Juan Antonio Domínguez y José Antonio Moreno, en el Campeonato de España de CxM

Los ubriqueños Juan Antonio Domínguez y José Antonio Moreno participaron el pasado fin de semana en Jaén en la Mágina Sky Race, prueba por montaña que en esta edición acogió tanto el Campeonato de España Individual y por Selecciones de CxM como el Campeonato de España de Kilómetro Vertical. La organización, que repartió estas pruebas entre las localidades de Albanchez y Torres de Mágina, diseñó un recorrido muy exigente para satisfacer las expectativas de los mejores corredores por montaña de nuestro país que se dieron cita en tierras jiennenses. De hecho, la propia Federación Española de Montañismo se atrevió a calificar este Campeonato como uno de los de mayor nivel de los últimos años, a la altura de las pruebas de la Copa del Mundo de la Internacional Skyrunning Federation (ISF).

En lo puramente deportivo, los dos corredores ubriqueños tomaron la salida en la prueba en línea de 28 km de distancia y un desnivel positivo acumulado de 2.250 metros, en la que se llevó la victoria el castellanoleonés Manuel Merillas con 2h34’19’’, por delante del catalán Jan Margarit Solé (2h36’11’’) y del vasco Aritz Egea (2h36’33’’). Juan Antonio Domínguez completó la carrera en 4h26’05’’, mientras que José Antonio Moreno lo hizo en 4h58’45’’.

Juan Antonio Domínguez ha reconocido hoy que “alucinó” porque “allí se vio lo mejor de España y prácticamente son gente del top mundial. Fue una oportunidad muy bonita de estar con grandes corredores y echar un rato de charla”. El ubriqueño, que hasta el momento en este 2021 solo ha participado en pruebas oficiales de carácter nacional, ha señalado que “se ve que vamos mejorando el tema del protocolo covid y, aunque había acceso restringido a los aficionados, nada más que con las selecciones autonómicas, entrenadores y demás había un buen ambiente de carrera”.

Sobre la carrera en sí, Domínguez se ha referido a la dureza de la prueba, afirmando que “nosotros estamos acostumbrados a subir cuestas, piedras y demás, pero aquello era una locura. Yo no he visto una subida tan dura nunca”. En este sentido, no ha dudado de destacar la dureza del pico Aznaitín, en el que tuvieron que superar una subida de 1.000 metros en 2,4 km. “Ya me habían advertido que, aunque el km Vertical [el ascenso al Aznaitín] era durísimo, tuviera cuidado con la última subida que no era tan complicada pero que tenía un repecho de 300 metros aun más empinado que las zonas del vertical”, ha explicado, por lo que decidió tomárselo con tranquilidad, disfrutar del ambiente y reservar fuerzas para alcanzar su objetivo de finalizar la carrera. Por ello, ha subrayado que “iba a hacer el mejor tiempo posible, pero con la cosa de que había que conservar, me sentí muy bien y muscularmente también”.

Sobre esta temporada, Juan Antonio Domínguez ha recordado que está optando por este tipo de pruebas nacionales porque “hay que aprovechar las pocas oportunidades que hay y que las grandes citas las tenemos este año en Andalucía” y además “te dan una garantía” de que se celebrarán. Por esta razón, ha querido resaltar que “si le sacamos algo bueno al tema de la pandemia es que en un año normal no hubiera ido a correr a Jaén teniendo pruebas tan cerca”.

Fran Jaén logra la cuarta plaza en el Andaluz de 5.000 metros en pista y bate su marca personal

Las pistas del estadio malagueño de Carranque acogieron el pasado fin de semana el Campeonato de Andalucía de Atletismo Máster en pista al aire libre en el que volvía a acudir el ubriqueño Francisco Javier Jaén para participar en la prueba de los 5.000 metros Máster 45, en la que no solo consiguió la cuarta posición, sino que fue capaz de bajar su marca personal en 15 segundos, dejándola en 16’01’’ y consiguiendo la mínima para el Campeonato de España. La victoria se la adjudicó el principal favorito, Javier Díaz Carretero, que cruzó la meta con 15’12’’, por delante de Fidel Jorge Ruiz (15’16’’) y José Luis Ferrer (15’49’’).

