En la cuarta sesión de ‘El Refugio’, hemos viajado al Valle del Roncal, en el Pirineo Navarro, una comarca cuyos pueblos hunden sus raíces en sus tradiciones más ancestrales, que les han otorgado un carcácter peculiar y les ha permitido desenvolverse en un entorno natural único. Grandes bosques, picos de más de 2.000 metros, pistas de esquí de fondo, excelentes senderos para la práctica del cislimo de montaña, un entorno idóneo para la práctica de la escalada o la espelología, etc.  son algunas de posibilidades que ofrece esta tierra, unido a su excelente gastronomía y a su riqueza cultural y patrimonial.

Del mismo modo, hemos dedicado tiempo a los centros BTT que cada vez se están extendiendo más por la geografía nacional. Se trata de redes de rutas cicloturistas de distintas dificultades y que suman al menos 100 km. Están perfectamente señalizadas en función del nivel de exigencia y poseen uno o variso puntos de acogida donde los aficionados pueden obtener documentación y mapas sobre las rutas, aparcar sus vehículos, alquilar bicis, ducharse o incluso hasta pernoctar.

En ‘Siguiendo tus Pasos’ nos hemos adentrado en la ruta Benaocaz – Sierra del Caíllo – Benaocaz, un recorrido de unos 10 Km con un nivel de dificultad medio alto y que es muy transitado por los senderistas que semanalmente visitan la Sierra de Grazalema para disfrutar de sus bondades.

Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.