Hoy, de nuevo, hemos dedicado parte de nuestro tiempo a la XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz y para ello hemos hablado con el asturiano Javi Villa, una de las voces más autorizadas a la hora de hablar sobre un trazado ubriqueño en el que siempre ha logrado la victoria desde que participara por primera vez allá por 2012. El piloto oficial de Bango Rácing Car regresa a Ubrique con el úiltimo BR53 con el objetivo de seguir trabajando en el desarrollo de la unidad, pero sin olvidarse de la lucha por la conquista de lo que sería su 7º título de Campeón de España: “En principio se sale para conseguirlo, aunque siempre para nosotros en cada carrera no se pierde el objetivo principal que es ir desarrollando el BR53”. A este respecto ha señalado que “cada día vamos demostrando que tenemos más material, que somos más rápidos y que estamos más cerca”, como ya se pudo comprobar en el Fito el pasado mes de mayo. En estos momentos, objetivo principal es “acortar la distancia que tenemos con los de cabeza en el Europeo”.

Por ello ha insistido en que “no todos los fines de semana estrenas gomas ni buscas el mejor tiempo ni muchísimo menos. Hay veces que terminamos carreras sabiendo que tenemos 3 y 4 segundos para ser más rápidos, pero nuestro foco está en el desarrollo del coche”. En este sentido ha anunciado que “a Ubrique vendrá un equipo de gente para ayudar con el tema, ya no solo de la electrónica en la parte del motor, sino de la parte técnica del chasis, desde ingenieros a telemetristas”. El piloto asturiano ha explicado que, en comparación con el BRC que vino a Ubrique en 2018, el nuevo coche “es fácil que esté rodando 4 y 5 segundos más rápidos por pasada”, aclarando que “de aquella unidad, quitando el chasis, en todo el resto no hay nada que vaya igual”, como por ejemplo el motor, que “ya no es que solo hayamos evolucionado el 1.000 cc, sino que ahora venimos con el 1.340 cc”.

Javi Villa ha mostrado sus ganas por ver la modificación del trazado que se incluye este año y se ha mostrado partidario de “hacer de una forma natural y no hacer chicanes artificiales”. Cuestionado sobre la posibilidad de batir el récord de la prueba que está en su posesión desde 2018 con 2:10.533, Villa ha afirmado que “habría que ver los metros que hacemos de más y la velocidad a la que podemos pasar por esa en comparación a antes de la chicane”. Por otro lado, ha destacado la calidad de una lista de inscritos más reducida que en años anteriores: “Ya no es solo el volumen. También considero que la calidad de los participantes que están este fin de semana es muy buena y eso nos tiene que importar también”. Por último, se ha referido a la ausencia de última hora de uno de sus máximos rivales, como es Joseba Iraola: “Es una pena que no esté Iraola que es la persona que nos puede apretar y con el que siempre tenemos un poco más de lucha”.

En otro orden de cosas, José Antonio Nieto ha llegado ya al ecuador de su Reto Solidario 2.200 Kilómetros tras completar en el día de ayer la cifra de 1.116 km en lo que fue su 27ª etapa, entre Santiago de Compostela y Arzúa. El ubriqueño ha recorrido en esta última semana lo que ha denominado como “el epílogo de ese triángulo entre Muxia, Finisterre y Santiago”, tras completar en una primera parte el Camino del Norte. “Ya vamos camino de Ubrique”, ha afirmado. En este sentido ha explicado: “Parece que tengo otra sonrisa en la cara, de oreja a oreja, porque ya voy para abajo, ya le estoy quitando muchos km a estos 2.200, tengo otro ánimo y vamos en camino, en el sentido bueno hacia Ubrique”.

Nieto asegura sentirse bien físicamente a estas alturas, aunque ha reconocido que “a partir de los 32 o 33 km el cuerpo se empieza a resentir y se siente uno bastante cansado”. En este sentido ha comentado que, tras casi un mes de pateo, como es normal, aparecen algunas pequeñas molestias en la espalda, los pies, las rodillas, los hombros y la parte lumbar que no le impiden seguir con el plan trazado. Eso sí, a partir de ahora el calor va a jugar un papel importante y será algo a tener en cuenta. Por eso, ha comentado que cuando el termómetro supere ya los 30° “habrá que cambiar un poco el comienzo de las etapas, empezar antes, sobre todo cuando entremos en Extremadura y Andalucía”. Por otra parte, José Antonio Nieto ha señalado que ahora que está recorriendo el Camino Francés sí se está encontrando con muchos más peregrinos, hasta el punto que ha pasado de no ver ninguno en alguna etapa a cruzarse con más de medio centenar.