La ubriqueña Rosa Sierra se proclamó el pasado sábado campeona de la clasificación de copilotos de Regularidad Clásica del Campeonato de Andalucía de Rallyes de Asfalto tras la disputa de la última prueba del certamen, el XXII Rallye Primeras Nieves de Sierra Nevada, en la que la suerte le fue esquiva a otros ubriqueños como Juanmi García, Manuel Chacón o el también copiloto Antonio Pérez, mientras que David Martínez consiguió finalizar en la 21ª posición del scrash.

En la modalidad de Regularidad Clásica, Rosa Sierra, acompañando al jerezano Vicente Diosdado en el Renault 5 GT, llegaba a la última cita del certamen defendiendo la primera posición de la clasificación de copilotos con una cómoda ventaja sobre sus rivales y con la única obligación de finalizar la prueba para llevarse el título. Así fue, aunque no sin problemas, ya que a partir del quinto tramo cronometrado los equipos dejaron de recibir los controles de los tiempos, por lo que compitieron el resto del rallye sin referencia alguna. A esto hay que añadir que 4 de los 12 tramos fueron neutralizados por diversos motivos. Finalmente el equipo formado por Vicente Diosdado y Rosa Sierra terminó en la 4ª plaza de la modalidad de Regularidad Clásica, con lo que la ubriqueña conseguía su primer título regional. Por ello, hoy hemos hablado con Rosa Sierra, que nos ha contado su experiencia en Granada y con la que hemos repasado el desarrollo de su temporada automovilística.

La otra cara de la moneda la protagonizó el equipo formado por el gastoreño Ernesto Salguero y copiloto ubriqueño Antonio Pérez, que llegaba a este Rallye Primeras Nieves de Sierra Nevada como principal favorito al triunfo final en la Copa Dacia Sandero Andalucía. La pareja gaditana tuvo una salida de pista en el último tramo de la prueba que definitivamente los dejó fuera de carrera y sin opciones para la clasificación final de la Copa. En una de las últimas curvas, el vehículo hizo un recto y se estrelló fuertemente con un talud, llegando incluso a necesitar asistencia médica urgente, ya que Antonio Pérez llegó a perder el conocimiento. Tras ser ambos trasladados al hospital de Granada, permanecieron ingresados hasta el domingo, llevándose la peor parte el copiloto ubriqueño con una lesión de vértebras a la espera de que baje la inflamación para conocer el diagnóstico exacto y el alcance de la lesión. Una manera cruel de terminar un Campeonato que prácticamente tenían en el bolsillo y que les hubiera permitido competir el próximo año en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto (CERA) con una beca de la Federación Andaluza de Automovilismo. En la tarde de hoy hemos podido hablar con Antonio Pérez, que se recupera en casa del accidente que llevó el susto en el cuerpo tanto a los protagonistas como a los familiares y aficionados. Pérez se ha lamentado de la mala suerte que tuvieron en el último suspiro de la última prueba de un Campeonato en el que han brillado a buen nivel y en el que quizás hayan merecido mucho más.

De la misma forma, Juanmi García y Antonio Mulero (Citroën Saxo VTS) tampoco pudieron finalizar un rally al que acudieron con la idea de pelear por la segunda plaza de la Copa FAA, retirándose durante la disputa del tramo 7 entre Tocón y Montefrío por una rotura de la rótula de suspensión que les hizo perder una rueda. Hasta ese momento, la pareja ubriqueña mantuvo el tipo a pesar de las complicaciones que fueron surgiendo durante el rally. Finalmente y a pesar de la retirada, García y Mulero han logrado la 3ª posición de la clasificación final de la Copa FAA.

Por su parte, David Martínez y Antonio Toro (Reanult Clío) sí consiguieron finalizar el rallye granadino, ocupando la 21ª posición del scrash final. La victoria absoluta fue para Pedro David Pérez y Miguel Arrebola (Mitsubishi Lancer EVO X), con 8 segundos de ventaja sobre los campeones andaluces por sexta vez consecutiva  José Antonio Aznar y Crisanto Galán (Porsche GT3) y con 1’05’’ sobre Carlos Rodríguez y Esther Gutiérrez (Mitsubishi Lancer EVO IX).

Por último, el ubriqueño Juan Chacón Romero, que en esta ocasión acompañó en el copilotaje a Víctor Requena Galera (Peugeot 106), finalizó en la 3ª posición de su clase, pero fue posteriormente descalificado por no cumplir la normativa de parque cerrado.