El Barada CABU junior volvió a jugar un partido oficial más de un año después y lo hizo dejando una buena imagen y venciendo a domicilio al Quesos La Pastora Grazalema por 62 – 94. Fue el pasado sábado cuando arrancó por fin la liga provincial junior de nivel B, que en este 2021 contará con dos grupos de 6 equipos. El Barada CABU ha quedado encuadrado en el grupo A junto a Mergablo Conil, Cádiz CB Gades, CB San Fernando Asirtec, CB Cimbis y Quesos La Pastora Grazalema. El encuentro comenzó con los nervios propios de un debut después de más de un año sin competir. En los primeros minutos los locales dominaron el luminoso, pero con el paso del tiempo la cosa se fue igualando y el Barada CABU se fue haciendo dueño de la situación hasta el punto de terminar el primer cuarto con 7 puntos arriba (15 – 22). Ángel Pérez rotó bien su banquillo y dio minutos a todos los jugadores, lo que hizo que poco a poco la diferencia fuera creciendo ante un rival al que se le notó la falta de entrenamiento en las últimas semanas debido al confinamiento de Grazalema. El partido se fue al descanso con un 32 – 53, manteniéndose la distancia en el tercer período (50 – 74) y rompiéndose definitivamente en el último cuarto con un último parcial de 12 – 20. En el apartado individual destacaron Raúl Ordóñez, con 17 de valoración y 19 puntos, Pablo David Núñez (10 de valoración y 17 puntos), Pedro Gómez (11 de valoración y 17 puntos) y Miguel María Martínez (8 de valoración y 10 puntos).

El entrenador ubriqueño ha hablado sobre el debut de su equipo, resaltando los nervios iniciales tanto de los jugadores como de él mismo, que desaparecieron cuando el balón comenzó a rodar. Ángel Pérez se ha mostrado “muy contento y satisfecho por el trabajo que estamos haciendo ahora mismo. Nos ha venido bien, sin un partido oficial no sabemos qué errores cometemos y ya sabemos en lo que trabajar en los próximos entrenos”. A su juicio, “hacía falta un partido para encontrar otra vez la motivación, los nervios, las ganas, el ansia y, sobre todo, el volver a disfrutar del baloncesto”. En lo que respecta al partido, Pérez ha reconocido que “esperaba los nervios”, aunque “ni pretendía ni esperaba que en el primer cuarto mi equipo reaccionara”. “Conforme el partido fue avanzando, los jugadores se fueron soltando. Me encantó el hecho de tener 10 jugadores completos que aportan. Todos aportan y teniendo una rotación de 10 es muy fácil poder meterlos a todos y que todos se sientan implicados en el equipo y, sobre todo, obligados en el partido”, ha añadido.

Por la excepcional situación que ha vivido Grazalema en estos últimos meses a cuenta de la pandemia, el entrenador ubriqueño ha explicado que intuía que llegaría con limitaciones, por lo que, pensando en próximos partidos, “lo que estuve es probando cosas. Al principio fue un quinteto inusual en algunos jugadores, pero quería probarlos. No metí todo el fuerte del tirón. Esperé un poquillo a que el agotamiento físico rindiera un poco y fue entonces cuando contraataqué”. Ángel Pérez ha señalado que durante todo este tiempo les ha dado tiempo a trabajar tantos ámbitos que, “a la hora de empezar la temporada creo que estamos muy bien”. Aun así, ha subrayado que “ahora empieza la verdadera liga, jugar con otros equipos superiores y es donde vamos a darnos cuenta del nivel en el que estamos. Por una parte, no hemos parado de entrenar, pero tampoco me quiero sentir confiado en que mi equipo físicamente es superior. Hasta que no lo vea en unos cuantos partidos no me lo creeré”. La primera prueba la tendrá en Ubrique este próximo sábado ante Mergablo Conil.

Por otra parte, el CABU cadete también debutó en liga el pasado domingo y lo hizo con una contundente victoria ante Marianistas por 105 – 17 en un partido que dominó de principio a fin. De hecho, en el primer cuarto logró un parcial de 35 – 0, con lo que prácticamente finiquitó el choque a las primeras de cambio. Destacaron Pablo Domínguez, con 32 de valoración y 34 puntos, Manuel Gómez (27 de valoración y 31 puntos), Francisco Ruiz (15 de valoración y 17 puntos) y Antonio Olivares (7 de valoración y 13 puntos).

Por último, la Asociación Ciclista de Ubrique ha anunciado la suspensión definitiva de la XIX Ciclodeportiva Villa de Ubrique ‘La Patacabra’, que se iba a celebrar el próximo 16 de mayo. En un comunicado, el club ubriqueño ha informado que esta decisión se debe “a la actual situación de la pandemia y ante la duda de la evolución en los próximos meses”. Así, se señala: “Sería complicado cumplir con los protocolos de seguridad anti-Covid que exige la Federación, debido a que en su mayoría el pelotón va agrupado en la ‘Cápsula de Seguridad’, las aglomeraciones en los avituallamientos, inscripciones… tampoco podríamos hacer la paella al final de la ruta, no habría servicio de duchas, etc… No le daríamos al participante las prestaciones que solemos dar. En estos momentos lo primordial es la salud del corredor, miembros de la organización y el pueblo de Ubrique”.

Etiquetado en: