El Ubrique UD sumó ayer ante la UD Villamartín una nueva victoria que se volvió a materializar en el epílogo del partido, tal como ocurriera la semana pasada ante Chipiona. Si entonces, los goles de Parra y Paco sirvieron para darle la vuelta al marcador en diez minutos, en esta ocasión la actuación del delantero juvenil de tan solo 17 años fue determinante gracias a un gol y una asistencia en el descuento que le permitió a su equipo ganar el partido por 2 – 0. Con este resultado, y a falta de dos jornadas para cerrar la primera vuelta, el Ubrique UD depende de sí mismo para meterse en los puestos que le permitirían jugar por el ascenso en la segunda fase.

Ambos equipos saltaron al terreno de juego siendo conscientes de que la victoria era esencial para mantener sus opciones de terminar la primera fase entre los cinco primeros, aunque fue la UD Villamartín el que tuvo las ideas más claras y salió algo mejor que un Ubrique UD incapaz de conectar tres pases seguidos ante la presión del rival. No obstante, las ocasiones brillaron por su ausencia en la primera parte, siendo lo más destacado un remate de cabeza a la salida de un córner del villamartinense Lirio que se marchó por encima del larguero.

Ya en la segunda parte, los de Miguel Domínguez le metieron más ritmo al partido y desde el primer minuto se pudo ver a un equipo más ambicioso y con la intención de llevar el control del partido. La tuvo Peluca en el 46’, pero su remate de cabeza se fue fuera cuando lo tenía todo a favor. La respuesta la dio Nene en el 55’ con un tiro desde fuera del área que Alberto mandó a córner. A reglón seguido, Peluca gozó de la oportunidad más clara del partido cuando se plantó solo ante Cristian tras recibir un buen pase al hueco de Luisrru, pero el portero visitante fue capaz de aguantarle y evitar el intento de vaselina del ubriqueño con una gran mano. Así se llegó hasta el último cuarto de hora, en el que los locales se volcaron sobre el área culiblanca, mientras que el equipo visitante salía peligrosamente a la contra.

En el 80’ llegó la jugada polémica, al anular Galán Gutiérrez a estancia de su juez de línea un gol de Lean por un más que discutido fuera de juego de Gabi. De esta manera y cuando parecía que el partido estaba condenado a terminar sin goles apareció la figura de Parra en el minuto 94. El delantero luchó un balón a la defensa rival, superando a los dos centrales en la pelea y plantándose solo ante Cristian, que no pudo hacer nada para evitar que su fuerte tiro cruzado se colara en la portería. El delirio llegó a la grada de un Antonio que volvió a acoger público casi dos meses después. Tras el gol El Villamartín intentó buscar el empate a la desesperada, cosa que aprovechó nuevamente Parra en el 96’ para robar un balón en el centro del campo, organizar una contra y asistir en el último momento a Fran para que empujara el balón y pusiera el definitivo 2 – 0. Alegría en el equipo ubriqueño solo manchada por la lesión de Carlos Gil, que abandonó el terreno de juego con evidentes gestos de dolor en uno de sus brazos, confirmándose posteriormente que se había producido una luxación de codo, que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego unas cuantas jornadas.

Tras el choque, José Antonio Parra mostró su felicidad por haber podido contribuir de forma notable a la victoria de su equipo: “Llevaba muchos partidos sin meter goles. Esta victoria y el gol que ha ayudado al equipo, para mí es muy importante”. El delantero juvenil destacó la importancia de haber superado a un rival directo que se queda a seis puntos, aunque aclaró que “hay que ir partido a partido y no perder la cara a esta liga porque jugar la fase de ascenso sería algo bonito para el equipo”. Parra recordó que ha estado algún tiempo lesionado y que le había costado coger el ritmo, pero que en estos momentos se encontraba muy bien físicamente y que creía que se encontraba en su mejor momento. Por último, sentenció que, a pesar de estar siendo una temporada difícil por los resultados, “ahí está el Ubrique UD otra vez”.

Por su parte, Miguel Domínguez reconoció que “cuando se gana en los minutos finales es un auténtico éxtasis, pero tenemos que analizar. El partido no ha sido muy bueno por nuestra parte. En la primera mitad no hemos estado y lo mejor ha sido el resultado, que nos hayamos ido 0 – 0 al descanso”. En esta línea, afirmó: “No sé qué nos ocurre en las primeras partes, pero también hay que sacar su parte buena y ver que el equipo, hasta el final, pelea el objetivo. No se puede jugar en el alambre porque un día seguramente caigas”. En su opinión, el partido se había decidido por los pequeños detalles en un partido en el que las ocasiones más claras fueron para su equipo. El míster quiso también destacar la actuación de Parra señalando que “sabíamos cómo estaba el partido y que era su momento. Un jugador que en media hora te podía revolucionar el partido, como al final lo ha hecho”. Domínguez quiso dedicar la victoria a Carlos Gil: “Va para él, es nuestro líder y esperemos que esté le menos tiempo posible fuera”.

Para el entrenador de la UD Villamartín, Manolo Holgado, su equipo había completado un buen partido y había estado durante noventa minutos bien plantado en el terreno de juego. “Hemos generado ocasiones y creo que se mascaba más el gol visitante que el local. Es verdad que en una jugada desgraciada en el minuto 93, ganan un balón por alto a Casillas y se cuela Parra por el centro de nuestra defensa, cuando jugamos con tres centrales, y nos meten el 1 – 0”, añadió a la vez que, en su opinión, “lo más justo hubiera sido el empate”. Para el villamartinense, “ellos han tenido más presencia en nuestra área en los últimos 15 minutos. Antes de eso, las ocasiones más claras las hemos tenido nosotros”. Holgado explicó que esta derrota pone “muy difícil engancharnos a los cinco primeros” y se mostró resignado con que su equipo tendrá que luchar en la segunda fase por evitar el descenso. Por último, reconoció que “una derrota en el descuento duele mucho” y que en estos momentos de la temporada su equipo era “muy irregular y hay que tener cuidado con eso porque nos podemos meter en peligro en la segunda fase si seguimos así”.

Etiquetado en: