El Barada CABU junior se proclama campeón provincial de nivel B

El Barada CABU junior conquistó el pasado sábado un nuevo título provincial para su palmarés tras vencer en la finalísima al Xerez Club Deportivo Baloncesto por 53 – 78. Los ubriqueños, que llegaban a esta final a 4 junior de nivel B  sin la condición de favoritos, supieron hacer valer el buen nivel por el que atraviesa su plantilla y su experiencia en este tipo de situaciones.

Ya en semifinales, el Barada CABU fue superior al Descubre Ceuta desde el primer cuarto, con ventajas superiores a los diez puntos, lo que le permitió a Ángel Pérez rotar a toda su plantilla y dosificar sus esfuerzos. Así, al descanso el marcador reflejaba un 25 – 38 a favor de los serranos, con una ventaja que fue creciendo en los posteriores períodos hasta el definitivo 59 – 80. Para el entrenador ubriqueño, “Ceuta era un equipo que había estado estudiando y, comparado con nosotros, creía que no estaba a nuestro nivel, que eran jugadores muy luchadores pero que tácticamente no tenían un alto nivel”. “El margen que tuvimos al principio de 10 o 15 puntos de ventaja en los primeros minutos te hace pensar en la posible final y te permite rotar a los jugadores. […] Siempre tuvimos esa ventaja y cada vez que entraba un jugador el equipo no caía”, ha explicado. En la otra semifinal, en la que se enfrentaron el CB Cimbis y el Xerez Club Deportivo Baloncesto, los xerecistas dieron la sorpresa ante el anfitrión y se llevaron el partido por 64 – 73, en un partido disputadísimo en el que el ganador iba a llegar más desgastado físicamente a la final.

Ya en la final provincial, Ángel Pérez ha confirmado que sus pupilos afrontaron el partido “relajados, descansados y con muchas ganas”. Así, ha señalado que “desde el minuto uno tuvimos mucha ventaja. A dos minutos y medio el marcador era un 3 – 18 de ventaja”. Esa diferencia ya se mantuvo durante todo el partido, ante un rival que, aunque lo intentó, no pudo en ningún momento acortar distancias para meterse en el partido. Desde el punto de vista del técnico ubriqueño, “el partido estaba roto desde el minuto dos porque por muchas cosas que quisieron hacer ellos, no pudieron. Para ellos fue un querer y no poder”. En este sentido ha comentado que “con 15 arriba, puñetazo que daban ellos, puñetazo que dábamos nosotros. Se mantuvo la diferencia y no se bajó en ningún momento”.

Ángel Pérez ha reconocido que su equipo no le sorprendió en esta final a 4: “Durante la temporada, hemos estado arriba y abajo, con partidos mejores y peores, pero cuando tuvieron que dar la cara, que fue en la final, la dieron totalmente. Salió todo perfecto y vi lo que quería ver de mi equipo, que era jugar, disfrutar y llevarse la victoria”. En su opinión, “el equipo respondió muy bien, tanto en la semifinal como en la final. Si no responden unos, responden otros. El nivel de los jugadores con la motivación que conlleva todo fue espectacular”. El principal secreto del éxito de este equipo radica, según Pérez, en el equilibrio de su plantilla: “Tengo 10 jugadores que han llegado a un nivel en el que cada uno ha querido dar lo máximo de sí mismo y he intentado buscarle su sitio en el equipo. […] No se notaban los cambios. No ha habido ningún momento de flaqueza en el equipo rotando 10 jugadores”. Por ello ha mostrado su satisfacción por el nivel al que han llegado sus jugadores, aunque ha advertido que “todavía pueden dar mucho más, pero lo dejaremos para la próxima temporada”.

El Barada CABU junior peleará el sábado en San Fernando por el título provincial

El Barada CABU junior cerró la liga regular el pasado viernes con una derrota por 70 – 62 ante el líder invicto del grupo A, el CB Cimbis, en un partido intranscendente a efectos clasificatorios, ya que ambos conjuntos tenían asegurada matemáticamente su presencia en la final a 4 de San Fernando de este próximo sábado. Los ubriqueños salieron al partido con una alta intensidad, consiguiendo sorprender a su rival con un parcial de 18 – 30 en el primer cuarto. La ventaja se mantuvo en el segundo período, pero tras el descanso los cañaíllas cogieron la iniciativa y le dieron la vuelta al marcador (54 – 50), para mantenerse por delante en el luminoso hasta el final del partido.

Este último choque le ha servido a Ángel Pérez para ir preparando una fase final en la que, a priori, tanto los isleños como los serranos son los candidatos a disputar la final. Por ello, el entrenador ubriqueño ha reconocido que no querían “mostrar nuestras cartas hasta que llegue el partido decisivo”. Aun así, ha comentado que “el primer cuarto fue muy intenso, todo salió a la perfección. Los contraataques, los tiros, los rebotes fueron bien, pero en el tercer cuarto acusamos el esfuerzo físico y nos vinimos abajo”. Además, ha resaltado el hecho de que estuvo rotando a toda su plantilla, hasta el punto de que “en el primer cuarto ya les había dado minutos a todos los jugadores”. Con este enfrentamiento se puso final a una liga regular, en la que CB Cimbis y Barada CABU han estado un escalón por encima de sus rivales: “Hemos ganado partidos de 20 o 30 puntos, pero se han resuelto siempre en el último cuarto. Cimbis y nosotros hemos marcado la diferencia. Creo que podemos ser los dos equipos de la final, que va a ser el tercer partido con Cimbis. Esperemos que sea el definitivo, le demos el puntillazo y que mejor manera que hacerlo que en una final, aunque primero tendremos que pasar con Ceuta, que parece un rival de un grupo un poquillo más débil”.

En este sentido, para que se disputara esa hipotética final, el CB Cimbis tendría que superar en semifinales al Xerez CD Baloncesto y el Barada CABU al Descubre Ceuta UBC. En cuanto al conjunto norteafricano, Ángel Pérez ha señalado que “es un equipo de altura equilibrada y con unos cuantos jugadores atléticos, pero por tiro y altura no es que vayan sobrados. Pienso que la semifinal es algo que podemos sobrepasar bien, en la que pueda hacer suficientes rotaciones para que los jugadores vayan descansados si vamos bien en el marcador”. En cuanto a sus pupilos, Pérez ha afirmado que su equipo se encuentra en un buen momento a pesar de una temporada marcado por los parones: “Ahora mismo estamos a un alto nivel en el que todos los jugadores están haciendo lo que yo quiero, que cada uno sepa sus funciones. […] Contra Ceuta trabajaremos la velocidad, tenemos un buen contraataque, altura y tiro exterior. Creo que tenemos suficientes bazas como para poder encaminar las semifinales y llegar bien a la final”.

Por otra parte, cabe recordar que este próximo sábado también se disputará en Algeciras la final provincial infantil femenina de nivel B, en la que se medirán en las semifinales, por un lado, Near Technologies Ciudad de Algeciras y Chiclana Ituci y, por otro, CABU y Cádiz CB Gades.

Los equipos del CABU vuelven a la competición un año después

El Barada CABU junior volvió a jugar un partido oficial más de un año después y lo hizo dejando una buena imagen y venciendo a domicilio al Quesos La Pastora Grazalema por 62 – 94. Fue el pasado sábado cuando arrancó por fin la liga provincial junior de nivel B, que en este 2021 contará con dos grupos de 6 equipos. El Barada CABU ha quedado encuadrado en el grupo A junto a Mergablo Conil, Cádiz CB Gades, CB San Fernando Asirtec, CB Cimbis y Quesos La Pastora Grazalema. El encuentro comenzó con los nervios propios de un debut después de más de un año sin competir. En los primeros minutos los locales dominaron el luminoso, pero con el paso del tiempo la cosa se fue igualando y el Barada CABU se fue haciendo dueño de la situación hasta el punto de terminar el primer cuarto con 7 puntos arriba (15 – 22). Ángel Pérez rotó bien su banquillo y dio minutos a todos los jugadores, lo que hizo que poco a poco la diferencia fuera creciendo ante un rival al que se le notó la falta de entrenamiento en las últimas semanas debido al confinamiento de Grazalema. El partido se fue al descanso con un 32 – 53, manteniéndose la distancia en el tercer período (50 – 74) y rompiéndose definitivamente en el último cuarto con un último parcial de 12 – 20. En el apartado individual destacaron Raúl Ordóñez, con 17 de valoración y 19 puntos, Pablo David Núñez (10 de valoración y 17 puntos), Pedro Gómez (11 de valoración y 17 puntos) y Miguel María Martínez (8 de valoración y 10 puntos).

El entrenador ubriqueño ha hablado sobre el debut de su equipo, resaltando los nervios iniciales tanto de los jugadores como de él mismo, que desaparecieron cuando el balón comenzó a rodar. Ángel Pérez se ha mostrado “muy contento y satisfecho por el trabajo que estamos haciendo ahora mismo. Nos ha venido bien, sin un partido oficial no sabemos qué errores cometemos y ya sabemos en lo que trabajar en los próximos entrenos”. A su juicio, “hacía falta un partido para encontrar otra vez la motivación, los nervios, las ganas, el ansia y, sobre todo, el volver a disfrutar del baloncesto”. En lo que respecta al partido, Pérez ha reconocido que “esperaba los nervios”, aunque “ni pretendía ni esperaba que en el primer cuarto mi equipo reaccionara”. “Conforme el partido fue avanzando, los jugadores se fueron soltando. Me encantó el hecho de tener 10 jugadores completos que aportan. Todos aportan y teniendo una rotación de 10 es muy fácil poder meterlos a todos y que todos se sientan implicados en el equipo y, sobre todo, obligados en el partido”, ha añadido.

Por la excepcional situación que ha vivido Grazalema en estos últimos meses a cuenta de la pandemia, el entrenador ubriqueño ha explicado que intuía que llegaría con limitaciones, por lo que, pensando en próximos partidos, “lo que estuve es probando cosas. Al principio fue un quinteto inusual en algunos jugadores, pero quería probarlos. No metí todo el fuerte del tirón. Esperé un poquillo a que el agotamiento físico rindiera un poco y fue entonces cuando contraataqué”. Ángel Pérez ha señalado que durante todo este tiempo les ha dado tiempo a trabajar tantos ámbitos que, “a la hora de empezar la temporada creo que estamos muy bien”. Aun así, ha subrayado que “ahora empieza la verdadera liga, jugar con otros equipos superiores y es donde vamos a darnos cuenta del nivel en el que estamos. Por una parte, no hemos parado de entrenar, pero tampoco me quiero sentir confiado en que mi equipo físicamente es superior. Hasta que no lo vea en unos cuantos partidos no me lo creeré”. La primera prueba la tendrá en Ubrique este próximo sábado ante Mergablo Conil.

Por otra parte, el CABU cadete también debutó en liga el pasado domingo y lo hizo con una contundente victoria ante Marianistas por 105 – 17 en un partido que dominó de principio a fin. De hecho, en el primer cuarto logró un parcial de 35 – 0, con lo que prácticamente finiquitó el choque a las primeras de cambio. Destacaron Pablo Domínguez, con 32 de valoración y 34 puntos, Manuel Gómez (27 de valoración y 31 puntos), Francisco Ruiz (15 de valoración y 17 puntos) y Antonio Olivares (7 de valoración y 13 puntos).

Por último, la Asociación Ciclista de Ubrique ha anunciado la suspensión definitiva de la XIX Ciclodeportiva Villa de Ubrique ‘La Patacabra’, que se iba a celebrar el próximo 16 de mayo. En un comunicado, el club ubriqueño ha informado que esta decisión se debe “a la actual situación de la pandemia y ante la duda de la evolución en los próximos meses”. Así, se señala: “Sería complicado cumplir con los protocolos de seguridad anti-Covid que exige la Federación, debido a que en su mayoría el pelotón va agrupado en la ‘Cápsula de Seguridad’, las aglomeraciones en los avituallamientos, inscripciones… tampoco podríamos hacer la paella al final de la ruta, no habría servicio de duchas, etc… No le daríamos al participante las prestaciones que solemos dar. En estos momentos lo primordial es la salud del corredor, miembros de la organización y el pueblo de Ubrique”.

Temporada de cambios para el CABU infantil femenino

La temporada 2020 – 2021 será un curso de importantes novedades para el CABU infantil femenino, no solo por la situación especial en la que nos encontramos, sino porque, después de varios años, la dirección técnica de José Antonio Orellana y Charo Orellana le ha pasado el relevo al joven José Manuel Richarte, que dirigirá al grupo en su segundo año en la categoría infantil. “Me ha tocado estrenarme en lo más difícil”, ha afirmado un José Manuel Richarte que siempre ha tenido presente “coger un equipo de baloncesto, ya que me he pegado 8 años como jugador y tengo ganas de enseñar lo que a mí me enseñaron”. El entrenador ubriqueño se ha puesto al frente de un equipo de 14 jugadoras, que ha sufrido 4 bajas con respecto al curso anterior, pero al que se han sumado tres incorporaciones. En su opinión, se trata de un grupo “muy humano y con mucha humildad y ganas”, que además transmiten “mucha ilusión. No recuerdo haber estado en un equipo con tantas ganas”.

A la hora de diseñar los entrenamientos, José Manuel Richarte ha tenido en cuenta la peculiar situación social, de manera que en vez de enfocar la preparación en una competición de la que se desconoce su fecha de inicio, “me lo he tomado a que disfruten, a que cojan unos fundamentos básicos de baloncesto y hacer una unión de amigas”. Richarte ha adelantado que, a pesar de que no se sabe nada del calendario, se está especulando oficiosamente que las ligas puedan empezar el 16 de enero. En tal caso, el entrenador del CABU infantil femenino ha reconocido que los entrenamientos variarían: “Sería un poco más estricto y buscaría más intensidad en los ejercicios, pero no cambiaría la dinámica”. Hasta el momento se sabe que la categoría infantil femenina de nivel B cuenta con 6 equipos inscritos.

En otro orden de cosas, este fin de semana y puente de diciembre nos deja hasta tres partidos oficiales que van a disputar los equipos del Ubrique UD. En primer lugar, el Ubrique UD senior A viaja mañana a Chipiona para disputar el partido correspondiente a la 7ª jornada y recupera el martes el partido de la 2ª jornada ante UD Roteña que fue aplazado en su día. Por otro lado, el domingo arranca la competición en la 3ª Andaluza Senior y el Ubrique UD senior B debuta en el Antonio Barbadillo ante el Ciudad de Cádiz a partir de las 12 horas.

El trabajo físico centra la preparación del CABU cadete a la espera de que arranque la liga

El CABU cadete continúa con su preparación de pretemporada a pesar de las últimas restricciones horarias para la práctica deportiva de menores de 16 años y de que cada vez parece más claro que el inicio de la liga provincial se irá, en el mejor de los casos, a comienzos 2021. El equipo ubriqueño, que dirigen Paco Ruiz y Pepe Domínguez por sexta temporada consecutiva, comenzó sus entrenamientos el pasado mes de septiembre siguiendo los protocolos de seguridad establecidos, de manera que comenzaron con una preparación individualizada durante las dos primeras semanas para, paulatinamente, pasar  a las sesiones en equipo que realizan actualmente. No obstante, en las últimas semanas, el CABU cadete se ha visto obligado a cambiar los horarios de los entrenamientos por tratarse de menores de 15 años, lo que ha provocado algunas ausencias al coincidir el nuevo horario con las actividades extraescolares.

Pepe Domínguez ha comentado que, a la espera de conocer la fecha del inicio de la liga, la preparación  se está centrando «en mucho ejercicio físico para que vayan cogiendo fuerza». «Ellos están con unas ganas impresionantes de poder jugar. […] Tenemos una suerte espectacular con los niños en el CABU. Les gusta tanto el baloncesto que les da igual que no se vaya a jugar el fin de semana, siguen viniendo a todos los entrenamientos», ha destacado. En esta línea, el técnico ubriqueño ha insistido en que «el parón desde marzo hasta septiembre ha sido para ellos una cosa malísima. Poder reunirse el grupito ahora y echar el ratito de baloncesto es para ellos algo espectacular».

El CABU cadete cuenta esta temporada con una plantilla formada por 13 jugadores, la misma de la pasada temporada más las incorporaciones de dos jugadores que ya entonces entrenaban con ellos y que en este curso también competirán.  Sobre la liga provincial, Domínguez ha reconocido que solo se sabe que a día de hoy hay unos 13 equipos de toda la provincia inscritos, aunque se desconoce el sistema de competición y la estructuración de las categorías y niveles. Lo que sí es bastante claro es que la liga no comenzará hasta el próximo año, ya que en la última reunión de la Federación Andaluza de Baloncesto, que tuvo lugar la semana pasada, quedó descartado que lo haga en diciembre, como estaba previsto inicialmente.