La Copa de España de CxM arrancó ayer domingo en la localidad sevillana de Algámitas con la celebración de la VII Peñón Xtreme, prueba de 20,5 km de distancia y 2.000 metros de desnivel positivo acumulado a la que se enfrentó de medio millar de corredores venidos de toda España. Varios fueron los corredores ubriqueños que pudieron entrar en esa inscripción limitada y que tomaron la salida bajo unas fuertes medidas de seguridad anti covid: Diego Reina, José Ángel Moreno y Juan Antonio Domínguez, en la prueba absoluta, y Cristian Fernández y Antonio Jesús Guerrero, en la prueba Open.

La victoria absoluta se quedó en casa y fue el granadino Manuel Anguita el primero en cruzar la meta con un tiempo de 2h26’19’’, seguido del vasco Asier Larruzea (2h26’50’’) y del cántabro Borja Fernández (2h28’53’’). En categoría femenina, la vasca Oihana Kortázar se alzó con la victoria con 2h58’57’’, por delante de la prieguense Patricia Pineda (3h00’15’’) y de la también vasca Maite Maiora (3h02’48’’). En cuanto a los ubriqueños, Diego Reina fue el mejor clasificado, tras cruzar la meta en la 74ª posición de la general con 3h12’44’’, seguido de José Ángel Moreno (3h36’13’’) y Juan Antonio Domínguez (3h57’11’’). En la carrera Open, el ganador fue Francisco Jesús Pulido (1h’20’55’’), siendo Francisco Javier Oliva segundo con 1h23’36’’ y Carlos Ordóñez, tercero con 1h25’31’’. El ubriqueño Cristian Fernández cruzó la meta en la 18ª posición con un tiempo de 1h42’36’’, mientras que Antonio Jesús Guerrero finalizó en la posición 23º de la categoría juvenil con 1h34’54».

En la tarde de hoy hemos podido hablar sobre esta edición de la Peñón Xtrem con José Ángel Moreno, uno de los corredores ubriqueños que volvió a disfrutar de una competición por montaña muchos meses después. Moreno ha resaltado la gran dureza de un recorrido rompe piernas, en el que destacaban varias subidas con importantes desniveles, de hasta el 39% en algunos puntos, y bajadas muy técnicas con piedra suelta. Para el corredor ubriqueño, “un continuo sube y baja en el que la primera subida era durísima” y que “había que afrontarlo midiendo las fuerzas”. José Ángel Moreno ha reconocido que, ante el nivel de exigencia de esta prueba, sus expectativas eran “terminar la carrera lo mejor que pudiera”. “No iba buscando ni tiempo ni referencia porque es la primera vez que participaba en esta prueba e iba a ciegas”, ha confesado.

Moreno ha explicado que su planteamiento fue ir de menos a más, intentando adaptarse a las condiciones y exigencias del terreno: “En los primeros kilómetros me encontré bastante bien físicamente. Después sí que hice una regulación de fuerzas porque vi que el terreno era complicado y quería afrontar la segunda parte con garantías para terminar con las buenas sensaciones que estaba teniendo en el primer bucle”. De esta manera ha señalado que decidió tomarse con calma los últimos kilómetros ante la peligrosidad de las bajadas. El ubriqueño ha asegurado que ya tiene “una buena referencia para el próximo año, que seguro que voy a participar porque me he traído un buen sabor de esa prueba”. José Ángel Moreno ha manifestado que ha comenzado esta temporada con mucha ilusión “por afrontar unos retos que tengo en mente” y porque “poco a poco se están viendo los resultados de los entrenamientos”. De esta manera ha adelantado que participará a primeros de mayo en la localidad jiennense de Albanchez de Mágina en la Mágina Skyrace, que será Campeonato de España de CxM Individual y por Selecciones Autonómicas, así como en la segunda prueba de la Copa de España de CxM que se disputará en Miranda del Ebro (Burgos) el 16 de mayo.