El atleta ubriqueño ha reconocido hoy sentirse “bastante contento” porque “la había estado preparando muy bien este último mes y medio con mi entrenador y el principal objetivo que teníamos era bajar la marca que tenía antes, de 16’16’’”. Francisco Javier Jaén ha señalado que “cuando no se puede ganar hay que centrarse en otros objetivos porque hay atletas en ese momento que están mejor que tú o son mejores que tú en esa distancia. Por eso, el plan nuestro era bajar la marca y lo conseguimos”. Sobre la carrera en sí, el ubriqueño ha contado que el primer cuatrocientos “salió quizás algo lento. El ganador quiso tantear cómo salíamos los demás y cuando vio que todavía quedábamos en el grupo 5 o 6 cambió el ritmo y lo pudimos seguir hasta el ochocientos”. “Yo ni me planteé seguirlo en el cambio de ritmo – ha aclarado – No podía abusar demasiado en los primeros kilómetros, ya que luego me iba a ser imposible recuperar porque no soy tan rápido en esta prueba. Me conviene más llevar un ritmo constante durante todo el desarrollo de la carrera”. Así, Díaz y Ruiz se marcharon tras el primer kilómetro y el resto de corredores ya buscó su propio ritmo. “Con el tercero estuve guardando la distancia e intentando que no se me fuese mucho y, más o menos, lo fui controlando durante toda la carrera. Al final hizo un pequeño cambio de ritmo y ahí ya no lo pude seguir”, ha explicado.

Francisco Javier Jaén ha confesado que en estos momentos se encuentra corriendo “más rápido que hace cuatro años e incluso con menos molestias”, ya que en años anteriores llegaba muy cargado a esta parte de la temporada. Por último, ha adelantado que va a estar presente próximo mes de julio en el Campeonato de España de Atletismo Máster que se disputará en Málaga, en donde intentará Intentar bajar de los 15 minutos en la prueba de los 5.000 metros.

 

El Ubrique UD consigue su primera victoria de la ‘estéril’ fase de ascenso

El Ubrique UD se alzó el domingo con su primera victoria en esta peculiar fase de ascenso de la Primera Andaluza tras superar por 3 – 2 al CD San Bernardo en un partido igualado que terminó desnivelando, una vez más, a 5 minutos del final con otro gol de Parra. Tras la última modificación de normas y criterios de esta fase de ascenso, ambos equipos llegaban a este encuentro sin apenas opciones de pelearle la primera plaza al Balón de Cádiz y, a pesar de ello, los dos buscaron y pelearon por la victoria, aunque sin esa presión de necesitar los puntos de manera imperiosa. Los ubriqueños dominaron durante la primera parte, en la que consiguieron frenar el juego combinativo y de toque de su rival a base de una presión alta arriba. Ya en la segunda, los sanroqueños se hicieron con el control del juego y generaron más ocasiones que su rival, al que le pesaron los últimos minutos por la falta de ritmo de competición.

El encuentro comenzó sin un dominador claro, con un Ubrique UD que le ponía ritmo al partido y presionaba a su rival para incomodarlo e impedir su salida de balón, intentando aprovechar los robos de balón para poner en aprietos al portero sanroqueño. A esto hay que sumar la tremenda efectividad de la que hizo gala el cuadro de Miguel Domínguez, que convirtió en gol las ocasiones de las que dispuso entre los tres palos, mientras que el CD San Bernardo se encontró con la figura de Alberto, que salvó a su equipo varias veces. En el minuto 21, Paco adelantó al Ubrique UD con un gol de falta directa en la que coló el balón por bajo,  raso y pegado al palo izquierdo del portero Tota. La respuesta del conjunto del Campo de Gibraltar llegó nueve minutos después con un gol de pena máxima por derribo de Mario a un rival que convirtió Piqui. Casi a continuación, Paco Volvió a marcar para poner el 2 – 1, al recuperar un balón en la zona de tres cuartos tras un despeje fallido de Tota, acercarse a la frontal del área y batir al meta visitante con un tiro fuerte y raso pegado al palo. Aun así, el CD San Bernardo tuvo un par de ocasiones para empatar el duelo antes del descanso. Primero, fue Pane el que desperdició otro penalti a favor que despejó Alberto en una buena intervención. Posteriormente, en el 45’, el portero ubriqueño también tuvo que desbaratar otra buena oportunidad de Pane, que peleó con Juanda por un balón al hueco que terminó despejando Alberto en su salida.

Tras el descanso, el guión del partido cambió, ya que el CD San Bernardo se hizo con el control de la situación y comenzó a generar más ocasiones ante un Ubrique UD que comenzó a notar el esfuerzo físico de la primera parte. En el 54’, Acevedo remató de cabeza sin oposición un centro desde la derecha que convirtió en el 2 – 2. A partir de ahí, lo intentaron Abel, Ledesma o Raúl, encontrándose siempre con una buena respuesta de Alberto para evitar que el gol sanroqueño subiera al marcador. Así fue la tónica de este segundo acto hasta que en el minuto 85 Paco controló un balón en el centro, abrió a la derecha a la internada de Peluca que sobre la línea de fondo sacó un centro al área visitante que Parra acertó a rematar con un buen cabezazo para poner el definitivo 3 – 2 y darle la victoria a su equipo sin tiempo a que el CD San Bernardo pudiera reaccionar.

Tras el partido, Alberto Ruiz comentó que en este partido “el equipo ha retomado sensaciones que veníamos teniendo al final de la primera fase. Se ha visto que el partido de Cádiz fue algo excepcional, que para nada merecimos ese resultado. Aquí hemos visto que ante el segundo del otro grupo hemos dado la cara y hemos sacado los tres puntos”. En su opinión “el equipo ha competido muy bien, aunque es verdad que al final nos hemos sentido un poco exhaustos”. El meta ubriqueño explicaba esto último destacando que en este partido el fútbol del Ubrique UD había sido “correr detrás del balón, tapar espacios, que jugaran por fuera y defender. Cuando corres todo el partido detrás del balón, sufres más. Ellos lo han tenido todo el tiempo y han llegado mejor a la segunda parte, pero no les ha bastado”. Del mismo modo reconoció que jugar sin nada en juego en la clasificación les había beneficiado en parte: “El equipo se ha soltado, se ha despejado, ha empezado a tener más confianza y a no tener miedo a fallar. Tenemos que aprender de estos partidos para darnos cuenta de que jugando tranquilos y con confianza somos mucho mejores de lo que somos engarrotados y con presión”.

Por su parte, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, considero “el resultado justo o incluso el empate, porque hay que destacar el partido que ha hecho el San Bernardo. En la segunda parte nos ha dominado por completo. Nosotros hemos tenido que hacer muchos movimientos, muchos jugadores que no estaban jugando en sus posiciones y se nos ha hecho largo porque no tenemos el ritmo de competición que tienen ellos”. Desde su punto de vista, “la primera parte que ha sido muy buena, con jugadas de mucha categoría”, mientras que “en la segunda parte se nos ha notado [la falta de] el ritmo de competición”. Del mismo modo, destacó la efectividad de su equipo y elogió la actuación de Alberto, “con paradas de una categoría superior a esta”, por lo que no dudó en afirmar que el meta del Ubrique UD “es el mejor portero de la categoría”. Domínguez también tuvo palabras para los cambios en el reglamento de esta fase de ascenso llevados a cabo la semana pasada por la Federación Gaditana, que llegó a calificar de “chapuza total”. “Te cambian las normas quedando tres jornadas. Ahora en el descenso te unen los dos grupos, pero para el ascenso se mantienen. Es una chapuza más de las que hacen”, añadió. En esta línea, reconoció que ya tienen ganas de que termine una temporada en al que nunca han podido coger el ritmo de competición con parones, suspensiones y jornadas de descanso, con un final en el que ya no se juegan nada.

Por último, el técnico del CD San Bernardo, Alexis de la Paz, confeso irse de Ubrique “con una sensación agridulce porque en la primera parte no hemos estado a la altura de lo que venimos haciendo. Hemos salido a un nivel de competición bajo”, aunque “en la segunda parte ya hemos tenido nuestra identidad de juego y hemos creado muchas ocasiones”. De la Paz también afirmó no entender el “cambio de criterio” en el reglamento a mitad de la fase de ascenso y lo consideró como “una gestión mal hecha”. Cabe destacar la paradoja de que, a pesar de terminar en la segunda posición de su grupo en la primera fase y de ganar el primer partido de la fase de ascenso, el conjunto sanroqueño acudía a este, su segundo partido, sin apenas opciones de pelear por la primera plaza.

