El ubriqueño Juan Antonio Rosado volverá a estar del 30 de abril al 5 de mayo en una nueva edición de la Škoda Titán Desert Morocco en la que formará parte del equipo de mecánicos de la empresa de asistencia ASIC Limits que prestará sus servicios tanto al equipo Cannondale TBelles como a particulares. Esta no será su primera prueba de la temporada, ya que la semana que viene formará parte del equipo de mecánicos que estará en la Andalucía Bike Race. Además, del 18 al 22 abril asistirá a la ‘4 Islands’ en Croacia y ya en octubre a la Titán Desert de Almería.

Juanan Rosado ha hablado hoy sobre la Titán Desert y ha asegurado que “este año vamos con las mismas ganas y energías, pero quizás nos quitaremos un poco de horas de sol y nos turnaremos más con los compañeros, intentaremos ir gestionando bien todas las energías, que necesitas bastantes para terminar la carrera en buenas condiciones”. Tras la experiencia del pasado año, se ha mostrado ilusionado con repetir en tierras norteafricanas en una edición en la que “Cannondale TBelles ha aumentado los ciclistas que tiene y son bastantes más que el año pasado”. En este sentido ha contado que se superará la docena de ciclistas profesionales, a lo que hay que añadir aquellos particulares que requieran los servicios de ASIC Limits, ya que “puede asistir a cualquier persona que vaya a la prueba deportiva y contrate los servicios de asistencia mecánica y de fisioterapia”. El ubriqueño ha reconocido que se trata de una semana intensa de trabajo, en la que “lo peor es el calor que hace durante el día. El año pasado estuvimos a unas máximas de 48 grados, a lo que hay que añadir el frío que hace por la noche. Juanan Rosado ha explicado a grandes rasgos la labor que tendrá que llevar a cabo en la Titán Desert: “Se trata de intentar dejar las bicis lo mejor que se pueda durante el avituallamiento, cuando los ciclistas no están con sus bicicletas en la prueba. Las lavamos, las ajustamos y cambiamos lo que haga falta e intentamos que la bicicleta no tenga ningún tipo de ruido, que salga del paddock impecable y que al día siguiente esté totalmente operativa para utilizarse”.

Por otra parte, el mecánico ubriqueño ha contado que ha dejado Barcelona para establecerse en Ubrique, en donde iniciará una nueva andadura profesional: “Creo que era necesario fomentar un poco el ciclismo aquí y crear comunidad ciclistas y me he decidido a abrir un taller. También tendré parte de tienda, pero el punto fuerte del negocio será el taller”. En este sentido Pinkman Bike, situada en la calle Pinitos nº 42, se inaugurará oficialmente este próximo sábado

Etiquetado en: