La copilota ubriqueña Esther de la Torre tuvo un debut amargo el pasado fin de semana junto con el piloto ilicitano José Javier Pérez (Renault Clío Rally5) en la primera prueba puntuable para la Copa Clío Trophy Spain, en el XXXIX Rally de Sierra Morena, en donde dos pinchazos les lastraron en la clasificación final al hacerle perder más de 7 minutos cuando marchaban en la quinta posición. Esta ha sido la primera prueba oficial de Esther de la Torre junto a Pérez, con el que este año hará tanto la Copa Clío Trophy Spain como la Clio Trophy France Tarmac. Además, dentro de sus planes para esta temporada también completará por segundo año consecutivo la Copa Suzuki Swift, aunque esta vez junto al madrileño Juan Carlos Fernández, que el pasado año terminó en la tercera posición del certamen. Del mismo modo también estará presente en la tierra, ya que junto a Óscar García tiene previsto participar en cuatro pruebas de la Copa de España de Rallyes de Tierra. En definitiva, Esther de la Torre afronta en este 2022 una temporada exigente en la que tiene previsto tomar parte en cerca de una veintena de pruebas.

Cabe destacar que el Rally de Sierra Morena no fue la primera prueba de este 2022 para la ubriqueña, ya que estuvo en febrero en el Rally de Lloret de Mar y en marzo en el XI Rally Tierras Altas de Lorca. En la primera de ellas corrió junto a Pablo Díez con un espectacular Skoda Fabia R5, aunque se vieron obligados a abandonar cuando restaban tan solo dos tramos: “Conseguimos marcar un scrash en uno de los tramos nocturnos e íbamos segundos del Rally, pero a falta de dos tramos rompimos un manguito del agua y no nos quedó otra que abandonar”. A pesar de todo, Esther de la Torre se queda con la experiencia de competir con un R5, algo que ha calificado como “increíble, hay que vivirlo” y que ha sido “un salto enorme y una oportunidad única”.

DE igual manera, el pasado mes de marzo estuvo presente en el XI Rally Tierras Altas de Lorca, puntuable para la Copa de España de Rallyes de Tierra, en donde corrió a la derecha de Óscar García (Suzuki Swift Sport) con la simple intención de “participar, pasarlo bien y disfrutar de la tierra. Con Óscar estaré en la Copa de España en cuatro pruebas. Además de esta, haremos Pozoblanco, Madrid y Granada con la idea de disfrutar y coger experiencia”. En este caso ha reconocido que “me gusta la tierra, pero hasta el momento me quedo con el asfalto por la velocidad y porque la sensación no es la misma”.

De cara a este prometedor año, la copilota ubriqueña ha confirmado que “la experiencia del Nacional del año pasado se ha notado muchísimo. Cada vez estoy aprendiendo mucho más de los rallyes y lo he notado. Yo antes veía Sierra Morena como un sueño por cumplir y ya este año ha sido mi segundo Sierra Morena”. Sin duda, su gran reto este año será el poder completar dos copas tan complicadas y exigentes como la Clío Trophy y la Suzuki Swift con dos pilotos distintos, lo que le llevará a estar compitiendo “prácticamente casi todos los fines de semana”. “Este año estaré mucho más centrada en los campeonatos porque son muchas más pruebas. Son dos copas distintas, 3 pilotos distintos y 3 clases de notas distintas. […] Si el año pasado estaba ya muy volcada, este año mucho más”. Los próximos compromisos para Esther de la Torre serán un test cronometrado de tierra en la localidad pacense de Villagarcía de la Torre este próximo domingo junto al jerezano Julio Torre y dentro de dos semanas en la primera cita de la Copa Suzuki Swift en la localidad pontevedresa de Lalín.

En otro orden de cosas, el pradense Juan José Cózar consiguió el pasado fin de semana la victoria en la categoría de Doma Clásica Adaptada en la VIII Copa de Andalucía Royal Center Hípica que se disputó en Chiclana de la Frontera. Esta cita ha sido la primera prueba oficial en la que Cózar participaba, completando una destacada actuación merecedora de la máxima puntuación por parte de los jueces. El jinete de Prado del Rey, que entrena habitualmente en el Centro Hípico Dos Álamos de Villamartín, se inició en esta disciplina hace tan solo año y medio, dentro de un programa de terapia ecuestre para personas con discapacidad. Gracias a la ayuda de la Fundación López Mariscal, Juan José Cózar ha ido dando pasos de gigante en la doma hasta el punto de preparase para competir. Por todo ello, Juan José Cózar se ha mostrado “más que contento por participar y cumplir el objetivo”, comentando que “no hubo nervios. Iba tranquilo porque después de año y medio entrenando con el mismo caballo supe todos los ejercicios y confiaba en que lo iba a hacer plenamente bien”. Eso sí, ha reconocido que no esperaba poder llevarse la victoria porque no pensaba en ello y que “cuando me dieron la nota me quedé helado”.

El jinete pradense ha explicado que se inició en la hípica cuando “los compañeros del Centro Ocupacional Juan Candil de Arcos de la Frontera me dijeron que habían estado en otro centro hípico de Arcos y que habían estado montando en otra época. […] “Busqué por internet y me salió el Centro Hípico Dos Álamos de Villamartín, en donde hacían terapia ecuestre para personas con discapacidad”. Hasta ese momento no había tenido relación ni con el mundo del caballo ni con la hípica. Tras un tiempo, los monitores lo vieron preparado para participar en un concurso y decidió dar el paso con el apoyo de una beca de la Fundación López Mariscal, a la que presentó su proyecto. Actualmente, entrena dos veces por semana en este centro villamartinense. Juan José Cózar participó en Chiclana con el caballo que monta habitualmente en el Centro Hípico Dos Álamos, un ejemplar angloárabe de 11 años llamado Morante con el que mantiene una relación especial: “Me gusta el caballo, comprobar cómo un animal siente el cariño que tú le das y te lo devuelve”.

Por otra parte, el equipo Veterano del Club de Pádel de Ubrique consiguió el pasado fin de semana su primera victoria en la liga provincial tras imponerse por 0 – 3 al equipo de Las Marías B. Así, Pedro Romero y José Manuel Fernández se llevaron su partido por 4-6 y 1-6, al igual que hicieron José Lamela y Dani Venegas (4-6 y 1-6) y José Antonio Maza y Sixto Menacho (1-6, 2-6). Este próximo sábado le toca el turno al equipo Absoluto, que jugará el sábado en casa a partir de las 11 horas. El equipo ubriqueño estará formado por las parejas Jesús Montero y Eduardo Carrasco, Miguel Román y Antonio Pino y Antonio Moreno y José Manuel Richarte.