El Deportivo Ubriqueño infantil A se consolida en los puestos altos de la clasificación

El Deportivo Ubriqueño infantil A sumó el pasado sábado su octava victoria liguera tras imponerse a domicilio al Atlético San José por 0 – 2 en un partido que tras una primera parte igualada y sin goles, se resolvió al comienzo de la segunda con dos goles casi consecutivos. De esta manera, el conjunto que dirige esta temporada Antonio Luis Mesa se mantiene en la tercera posición de la clasificación formando parte del selecto grupo de equipos que comandan el grupo 1 de la 3ª Andaluza.

En apenas una temporada, el Deportivo Ubriqueño infantil ha pasado de prácticamente no ganar ningún partido durante la temporada, a ser uno de los equipos punteros de la categoría, siendo además uno de los conjuntos más realizadores del grupo. “No entiendo como el año pasado no hacían una parte de lo que hacen este año”, ha comentado un Antonio Luis Mesa que se ha mostrado muy contento con la trayectoria del equipo hasta el momento, aunque ha reconocido que ha tenido que “cambiar la mentalidad de ellos, al principio me costó mucho trabajo porque ellos estaban acostumbrados a perder siempre”. En este sentido ha señalado que “intento transmitirles que hay que pensar en la victoria siempre. Aquí venimos a disfrutar, a pasarlo bien, a que aprendan y se eduquen deportivamente, pero estamos compitiendo y siempre con el respeto al rival”.

En lo deportivo, Mesa ha explicado que una de las ideas básicas que ha querido transmitir desde el principio es la importancia de la solidez defensiva: “Si queremos hacer algo en la liga, el objetivo es que no nos metan goles. Mientras menos goles te metan, más posibilidades tienes de ganar más partidos”. A partir de ahí, el entrenador ubriqueño ha reconocido que tiene un buen centro del campo y “muy buenos delanteros arriba que con cuatro balones que tengan te hacemos tres goles, es la virtud que tenemos este año”. En líneas generales ha asegurado estar “muy contento con los chavales, son unos niños que se dejan ayudar y que les enseñen, que se dejan aconsejar y que no te replican”. En su opinión, “tenemos un equipo muy compensado, pero muy a lo justo porque estamos cogidos con pinzas”.

Antonio Luis Mesa ha contado que esta temporada “empezamos regular la primera vuelta, enderezamos a los pocos partidos y ahora vamos bien”. En esta línea ha explicado que “en los primeros partidos se notó la falta de competición, de ver el posicionamiento de cada jugador en el campo porque ni yo lo sabía exactamente bien, me guiaba por lo que ellos me decían”. Así, tras perder los dos primeros partidos, el Deportivo Ubriqueño infantil comenzó a sumar de tres en tres hasta situarse en las primeras plazas de la clasificación. Desde el punto de vista del entrenador del conjunto ubriqueño, este grupo 1 de la 3ª Andaluza es “una categoría en la que estamos muy parejos. Hay un par de equipos que están un poquito más flojos porque son nuevos de primer año, pero en la parte de arriba variamos en muy pocos puntos. Quitando al Puerto Serrano que se ha ido a 7 puntos del segundo, los demás estamos todos muy parejos”.

El Deportivo Ubriqueño tendrá un equipo en la Liga Andaluza Inclusiva

El Deportivo Ubriqueño afronta esta nueva temporada con 6 equipos en competición, entre los que destaca el nuevo conjunto que está formando para participar en la Liga Andaluza Inclusiva, una competición que pondrá en marcha por primera vez en la provincia de Cádiz la Federación Andaluza de Fútbol (RFAF). Además de este nuevo equipo, el Deportivo Ubriqueño contará este curso con un conjunto juvenil, otro cadete, dos infantiles y uno alevín.

La liga inclusiva será una competición pionera en España diseñada para futbolistas con diversidad funcional de toda la geografía andaluza. Esta liga se desarrollará en las provincias de Cádiz y Granada con un enfoque adaptado tanto para el tipo de equipos y jugadores como para el formato de las jornadas, siempre en consonancia con las necesidades y características de estos equipos federados que se crearán al efecto. Los equipos serán mixtos y con jugadores con una edad comprendida entre los 14 y los 55 años. En principio, se estima que en la liga gaditana pueda participar en torno a una decena de equipos y que la competición eche a andar a finales del mes de octubre.

El presidente y también entrenador del equipo inclusivo del Deportivo Ubriqueño, José Antonio García, ha reconocido hoy que “llevaba tiempo intentando hacer algo con estos chavales. Cuando empezamos el proyecto del club ya tuvimos unos primeros contactos, pero no había liga en Andalucía. […] En la última asamblea de la Federación Andaluza de Fútbol el presidente habló de que había un proyecto de liga inclusiva, estuve hablando con él y me ilusionó y en cuanto llegué a Ubrique inscribí al equipo del tirón”. García, que se ha mostrado muy ilusionado con este proyecto, nos ha acompañado hoy en los estudios de Radio Ubrique junto a cuatro de sus jugadores, Santi Sánchez, Francisco Román, Grecel Pan y Juan Carlos Alconchel. El entrenador ubriqueño ha destacado que “todavía nos falta rellenar algunos componentes porque la gente es un poco reacia, pero la verdad es que es un proyecto ilusionante donde, aparte de hacer deporte, se vive de otra manera”. En este sentido nos ha contado que en la actualidad cuentan con 7 jugadores y que sería necesario al menos poder contar con diez para afrontar la competición con garantías. De ahí que todavía se encuentren inmerso en una campaña de captación de jugadores.

Para el entrenador ubriqueño, “son chavales muy educados, te hacen caso, son disciplinados, intentan divertirse, que al fin y al cabo el fútbol es para eso”. Del mismo modo ha valorado “la manera en que se apoyan entre unos y otros, como se corrigen, como se hablan, el respeto que tienen hacia todo el mundo, como cuidan el material. Eso lo vemos en muy pocos equipos”. A todo esto, Juan Carlos Alconchel ha querido dejar claro que “da igual ganar o perder, lo importante es la ilusión que tenga uno, lo importante es participar, si pierdes o ganas es lo mismo”, mientras que Francisco Román ha añadido que “también divertirse y pasarlo bien”. José Antonio García ha afirmado que “normalmente cuesta mucho trabajo inculcarles valores a los niños porque la competición se lleva de otra manera, pero ellos ya vienen de serie así y te dan un ejemplo de cómo tienes que, quizás vivir, la vida”. En su opinión se trata de un proyecto en el que “aparte de hacer deporte, se divierten porque intentamos hacerlo lo más ameno posible”. De igual manera, el presidente del Deportivo Ubriqueño ha informado de que el equipo ha recibido el apoyo y la ayuda de personas particulares: “Todavía hay gente buena en Ubrique, gente que ayuda a nivel particular. Hay gente que le han comprado las medias, las botas, etc.”.

En otro orden de cosas, José Antonio García nos ha hablado sobre el resto de equipos con los que cuenta el club esta temporada, destacando también el buen inicio de liga del equipo cadete que dirige José Luis Fabero. De esta manera, este próximo fin de semana entrarán en acción los equipos que todavía no lo habían hecho, como es el juvenil, que entrena el mismo García, o el infantil B, que estará a cargo de Javier Bautista. Los otros dos equipos que ya han debutado son el infantil A, a las órdenes de Antonio Mesa, y el alevín de Pepe Rodríguez Soto. El presidente del Deportivo Ubriqueño ha insistido en que “somos un club que vamos acogiendo a todo el que llega. Si hay para hacer equipo, se hace y si no hay, pues no se hace” y ha recordado que “empezamos con un equipo que eran nuestros hijos y se fue incorporando gente, con lo que se fueron creando equipos. No intentamos acaparar ni atraer, sino que el que venga, que venga porque quiere y porque le gusta nuestra forma de ser”.

Nuevo subcampeonato para el equipo de Pepe Rodríguez Soto

El Deportivo Ubriqueño alevín B ha terminado esta temporada logrando el subcampeonato del grupo 8 de la 4ª Andaluza tras completar una liga en la que la plantilla ha vuelto a exhibir un gran fútbol y un alto nivel competitivo, hasta el punto de haber ganado 21 de los 24 partidos disputados, algo que, sin embargo, no le ha bastado para llevarse el título liguero. Y es que el nivel de exigencia ha vuelto a ser altísimo en ese mano a mano que ha vuelto a protagonizar con el Xerez Deportivo FC, a la postre campeón de liga con tres puntos de ventaja sobre los ubriqueños.

El entrenador del Deportivo Ubriqueño alevín B, Pepe Rodríguez Soto, se ha mostrado satisfecho con la temporada de su equipo, aunque ha lamentado que debido a la covid no ha gozado de la continuidad que le hubiera gustado, ya que “tuvimos que aplazar muchos partidos, bien por los niños que tenían covid o por sus familiares”. Soto ha reconocido que tanto su equipo como el Xerez Deportivo FC han estado muy por encima del resto y que finalmente la liga se ha terminado decidiendo en los duelos directos, en los que se han podido ver “grandes partidos, muy interesantes y muy bien jugado por ambas partes, con alternancias en ambos partidos”. En este sentido ha reconocido que en años anteriores ya han mantenido esta rivalidad con el equipo jerezano, con la diferencia que “ellos son niños escogidos y yo mantengo casi siempre el mismo equipito. Con 10 niños hemos hecho lo que hemos hecho”.

Buena culpa de ello lo tiene el buen trato de balón de sus pupilos, que han vuelto a desplegar un juego que se ha ganado el reconocimiento de entrenadores y padres rivales. “Siempre hemos jugado de la misma forma porque yo no entiendo el fútbol de otra manera, parando el balón y quererlo jugar. Yo no quiero que mis niños peguen voleones”, ha explicado. En este sentido, Pepe Rodríguez Soto ha señalado que con el paso de los años sus jugadores “van mejorando, se van dando cuenta y yo me encuentro con que quieren más, hacer más cosas […]. Hacen cosas que antes no hacían, tener más el balón, saber cuándo se la tienen que echar al compañero. Eso va con el tiempo”. Para el entrenador ubriqueño, lo bueno de sus jugadores es que “siguen teniendo hambre, que quieren hacerlo mejor y superarse”. No obstante, también ha dejado claro que todo esto es fruto del trabajo y que el suyo “es un equipo en el que tiene que trabajar todo el mundo”. “Se tienen que corregir, que no se crean que esto está hecho, aunque ellos lo saben de sobra. Saben que conmigo entrenando hay que darlo todo y jugando lo mismo. Al futbolista lo que le tienes que pedir es que corra, después le pueden salir las cosas bien o malamente, pero que por lo menos corran”, ha añadido.

Soto ha reconocido que esta temporada han tenido una plantilla muy corta y que la suerte ha estado de su parte porque ningún jugador se ha lesionado. Eso sí, ha manifestado que para encarar una temporada “por lo menos 12 o 13 niños son necesarios”. Sobre la salida en bloque del cuerpo técnico y gran parte de la plantilla de la disciplina del Ubrique UD para incorporarse al Deportivo Ubriqueño en lo que ha sido esta última temporada, ha explicado: “Nos dieron tanto a Villa como a mí 17 futbolistas y yo les dije que eso eran muchos futbolistas y que había que dejar a niños sin jugar e iba a ser un problema con los padres. Mi proposición fue que hicieran tres equipos con 12 futbolistas y ellos dijeron que no podía ser. Los padres dijeron que no seguían ahí y a mí la directiva me echó. Entonces los padres apostaron por mí”. En este sentido ha señalado que en su primer año como equipo del Deportivo Ubriqueño “no hemos tenido problema ninguno porque nosotros nos dedicamos a entrenar, a jugar y a nada más”. Por último, Pepe Rodríguez Soto ha querido dar las gracias “tanto al presidente y compañero, como a padres y madres por su implicación, incluyendo a mi delegado Javier Bautista y a mi segundo, mi amigo Paco Caro”.

En otro orden de cosas, en la tarde de hoy también hemos repasado la andadura del Ubrique UD benjamín en una temporada en la que ha finalizado en la 6ª posición de la clasificación del grupo 8 de la 3ª Andaluza con un balance de 11 victorias, 1 empate y 12 victorias. El equipo entrenado por Antonio Barragán tuvo un inicio de liga irregular, en el que le costó tiempo conseguir su primera victoria. No fue hasta la novena jornada y a partir de ahí la racha se invirtió hasta el punto de lograr 9 victorias en las siguientes diez jornadas, de manera que el equipo ha ido de menos a más y quizás ha cerrado la liga en su mejor momento de la temporada. Por eso, Antonio Barragán ha calificado la temporada como “muy positiva”, a pesar de que al equipo le costó coger el ritmo de competición al ser, en su mayoría, una plantilla con escasa experiencia en el fútbol federado.

El Ubrique UD benjamín ha contado en esta temporada con una plantilla de 20 jugadores, que según su entrenador “no ha estado muy compensada, el escalón se ha notado”. “Entre medio de los que han jugado casi todos los partidos y los que han jugado menos, me ha faltado alguien que nivelara el equipo. Yo estoy muy contento con todos los niños, los que han jugado menos que no habían competido nunca han avanzado muchísimo”, ha añadido. En esta línea, ha señalado que “los niños que han entrado nuevos y van a subir a alevines ya van rodados y los que se quedan ya tienen este año de experiencia”. Por ello, el entrenador del Ubrique UD benjamín ha lamentado que la liga haya terminado “cuando ya el equipo ha cogido la racha, se ha acomodado a la categoría y tienen más confianza”.

En lo referente al grupo 8 en el que ha militado esta temporada, Antonio Barragán ha comentado que “salvo 4 o 5 equipos, los demás han sido de nuestro nivel” y que, en su opinión, “estamos en el sitio donde nos hemos merecido estar. Los equipos que han quedado más arriba los he visto más fuertes que nosotros”. Barragán se ha mostrado satisfecho en líneas generales con el juego de su equipo hasta el punto de afirmar que “como entrenador he salido contento de muchos de los partidos que hemos perdido”. El míster del Ubrique UD benjamín ha asegurado que “llevo muchos años entrenando y no recuerdo un año que haya disfrutado tanto con los niños como este año. Han tenido un comportamiento sensacional, tanto los niños como los padres”. Del mismo modo, ha querido destacar “el avance que han pegado todos. Hay un par de niños que no sabían darle a la pelota, le daban al aire. Ahora ya le dan a la pelota, la paran y hacen cositas”.

 

Un intenso año de aprendizaje para el Deportivo Ubriqueño alevín A

Con una derrota por 3 – 5 ante el Bornense, el Deportivo Ubriqueño alevín A puso el cierre a su primera temporada en la competición provincial en la que el equipo ha finalizado en la 14ª posición del grupo 8 de la 3ª Andaluza, con 4 victorias y 24 derrotas. Sin duda ha sido una temporada de aprendizaje para un grupo de niños que, en su mayoría, desconocía lo que era competir a nivel federado y que ha terminado experimentando una gran progresión a lo largo de todo el curso. “Me he encontrado jugadores que no sabían competir y jugadores que con 11 o 12 años técnicamente estaban muy limitados”, ha explicado el entrenador del Deportivo Ubriqueño, José Manuel Garrón que ha incidido en que “no solo tienes que trabajar la faceta técnico táctica, sino también la psicológica con ellos y montar un equipo que no es un equipo, que no ha competido y que no tiene ese afán, ese gen. Para ellos es disfrutar con los amigos un rato, echar un partidillo como lo hacen en el colegio. Intentar llevarlo a la competición es un salto muy grande en todos los aspectos”.

El Deportivo Ubriqueño alevín A ha contado esta temporada con una plantilla de 13 jugadores, que en su mayoría provenían de la Escuela de Fútbol. Por ello ha criticado que “un jugador pueda estar 3 o 4 años en una escuela de fútbol y salga sin saber hacer un control, dar un pase con el interior o posicionarse. En la escuela se deben trabajar más esos fundamentos básicos importantísimos”. Garrón ha puesto de relieve que el Deportivo Ubriqueño “ha crecido mucho en poco tiempo y ese crecimiento tan rápido le ha hecho, en el buen sentido de la palabra, errar a la hora de elegir categoría para los nuevos equipos que se van creando. Creo que nosotros teníamos equipo para competir en la 4ª y no en 3ª. Yo me he encontrado con un equipo de amigos del colegio que, quitando dos o tres, no sabían ni habían competido”. Además, ha recalcado que “la filosofía del Ubriqueño es diferente, no va tan enfocada a la competición, sino a la participación, a los valores y a que todo el mundo se sienta útil”. Por ello, para él “era muy importante recuperar la autoestima de los niños, esa confianza en sí mismo”.

De su equipo ha destacado “la progresión y el crecimiento de manera individual y colectiva, la unión, el grupo de amigos que se ha establecido, la capacidad para retener muchos de los valores que hemos estado trabajando a lo largo de toda la temporada y que les van a servir tanto dentro del terreno de juego como fuera”. En esta línea ha manifestado que después de un inicio irregular, “la segunda vuelta ha sido bastante positiva, hemos competido muchísimo, hemos sabido sufrir participando del partido y sintiendo ya lo que es el fútbol, no simplemente ir por ir”. A esto hay que añadir que “aparte de tener un equipo inexperto en competición, tuvimos la mala suerte de que nuestro portero se lesionó en pretemporada y hemos jugado prácticamente una vuelta sin portero y eso te condiciona mucho”.

José Manuel Garrón ha señalado que lo que más le ha costado a su equipo están temporada ha sido “la competitividad. Es un grupo de niños maravilloso en el sentido de buenas personas y educados, pero les falta ese afán competitivo, esa garra, esa lucha, esa picaresca”. En este sentido, también ha reconocido que “ll que más le ha costado ha sido a mí porque siempre ha sido un ganador nato. Ellos desde el inicio hasta el final han tenido un compromiso, una fraternidad y una unión dentro del club”.  De cara a la próxima temporada, del grupo que ha dirigido hasta 9 jugadores pasarán a la edad infantil, por lo que tendrán que reforzar al equipo. Cuestionado sobre este asunto, teniendo en cuenta la presumible irrupción del Atlético Ocuri como tercer equipo de Ubrique, José Manuel Garrón ha considerado que, desde su punto de vista, conseguir jugadores para el equipo no será un problema, subrayando que “particularmente creo que niños sí hay, lo que no creo que haya son instalaciones. Ya este año, relativamente, ha habido algún que otro problema con el tema de la disposición de las instalaciones, de los horarios y demás. Ahora, el club nuevo traerá varios equipos y sí veo que el tema de las instalaciones puede ser algo problemático”. En esta línea, ha criticado que el fútbol ubriqueño “está igual que hace 30 años, en la dinámica de intentar quitarte al niño y no en unificar”. Desde su punto de vista, “lo importante es un proyecto común para que el fútbol de Ubrique pueda avanzar”, algo que según él debe partir “del dueño de las instalaciones que es el que debe establecer un determinado criterio dentro de lo que estime la ley oportuna”.

El Deportivo Ubriqueño cadete B termina una temporada de menos a más

El Deportivo Ubriqueño cadete B adelantó al pasado sábado el final de la temporada al disputar su último compromiso liguero ante el colista Pueblo Nuevo La Granja, al que superó por 7 – 2 gracias a los goles de Álvaro Tardío (2), Luis Fabero, Carlos Domínguez (3) y Javier Montero. Con este resultado y a la espera de que este fin de semana se jueguen los partidos que restan de la jornada, el conjunto dirigido por José Antonio García acaba su primera temporada en la categoría cadete en la 10ª posición del grupo 1 de la 4ª Andaluza, con 12 victorias, 3 empates y 15 derrotas, algo que ha dejado a su técnico un “buen sabor de boca”, ya que “han ido de menos a más”. “La primera vuelta, mientras le cogíamos el rodante a competir en cadetes, nos costó trabajo, pero la segunda vuelta sin embargo la hemos hecho muy buena”, ha señalado García a la vez que ha destacado que “en el último partido los zagales estaban todavía como motos. Después de una temporada larga, que lleguen con una forma física tan buena está muy bien”. Y es que, aunque al Deportivo Ubriqueño le costó sacar buenos resultados en la primera parte de la liga, en las últimas 10 jornadas ha jugado a un nivel muy alto, consiguiendo 6 victorias, 2 empates y tan solo 2 derrotas.

José Antonio García ha explicado que la irregularidad de las primeras jornadas fue debida a “la adaptación a la competición y al sistema de juego. Al final creo que lo han conseguido y ahora están como una perita en dulce para el año que viene. Los zagales son esponjas, lo absorben mucho, son disciplinados y no falta ninguno a los entrenamientos. Eso se nota a lo largo del año”, En su opinión, el equipo “ha ido superándose partido a partido”. Para el entrenador ubriqueño, “en el aspecto que han crecido es en hacer un equipo consolidado, con compañerismo, todos trabajando a una, ninguna individualidad. Hemos jugado como equipo, en ese aspecto es donde hemos crecido, tácticamente han aprendido a sacar la pelota, a tocar, a moverse dentro del campo, cosa que el año pasado nos costó mucho trabajo”. Además, ha añadido que “hemos creado un equipo en el que están muy parejitos todos los jugadores; meta al que meta, lucha y le pone garra”. Sobre la categoría en la que han competido ha afirmado que “la Cuarta División parece que es una división menos, pero, aparte de ser más larga, los equipos son también más fuertes”. En esta línea ha manifestado que “excepto Sanlúcar, no he visto ningún equipo que haya sobresalido demasiado, ha estado todo muy competido”.

En otro orden de cosas, el también presidente del Deportivo Ubriqueño ha hecho balance de la temporada del club, en la que ha llegado a tener hasta 6 equipos en competición: “Ha sido una buena temporada en general porque, aparte de los resultados, tenemos que ver otros aspectos como los valores que ha cogido el niño, los equipos que hemos hecho y la amistad que han hecho los niños”. En esta línea, se ha mostrado “orgulloso de los valores que les hemos aportado”, haciendo hincapié en que “somos el segundo club de Andalucía que tiene un jugador al que le han sacado tarjeta verde y eso te enorgullece”. Por ello ha subrayado que “son valores que traen de casa, pero como club tenemos que reforzar este tipo de comportamientos antes que ganar 10 – 0. Primero hay que crear buenas personas y después futbolistas”.

Del mismo modo, ha comentado que “al final del año pasado no pensábamos hacer tantos equipos. A nosotros no nos importa tener todas las categorías e incluso vamos a luchar por tener todas las categorías, lo que pasa es que no creíamos que las íbamos a tener tan pronto”. Así ha dejado claro que “a nosotros nos gustaba la cosa paso a paso para poder ir aprendiendo. Este año, como presidente me he equivocado muchísimas veces porque me he visto con mucha gente. Lo bueno es que te equivocas y aprendes para no cometer los mismos errores”. Por último, ha adelantado que mañana viernes ya se podrán recoger en la librería Alambique las inscripciones para la próxima temporada, en la que pretenden sacar equipos desde la categoría benjamín hasta la juvenil.