Tras más de un mes de parón de la actividad deportiva al entrar Ubrique en el nivel 4 grado 2 de la alerta sanitaria, los equipos ubriqueños sénior del Ubrique UD volverán a competir este próximo fin de semana en sus respectivas categorías. Durante este tiempo, tanto en la plantilla del Ubrique UD como en la del Ubrique UD B se registraron varios casos positivos por coronavirus, por lo que no han podido entrenar con normalidad para preparar lo que será la fase decisiva de la temporada. De esta forma, el Ubrique UD debutará este domingo en la liguilla de la fase de ascenso de Primera Andaluza enfrentándose al Balón de Cádiz, que encabeza la clasificación tras haber ganado sus dos primeros compromisos. Por otro lado, el Ubrique UD B también jugará este domingo su último partido en casa ante la UD Esperanza 2019, manteniendo todas sus opciones de pelear por la primera posición y el ascenso a Segunda Andaluza.

El entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha señalado que “han sido unas semanas duras”, ya que, tras el último partido que disputaron en Sanlúcar, el equipo llegaba con “la moral súper alta y con ganas de empezar a entrenar para el playoff” y, por el contrario, tuvieron que parar toda su actividad durante tres semanas. “Ahora habrá que ver cómo nos afecta de cara al partido del domingo”, ha añadido. Domínguez ha aclarado que, a día de hoy, no hay ningún positivo en la plantilla y que, de hecho, se podría considerar que ya está inmunizada, puesto que tan solo hay dos o tres jugadores que todavía no han pasado la enfermedad. Sobre este último brote, el míster del Ubrique UD ha explicado que los jugadores afectados no han tenido síntomas graves: “Lo hemos pasado como si fuera un resfriado, así que, en parte contentos, viendo como están las cosas hoy en día con gente en la localidad que está ingresada”. En esta línea, Miguel Domínguez ha mandado ánimos “para que todas las personas se recuperen lo antes posible y bien”.

De cara al choque ante el Balón de Cádiz, el entrenador ubriqueño cree que este parón puede afectar al ritmo de competición, “puesto que llevamos un mes y una semana sin jugar y nuestro rival no ha parado desde entonces. Ellos han jugado ya dos partidos de esta fase y nosotros ninguno”. Por ello, ha considerado que “en algún momento se tiene que notar porque no es lo mismo estar solo entrenando que estar compitiendo”. No obstante, ha dejado claro que el equipo va dar la cara en Puerto Real: “Queremos intentar hacer algo bonito. Sabemos que es un reto complicado, de los más complicados que hemos tenido en estos años, ya que tendríamos que ganar los 4 partidos para intentar tener opciones”. Sobre su rival es consciente de que “este año de filial tiene poco. Se ha reforzado con jugadores de equipos punteros de la Primera Andaluza, como Puerto Real o Jerez Industrial. Es un equipo hecho para ascender”. Por último, ha manifestado no entender el criterio de la Federación Andaluza de Fútbol a la hora de suspender partidos: “La semana pasada lo suspenden ellos y esta semana nos obligan a ir a Cádiz. Son cosas incoherentes. Se suspende un partido porque tienes cierre perimetral, pero sí lo permiten 5 días después en la misma situación”.

Por su parte, el Ubrique UD B también volverá a jugar este próximo domingo en lo que será el primero de los tres partidos que tendrá que disputar en un plazo de siete días. Desde la Federación Gaditana de Fútbol se ha comunicado que todos los partidos atrasados se tienen que jugar antes de la última jornada, que será la del 2 de mayo. Por ese motivo, la propia Federación fijó de oficio que el Ubrique UD B tendría que jugar este sábado ante Puerto Serrano Atlético, un día antes de su enfrentamiento ante la UD Esperanza 2019. Ubriqueños y policheros mandaron un escrito solicitando el cambio de fecha y finalmente se jugará el martes 27 de abril a las 20 horas, aunque, según el entrenador del Ubrique UD B, Mario Casillas, por ahora se desconoce “dónde y cómo” se va a jugar porque “la situación en Puerto Serrano tampoco es muy buena”. Para Casillas, esta es una situación que perjudica flagrantemente a dos candidatos al título de liga y al ascenso: “No entiendo la forma de pensar de la Federación en esta recta final de la liga. […] Hay 4 equipos que estamos en la lucha y tan fácil era como atrasar la liga una semana más”. En su opinión, “la situación no es grata para nadie. Todos queremos jugar y disfrutar, pero con una seguridad”. Por ello ha sentenciado que “no puede prevalecer el fútbol sobre esta situación”.

El técnico ubriqueño ha explicado, que tras la media docena de positivos por coronavirus que se registró en la plantilla, sin síntomas graves, poco a poco han ido recuperando efectivos: “Hemos tenido una semana y media para ponernos al día. Hemos intentado hacer físico lo máximo posible para que el equipo se encuentre en la mejor situación y lo que sí veo es muchas ganas de jugar y seguir la línea que llevábamos”. A pesar de todo, ha reconocido que “seguramente se note al equipo un poco falto de ritmo” en este próximo choque ante el equipo jerezano de la UD Esperanza 2019. Mario Casillas ha resaltado la importancia de este partido para sus aspiraciones, aunque de momento no piensa más allá de este próximo domingo y quita presión a sus pupilos: “La única responsabilidad que tenemos es disfrutar. El temor que tengo es el ansia que puedan tener y la ansiedad por matar el partido rápido”. Sobre su rival ha advertido que “es un equipo rocoso y grande que intenta que no haya ritmo en el partido y que juega muy directo, por lo que hay que tener cuidado a balón parado”.

Etiquetado en: