Tras unos años en los que la coincidencia con las elecciones generales, la pandemia, la lluvia o el trágico desenlace de la última edición no han dejado disfrutar al 100% de la Subida Ubrique, la de este 2023 ha servido para desquitarse de todo ello con un fin de semana por todo lo alto en el que todo ha salido redondo. Ya el viernes se confirmaron los buenos presagios con una Avenida de España completamente abarrotada por un público muy entusiasta que se trasladó en la tarde del domingo a lo largo de los 4.485 metros de los que consta el trazado. En esta primera jornada de competición, varios incidentes sin mayores consecuencias provocaron el retraso sobre el horario estimado. El domingo las tres mangas, una de entrenamiento y dos de competición, se desarrollaron de manera más fluida con unos pilotos que, en su gran mayoría, mejoraron los tiempos y firmaron sus mejores marcas del fin de semana.

En lo deportivo, pocas sorpresas. En la categoría I, Humberto Janssens cumplió con los pronósticos que lo colocaban como principal favorita. La victoria vino acompañada del récord dentro de los turismos, con 2:28.541, mejorando en una décima su última manga y el tiempo que consiguiera el sexitano en 2021, ya sobre el nuevo trazado. Pese a ello, Janssens se ha mostrado contrariado ya que las mejoras incluidas en su Porsche 911 GT3 invitaban a que pudiera marcar un 2:27 bajo. Algo que explicaba alegando que “las ruedas delanteras no trabajaban como tenían que trabajar”. Fuera del ámbito competitivo, el piloto afincado en Almuñecar apuntaba que “todo ha salido perfecto, desde el sitio que nos dieron para dormir, la zona de la asistencia, el ambiente… El ambiente es impresionante, no tengo palabras para definirlo”.

Jorge Cabezas se mantuvo durante todo el fin de semana en segunda posición. Finalmente acababa con un tiempo absoluto de 5:22.196 en el acumulado de sus dos mejores mangas, casi 25 segundos más lento que Janssens y 5 segundos más rápido que Antonio Luis Casimiro. El extremeño le arrebató la tercera posición a José Antonio González por media décima de segundo. El mejor de los ubriqueños fue Juanmi García, quinto de la general con 5:32.818.

En la categoría II, Gonzalo Cabañas fue el auténtico dominador, mostrándose como el más rápido del fin de semana a bordo de su Nova NP03. En la primera manga de carrera del domingo firmaba un espectacular 2:19.280, que no tuvo que mejorar por el abandono por avería mecánica del subcampeón de Europa, el francés Sebastien Petit. Cabañas se impuso con solvencia, sumando un tiempo absoluto de 4:39.780, 16 segundos más veloz de Antonio Llamusi y 25 que Mario Martínez.

Con Cabañas hemos conversado en Tiempo de Deportes, donde se ha mostrado encantado con el equipo, con el pueblo y con la organización. El madrileño se deshacía durante todo el fin de semana en elogios hacia la organización, el Ayuntamiento y el público, con el que ha tenido ocasión de compartir algunos ratos. Acerca de su duelo con Petit, reconocía que “es una pena que cualquier piloto no pueda acabar una carrera, sea por el motivo que sea. El sábado estuvimos rodando en nuestro ritmo mientras probábamos cosas del coche y el domingo Petit ya me dijo que habían dado con la clave del ‘set up’, así que sabía que iba a ir a tope”. Pese a su meteórica carrera, Gonzalo Cabañas asegura que lo más importante es “tener los pies en la Tierra. Hoy tengo mis prácticas y mis clases de la Universidad. Somos personas corrientes y lo que tengo claro es que tenemos que cuidar a la afición y a los niños”.