En la línea de las últimas ediciones, la XXIII Subida Ubrique – Benaocaz volverá a batir el record de pilotos ubriqueños inscritos, ya que son 22 los participantes locales que este año tomarán parte en la prueba, superándose así la cifra del año pasado. En este 2018 hay además una interesante mezcla de pilotos veteranos, otros ya contrastados y con experiencia en subidas de montaña y rallyes, y algunos debutantes al volante, aunque con experiencia en la competición automovilística asumiendo otros roles como el copilotaje o la mecánica. En nuestro programa especial de hoy, en clave local, hemos querido contar con las impresiones de diferentes pilotos de la tierra.

Así, hemos hablado en primer lugar con un piloto veterano como Antonio Luis Rodríguez, que debutó en 1996 y es de los participantes de este año con más solera. Rodríguez volverá a correr con su Lancia Delta Integrale, un vehículo histórico en la historia del automovilismo y que todavía rinde a un gran nivel. El piloto ubriqueño ha comentado que su principal idea es disfrutar del fin de semana y llevarse la victoria en su categoría.

Por otra parte, hemos charlado también con Esteban Gutiérrez (Renault Clío Sport), piloto local con una amplia experiencia en la Subida Ubrique en la que casi siempre ha brillado a un gran nivel. De hecho, es el principal candidato a marcar el mejor tiempo entre los ubriqueños. Gutiérrez ya estuvo presente en la primera cita del Campeonato de España, la Subida Estepona – Peñas Blancas, en la que se defendió bajo el aguacero con neumáticos de seco y no pudo sacar lo mejor de su coche. El piloto ubriqueño nos ha adelantado que en este 2018, además de las dos pruebas del Nacional de Montaña, tiene previsto participar en cuatro pruebas del Campeonato de Andalucía de Rallyes.

Por último, para cerrar nuestro repaso a los pilotos locales nos hemos quedado con el testimonio de Sebastián Mateo Zapata, uno de los debutantes en el tramo ubriqueño en este 2018. Zapata ya ha tenido la ocasión de participar en pruebas automovilísticas como copiloto de rallyes, pero esta será la primera vez que se ponga al volante de un coche. Y lo hará con un Peugeot 106 Rallye, en cuya preparación lleva trabajando varios meses. Sebastián Zapata ya quiso probar la montura en Estepona, pero finalmente no pudo participar porque el coche no llegó a punto. El joven piloto ubriqueño ha reconocido que su único objetivo es intentar acabar la prueba y que el coche no sufra daños.