Mañana viernes arranca el XXXVIII Rallye de Sierra Morena, primera gran cita automovilística de la temporada con la que se dará el pistoletazo de salida al Súper Campeonato de España de Rallyes y a la Copa de España de Rallyes de Asfalto. La prueba cordobesa contará con una inscripción de auténtico lujo, con más de 150 equipos repartidos entre los distintos certámenes y copas monomarca. Entre todos estos participantes, el Sierra Morena contará con hasta tres ubriqueños en las labores de copilotaje. Por un lado, Antonio Pérez volverá a acompañar a Cristóbal García en una prueba del Nacional con un Volkswagen Polo R5, mientras que, en el Campeonato de España de Rallyes de Regularidad Histórica, Rosa Sierra formará dupla con el piloto almeriense Manuel Fuentes con BMW 2002 TI. Del mismo modo, el Rally de Sierra Morena también será la primera prueba de la Copa Suzuki Swift, en la que esta temporada va a participar el equipo formado por el piloto gastoreño Ernesto Salguero y la copilota ubriqueña Esther de la Torre, que se ha mostrado muy ilusionada por el estreno de la temporada en esta prueba del Nacional.

Ernesto Salguero intentará completar por primera vez un certamen de carácter nacional como es esta Copa Suzuki, después de prodigarse durante varias temporadas en las pruebas del regional andaluz de rallyes. Para ello contará con el trabajo de Esther de la Torre, que ya acompañó al gastoreño en las últimas citas en las que participó del Campeonato de Andalucía de Rallyes con muy buenos resultados. La ubriqueña ha explicado que “ha sido un proyecto que nos ha venido como quien dice de golpe porque ha sido inesperado. Teníamos muchas ganas de correr el Nacional, pero teníamos el Peugeot 208 y teníamos que deshacernos de él”. De esta manera, el equipo gaditano adquirió para esta aventura la unidad con la que Miguel García se proclamó campeón de la Copa Suzuki en 2020 y subcampeón en 2019.

Esta copa monomarca constará esta temporada con un total de 8 carreras, entre las que destaca el RACC de Cataluña, puntuable para el Mundial de Rallyes, y dos pruebas en territorio lusitano como son Castelo Branco y Alto Tâmega. El certamen se completará con los rallyes de Ourense, El Ferrol, Villa de Llanes y Madrid. Esther de la Torre ha destacado el atractivo que tiene esta Copa Suzuki, ya que todos los participantes compiten en igualdad mecánica, por lo que “lo que se mide es al piloto y al copiloto”. El Suzuki Swift Sport es prácticamente un coche de calle, con las adaptaciones propias para poder competir y con un motor de 1400 cc. y 150 CV turbo. “Sabemos de sobra que esta Copa va a estar muy reñida porque todos los pilotos que hay son jóvenes y llevan muchos años corriéndola. Hay muchísimo nivel”, ha comentado la ubriqueña a la vez que ha subrayado que su idea es “aprender y disfrutar de la experiencia que vamos a vivir”. Del mismo modo, ha resaltado entre todas las pruebas el RACC de Cataluña: “Estamos deseando que llegue porque para nosotros es una ilusión inmensa poder correr una prueba del Mundial de Rallyes”.

Esther de la Torre siempre se ha sentido atraída por el mundo del motor y fue en 2019 cuando dio el salto a la competición acompañando a Ernesto Salguera en el Rallye Valle del Genal, en el que lograron proclamarse campeones absolutos. Desde entonces, pudo correr tres pruebas más antes de que la competición se suspendiera en marzo de 2020 por la pandemia de coronavirus. De cara a la prueba cordobesa que comienza mañana, “tan solo hemos realizado un test con apenas tres pasadas. No nos ha dado tiempo a más, ha sido muy de golpe todo”.