La comarca de la Sierra de Albarracín: paraíso natural y medieval en la provincia de Teruel

albarracinEn nuestro primera entrega de ‘El Refugio’ en 2015 nos hemos ido hasta la comarca de la Sierra de Albarracín, situada en el noreste peninsular, en la provincia de Teruel. Tierra de ensueño, la Sierra de Albarracín te invita a descubrir sus leyendas y tesoros mejor guardados. Un viaje a través del tiempo que te deslumbrará con sus pinturas rupestres, sus vestigios romanos y árabes, su pasado medieval y mucho más… Su territorio es origen de ríos que serpentean entre montañas, valles, suaves praderas, inmensos bosques. Allí podrás contemplar una fauna y una flora muy diversas gozando de la tranquilidad y total calma del entorno.

parque-fluvial95La comarca de la Sierra de Albarracín esconde hermosos paisajes culturales surgidos de una difícil orografía, que se articulan en torno a un variado conjunto de barrancos, cañones, peñas, valles y extensos bosques de coníferas, sabinares y encinares. La comarca de la Sierra de Albarracín sienta sus raíces en un próspero pasado: Reino de Taifas en el siglo XI, señorío independiente en el XII, Albarracín adquiere fuero propio en 1284 tras la conquista del territorio por Pedro III, dando origen a la histórica Comunidad de Albarracín, cuyos límites prácticamente coinciden con el territorio de la actual comarca. El nacimiento en lo alto de las sierras de los ríos Tajo, Guadalaviar, Cuervo, Cabriel y Júcar, así como un rico ecosistema beneficiado por el clima lluvioso, convierte las sierras y los valles de Albarracín en un paraíso micológico y en el refugio de cientos de especies que conforman una de las reservas de caza más importantes del norte de la Península Ibérica.

En nuestra sección dedicada a los recorridos por la Sierra de Cádiz, nos hemos centrado en la ruta de 6 kms ‘Benamahoma – Cruz de la Atalaya – Descansadero’, un hermoso recorrido que nos llevará a la Sierra del Pinar de la pedanía grazalemeña, visitando fuentes, arroyos y las ruinas de una antigua torre árabe.

Por otro lado, hemos estrenado un nuevo espacio que nos acompañará esta temporada y que estará dedicado al ciclismo de montaña, con multitud de propuestas para los amantes de este deporte. Por ello, nos centraremos en un nuevo fenómeno en expansión, el de los centros BTT, que se reparten por toda la geografía nacional y que ofrecen multitud de servicios y facilidades para los practicantes del ciclismo BTT. En nuestra primera entrega hemos repuesto un pequeño monográfico que ya emitimos el pasado  mes de julio en nuestro especial sobre cicloturismo, en el que ya explicábamos el origen y expansión de los centros BTT en Europa y en España.

Nos despedimos con un especial sobre el cicloturismo

cicloturtismoHoy hemos cerrado la temporada con una entrega especial de ‘El Refugio’ dedicada al cicloturismo, un fenómeno de moda en España y que tiene una larga tradición en el resto de Europa. A pesar de las inmejorables condiciones que se da para su práctica en nuestro país, el cicloturismo es una práctica que ha llegado tarde a España. pero que parece que se está asentando en los últimos años gracias a las mejoras de las infraestructuras destinadas a la bicicleta. En nuestro espacio hemos hablado del fenómeno social y económico del cicloturismo, así como del proyecto Eurovelo, que pretende unir toda Europa a través de grandes rutas cicloturistas repartidas en un total de 70.000 kms por el Viejo Continente.

También hemos conocido algo más de la Transandalus, una iniciativa particular realizada por amantes del ciclismo que recorre Andalucía a través de sus ocho provincias. Del mismo modo nos hemos acercado a los centros BTT, que poco a poco se van poniendo en marcha en nuestro país o al boom del cicloturismo en la ciudad de Sevilla.

El Valle del Roncal o el Pirineo más desconocido

En la cuarta sesión de ‘El Refugio’, hemos viajado al Valle del Roncal, en el Pirineo Navarro, una comarca cuyos pueblos hunden sus raíces en sus tradiciones más ancestrales, que les han otorgado un carcácter peculiar y les ha permitido desenvolverse en un entorno natural único. Grandes bosques, picos de más de 2.000 metros, pistas de esquí de fondo, excelentes senderos para la práctica del cislimo de montaña, un entorno idóneo para la práctica de la escalada o la espelología, etc.  son algunas de posibilidades que ofrece esta tierra, unido a su excelente gastronomía y a su riqueza cultural y patrimonial.

Del mismo modo, hemos dedicado tiempo a los centros BTT que cada vez se están extendiendo más por la geografía nacional. Se trata de redes de rutas cicloturistas de distintas dificultades y que suman al menos 100 km. Están perfectamente señalizadas en función del nivel de exigencia y poseen uno o variso puntos de acogida donde los aficionados pueden obtener documentación y mapas sobre las rutas, aparcar sus vehículos, alquilar bicis, ducharse o incluso hasta pernoctar.

En ‘Siguiendo tus Pasos’ nos hemos adentrado en la ruta Benaocaz – Sierra del Caíllo – Benaocaz, un recorrido de unos 10 Km con un nivel de dificultad medio alto y que es muy transitado por los senderistas que semanalmente visitan la Sierra de Grazalema para disfrutar de sus bondades.