La Subida Ubrique – Benaocaz, que celebrará este fin de semana su XXVI edición, contará en principio con un máximo de 70 equipos, a la espera de que mañana se publique la lista oficial de inscritos. La prueba, que ya fue presentada oficialmente el pasado miércoles en la Diputación Provincial de Cádiz con la presencia de las autoridades políticas y deportivas, ultima durante estos días los últimos preparativos de cara al fin de semana, en el que se espera una alta presencia de público similar a la de los años anteriores a la pandemia, y eso, a pesar de que en este 2022 solo será puntuable para el Campeonato de Andalucía de Montaña tras la renuncia de Escudería Ubrique a que formara parte del Campeonato de España por no poder organizar la prueba siguiendo el nuevo reglamento deportivo en el que se incluyen la celebración de mangas para vehículos prioritarios.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha confirmado hoy que buena parte de los trabajos de montaje del tramo ya se llevaron a cabo la semana pasada: “Ya está montada toda la parte de la gasolinera y de la Cruz Roja y parte de la curva de las Pitas. Quedan unos retoques, encintar y aquellos que requieren que se realicen a última hora”. El máximo representante de Escudería Ubrique ha adelantado que según los datos que barajan, “el público va a ser prácticamente el mismo y los dispositivos que estamos preparando van en consonancia con ello, es decir, la seguridad de la prueba es fundamental en función del público que venga”. A este respecto y desde su punto de vista, el hecho de que la Subida no sea puntuable para el Nacional de Montaña “no va a afectar en absoluto”, ya que ha considerado que era el formato de mangas de vehículos prioritarios el que restaba público a la carrera por “los parones que se realizaban y que nadie sabía qué manga era, quién subía y quién no subía. Con esos parones el público se aburre mucho”. Por ello ha afirmado que “el formato tradicional creo que es mucho más adaptado y le gusta mucho más a todo el mundo”.

En otro orden de cosas, Pedro Carlos García ha confirmado que la prueba contará con “unos 69 o 70 vehículos. Ya está la lista cerrada en torno a 70 vehículos. Estaba dentro de las expectativas que tenía. Yo creía que estaríamos entre los 70 y 80 y ese es el margen el que nos hemos quedado”. En su opinión, “es una lista buena y en los tiempos que corren quizás un poco más”, ya que ha asegurado que “en el Nacional este año va a ser difícil que veamos una prueba con más de 35 o 40 coches. La situación es muy difícil y el Nacional tiene 8 o 10 vehículos fijos y los demás son del regional de la zona”. García ha reconocido que “lo que más se pierde y más se notan son esos tres o cuatro coches espectaculares del Nacional, tipo Fombona o cosas así que este año no los tendremos y mientras siga este formato lo veo bastante difícil”. Para el presidente de Escudería Ubrique, en lo referente al formato se tendría que “buscar un punto de equilibrio en el que las dos partes se encuentren un poquito perjudicadas, pero ninguna más perjudicada que la otra”, en referencia a los pilotos del Nacional y los del Regional. Por todo ello y ante la ausencia de los grandes espadas del Campeonato de España que siempre han dominado la Subida Ubrique, Pedro Carlos García ha señalado que “la victoria va a estar muy disputada. Ganar en Ubrique supongo que será un prestigio para todo el mundo que se precie en el automovilismo.