante el filial del Cádiz CF en un partido en el que volvió a mostrarse muy frágil en defensa y concedió demasiadas facilidades ante un rival que hoy por hoy es de lo mejorcito de la categoría. Los ubriqueños no tuvieron un mal arranque e incluso tuvieron más control que los cadistas en los primeros veinte minutos, pero dos regalos en defensa permitieron al Cádiz CF ponerse con 2 – 0 en apenas cinco minutos. El primer acto no dejó mucho más, porque las ocasiones brillaron por su ausencia en ambas áreas. Tras el descanso, el Ubrique UD salió con la idea de dar un pasito más para generar más juego ofensivo, pero a las primeras de cambio encajó el 3 – 0. A partir de ahí, con todo en contra, el equipo de Miguel Domínguez comenzó a carburar más y a crear ocasiones, como la que tuvo Parra que desbarató el portero local con una buena intervención en el minuto 49. No obstante, y con el equipo volcado arriba, el Cádiz aprovechó los huecos atrás para contragolpear y poner el 4 – 0 en el 55’. Parra acortó distancias en el 61’, pero en el 69’, de nuevo a la contra, el Cádiz logró el 5 – 1. Peluca maquilló el resultado con dos goles en el 77’ y en el 90’. A pesar del resultado, la situación del Ubrique UD en la clasificación apenas cambia, ya que ninguno de los equipos de la zona baja consiguió la victoria en esta jornada.

El jugador del Ubrique UD Manuel Moreno ‘Lolo’ ha contado hoy que “íbamos buscando un partido largo, que ellos se pusieran nerviosos, quisieran ganar el partido y nosotros, tener nuestras ocasiones, que seguramente las íbamos a tener con un empate. Pero ya, cuando ellos se ponen por delante, cambia el partido”. “Ellos eran un equipo joven, pero estaban bien trabajados. Nosotros empezamos bastante bien plantados, pero dos errores nuestros nos hicieron irnos al descanso 2 – 0 y una vez que te pones por debajo en el marcador en un campo así y con un equipo que está bien trabajado, ya te cuesta más trabajo llevar las riendas del partido”, ha explicado. El extremo ubriqueño ha recalcado que a pesar de la derrota y de los fallos “el equipo no bajó los brazos y al final pudimos meter tres goles”. A pesar de todo, ha dejado claro que, dada la entidad del rival y su buen momento, la derrota era un resultado que se podía dar y que “esa no es nuestra liga. Nuestra liga realmente es este fin de semana aquí y es donde tenemos que ganar los 3 puntos”. Lolo ha insistido en esto último, destacando que “los partidos de nuestra liga, los de abajo, son los enfrentamientos directos en los que tenemos que sacar los 3”. Por ello, el Ubrique UD tendrá antes sí un mes que se antoja esencial para sus opciones de permanencia, primero este domingo en casa ante el colista Castellar, después ante un Chiclana Industrial venido a menos en estas últimas jornadas (ha enlazado seis semanas consecutivas sin ganar) y posteriormente otro duelo fundamental en casa ante Chipiona.

Insuficiente premio para un Ubrique UD que mejora su imagen

El Ubrique UD mejoró su imagen en el encuentro que le midió ayer al CD San Roque, aunque fue insuficiente para traerse la victoria de tierras sanroqueñas después de haber dominado la mayor parte del partido y ver como el conjunto local lograba igualar en el minuto 90 el gol  que logró Lolo al inicio de la segunda parte.

La salida de Mario Casillas el pasado lunes pareció espolear a un equipo que todavía confía en revertir la situación en las jornadas que le restan al campeonato. La primera prueba de fuego tuvo lugar ayer y el equipo mostró un buen nivel competitivo, hasta el punto de dominar el partido por juego y ocasiones ante un rival que apenas inquietó a Pedro Pazo durante el primer acto. El planteamiento de inicio era intentar defender de forma sólida, sin presionar tan arriba, pero rompiendo el juego del rival en la zona del centro del campo. Eso le permitió robar continuamente balones que le permitía montar el juego ofensivo y disfrutar de buenas ocasiones de gol. Así, se sucedieron las ocasiones en las botas de Fran Llucia, Lolo o del propio Peluca, que estrelló en la cruceta un trallazo desde 25 metros. Sin embargo, ninguna jugada llegó a buen puerto y el partido se fue al descanso con empate a cero.

Tras la reanudación, el partido siguió la misma tónica, aunque el Ubrique UD dio un pasito hacia delante que pronto dio sus frutos. En el minuto 48, Lolo culminó tras un centro raso una buena jugada personal por la izquierda de Pablo Arenas para poner el 0 – 1. A partir de ahí los locales recurrieron al juego directo para buscar el empate, algo que aprovechó el Ubrique UD para intentar sentenciar a la contra. Parra, Francisco Llucia o Pablo Arenas gozaron de buenas ocasiones para ello, pero de nuevo no pudieron o supieron resolver. De esta manera, el partido llegó a su recta final cuando un incidente con un espectador obligó al colegiado a detener el juego durante más de 10 minutos, justo cuando el CD San Roque procedía a sacar una falta peligrosa sobre la portería de Pedro. Una vez reanudado el encuentro, el CD San Roque botó la falta y, tras varios rechaces, Rubén Cárdenas metió la puntera para enviar el balón al fondo de las mallas, darle el empate a su equipo y dejar a los ubriqueños con la miel en los labios.

Sobre este choque hemos hablado hoy con Antonio Domínguez ‘Peluca’, que ha reconocido que se vinieron se San Roque con un sabor agridulce porque la imagen del equipo fue bastante aceptable: “No te voy a decir que lo de menos es el resultado e incluso nos vamos con la espinita del resultado porque nos merecimos mucho más, pero más que nada, ayer se notó que cambió sobre todo la actitud, competimos mucho mejor, metimos piernas y corrimos igual o más que el rival. La imagen del equipo cambió radicalmente”. Según el delantero ubriqueño, “hicimos una primera parte bastante buena, tuvimos muchas ocasiones, un larguero, varios mano a mano, tiros cruzados que se iban por poco. Fuimos superiores completamente. En la segunda parte, cuando metimos el gol, ellos se volcaron y tuvimos también para meterles el segundo y el tercero”. Sin embargo, “no estuvimos acertados, tomamos malas decisiones, el portero de ellos también estuvo acertado y eso es lo que sucede cuando fuera de casa, aunque hayas hecho un partidazo, si te vas con un marcador tan ajustado te pueden meter el empate en cualquier jugada”.

Peluca ha explicado que “defendimos no tan atrás como la gente pueda pensar, sino en tres cuartos de campo de ellos hacia adelante y robando muchos balones en el centro del campo, que es lo que nos dio la ventaja para poder enlazar jugadas y llegar a puerta contraria con bastante facilidad”. Del mismo modo ha querido resaltar también que “la defensa estuvo muy seria en todo el partido y Pedro estuvo muy bien también”. Cuestionado sobre cómo se ha vivido la dimisión de Mario Casillas, Antonio Domínguez ha señalado: “Me lo podía esperar porque el equipo había cogido un rumbo al que yo no le veía salida. Quiero agradecer a Mario por el trabajo y la dedicación que ha tenido con nosotros, lo que estamos haciendo esta temporada es culpa de todos. Se ha vivido con pena porque no es de agrado que alguien al que le gusta tanto y ponga tanto empeño se tenga que ir de esa manera, pero en el fútbol lo más fácil es que cuando las cosas no van bien, el entrenador se vaya porque es uno nada más más”. Por ello, ha considerado que este punto de inflexión “nos va a servir como azote para cambiar el rumbo y saber que por lo menos hay que inventar quedarse en esta categoría”. En esta línea se ha mostrado confiado en la reacción del equipo y ha subrayado que “ningún equipo ha sido muy superior a nosotros. Han sido superiores a nivel de intensidad y competitividad, pero a nivel técnico no he visto a ningún equipo mejor que nosotros. Quedan muchos puntos y seguramente lo vamos a hacer mejor”.