El fútbol se muestra cruel con el Ubrique UD B

El Ubrique UD B se quedó sin ascenso a la Segunda Andaluza en la última jornada liguera tras haberse mantenido en la cabeza de la clasificación durante toda la temporada. Las dos derrotas en los dos últimos partidos han terminado dejando fuera del ascenso al equipo que partía con mayores opciones para hacerse con el título liguero. Tras caer en Puerto Serrano ante un rival directo, el equipo de Mario Casillas todavía mantenía opciones matemáticas tanto para lograr el ascenso como para adjudicarse el campeonato liguero, en función de los resultados que se diesen y siempre y cuando consiguiera vencer a La Rock Puente, conjunto al que había superado por 5 – 0 en el partido de la primera vuelta. Sin embargo, todo se torció en una jornada en la que terminó perdiendo por 3 – 1 y poniéndole el ascenso en bandeja al Nexstars, que logró ganar al Puerto Serrano Atlético por 1 – 2.

El Ubrique UD B salió al terreno de juego con esa presión mental de estar a las puertas de un éxito que de igual manera se podía esfumar si el equipo no estaba acertado. La primera media hora dejó un partido con mucho centrocampismo y pocas ocasiones de gol. Los ubriqueños se mostraron algo nerviosos, fallones en las entregas y cometiendo errores no forzados. La Rock Puente optó por intentar no dejar jugar a su rival, parándolo con faltas reiterativas si era necesario. No obstante, fue el cuadro serrano el que cobró ventaja en el marcador gracias al gol de pedro Barragán en el minuto 35, tras aprovechar un rechace del portero tras un tiro lejano. El partido no se le podía poner mejor al Ubrique UD, pero en apenas 5 minutos el equipo sanroqueño le dio la vuelta a la situación. En el minuto 40 Gustavo Lima empató a un gol, tras rematar de cabeza una falta en la que la defensa ubriqueña no estuvo acertada a la hora de hacer el fuera de juego, y tan solo 3 minutos después Francisco García logró el 1 – 2 aprovechándose del desconcierto visitante después de encajar el primer tanto.

Tras el descanso Mario Casillas echó a los suyos hacia arriba, adelantando las líneas y dejando una defensa de tres con el único objetivo de darle la vuelta al marcador, ya que solo le valía la victoria. Los ubriqueños lo estuvieron intentando, aunque el partido se volvió algo bronco con un rival que no quería que se jugara al fútbol, con constantes interrupciones y pérdidas de tiempo. El Ubrique UD B no supo tener cierta serenidad para revertir la situación, con los jugadores algo precipitados en la finalización de las jugadas, de manera que, aunque tuvieron alguna que otra ocasión, no supieron finalizarlas. Con el Ubrique UD B volcado, La Rock Puente amenazaba a la contra, hasta que en el minuto 61 terminó de matar el partido en un contragolpe en el que un defensa serrano se resbaló en el momento menos oportuno y Otmane Louraidi aprovechó para batir por tercera vez a Pedro Pazo. De ahí al final fue un quiero y no puedo de los jugadores ubriqueños, que terminaron abatidos al no haber sabido aprovechar la ocasión de haber ascendido en el año de su debut, después de haberlo tenido todo a favor.

El entrenador del Ubrique UD B, Mario Casillas, se resignaba en el día de hoy ante la derrota de ayer: “Esto es fútbol. A veces tenemos lo que merecemos y otras veces no. Nos quedamos ahí fuera de sitio, con algo que podíamos haber conseguido, que teníamos a la mano y se nos ha escapado”. Casillas ha reconocido que su equipo no estuvo a la altura de otras ocasiones y que quizás el estado de ansiedad le pudo, además de otros factores. Así, ha señalado que desde el inicio no tuvo buenas sensaciones: “Vi que el equipo no carburaba, algo pasaba. Incluso cuando nos adelantamos no me gustaba lo que estaba viendo”. El técnico serrano ha dejado claro que a pesar de todo se siente muy orgulloso del trabajo de su equipo, aunque ha matizado no estar satisfecho de su propio trabajo “porque quizás ayer debería haber planteado otra cosa o enfocar otra cosa”. “Ellos hicieron lo que yo les dije, intentaron hacer el sistema que yo puse y no salió bien”, ha añadido. Mario Casillas ha querido destacar la gran temporada dele quipo, a la que tan solo le ha faltado la guinda: “No puedo centrarme en el partido de ayer nada más, sino en la temporada que hemos hecho. Ha sido un proyecto que estaba ahí, que no se sabía si iba a salir o si no. Hoy es una realidad de un grupo de chavales con una condición humana única”. Para Casillas, “este grupo de chavales ha hecho una gran temporada.  No les puedo reprochar nada porque han trabajado de lo lindo”. Por ello ha considerado que lo de ayer fue “un día triste porque ves a estos chavales con el ánimo por los suelos y te duele”. Por último, ha señalado que el parón después de Semana Santa rompió la gran dinámica positiva que llevaba el equipo cuando quizás estaba en su mejor momento de la temporada y que tras la vuelta de la competición el equipo ha notado más presión y ansiedad para cerrar la temporada.

Alejandro Gómez estrena la temporada en Talavera de la Reina

La VI Clásica de Primavera de la localidad toledana de Talavera de la Reina fue la prueba elegida por el equipo Indeso Gold Bike Jerez para hacer debutar a su equipo junior en una prueba del ránking nacional en este 2021. El equipo jerezano desplazó a 13 ciclistas, entre ellos el joven ubriqueño Alejandro Gómez, que a pesar de sus 16 años no desentonó y completó una más que aceptable actuación, tan solo ensombrecida por una caída a falta de un km que le impidió finalizar la prueba. En una jornada muy complicada en lo meteorológico, con lluvia, frío y viento, el Indeso Gold Bike Jerez estuvo muy activo durante la carrera, dejándose ver en las primeras posiciones e incluso metiéndose en alguna escapada. El componente de la Fundación Manuela Íker Bonillo se llevó la victoria al sprint tras los 76 km de recorrido con un tiempo de 1h33’19’’. La segunda posición fue para Jorge Montero (Entrenamientociclismo) y la tercera para Juan Pedro Lozano (Valverde Team – Terrafecundis). José Ruiz fue el primer ciclista del Indeso Golg Bike en cruzar la meta en la 14ª posición.

Tras su primera experiencia competitiva en la categoría junior y a pesar de la caída, Alejandro Gómez se ha mostrado satisfecho con su actuación y rendimiento en una carrera en la que aguantó con el grupo de favoritos a pesar de ser un circuito llano que no se adaptaba a sus características. La carrera tuvo un alto ritmo desde el pistoletazo de salida, con una velocidad media superior a los 40 km/h, a pesar de la peligrosidad que la lluvia añadió a la prueba. Alejandro Gómez ha explicado que el plan que llevaba su equipo era “darlo todo y trabajar en equipo como lo hemos estado haciendo en las concentraciones”. “El director nos repartió el papel que teníamos. A algunos los mandó a que salieran a todas las escapadas y cortes que se hicieran y a otros nos mandó que nos quedáramos en el pelotón esperando y mirando cuál podía ser la escapada buena para estar ahí”, ha comentado. No obstante, la baza principal del equipo jerezano fue la del malagueño José Ruiz, para el que trabajó el equipo porque “es el que mejores números tiene y el que más fuerte llegaba a la prueba”.

En este sentido, el ciclista ubriqueño ha contado su crónica personal de la carrera: “Me mandaron quedarme con José Ruiz para que aprendiera de él. Estuve tirando para él, que quería hacer la carrera dura, y después recuperé. A falta de tres vueltas ataqué y conseguí escaparme en solitario durante poco más de medio circuito, pero finalmente me cogieron. A falta de 1 km coloqué a mi compañero y me puse a su rueda, pero uno hizo el afilador delante de mí, se cayó encima y me caí”. Por suerte, la caída no tuvo consecuencias importantes, salvo algunas magulladuras. Alejandro Gómez ha destacado el trabajo de todo el equipo durante la carrera y el papel protagonista que tuvo en algunos momentos, consiguiendo uno de sus principales objetivos que no era otro que dejarse ver. En lo personal, ha reconocido que se sintió bastante bien: “Se ve que el trabajo que he estado haciendo con Rafa es bastante bueno”. En su opinión, “iba bien preparado, iba fuerte, pero solo me faltaba coger experiencia en carrera para poder ir mucho mejor y mucho más suelto”.

Los componentes del Indeso Gold Bike Jerez estarán presentes este fin de semana en la VIII Cronoescalada Sercopan de Cártama, primera prueba puntuable para la Copa de Andalucía de Carretera, con la vista puesta esta temporada en las vueltas por etapas en el norte de España.