Tras un año de ausencia, la Sierra de Cádiz volvió a ser el escenario de las 100 Millas Sierra del Bandolero, la carrera de ultradistancia que celebraba su décimo aniversario entre la expectación y las ganas por volver a ser la prueba de referencia en la provincia de Cádiz y una de las más prestigiosas de Andalucía. Rafael Romero (19h27’11’’) y Rafaela Román (26h39’42’’) se coronaron en esta décima edición como los dominadores de la prueba reina, mientras que Joaquín Guerrero (8h34’05’’) y María Victoria Soler (11h37’31’’) lo hicieron en la Bandolerita e Ismael Bacas (3h20’32’’) y Noelia Castillo (4h18’09’’) en la Maratón Bandolera. En cuanto a los ubriqueños, Pedro Jesús Domínguez finalizó en la 21ª posición de la general y la 3ª de Veteranos B en las 100 Millas con un tiempo de 24h39’02’’, siendo el mejor de los corredores de Ubrique. Tras él, Juan de Dios Mateos Garcés cruzó la meta en la 36ª posición con 25h18’59’’, consiguiendo de esta manera mantenerse como uno de los 4 corredores que han logrado completar todas las ediciones de Bandoleros. También lograron acabarla Ángel García Benítez (34h32’13’’) y Manuel Trujillo y Juan Rodríguez (38h46’21’’).

En Bandolerita, Mario Aguilar logró una 6ª posición de la general  y 2ª senior con 9h25’19’’, destacando también Diego Reina (10h48’55’’) o Ángel Pérez Chaves (11h08’29’’), entre otros. En categoría femenina, María del Carmen Ramírez Vela fue 4ª de la general y 1ª Veterana A con 12h27’20’’, mientras que Mari Nieves Sánchez finalizó en la 7ª posición con 12h47’29’’. Por último, en la Maratón Bandolera, José Manuel Orellana fue 6º de la general y 1º Senior con 3h37’30’’, seguido de Isaac Delgado (3h48’07’’) y Sebastián Rodríguez Panal (3h50’30’’), que acabaron respectivamente en la 13ª y 14ª posición, logrando además el segundo de ellos la 1ª posición de Veteranos A. También subió al pódium José Antonio Sevilla, que con 5h13’18’’ completó la distancia en la 93ª posición de la general y 2ª de la categoría Promesas. En categoría femenina, Leticia Rosado fue 9ª de la general y 3ª Senior con 5h29’57’’.

Entre las tres distancias, fueron un total de 29 los ubriqueños que lograron acabar la prueba. Además de los mencionados, en Bandolerita terminaron con éxito Francisco Jesús Villarte (11h37’44’’), Francisco Domínguez (11h52’10’’), Víctor Chaves (11h58’28’’), Daniel Menacho (15h10’06’’) y José Antonio Nieto (15h10’06’’). En la Maratón Bandolera, David Domínguez (4h02’13’’), José Antonio Barea (4h18’22’’), Diego Chaves (4h25’13’’), Carlos Gil (4h25’14’’), Antonio Domínguez (4h49’53’’), Antonio García (4h52’56’’), Jesús Villarte (5h13’12’’), Cristian Fernández (5h34’28’’), Cristóbal Chacón (5h46’36’’), Antonio Chacón (5h46’52’’) y Manuel Canto (6h12’33’’).

Sobre esta X 100 Millas Sierras del Bandolero hemos charlado hoy con Pedro Jesús Domínguez Rincón, que se ha mostrado muy contento por haber cumplido con su objetivo de “entrar de día, rondar las 24 horas o bajar de las 25 y, si se remataba con un pódium, más que perfecto”. El corredor ubriqueño ha explicado que su idea era “salir a los ritmos que había entrenado. Sabía, más o menos, donde me podía manejar y tener cuidado para no pasarme al principio ni quedarme corto para conseguir el objetivo”. En este sentido, ha insistido en que “no hay que dejarse llevar por la euforia de la salida” y que “hay que saber cuál es el ritmo y subir el Boyar un puntito siempre por debajo para afrontar con garantías el tramo peor, que sería el del Boyar a Villaluenga”. “En contra de lo que parece, hay que correr mucho. Se habla de que hay mucha piedra y es muy técnica, pero luego hay muchos kilómetros donde se puede correr y eso también mata. Pasas la primera parte más técnica, que desgasta bastante, pero luego son kilómetros y kilómetros de trotar que terminan perjudicando la musculatura, las articulaciones y demás”, ha añadido.

El corredor de San Pedro Atletismo ha señalado que físicamente se encontró bastante bien durante la carrera, aunque ha reconocido que tuvo un par de crisis que supo solventar, resaltando que “tienes que estar mentalizado y saber, cuando venga, que no es el final, que se puede dar la vuelta a la situación”. Pedro Jesús Domínguez hizo la primera parte de la carrera acompañado por otros dos corredores, que lo dejaron en la bajada del Simancón y, ya a partir de Ronda, afrontó la carrera prácticamente solo hasta llegar a la meta de Prado del Rey. En lo referente a la organización, Domínguez ha señalado que “el Club Tritón ha vuelto a dar otro pasito más en hacer un poco más grande la prueba, en mejorar su organización”. En esta línea, ha elogiado el cambio de ubicación de la salida y meta, que hubiera “más locales para el tema de las mochilas y ropa”, así como “avituallamientos muy completos y muchos voluntarios”.

Por otra parte, también hemos charlado con Mario Aguilar, que ha asegurado que “la idea era terminarla porque no sabía cómo venía. No había preparado para nada la carrera, no digo que no haya entrenado, pero no he entrenado específicamente para esto, no he metido horas en el monte ni nada”. Por ello se ha mostrado más que satisfecho con su actuación, ya que su objetivo era “bajar de las 10 horas que tenía de la edición de 2020”. De esta manera, a la hora de plantear Bandolerita, tenía pensado “guardar todo lo que pudiera hasta Villaluenga o Grazalema, pero al final no se dio porque te ves en la pomada, en el top 5 o entre los 8 primeros, y te dices cómo voy a desaprovechar esta oportunidad de estar aquí delante. Al final creo que me excedí un poco subiendo el Simancón”. Por ello ha reconocido que como ya le pasó en 2020 cuando llegó a El Bosque, en esta ocasión también “lo pasé un poco mal” y cedió más de media hora. No obstante supo recuperarse de alguna manera y a base de mucha voluntad e “intentando tirar del alma” pudo finalizar en un a más que meritoria 6ª posición de la general.