El Club de Atletismo Nutrias Pantaneras decidió en la tarde de ayer aplazar al mes de mayo su X CxM Ruta de los Aljibes siguiendo la línea de las medidas que se están tomando en todos los ámbitos sociales, culturales, deportivos o de ocio con el fin de contener la propagación del COVID – 19. En una última reunión entre los responsables del Club celebrada tras las últimas recomendaciones realizadas por el Gobierno de España, el colectivo atlético optó por esta medida tras consensuarla con el Ayuntamiento de Ubrique. Por lo pronto la prueba queda pospuesta para el mes de mayo, aunque sin definir el día, y todos los corredores inscritos mantendrán su plaza, salvo aquellos que renuncien, a los que se les reintegrará el importe de la inscripción. Una vez se conozca la fecha definitiva se abrirá un plazo de renuncia y reembolso. Así nos lo ha confirmado hoy el presidente del Club de Atletismo Nutrias Pantaneras, Luis Naranjo, que ha justificado este aplazamiento en la responsabilidad social del club para justificar el aplazamiento de la prueba, tal como ha ocurrido en todo el ámbito deportivo andaluz.

Del mismo modo, el fantasma de la suspensión de pruebas deportivas está sobrevolando a todos los eventos calendados para estas próximas semanas y meses. Es el caso de la XXV Subida Ubrique – Benaocaz, cuya celebración está prevista para los días 24, 25 y 26 de abril. El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha afirmado que por ahora están trabajando con la idea de que la prueba se disputará en su fecha, a la espera de que estas medidas se levanten antes de su celebración. No obstante, García ha apuntado que están preparados para todo tipo de escenarios y que si la situación lo requiere aplazarían la prueba a otra fecha, sin llegar a plantearse en ningún momento su cancelación, tal como ocurrió el año pasado. El máximo responsable de Escudería Ubrique no concibe la cancelación de la carrera por segundo año consecutivo, por lo que moverían cielo y tierra para buscar una nueva fecha, apelando también a la colaboración, comprensión y solidaridad del resto de clubes y de las federaciones competentes para que finalmente se evite la cancelación. A pesar de todo, Pedro Carlos García mantiene la esperanza en que, de aquí a seis semanas, y con las medidas que se están tomando para que la pandemia se supere lo antes posible, todo pueda volver a la normalidad en la mayor brevedad.