Humberto Janssen, Javi Villa y Mario Asenjo se adjudicaron la victoria en sus respectivas categorías en el regreso de la Subida Ubrique – Benaocaz al Campeonato de España de Montaña después de dos años de ausencia, en una prueba marcada por las restricciones de público y las altas temperaturas registradas durante todo el fin de semana. Además, en esta XXV edición de la Subida se aplicó la normativa de la Federación Española de Automovilismo en lo referente a los vehículos prioritarios y al orden de salida de los pilotos, algo que no se había llevado a cabo en Ubrique hasta el momento y que no tuvo buena aceptación por parte de los aficionados al considerar que se pierde algo de espectáculo. Tampoco gustó la división del parque de trabajo a los equipos ubicados en la plaza de las Palmeras, que en la jornada del domingo fueron trasladados por la organización a la zona del botellódromo. Lo que sí pareció gustar a todos los pilotos fue el tramo nuevo que se incluyó en la primera parte del recorrido.

En Categoría I el fin de semana ha dejado un bonito duelo entre Humberto Janssen (Porsche 911) y José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán) que se decidió por tan solo tres décimas en favor del piloto sexitano. Así, en la Carrera 1 Janssen se llevó la victoria con un tiempo de 02:28.682, mientras que Fombona se hacía con la segunda plaza con 02:29.901. La tercera posición se la adjudicaba el malagueño Lolo Avilés con su Ginetta G50, aunque a cierta distancia de los dos primeros clasificados. En la Carrera 2 se repitió el guión, aunque en esta ocasión solo 2 décimas separaron a Janssen (02:29.598) de Fombona (02:29.743), y en la Carrera 3 fue el asturiano el que le ganó la partida a Janssen, llevándose el tramo con 02:28.733, por el 02:29.473 del piloto del Porsche. En ambas mangas de carrera oficial la tercera posición volvió a ser para Lolo Avilés. De esta manera, la clasificación final estuvo encabezada por Humberto Janssen con 04:58.155, seguido de José Antonio López Fombona (04:58.476) y Lolo Avilés (05:06.556).

En Categoría II Javi Villa sumó su séptima victoria en Ubrique tras un fin de semana de intenso trabajo de desarrollo de la montura por parte de todo el equipo de Bango centrados en la electrónica del motor y la técnica del chasis. Eso hizo que en la carrera del sábado no fuera el piloto más rápido y viera como Raúl Ferre (Silver Car CS) le ganaba la partida con 02:18.599 por los 02:21.956 de Villa. En esta manga, la tercera posición fue para Antonio de los Ríos (Silver Car S2) y la 5ª para el joven Gonzalo Cabañas (Norma FA20), que posteriormente no podrían acabarían la Subida por avería mecánica el segundo y por accidente sin consecuencias importantes el primero. En las carreras de la jornada del domingo, Villa volvió por sus fueron y se llevó las dos mangas de carrera bajando el crono hasta los 02:13.367 y 02:13.442 respectivamente, mientras que Raúl Ferre se mantuvo en el tiempo del día anterior, es decir, en 02:18.440 en la Carrera 2 y 02:18.703 en la Carrera 3. De esta manera Javi Villa consiguió la primera plaza final con 06:13.165, seguido de Raúl Ferre (04:37.039) y Francisco Javier Aguilar (04:56.857) con Radical PR6.

Por último, en Categoría III, la más igualada de todo el fin de semana, el líder del Campeonato, Mario Asenjo (Silver Car S3), hizo honor a su condición y se llevó la victoria tras dominar dos de las tres mangas de carrera en un apretado duelo con Benito Pérez (BRC B49) y Edgar Montella (Silver Car S3). Asenjo finalizó con 04:48.275 por delante de Pérez (04:49.411) y Montella (04.50.825).

En cuanto a los pilotos locales, todos los inscritos ubriqueños lograron finalizar la prueba sin ningún incidente y sin verse condicionados por las averías mecánicas, con lo que la sensación general fue de satisfacción. Juanmi García (Mitsubishi EVO VIII) fue el mejor de los locales al terminar en la 9ª posición del scrash del Nacional. Tras él, Juan Luis Calvillo (Renault Clío) terminó en la 15ª plaza de la general, Sergio Álvarez (Renault Clío Cup) en la 19ª, Javier Zaldívar (Citroën Saxo) en la 24ª, Curro Reyes (Citroën Saxo) en la 25ª, Sebastián Mateo Zapata (Peugeot 106) en la 28ª, Cristina Gutiérrez (Renault Clío) en la 30ª, Juan Antonio Gallego (Citroën Saxo) en la 34ª, Alberto Domínguez (Peugeot 206), Daniel Martínez (Opel Kadett) en la 38ª, Manuel Mendoza (Renault Clío) en la 40ª, Samuel García (Nissan Micra) en la 41ª, Juan José Carrasco (Renault Clío) en la 43ª y Javier Jiménez (Opel Corsa) en la 47ª.

En la tarde de hoy hemos hecho balance organizativo con el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, que no ha dudado en calificar esta edición como una de las más complicadas por todo el contexto de pandemia en que se ha tenido que organizar, por todas las novedades reglamentarias que se aplicaron por primera vez y por el tremendo calor que se registró, sobre todo en la tarde del sábado. Con todo esto tuvo que lidiar Escudería Ubrique después de dos años de ausencia del Campeonato de España con el fin de que la prueba volviera de nuevo a convertirse en una cita referencia en el calendario automovilístico nacional.