La jugadora del Paco Bazán CABU mini mixto Paula Carabot participará este próximo fin de semana en Córdoba en el Campeonato de Andalucía de selecciones provinciales como componente del equipo de la provincia de Cádiz. La ubriqueña ha entrado finalmente en el grupo de las 12 seleccionadas tras superar el filtro de las distintas convocatorias que tuvieron a finales del pasado año. Su entrenador en el Paco Bazán CABU, Jesús Ordóñez, ha adelantado que un pequeño grupo se desplazará hasta Córdoba porque  “en 20 años ninguna ubriqueña ha jugado en la selección gaditana y vamos a ir a apoyarla porque se lo merece, es una gran jugadora y sobre todo una niña buenísima”. El técnico del CABU ha destacado que sus compañeros están tan orgullosos e ilusionados que “parece que han entrado ellos”.

Jesús Ordóñez no ha escatimado en palabras de elogio para Paula Carabot, de la que ha comentado que “juega desde el 1 al 5, maneja el balón, es alta y sobre todo tiene una rapidez que pocas niñas la pueden parar”. Estas cualidades han hecho que el que el cuerpo técnico de la selección gaditana mini femenina se haya fijado en ella, pero a ello también hay que añadir sin duda la buena mano que tiene, que la han convertido hasta el momento en una de las mayores anotadoras del equipo.

La aportación de Paula Carabot ha ayudado sin duda a que el Paco Bazán CABU mini mixto sea ahora mismo uno de los dos únicos equipos invictos del grupo A de la liga provincial mini mixta de nivel B tras la disputa de un tercio del campeonato. Jesús Ordóñez ha resaltado el nivel que esta temporada está exhibiendo un equipo en el que “el año pasado empezó todo el mundo de cero, nadie había jugado o participado en equipos federados. En la primera vuelta nos costó, pero en la segunda parecían aviones, se pusieron las pilas y cada vez fueron a más”. Del grupo que se formó el pasado año han salido esta temporada tres equipos: el infantil masculino, el infantil femenino y el mini mixto. Este último está formado este curso por 12 jugadores y jugadoras, que en su mayoría se han mantenido del año pasado, aunque en la práctica están participando 10, 6 niños y 4 niñas, algo poco habitual en la categoría mini mixta, en la que casi todos los equipos cuentan con plantillas con una mayor presencia masculina, siendo la femenina casi testimonial. Ahí quizás radique la causa de que el conjunto ubriqueño esté mostrando un nivel competitivo tan alto en este arranque liguero, ya que como nos cuenta Jesús Ordóñez “en el resto de equipos se nota mucho la diferencia de nivel de los niños a las niñas, pero nuestro nivel no cambia, jueguen niños o jueguen niñas […]. Las niñas no se achancan y van a todas. Tenemos un equipo muy compensado”. Por esa razón, el entrenador ubriqueño no descarta la posibilidad de clasificarse para la final a 4 “si seguimos como vamos”.