La XXV Subida Ubrique contará con 65 equipos participantes

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz que se disputará el próximo fin de semana contará finalmente con la participación de 65 equipos, una cifra que, aunque es menor que la de las últimas ediciones, muestra el buen estado de salud de una prueba que tuvo que ser suspendida por causa mayor en los dos últimos años y que vuelve al Campeonato de España de Montaña (CEM) por todo lo alto. Además, entre los inscritos están los grandes espadas nacionales como Javi Villa (CRC BR53), Humberto Janssen Porsche 911 GT), Jose Iraola (Norma M20), José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán), Manuel Maldonado (Porsche 997) o Manuel Avilés (Ginetta G50), pasando por los habituales del certamen andaluz o la decena de ubriqueños que también estarán en la línea de salida.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha reconocido que este número de participantes era el que se esperaba, al tratarse, en su opinión, de un año de transición por muchos motivos, pero especialmente por el contexto de pandemia. De esta manera, ha confirmado algunos de los cambios que tendrá la prueba a nivel organizativo que ya adelantó la semana pasada y que estaban a la espera del visto bueno de Sanidad. Así, ha comentado que la prueba podrá albergar público, aunque estará limitado a 2.000 personas entre los distintos puntos del recorrido. La organización ha establecido seis bolsas de público (Las Pitas, Las Cumbres, La Gasolinera, la zona de la Cruz Roja, el Pluviómetro y el Rocódromo) a las que solo se podrá acceder previa solicitud on line. Aquellos que se puedan inscribir recogerán posteriormente una pulsera con la que podrán acceder a esta zona, abonando la cantidad simbólica de un euro.

Otro cambio importante será el del parque de trabajo, que se dividirá en dos zonas: la avenida Jesulín de Ubrique, que acogerá a los equipos del Nacional que lleven mayor infraestructura, y la plaza de las Palmeras, donde serán ubicados el resto de equipos.

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz echará a andar el viernes 25 de junio a partir de las 14 horas con las verificaciones técnicas que se llevarán a cabo en la plaza de las Palmeras. El espectáculo del motor arrancará el sábado a partir de las 12:30, cuando se dé la salida a la manga de entrenos de los pilotos prioritarios del CEM, las dos mangas de entrenos oficiales y la Carrera 1. El domingo los vehículos tomarán la salida a las 9 de la mañana con la disputa de una manga de entrenamiento y, posteriormente, la Carrera 2 y la Carrera 3. Cabe destacar que el corte de carretera en la jornada del sábado será desde 11 de la mañana hasta final el final de la prueba y el domingo desde las 7:30 horas.

Por otro lado, el portavoz y componente de la directiva del Ubrique UD, Modesto Barragán, ha criticado el convenio de filialidad que recientemente ha firmado el Deportivo Ubriqueño con la WEA Sierra de Cádiz Juzzt al considerar que “esto es hacerle daño al fútbol de Ubrique” ya que desde la pasada semana, un miembro de la WEA está poniéndose en contacto con jugadores del Ubrique UD para que abandonen su disciplina y se sumen al nuevo proyecto junto al Deportivo Ubriqueño: “Hay un tal Antonio Moreno de Jerez, que viene mandado por la WEA, que está tocando ya a estas alturas y desde la semana pasada a todos los jugadores del Ubrique UD. Si pretenden hacer amigos de esta manera se equivocan”.

Barragán ha recordado que “el Ubrique UD hoy por hoy tiene 12 equipos en competición, está saneado económicamente y aquí hay una parte sentimental. […] Esto no funciona como en Jerez, que se quitan los jugadores unos a otros y están todos los equipos peleados. Esto no funciona aquí así, pero parece ser que él quiere crear ese ambiente aquí”. En ese sentido ha culpado de esta situación “a los palmeros que tiene detrás, entre ellos bastantes ubriqueños”. El directivo del Ubrique UD ha aclarado que en realidad el daño no se lo hacen a ellos, sino que “le están haciendo daño al fútbol de Ubrique” y ha asegurado que solo hay un “un interés económico. El Ubrique UD no tiene ánimo de lucro, pero el otro club sí, no el Deportivo Ubriqueño, sino el que viene encubierto, el que viene tapado”. “El día que le falte el dinero se van”, ha añadido.  Modesto Barragán ha afirmado que “la WEA pueda meter la cabeza era algo que ya se preveía. Ya la ha metido a través del Patronato Municipal de Deportes (PMD) y ahora la mete a través de la invitación de un club ubriqueño”. Desde su punto de vista, “cuando algo se divide tiene más visos de ruptura que de crecimiento”. En esta línea ha comentado: “Esto me recuerda a aquella época del Ubrique Industrial, el Ubrique UD y el CD Elio, todo el lío aquel en el que al final el Ayuntamiento fue el que pagó todo aquello, pagó las deudas y tuvo que asumir todo el problema”.

Modesto Barragán también se ha referido hoy a la temporada del Ubrique UD infantil A, al que ha dirigido desde el banquillo, mostrándose satisfecho con el trabajo de sus jugadores a pesar de las circunstancias: “Se trata de un grupo con el que me siento identificado después de 4 años. Estoy muy contento con ellos”. En lo referente al trabajo realizado durante este curso, Barragán ha señalado que “básicamente se ha tratado de vernos, de hacer partidillos cuando hemos podido, y si no, a medio campo, que para un equipo de fútbol 11 ya se sabe lo que conlleva. Hemos tenido que hacer mucho ejercicio con balón, sobre todo pachanguitas y partidillos para intentar tener motivados a los chiquillos para que fueran a entrenar el máximo de jugadores posible e intentar tenerlos preparados para cuando se pudiera jugar”. En su opinión, la temporada “ha merecido la pena porque hemos tenido a un grupo de chavales haciendo deporte. En cuanto a lo competitivo, no porque todo ha estado descafeinado, jugando en un grupo de 6 equipos”.

El Ubrique UD benjamín se proclama campeón de su grupo y ya espera la fase de ascenso

Con una goleada ante el Bornense Atlético por 10 – 0, el Ubrique UD benjamín puso el punto y final el pasado viernes al campeonato liguero del subgrupo 9 de la 3ª Andaluza y lo hizo además como campeón invicto, con 9 victorias y solo un empate. Los ubriqueños han sido muy superiores a sus rivales y tan solo Villamartín y WEA Sierra de Cádiz han podido plantar cara de alguna manera al conjunto que ha dirigido Pepe Rodríguez Soto.

En opinión del técnico ubriqueño, “este año ha habido muy poca competitividad en este subgrupo”, a lo que hay que sumar una liga “demasiado corta y muy atípica”. Los continuos parones en la competición han complicado su seguimiento regular, de manera que ha sido difícil enlazar partidos más de tres semanas seguidas. Por ese motivo, “los niños no han entrado en la dinámica de la competición. No se ha tenido regularidad en los entrenamientos, hemos tenido horarios restringidos y en una hora tenías que hacer lo que te diera tiempo”. Desde su punto de vista, lo de este año ha sido más parecido a una pretemporada larga, en la que “no ha dado tiempo ni a analizar los partidos ni a prepararlos. Se han jugado tal como han venido”. Además, ha afirmado que también “hubiera preferido un grupo más competitivo porque los niños se acomodan”. Por todo ello, el entrenador del Ubrique UD benjamín ha señalado que, al final y a toro pasado, la competición liguera “no ha merecido la pena. Yo no hubiera comenzado la temporada porque a última hora esto ha sido un año perdido”. “No ha servido para nada porque no hemos entrenado como queríamos y no se ha hecho una competición buena que tuviera continuidad. Se han jugado 4 partidos salteados y nada más”, ha añadido. Para más inri, hasta el momento no ha recibido noticias desde la Federación Gaditana sobre el formato y la fecha de la fase de ascenso que le correspondería jugar como campeón de grupo, por lo que todavía no han dado por concluida la temporada y seguirán a la espera de los dictamine finalmente la Federación.

En otro orden de cosas, hoy hemos contactado con el ubriqueño José Antonio Nieto tras cumplir una semana desde que iniciara desde Irún el Reto Solidario 2.200 Km. Ayer jueves se encontraba en Santander en perfectas condiciones físicas después de haber recorrido casi 300 y “llevando las etapas como las teníamos planteadas, entre 40 y 45 km”. Aun así, Nieto ha reconocido que en los primeros días sí se había resentido físicamente un poco “porque no estaba habituado a la mochila y en la parte de los hombros y en la zona dorsal estuve resentido, pero a base de cremitas lo llevo bastante bien ahora mismo”.

Una de sus preocupaciones antes de empezar era la respuesta de sus pies a tiradas tan largas, pero en este sentido ha afirmado que “el mismo camino te va entrenando” y que “ojalá me duraran los pies tal como los tengo ahora mismo hasta Ubrique. Los cuido bastante por la mañana, por la tarde y por la noche”. En cuanto a los albergues y a pesar de que en el País Vasco la mayoría estaban cerrados, el marchador ubriqueño ha podido pernoctar sin problemas en todas las etapas, aunque en alguna ha tenido que cambiar el itinerario. Sobre el recorrido en sí, ha confesado que no le estaba gustando mucho porque “el 90% es alquitrán y acerado y hay muy pocos senderos”, aunque ha reconocido que “algunos paisajes que son de encanto”

Por otra parte, José Antonio Nieto ha contado que durante esta semana apenas se ha encontrado con más peregrinos en el Camino, a excepción de una pareja, que además colaboró económicamente con el reto solidario. También colaboró con un donativo el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con el que coincidió en la inauguración de un albergue público de peregrinos de Santullán, en Castro Urdiales, y quiso sumarse a esta causa solidaria.

El Ubrique UD despide la ‘atípica’ temporada con un empate ante el Balón de Cádiz

El Ubrique UD cerró la temporada con un empate a un gol ante el Balón de Cádiz en el último partido de la fase de ascenso a la División de Honor. Los dos equipos acudían a este choque sin nada en juego salvo el honor, ya que el filial gaditano tenía asegurado el pase a la final casi desde que arrancó esta segunda fase en la que los ubriqueños apenas tuvieron opciones. A pesar de todo, el equipo de Miguel Domínguez quiso cerrar el curso con una buena actuación ante una afición que pudo despedirse de su equipo in situ. Además, con este resultado y a pesar de acceder a esta liguilla como quinto, el Ubrique UD termina en segunda posición del subgrupo 1 de la fase de ascenso tras superar en coeficiente al resto de rivales. Los ubriqueños finalmente despiden con alivio una temporada que se les ha hecho muy larga en un año muy difícil para la celebración de competiciones deportivas.

La primera parte dejó un partido disputado por parte de los dos conjuntos, sin muchas ocasiones claras y con un Ubrique UD al que le faltó un poco de profundidad para poner contra las cuerdas a su rival. El filial cadista amenazó con un tiro al larguero en el minuto 15 y posteriormente Alberto se tuvo que emplear a fondo para repeler un balón a mano cambiada en un cabezazo dentro del área y para evitar que se colara en su portería un tiro fuerte por bajo tras una jugada al borde del área. El Ubrique UD tuvo una ocasión clara en el 20’ en las botas de Parra, que tras regatear dentro del área disparó al centro de la portería cadista. También la tuvo Peluca tras un centro de Fran, pero su tiro fue desviado por un defensa. Así se llegó al descanso, sin que el marcador se moviera, aunque pronto eso iba a cambiar.

Los visitantes salieron algo más enchufados de vestuarios y encerraron al cuadro serrano hasta que en el 55 Miguel del Alba adelantó al Balón de Cádiz con el 0 – 1. Los ubriqueños, lejos de venirse abajo, reaccionaron bastante bien a este contratiempo y se fueron arriba buscando el empate y poniendo en apuros a su rival. Juanda y Peluca dispusieron de ambos remates en jugadas de córner para haber empatado el partido e incluso Peluca gozó de una buena ocasión pero, al igual que Parra en la primera mitad, su disparo se fue al centro de la portería, poniéndoselo fácil al meta cadista. El Balón de Cádiz pudo sentenciar el choque con un lanza miento que se estrelló en el larguero, pero fue el Ubrique UD el que consiguió el empate en el minuto 75, cuando Paco se internó en el área hasta casi la línea de fondo para armar un disparo que se estrelló en un defensa y en la raya de gol fue remachado por un atentísimo Ángel Román. Lo siguió intentando el equipo de Miguel Domínguez para llevarse los tres puntos de aquí al final, destacando un disparo de Peluca, tras un buen pase atrás de Mario, que el portero cadista desbarató.

De esta manera y con este reparto de puntos el Ubrique UD puso el broche final a una convulsa temporada en la que, al menos, el equipo ha logrado mantener la categoría sin pasar apuros al final. Sobre el partido de ayer, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez ha reconocido que “sabíamos sus armas, pero la actitud nuestra fue encomiable. Hicimos un gran encuentro en el que pudimos sacar un empate. Igual que les competimos allí en su campo también lo volvimos a hacer aquí en Ubrique”.

Según su opinión, “en la primera parte tuvimos bastante tiempo la posesión, a lo mejor carecimos de profundidad, aunque hay que tener en cuenta que el equipo rival también juega y tampoco podíamos dejarle muchos espacios porque es peligroso”. La cosa cambió tras el descanso: “Salimos un poco dormidos, el parón nos vino mal. Ellos con los cambios, se notaba que estaban más frescos y en los primeros minutos lo estuvimos pasando mal. Hasta que llegó el 0 – 1. A raíz del gol dimos un cambio y fuimos a por la victoria. Nos pusimos con defensa de tres y dos delanteros y a intentar conseguir la victoria”. El técnico ubriqueño ha reconocido que con este cambio táctico, el equipo se arriesgó y le salió bien: “Nos la jugamos. Es normal que tengan ocasiones, pero supimos estar bastante bien cuando cambiamos de sistema. Les apretamos bastante arriba, robando balones en su campo y fue lo que nos dio la oportunidad de crear ocasiones”. “Para todo el que lo vio fue un partido bonito, entretenido, en el que se vio a dos equipos con estilos de juego diferentes”, ha añadido.

Miguel Domínguez ha mostrado también cierto alivio por el final de la temporada: “Era un año duro y se ha solventado de la mejor manera, manteniéndonos en la Primera Andaluza. Ahora, borrón y cuenta nueva. Ha sido un año en el que también hemos aprendido”. En esta línea, el entrenador del Ubrique UD ha señalado: “Ahora es tiempo de descansar, de desconectar. En un par de semanas o tres nos reuniremos y veremos los que vamos a seguir y los que no, hacer un proyecto con un equipo bastante competitivo e intentar dar un salto de calidad”. Desde su punto de vista, “este equipo con algunos retoques, mínimo puede competir con los equipos potentes. Hay que ver las carencias que tenemos e intentar subsanarlas”. Lo que tiene claro es que, de cara a la próxima temporada, “si la situación de los campos de fútbol es similar a este año en el sentido de que no puede entrar la gente o con poco aforo, es casi inviable porque los equipos no podremos sacar beneficios de ningún lado”.

Los equipos de fútbol base se enfrentan a un apretado calendario para cerrar la temporada

Los equipos ubriqueños de fútbol base tendrán que redoblar sus esfuerzos de final de temporada para afrontar el apretadísimo calendario que tienen pendiente tras más de mes y medio sin poder haber podido competir. De hecho, gran parte de ellos tendrán que disputar al menos dos partidos por semana en el próximo mes y medio para cumplir con los plazos que la Federación Gaditana de Fútbol ha impuesto para la finalización de las competiciones ligueras. Algo que no ha sentado muy bien a la mayoría de los entrenadores que no han podido entrenar a sus equipos durante todo el mes de abril debido a las restricciones sanitarias, por lo que llegan a esta recta final de la competición sin una preparación física adecuada. A ello hay que añadir el riesgo de lesiones y el esfuerzo extra que supondrá para padres y niños jugar entre semana, al estar metidos de lleno en el último trimestre del curso escolar.

De esta manera, los equipos afrontan esta última parte de la temporada sin poder desarrollar todo el trabajo que requiere la preparación de un equipo de cantera. A modo de ejemplo, el preparador del Ubrique UD infantil B, José Antonio Pacheco ‘Melli’, ha comentado que, en el partido ante Trasmallo del pasado lunes, el primero tras el parón del mes de abril, su equipo llegaba tras “mes y medio sin competir, sin entrenar”, mientras que su rival “viene rodado. Viene compitiendo y entrenando y lo más normal es que esa gente tenga esa chispita de más y mejor toque de balón”. En su opinión, su equipo “se ha estancado e incluso hemos dado un pasito atrás” porque ya “no tienen la dinámica de entrenamiento”. El entrenador ubriqueño ha afirmado que “lo de este año es un despropósito total” y que las cosas no se han hecho bien desde el inicio de la temporada: “Para empezar, nos dan de alta con ficha federativa con un inicio de temporada que no se sabía realmente cuándo iba a comenzar. […] Te vas dando cuenta que esto se va atrasando y tienes que ir parando porque no puedes tener una plantilla en modo competitivo cuando sabes que no vas a empezar a competir. Cuando comienzan, después paran, lo vuelven a reanudar otra vez y todo el trabajo que tenías hecho no vale para nada”.

Además, ahora el calendario le impone una carga importante de partidos casi seguidos, por lo que se ha quejado de que no tiene tiempo suficiente “para trabajar al grupo, ya puedo hacer solo recuperaciones”. Melli ha lamentado que “ya no puedes hacer entrenamientos para corregir los pequeños defectos que tienen ni coger a un niño y enseñarle cómo tiene que golpear o cómo posicionar el cuerpo”. En su opinión, los jóvenes jugadores “no están preparados para este esfuerzo. Son niños que están en la pubertad y todavía no están formados”. Por todo ello, Melli ha criticado duramente la gestión de la temporada por parte de la Federación Andaluza de Fútbol: “Nosotros somos un simple número de ficha en el que se paga un dinero por cada una y ellos necesitan terminar una temporada para cuadrar todo el dinero de esas fichas para no tenerlo que devolver. Lo que han hecho es pensar en ellos, en ellos y después en ellos”. Desde su punto de vista, “hubiera sido más lógico ponerla a una vuelta y cobrar la mitad de la ficha. Pero no, ellos quieren la tarta entera, no la mitad”.

En esta línea y a toro pasado, José Antonio Pacheco ha manifestado que haber jugado esta temporada “ni ha merecido ni va a merecer la pena. Creo que ha sido un error, no de la Federación, que puede hacer lo que le dé la gana, sino de los clubes que deberíamos haber dado un golpe encima de la mesa y haber dicho que por un año sin fútbol no pasa nada”. Para Melli, los protocolos de seguridad anticovid que la Federación Andaluza de Fútbol ha puesto en marcha para este curso “son de risa” y lo argumenta con la respuesta que le dio cuando se detectó un pequeño brote en su equipo: “La Federación me dijo que me buscara la vida por otro lado, que ellos por dos positivos no movían nada”. “El tema de covid ellos no lo controlan. A mí me han defraudado por completo”, ha denunciado. Por último, ha señalado que el único objetivo que se marca en los 14 partidos que todavía tiene pendiente su equipo es que “vayan recuperando el nivel de juego que empezaban a tener”.

El Ubrique UD consigue su primera victoria de la ‘estéril’ fase de ascenso

El Ubrique UD se alzó el domingo con su primera victoria en esta peculiar fase de ascenso de la Primera Andaluza tras superar por 3 – 2 al CD San Bernardo en un partido igualado que terminó desnivelando, una vez más, a 5 minutos del final con otro gol de Parra. Tras la última modificación de normas y criterios de esta fase de ascenso, ambos equipos llegaban a este encuentro sin apenas opciones de pelearle la primera plaza al Balón de Cádiz y, a pesar de ello, los dos buscaron y pelearon por la victoria, aunque sin esa presión de necesitar los puntos de manera imperiosa. Los ubriqueños dominaron durante la primera parte, en la que consiguieron frenar el juego combinativo y de toque de su rival a base de una presión alta arriba. Ya en la segunda, los sanroqueños se hicieron con el control del juego y generaron más ocasiones que su rival, al que le pesaron los últimos minutos por la falta de ritmo de competición.

El encuentro comenzó sin un dominador claro, con un Ubrique UD que le ponía ritmo al partido y presionaba a su rival para incomodarlo e impedir su salida de balón, intentando aprovechar los robos de balón para poner en aprietos al portero sanroqueño. A esto hay que sumar la tremenda efectividad de la que hizo gala el cuadro de Miguel Domínguez, que convirtió en gol las ocasiones de las que dispuso entre los tres palos, mientras que el CD San Bernardo se encontró con la figura de Alberto, que salvó a su equipo varias veces. En el minuto 21, Paco adelantó al Ubrique UD con un gol de falta directa en la que coló el balón por bajo,  raso y pegado al palo izquierdo del portero Tota. La respuesta del conjunto del Campo de Gibraltar llegó nueve minutos después con un gol de pena máxima por derribo de Mario a un rival que convirtió Piqui. Casi a continuación, Paco Volvió a marcar para poner el 2 – 1, al recuperar un balón en la zona de tres cuartos tras un despeje fallido de Tota, acercarse a la frontal del área y batir al meta visitante con un tiro fuerte y raso pegado al palo. Aun así, el CD San Bernardo tuvo un par de ocasiones para empatar el duelo antes del descanso. Primero, fue Pane el que desperdició otro penalti a favor que despejó Alberto en una buena intervención. Posteriormente, en el 45’, el portero ubriqueño también tuvo que desbaratar otra buena oportunidad de Pane, que peleó con Juanda por un balón al hueco que terminó despejando Alberto en su salida.

Tras el descanso, el guión del partido cambió, ya que el CD San Bernardo se hizo con el control de la situación y comenzó a generar más ocasiones ante un Ubrique UD que comenzó a notar el esfuerzo físico de la primera parte. En el 54’, Acevedo remató de cabeza sin oposición un centro desde la derecha que convirtió en el 2 – 2. A partir de ahí, lo intentaron Abel, Ledesma o Raúl, encontrándose siempre con una buena respuesta de Alberto para evitar que el gol sanroqueño subiera al marcador. Así fue la tónica de este segundo acto hasta que en el minuto 85 Paco controló un balón en el centro, abrió a la derecha a la internada de Peluca que sobre la línea de fondo sacó un centro al área visitante que Parra acertó a rematar con un buen cabezazo para poner el definitivo 3 – 2 y darle la victoria a su equipo sin tiempo a que el CD San Bernardo pudiera reaccionar.

Tras el partido, Alberto Ruiz comentó que en este partido “el equipo ha retomado sensaciones que veníamos teniendo al final de la primera fase. Se ha visto que el partido de Cádiz fue algo excepcional, que para nada merecimos ese resultado. Aquí hemos visto que ante el segundo del otro grupo hemos dado la cara y hemos sacado los tres puntos”. En su opinión “el equipo ha competido muy bien, aunque es verdad que al final nos hemos sentido un poco exhaustos”. El meta ubriqueño explicaba esto último destacando que en este partido el fútbol del Ubrique UD había sido “correr detrás del balón, tapar espacios, que jugaran por fuera y defender. Cuando corres todo el partido detrás del balón, sufres más. Ellos lo han tenido todo el tiempo y han llegado mejor a la segunda parte, pero no les ha bastado”. Del mismo modo reconoció que jugar sin nada en juego en la clasificación les había beneficiado en parte: “El equipo se ha soltado, se ha despejado, ha empezado a tener más confianza y a no tener miedo a fallar. Tenemos que aprender de estos partidos para darnos cuenta de que jugando tranquilos y con confianza somos mucho mejores de lo que somos engarrotados y con presión”.

Por su parte, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, considero “el resultado justo o incluso el empate, porque hay que destacar el partido que ha hecho el San Bernardo. En la segunda parte nos ha dominado por completo. Nosotros hemos tenido que hacer muchos movimientos, muchos jugadores que no estaban jugando en sus posiciones y se nos ha hecho largo porque no tenemos el ritmo de competición que tienen ellos”. Desde su punto de vista, “la primera parte que ha sido muy buena, con jugadas de mucha categoría”, mientras que “en la segunda parte se nos ha notado [la falta de] el ritmo de competición”. Del mismo modo, destacó la efectividad de su equipo y elogió la actuación de Alberto, “con paradas de una categoría superior a esta”, por lo que no dudó en afirmar que el meta del Ubrique UD “es el mejor portero de la categoría”. Domínguez también tuvo palabras para los cambios en el reglamento de esta fase de ascenso llevados a cabo la semana pasada por la Federación Gaditana, que llegó a calificar de “chapuza total”. “Te cambian las normas quedando tres jornadas. Ahora en el descenso te unen los dos grupos, pero para el ascenso se mantienen. Es una chapuza más de las que hacen”, añadió. En esta línea, reconoció que ya tienen ganas de que termine una temporada en al que nunca han podido coger el ritmo de competición con parones, suspensiones y jornadas de descanso, con un final en el que ya no se juegan nada.

Por último, el técnico del CD San Bernardo, Alexis de la Paz, confeso irse de Ubrique “con una sensación agridulce porque en la primera parte no hemos estado a la altura de lo que venimos haciendo. Hemos salido a un nivel de competición bajo”, aunque “en la segunda parte ya hemos tenido nuestra identidad de juego y hemos creado muchas ocasiones”. De la Paz también afirmó no entender el “cambio de criterio” en el reglamento a mitad de la fase de ascenso y lo consideró como “una gestión mal hecha”. Cabe destacar la paradoja de que, a pesar de terminar en la segunda posición de su grupo en la primera fase y de ganar el primer partido de la fase de ascenso, el conjunto sanroqueño acudía a este, su segundo partido, sin apenas opciones de pelear por la primera plaza.