El ‘nuevo’ Ubrique UD de Miguel Domínguez busca darle un vuelco a su situación

Tras una semana marcada por la dimisión de Mario Casillas, el Ubrique UD senior afronta este fin de semana su primer compromiso liguero con Miguel Domínguez a los mandos de un equipo que necesita reaccionar urgentemente para enmendar la delicada situación en la que se encuentra. Los ubriqueños se desplazarán el domingo hasta San Roque con la intención de dar el primer paso para abandonar la penúltima posición de la clasificación y salvar la categoría, para lo que tendrán un margen de 11 jornadas.

El nuevo entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha apelado al compromiso de todos los componentes de la plantilla para salir del atolladero en el que se encuentra el equipo: “Ahora lo que hay que hacer es intentar salvar al equipo y todo comienza desde que pisemos el campo para entrenar hasta que empecemos el domingo a jugar”. Según Domínguez, “en la situación en la que estamos necesitamos gente comprometida al cien por cien”. El técnico del Ubrique UD ha reconocido que han vivido una semana convulsa tras la salida de Mario Casillas: “Todo comenzó en el partido del domingo contra el San Bernardo, donde después de lo vivido, Mario tomó la decisión de marcharse, una idea que respeto, pero no comparto, puesto que es duro y choca que una persona que está tan implicada, que aporta bastante a un club, tenga que tomar esa decisión tan drástica”. Miguel Domínguez ha dejado claro que “ahora mismo estamos en una situación bastante complicada, hay que ser realista, hemos tocado fondo y ya lo único que queda es levantarnos. Levantarnos en muchos aspectos, hay que comprometernos al cien por cien con la causa y el que quiera ese compromiso que se monte en el barco y el que no lo quiera, que se quede en el puerto”.

Domínguez no ha dudado en señalar la falta de compromiso como la principal causa de la actual situación del equipo: “Hemos tenido situaciones que tanto él [Mario Casillas] como yo y muchísimos jugadores nunca habíamos vivido. Nunca se ha vivido el tener que ir a un partido casi preguntando quiénes vamos a jugar”. “Esas cosas van quemando y si ya te está afectando personalmente, no puede ser”, ha apostillado. Para el míster ubriqueño los principales errores de la temporada han sido “fallos de compromiso, de que esto tiene que doler. El compromiso es algo que no se puede negociar, pero en ningún aspecto de la vida”. Desde su punto de vista, “el fútbol no es como las matemáticas, una ciencia cierta. Luego se puede perder la categoría porque en la competición unos tienen que ganar y otros que perder, pero lo que no se puede es perder la categoría de la manera que íbamos”. En esta línea ha explicado que “antes de las Navidades tuvimos la victoria al Tesorillo por 5 – 0, fuimos a Sanlúcar y volvimos a ganar. Ahí se veía que el equipo había puesto un techo, que daba lo que nosotros sabemos que podía dar. A lo mejor puede ser una de las causas que más te frustren, que, si lo podemos hacer, ¿por qué no lo hacemos?”. Miguel Domínguez ha apostado por pasar página lo más rápidamente posible y “solucionarlo con mucho trabajo, callar la boca. No estamos para hablar mucho, estamos ahora mismo para trabajar e intentar enderezar la situación. Quedan muchos puntos en juego y lo que está claro es que hay que competirlos como si nos fuera la vida en ello”. Por ello ha subrayado que “en dos o tres semanas el cambio que espero que haya se vea”. Por último, el entrenador del Ubrique UD ha confesado que tenía muy claro que si Mario Casillas dejaba la dirección del equipo “yo también abandonaría. Luego, la situación cambia un poco y hay que remar para adelante”. En su opinión, “lo más fácil hubiera sido irse, pero hay jugadores que sí están comprometidos y por una naranja que está mala no se suelta el árbol entero”.