El ubriqueño Juan Luis Garrón logró la pasada semana el título de Juez Internacional de Canarios color, convirtiéndose así en el primer ubriqueño que consigue alcanzar esta máxima titulación en el mundo ornitológico que le faculta para poder evaluar y enjuiciar ejemplares en todo tipo de eventos internacionales.

Juan Luis Garrón lleva ligado a la canaricultura desde los 14 años, cuando dio sus primeros pasos como criador, llegando a ser uno de los socios fundadores de la Sociedad Ubriqueña de Canaricultura. Hace unos 15 años decidió dar el salto y formarse como juez de concursos ornitológicos, iniciando así una andadura que le ha llevado finalmente a obtener el título para enjuiciar ejemplares en eventos de máximo nivel mundial.

“Hace 10 años me presenté para juez nacional en el Mundial de Almería y aprobé. A los 5 años ya podía sacarme el carnet de juez internacional, pero no me veía todavía en forma y he esperado a que el Mundial se celebrara otra vez aquí”, ha explicado en la tarde de hoy en los micrófonos de Radio Ubrique. En este sentido ha insistido en que “después de 10 años de juez nacional, viendo y enjuiciando muchos pájaros en los nacionales, regionales y comarcales, ya va uno sobre seguro porque hay muchas variedades nuevas que salen cada dos años y tienes que estar al día. […] En varios nacionales y muchos regionales una ve mucha categoría y variedad en los pájaros. Ya me veía preparado para ir”.

Juan Luis Garrón se ha especializado en la categoría de color, en la que se enjuicia la belleza del ejemplar a partir de los estándares establecidos, teniendo en cuenta los lipocromos y melánicos a partir de los cuales van surgiendo muchas mutaciones. Por ello, los jueces tienen que estar en continua formación, ya que todos los años aparecen nuevas gamas fruto de los nuevos cruces genéticos. En este sentido, Garrón ha explicado que todos los años se celebran comisiones técnicas regionales y nacionales en las que los jueces actualizan sus conocimientos y se ponen al día de las nuevas gamas que van surgiendo. Tras varios años enjuiciando concursos nacionales y regionales, ahora se abre la posibilidad de dar otro salto en el deporte de la ornitología al más alto nivel, algo que hasta ahora no había conseguido ningún ubriqueño.

Etiquetado en: