Reparto de puntos en un calco del choque de la primera vuelta

Ubrique UD B arrancó la segunda vuelta del campeonato liguero de 3ª Andaluza con un empate en casa ante el Rivera CD en un partido calcado al de la primera vuelta, en el que los paterneros supieron imponer su juego de lucha y de brega, sobre todo cuando tuvieron el marcador a favor, con la idea de que se jugara lo menos posible para incomodar a unos ubriqueños que casi al final del partido obtuvieron el premio a su insistencia con el gol de Miguel Rubiales que supuso el definitivo 1 – 1.

En líneas generales el partido dejó poco fútbol. El Rivera CD no dejó jugar a su rival, con muchas interrupciones, juego muy trabado, por momentos duro, y con un árbitro excesivamente permisivo. Aun así, el Ubrique UD gozó de dos buenas ocasiones en la primera mitad que no llegó a materializar, mientras que el equipo visitante tan solo lo intentó con un tiro lejano que Pedro Pazo detuvo sin problemas. Ya en la segunda parte el partido siguió la misma tónica hasta que en el minuto 55 el colegiado señaló penalti por una falta clara dentro del área ubriqueña. Cristóbal Peña fue el encargado de lanzar una pena máxima que Pedro Pazo detuvo en primera instancia, aunque el colegiado obligó a repetir el lanzamiento por considerar que el meta ubriqueño se había adelantado. De segundas, el jugador paternero ya no falló y puso a su equipo por delante. Con el marcador a favor, el Rivera CD se encerró atrás para defender el resultado ante un Ubrique UD B, que tenía dificultades para desplegar su juego, lo que no le permitía crear muchas ocasiones. No obstante, gozó de alguna oportunidad clara que no llegó a definir y no fue hasta las postrimerías del partido cuando por fin consiguió el gol del empate gracias a un zurdazo de Miguel Rubiales desde el borde del área que coló en la portería visitante. Ya no hubo tiempo para más y paterneros y ubriqueños terminaron repartiéndose los puntos.

Sobre este partido hemos hablado hoy con Pedro Barragán, que ha reconocido que el resultado no les deja satisfechos, aunque sí con la sensación de “ganar un punto en vez de perder dos”, teniendo en cuenta que el empate “fue al final, llevábamos todo el partido atacando y no llegaba el gol” cuando los visitantes “estaban bastante concentrados, jugando a lo que querían y estaban a gusto”. No obstante, el delantero ubriqueño ha recalcado que quizás esperaban algo más de este primer partido del año porque “veníamos de una racha de buenos partidos, buen juego y de puntuar, que era lo importante y vino el Rivera CD aquí con un partido parecido a lo que nos impuso allí, un partido duro, correoso y de gente veterana”. “Intentamos imponer nuestro juego, tuvimos algunas ocasiones bastante claras, pero en el momento en el que se pusieron por delante ya jugaron a su juego y caímos en la tentación de ellos”, ha añadido. En su opinión, “pecamos de inocentes y entramos un poco al trapo. Tenemos que hacer autocrítica respecto a esto porque a veces tenemos que saber callarnos, jugar nuestro juego e intentar sacar el partido adelante”. Del mismo modo se ha referido a la llegada del parón navideño cuando el equipo estaba en su mejor momento: “Estos parones nos vienen muy mal porque somos un equipo que físicamente estamos bien, que podemos aguantar muchos partidos seguidos. Cuando llevas una buena racha en la que el equipo coge confianza, tiene la cabeza arriba y va a ganar los partidos, te llega un parón de estos y ya le cuesta arrancar”. A pesar de todo ha asegurado que “va a cambiar rápido”, ya que “confío mucho en todo el equipo y creo que vamos a sacar puntos esta 2ª vuelta, vamos a estar arriba y vamos a estar peleando por el playoff”. “Esta segunda vuelta vamos a perder pocos partidos. Lo fuerte de nosotros va a ser la segunda vuelta”, ha afirmado.

El Ubrique UD estrena 2022 con otra derrota

El Ubrique UD sumó una nueva derrota en el primer partido liguero de 2022 y cayó ante un rival directo como el Recreativo Portuense por 3 – 0 en un choque que calcó el guión de muchos partidos de esta temporada, en los que el cuadro serrano ha dominado el juego, pero en los que la falta de acierto de cara al gol y los errores puntuales en la faceta defensiva le ha terminado costando puntos.

En esta ocasión, el Ubrique UD completó en líneas generales una buena primera parte, en la que controló el juego y llevó la iniciativa, aunque eso no le bastó para crear ocasiones de gol debido a que tuvo muy poca profundidad y apenas llegó a inquietar al meta rival. Por su parte, el Recreativo Portuense tampoco se prodigó por el área ubriqueña, aunque en su única aproximación sacó petróleo, al transformar una pena máxima en el minuto 44 que le permitió irse al descanso con ventaja. Tras el descanso el conjunto de Miguel Domínguez salió con el mismo plan, pero con mucha más llegada y empezando a crear peligro. Sin embargo, cuando mejor estaba, encajó el 2 – 0 en el minuto 60 en un desajuste defensivo en un saque de banda a favor. Para más inri, pocos minutos después el colegiado Rodríguez Serván expulsó de forma rigurosa a Montero, dejando a los visitantes con un hombre menos a falta de una media hora. Ante este panorama, los ubriqueños pusieron defensa de tres y se volcaron en ataque buscando acortar distancia, algo que estuvo a punto de ocurrir en el 75’, cuando Lolo mandó un balón al palo tras una buena jugada de Adriano. Fue la última amenaza seria para los locales, que a la contra sentenciaron el partido en el minuto 80 con el 3 – 0 definitivo.

El entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha comentado hoy que, en su opinión, el partido tuvo dos fases, “una primera parte en la que dominamos hasta el minuto 44 pero sin tener demasiada profundidad y ocasiones de gol, aunque sí estábamos controlando el partido totalmente y tampoco recibimos ninguna llegada” y “una segunda parte en la que nos echamos un poco hacia arriba, tuvimos más presencia arriba, tuvimos más llegada y en un saque de banda a favor, en un desajuste defensivo nos viene el 2 – 0”. Además, ha considerado como “jugada clave” aquella en la que Lolo estrelló el balón en el poste, ya que “llevábamos 10 minutos jugando con un jugador menos y nos hubiera espoleado”. Domínguez ha criticado que “el colegiado no tuvo nada que ver en el resultado final, pero ya es la tercera o cuarta vez que nos topamos con él y siempre salimos perjudicados”.

Sobre la situación de su equipo, último clasificado y con remotas opciones matemáticas de librarse de la fase de descenso, el técnico ubriqueño ha afirmado que “lo que está claro es que vamos a jugar en la parte de abajo. Lo veníamos diciendo desde semanas atrás. Hay que ser realistas y es lo que nos ha tocado. Y para eso hay que remar todos juntos. Cuando las cosas van bien es todo muy bonito y todo el mundo está montado en el barco. Ahora es cuando hay que ver quién se quiere subir en el barco de verdad y quién es el que de verdad te apoya y quiere que esto siga hacia delante”. “Sabemos que estamos capacitados para hacerlo, sabemos todos los problemas que tenemos, pero estamos juntos que es lo importante”, ha añadido. Para Miguel Domínguez, a pesar de todo, todavía quedan tres partidos de la primera fase y 10 partidos de la segunda, por lo que la situación no es trágica. Su primera ocasión para enmendar la situación la tendrá este próximo domingo, cuando recibe en casa al líder del grupo, el Balón de Cádiz. Miguel Domínguez ha recordado que “ya allí en Cádiz estuvimos a punto de darle una sorpresa y creo que nos trajimos un resultado bastante injusto”, por lo que ha aclarado que “porque nos lleven 27 puntos de diferencia tengan los 3 puntos ya ganados. Si los quieren van a tener que correr y sudar en Ubrique”.

Una goleada para cerrar la primera vuelta

El Ubrique UD B firmó el pasado sábado su quinta victoria de la temporada tras superar al Juventud de Prado del Rey por 6 – 1 en el último partido de la primera vuelta, lo que le permite acabar el año en la 6ª posición de la tabla clasificatoria, a dos puntos de los puestos de ascenso. El equipo de Mario Casillas realizó un partido muy completo, dominando de principio a fin y logrando por fin una victoria cómoda que reflejara lo que el equipo ha demostrado sobre el terreno de juego en las últimas jornadas.

Los ubriqueños salieron muy enchufados desde el inicio, gozando de dos buenas ocasiones en los primeros tres minutos. Fue un aviso de lo que quedaba por llegar, ya que en el 15’ Pedro Barragán inauguró un marcador que ampliaría Francis antes del descanso para poner el 2 – 0. Los pobladores inquietaron poco a Pedro Pazo durante este primer acto del encuentro. Tras el paso por vestuarios, el choque siguió el mismo guión, con un Ubrique UD B jugando con la tranquilidad de saberse superior y de dominar el marcador. Así, gustándose, fueron cayendo los goles de Pedro Barragán (57’), José Manuel Benítez (63’) y Carlos Benítez (70’) para poner el 5 – 0. Ezequiel López acortó distancia para los pradenses en el 78’ y Francisco Javier Gago cerró el marcador con el definitivo 6 – 1 en el minuto 80.

El ubriqueño Francis nos ha contado hoy que “nos hacía falta cerrar el año así, con muy buenas sensaciones como venimos demostrando en estos últimos partidos”. El centrocampista ha resaltado que el equipo salió “muy bien en todas las líneas, la defensa bastante contundente con Gago, Joselito y los laterales y dominando en todo momento. La presión también es algo que los tenía a ellos asfixiados”. En su opinión, “no hubo en ningún momento peligro. Desde el primer momento empezamos bien en la presión, avisando bien pronto de lo que íbamos a demostrar”. En este sentido, Francis ha reconocido que ha sido “una vuelta bastante ilusionante. Al final en esta vuelta los primeros partidos se nos han ido con los equipos de la zona baja de la tabla y hemos ganado con los de la zona alta”. En este sentido ha señalado: “Creo que en esta segunda vuelta van a cambiar las tornas. Estamos más rodados y creo que puntos que hemos perdido no deberíamos perderlos tal y como viene el equipo en línea ascendente”. Lo cierto es que el Ubrique UD B ha demostrado en los últimos partidos una contundencia que le ha faltado en las primeras jornadas, en las que generaba multitud de ocasiones que no se traducían en goles. “El problema sería que no tuviéramos ocasiones, pero es que en todos los partidos tenemos perfectamente siete ocasiones de gol bastante claras”, ha explicado el componente del cuadro serrano. Así, “en estos últimos partidos están saliendo las cosas”, por lo que ha confesado que el parón de Navidad llega sin duda en el mejor momento de la temporada: “No queremos parar. Tenemos muchas ganas de que llegue el partido del 9 de enero. No queremos parar porque estamos disfrutando mucho”. Por delante le queda al equipo toda una “segunda vuelta ilusionante. Creo que el equipo va en línea ascendente y creo que en la segunda vuelta vamos a estar peleando por estar ahí”.

El Ubrique UD cae otra vez en casa y termina el año como colista

El Ubrique UD no pudo terminar este 2021 dándole una pequeña alegría a sus aficionados en forma de una victoria que le permitiera abandonar la última posición del grupo A de la Primera Andaluza gaditana y terminó sumando su cuarta derrota en casa ante el Jédula CD por 1 – 2. A falta de cuatro jornadas para que finalice la primera fase, el Ubrique UD es el colista del grupo A y, aunque hay que reconocer que está a tan solo 4 puntos de la quinta plaza, las sensaciones no son nada buenas para un equipo que ha encajado 26 goles en 14 partidos y solo ha logrado 17.

El Ubrique UD llegaba a este choque tras caer en casa la semana pasada ante un rival directo como CD San Bernardo y con la intención de revertir la situación antes del parón navideña. En palabras de su capitán Carlos Gil, “después de unos resultados negativos queríamos terminar con buenas sensaciones para irnos a las vacaciones y coger fuerzas para afrontar lo que resta de temporada, pero no pudo ser”. En líneas generales el encuentro fue bastante igualado, si bien los jedulenses salieron un poco más enchufados en los primeros compases del duelo, creando alguna que otra ocasión. Con el paso de los minutos, el Ubrique UD fue asentándose un poco más y llegó a gozar hasta de cuatro ocasiones claras. Peluca se encontró con el portero rival y Álvaro con el larguero en el remate de un córner. Tampoco estuvo acertado Montero en su mano a mano ante el meta rival ni Leandro pudo superarlo con su lanzamiento.

Tras el descanso el partido siguió por los mismos derroteros hasta que, en el minuto 60, Jorge Jiménez adelantó a su equipo con un golazo desde prácticamente el centro del campo. Tras este mazazo el equipo local vivió unos minutos de desazón que volvió a aprovechar el Jédula para, por medio de David José Hernández, poner el 0 – 2. A partir de ahí el Ubrique UD se fue a por todas, adelantó sus líneas y buscó acortar distancias, cosa que hizo Paco en el 75’ con el 1 – 2. El gol espoleó a los ubriqueños que buscaron el empate por mediación de Adriano, Pablo o Paco, pero el marcador ya no se movió. Carlos Gil ha señalado hoy que sabían que el partido “se iba a decantar para quien metiera primero o cometiera menos fallos. […] Tuvimos la mala suerte de que nos metieron un golazo desde el centro del campo y ya a partir de ahí, el equipo no supo reaccionar, se vino un poquito abajo y a los cinco minutos nos metieron el segundo en otra jugada de mala suerte”. En su opinión, “esa fue la clave del partido, el que metiera primero. Metieron ellos, intentamos reaccionar. Echamos el equipo para arriba, metimos el 1 – 2, pero no pudo ser”.

El central ubriqueño ha afirmado que esta temporada “la fortuna no nos está sonriendo” y que “ahora nos está viniendo todo en contra y cuando te ocurre esto tienes que seguir mirando para adelante y seguir luchando”. Desde su punto de vista, “no está todo perdido, se puede mejorar y vamos a luchar por el objetivo de la salvación. Tenemos que levantarnos e intentar salir de esta situación”. La competición liguera descansará hasta el próximo 9 de enero, pero antes, el día 4, el Ubrique UD afrontará el partido de vuelta de las semifinales de la Copa Provincial de Primera Andaluza frente a la Roteña, con la desventaja del 2 – 0 del partido de ida.

El Ubrique UD B sufre su primera derrota en casa cuando menos lo merece

El Ubrique UD senior B sufrió su primera derrota en casa desde su creación en el partido en el que quizás menos lo haya merecido, ante un Rácing Portuense que sacó petróleo de su visita a Ubrique y terminó llevándose los tres puntos tras superar al equipo local por 1 – 2. Los de Mario Casillas dominaron el partido de principio a fin y pusieron las ocasiones, aunque la falta de acierto les terminó condenando cuando más de cara tuvieron el choque.

Porque la cosa no empezó bien para los locales, ya que en el minuto 4 Valenzuela puso a su equipo por delante arrancando de una posición dudosa que el línea no consideró como tal, dándole validez al tanto. Esta eventualidad no modificó los planes del Ubrique UD B, que salió con la idea de hacerse dueño de la situación y de apabullar a su rival con la velocidad y fuerza de los jugadores de banda. Así, tan solo un minuto después del 0 – 1, Pablo Arenas se internó por la izquierda, sacó un centro al segundo palo donde Isaac remató de cabeza, encontrándose con el acertado despeje del meta portuense. También la tendría el Ubrique UD B en el minuto 28, en una jugada donde intervinieron Pablo Arenas y Kisko Trujillo al que le faltó muy poco para llegar al remate. Poco antes del descanso, de nuevo Valenzuela se plantó ante Adri, pero definió fatal.

Tras el descanso el Ubrique UD B salió muy enchufado y a los dos minutos logró empatar con un centro desde la izquierda de Josué que se envenenó y tras pegar en la escuadra se coló en la portería para poner el 1 – 1. Con un Ubrique UD enrome en estos minutos, todo parecía presagiar la remontada, sobre todo cuando el colegiado pitó penalti por una caída de Pablo Arenas en el área portuense cuando corría el minuto 53. Miguel Rubiales asumió la responsabilidad de lanzar el penalti, pero el meta portuense averiguó sus intenciones y logró atajar el lanzamiento. A pesar de todo, el Ubrique UD lo siguió intentando y se hizo con el control del juego, sobre todo, tras la expulsión de un jugador del Rácing Portuense. De esta manera se sucedieron las ocasiones, pero no terminaba de rematar la faena. Quien sí lo hizo fue el equipo visitante, que ya había avisado en el minuto 71 con un libre directo que terminó sacando de la escuadra Pedro Pazo. Sin embargo, un minuto después, Alejandro Martínez aprovechó un robo de balón en una contra para poner el 1 – 2. Los ubriqueños veían como se les iba un partido cuando lo llegaron a tener todo de cara, aunque siguieron buscando la portería y a punto estuvieron de empatar cuando en el minuto 87 y tras una magnífica asistencia de Fran, Pablo Arenas se plantó solo ante el portero portuense, al que superó con un sutil toque, pero que terminó repeliendo el poste.

Tras el partido, Mario Casillas se mostró algo triste con un resultado que consideró injusto por lo que se había visto en el terreno de juego. En este sentido habló de “una buena primera parte, con ocasiones y el balón que no entra. En la segunda parte ha salido el equipo enchufadísimo, nos hemos puesto 1 – 1, tenemos el penalti y lo fallamos y ya te queda el mal sabor de boca. Después el palo que hemos dado y el gol que nos meten en una jugada aislada”. En su opinión, el penalti errado fue “la clave. El equipo se ha venido un poquito abajo y la verdad es que es una pena de la manera en que se ha perdido”. Casillas explicó que “tenemos 2 o  3 jugadas puntuales en todos los partidos que hacen que lo perdamos”, aunque reconoció que “cada día veo al equipo más completo, más trabajado, con más ganas de balón y hoy creo que han estado súper enchufados. Es curioso que es el primer partido que perdemos en casa desde que se creó el este equipo y creo que hoy no nos lo merecíamos”. En este sentido, explicó que “de 10 ocasiones no se puede meter una. Hay que trabajar un poco más el mirar de cara a puerta”.

El análisis del componente del Ubrique UD B Juan Flores fue por el mismo camino: “Hemos propuesto un juego bonito, pero nos queda el sabor agridulce de que hemos jugado bien y el resultado no nos ha acompañado, como en la jornada anterior”. El defensa señaló que “ellos han tenido mucha suerte. En la segunda parte solo han llegado una vez, en la jugada del gol. Nosotros hemos ido a atacar explotando las bandas, pero no hemos tenido suerte”. Para Flores, “lo importante es que tenemos buenas sensaciones en el equipo y estamos unidos”.

Por su parte, el entrenador del Rácing Portuense, Kiko Segura, reconoció que el resultado “merecidamente hubiera sido un empate porque ellos han estado mejor que nosotros, que además veníamos con muchas bajas. Me ha impresionado el Ubrique UD en el aspecto físico y en todo”. Segura afirmó que “a través de la expulsión ellos han dominado más. Les hemos situado dos líneas de cuatro, han tenido sus ocasiones, pero al final nosotros nos hemos llevado los tres puntos”. El técnico portuense resaltó la importancia de la victoria lograda en Ubrique para un equipo que en las dos últimas jornadas había sumado dos derrotas, siendo “un grupo que llevaba año y medio sin perder, en dos años en juveniles ascendiendo a dos categorías distintas”. Sobre su buena posición en la tabla clasificatoria tras la disputa de las primeras ocho jornadas, Kiko Segura le restó importancia y aseguro que su trabajo “desde hace dos años es ir sacando futbolistas para el senior A. No vamos a mirar la clasificación porque no tenemos esa presión y lo que estamos intentando es hacer a los futbolistas a estas categorías”.