El Ubrique UD B volvió a venirse de vacío de un nuevo desplazamiento fuera de casa, a pesar de haber hecho méritos para mucho más, algo que se está convirtiendo en una cruel costumbre esta temporada. En esta ocasión, los ubriqueños cayeron por 3 – 2 ante el CD Medina Balompié a pesar de haberse adelantado en el marcador y de haber tenido incluso una pena máxima a su favor para ponerse con un 0 – 2, aunque finalmente sería errada.

El partido estuvo condicionado desde el principio por el fuerte viento que azotó la localidad asidonense que hacía casi imposible precisar los pases incluso a corta distancia. Con esta circunstancia, el Medina Balompié aprovechó el viento a favor en esta primera mitad para, a base de balones largos, encerrar al Ubrique UD B en su campo ante la imprevisibilidad de la dirección que cogía el esférico. No obstante, eso no se tradujo en ocasiones de gol, cosa que sí tuvo el Ubrique UD B a la contra. De hecho, a los diez minutos una buena internada por banda de Pablo Arenas terminó en una asistencia para Miguel Rubiales que no desaprovechó y sirvió para adelantar a su equipo. Poco después, en torno al minuto 20, de nuevo Pablo Arenas hizo gala de su velocidad y potencia para, en una nueva internada, colarse en el área rival y ser derribado por un defensa. El colegiado señaló penalti y Pedro Barragán asumió la responsabilidad, aunque en esta ocasión el delantero no estuvo acertado y falló su lanzamiento. Esta ocasión perdida fue difícil de digerir para el equipo de Mario Casillas, que inexplicablemente a partir de ahí se vino un poco abajo mientras su rival aprovechaba para ganarle terreno y hacerse con el control del partido. En menos de 15 minutos, el Medina Balompié fue capaz de darle la vuelta a la situación con tres goles casi consecutivos. Los dos primeros, aprovechando un robo de balón en el centro del campo y montando sendos contragolpes que acabaron el gol. El tercero, un gol de chilena en el que su autor, Francisco García Cornejo, se ayudó de la mano para acomodase el balón sin que el colegiado se percatarse de ello.

Así se fue el partido al descanso y ya en la segunda parte, el Ubrique UD intentó por todos los medios reducir distancias ante un Medina Balompié que, con el marcador a favor, hizo lo que tenía que hacer para llevarse la victoria, parar el partido y que se jugara lo menos posible. Para el Ubrique UD, que gozó de algunas ocasiones claras de gol, la segunda parte fue un quiero y no puedo, y no fue hasta el minuto 85 cuando volvió a ver puerta con el gol de Pedro Barragán, aunque ya sin tiempo para completar la gesta.

Sobre este partido hemos hablado hoy con uno de los capitanes del equipo, Francisco Ramírez ‘Francis’, que se ha lamentado de otra buena ocasión perdida para haber logrado la primera victoria lejos de Ubrique. En su opinión, “quizás nos falte un poco de intensidad fuera de casa”. “Empezamos ganando y tuvimos un penalti para irnos con 0 – 2 que fallamos. Antes del descanso bajamos la intensidad y ellos aprovecharon el viento a favor”, ha explicado. Para el centrocampista ubriqueño, con el fallo del penalti “anímicamente nos venimos abajo. El equipo pegó un bajón de intensidad y también ellos se vinieron arriba. El penalti fue el punto en el que cambió el partido”. Francis ha reconocido que “se nos atraganta conseguir los tres puntos fuera de casa y méritos hemos hecho para traérnoslos”. A pesar de todo ha asegurado que “seguimos con la mentalidad de querer estar ahí arriba porque al final uno u otro van pinchando y no están tan lejos”. Por ello ha asegurado que “se están dando resultados extraños, no te puedes fiar, está la cosa bastante apretada”.

Etiquetado en: