Con el objetivo de volver a disfrutar del fútbol y reencontrarse con sus mejores sensaciones, Francisco Panadero fichaba en este mercado de invierno por el CD Guijuelo del Grupo 1 de la 2ª RFEF. Lo hacía además besando el santo nada más llegar puesto que no llevaba ni cinco días y debutaba con titularidad y gol en el choque que le enfrentaba a uno de sus exequipos, la UP Langreo, y que acabó con empate a uno. Panadero recuperaba la sonrisa en el Nuevo Ganzábal en el que tanto se celebraron sus goles y ante el club en el que mejor rendimiento ha dado en los últimos años.

El delantero ubriqueño hacía las maletas a finales del pasado año y salía de Alzira con la sensación de no haber dado el rendimiento que le hubiera gustado y que está convencido poder alcanzar. En el equipo valenciano sumó un gol en quince partidos, cinco de ellos como titular al tiempo que vivía “cinco meses duros por temas extradeportivos que no ayudan. En el fútbol hay veces que las cosas no salen, pero otras es cuestión de estabilidad. El club no se portó como debía con los jugadores, con impagos y otros gestos hacia nosotros y antes que el futbolista está el ser humano”.

Tras esta experiencia, Panadero sabía que no tenía margen de error en la elección de su nuevo equipo y tenía claro que “buscaba un club serio con un proyecto ganador”. Así las cosas, en Guijuelo se ha encontrado “gente con ambición y que ha estado pendiente de mí desde antes de llegar, dándome facilidades para incorporarme”. El delantero comentaba que “el cuerpo técnico se interesó mucho por mí, por saber cómo llegaba y por trasladarme su idea de juego”. Además, añadía que “el míster había estado pendiente de mí y me ha dado confianza. Quiere que sea importante y sabe que soy un delantero de trabajo y lucha así que quiere que sea yo”. Sabedor de haber llegado a un histórico de la 2ªB y convencido de estar en un lugar idóneo para recuperar su mejor nivel, el ubriqueño aseguraba que nadie le había dicho que el objetivo sea jugar el playoff, sino que lo principal es competir jornada a jornada “y si hacemos las cosas como se están haciendo podremos llegar”.

En Tiempo de Deportes también hemos hablado del Ubrique CF, que empataba a 1 en Villamartín en el penúltimo encuentro de la primera vuelta de la 2ª Andaluza. El equipo de Miguel Domínguez no entraba todo lo bien que quisiera en el partido y encajaba un tanto, obra de Iván López, a los siete minutos de encuentro. Tocaba remar y así lo hizo el cuadro ubriqueño, que obtuvo la recompensa al trabajo ya en la segunda mitad cuando, a media hora del final, Ismael Zeballos anotaba el gol del empate. El delantero cazaba, a la salida de un córner, un balón en el primer palo para rematar conforme caía y sorprender así al portero visitante. Hasta el final, el Ubrique CF lo siguió intentando sin la fortuna necesaria para traerse los tres puntos y conseguir una victoria que le hubiese aupado un par de puestos en la clasificación tras las derrotas de Jédula y Olvera. A falta de un partido para el cierre de la primera vuelta, se colocan novenos con 18 puntos, a cinco de los puestos de ascenso y tres por encima del descenso.

Con respecto al último encuentro, Miguel Domínguez reconocía dar por bueno el punto en el que consideraba un resultado justo tras una primera mitad en la que los locales se llevaban todos los duelos gracias a una mayor intensidad. Poco antes del descanso poblaron el centro del campo con la intención de ganar esa batalla y que les permitiera llegar al área rival con mayor asiduidad y claridad. El técnico ubriqueño ha subrayado lo especial de disputar este derbi comarcal, que en los últimos años se había producido en una categoría superior y luchando por objetivos diferentes a los de ahora. En esta ocasión, resaltaba la deportividad entre ambos conjuntos y destacaba su sorpresa por la posición que ocupa el Villamartín, que ha recuperado jugadores para la causa.

Sobre su equipo, alababa la incorporación de Juan Montedeoca y la vuelta, con gol, de Zeballos, además de los fichajes de Seckou Bangoura y Aly Badara, a los que se puede sumar Mata, un defensa de Alcalá del Valle que, pese a su juventud, cuenta con experiencia suficiente. Ahora espera hacer el punto bueno en los dos próximos encuentros en casa en los que más que mirar por la clasificación “nos encontramos motivados por una serie de problemas por los que estamos luchando y confiamos en ayudar a resolverlos con la alegría que producen las victorias”.

En otro orden de cosas y fuera del fútbol, Francisco Javier Jaén se proclamaba campeón de Andalucía de campo a través por equipos en la categoría Master 45-54 con su club, el Trotasierra Hornachuelos. El ubriqueño se desplazaba hasta la localidad malagueña de Cártama donde finalizaba en quinta posición individual gracias a un tiempo de 18:18, quedando a solo diez segundos del podio.

Por su parte, José Antonio Salguero y Luis Gómez se subían al podio en la Carrera Urbana Internacional ‘Noche de San Antón’ que se celebra en Jaén, y que se saldó, en la prueba élite, con la victoria de Mo Katir. De entre los casi 9.000 inscritos, Luis Gómez finalizaba primero de la categoría Master 55 tras emplear un tiempo oficial de 38:01 en los diez kilómetros de los que constaba la prueba, entrando en la meta en la posición 150 de la general. José Antonio Salguero fue segundo en Master 60, completando el recorrido en el puesto 438 de la general con una marca de 42:16.

Por último, la escudería RS Sport ha anunciado la fecha para la segunda edición del Andalusia Festival Legend que, tras el éxito cosechado el pasado mes de octubre volverá a recorrer las calles de Ubrique y la Sierra de Cádiz los días 10 y 11 de mayo.