El Ubrique UD alevín B es uno de los principales equipos afectado por las restricciones horarias en el deporte para los menores de 16 años. El adelanto de sus entrenamientos impide que su entrenador, Francisco Villa, pueda dirigir las sesiones al coincidir con su horario laboral: “Como petaquero que soy no puedo entrenar a la hora que me han puesto. Los críos tienen que entrenar antes de las 6. El viernes es el único día que puedo estar con ellos”. Villa ha explicado que solo pudo seguir su planificación inicial durante dos semanas y que después sus jugadores se han tenido que incorporar a los entrenamientos del alevín A de Antonio Barragán. El Ubrique UD alevín B es un grupo que se ha formado con jugadores de distinta procedencia. Así, cuenta con niños que la pasada temporada estuvieron en los equipos alevines tanto de Modesto Barragán como de José Antonio Pacheco, además de unos que proceden de la Escuela de Fútbol y otros que no han estado en ningún sitio compitiendo. En total, el entrenador ubriqueño tiene a su disposición esta temporada una “plantilla cortísima” de 11 jugadores.

Dada las especiales circunstancias que se viven en la actualidad, Francisco Villa ha tenido que todo su planteamiento de trabajo: “Ahora mismo, lo que tengo en mente es hacer lo que creo que en ese momento ellos quieren. Ellos quieren divertirse, entonces busco ejercicios que sean como los que hacíamos un viernes normal, pero con más juegos. Hago ejercicios con balón y con juegos y terminó con un partidillo”. El míster ha reconocido que esta forma de entrenar no es la que correspondería en una situación normal y que no enfoca los entrenamientos “en una preparación específica para la competición porque no se sabe el momento en el que vamos a comenzar”.

Aparte de todo esto, está la incógnita del comienzo de la competición liguera. “Me gustaría que hubiera liga, pero ¿qué tipo de liga? He escuchado comentarios de que si hay liga sería a un solo partido. ¿Eso cómo se hace?”, ha expuesto. En su opinión, “si después de Reyes se viera que se ha mejorado muchísimo, vale. Pero si vamos a estar otra vez igual, que digan que no va a haber liga. Entrenar sin planificar una temporada yo no lo veo, aunque así estoy ahora”. Para Villa, “si no hay una tercera ola puede ser que se empiece, pero si volvemos otra vez a tener que cortar me parece a mí que no habrá liga”. Por último, el entrenador ubriqueño ha señalado que en estos últimos años ha preferido dirigir los escalafones más inferiores del Ubrique UD porque “ahora mismo viene gente por detrás con mucha fuerza, ganas e ilusión. Yo doy un paso atrás y me voy a enseñar que es lo que siempre me ha gustado”.

Etiquetado en: