El Ubrique UD senior logró ayer su segunda victoria a costa del Trebujena, al que superó por 3 – 0 en un partido en el que los ubriqueños fueron mejores, sobre todo en la segunda parte, y dominaron la situación tanto en defensa como en el ataque. Con este resultado, el equipo que dirige Miguel Domínguez suma 7 puntos y se coloca en 4ª posición a la espera de la doble cita del próximo puente.

El partido se puso de cara muy pronto para los de Miguel Domínguez, que se adelantaron en el marcador cuando apenas se había cumplido el primer minuto. Aníbal recogió un balón en el segundo palo a la salida de un córner para cederlo a Paco que, tras un recorte, remató a la red. Tras este comienzo el partido se igualó y ninguno de los dos conjuntos terminó por hacerse con el control del mismo, sin llegar a crear muchas ocasiones claras. Así, en el minuto 17, Juan Caro remató un balón de cabeza que blocó perfectamente Alberto, que debutaba en esta temporada. En el 34’ fue Peluca el que mandó fuera un remate de cabeza y un minuto después, el portero visitante Antonio tuvo que mandar a córner un lanzamiento de Peluca tras asistencia de Paco. Antes del descanso, Alberto también se tuvo que emplear a fondo para parar en dos tiempos el tiro de Ismael, tras recoger un balón en largo de su propio meta.

Tras el paso por vestuarios, Miguel Domínguez movió el banquillo y retiró a Miguelín y al lesionado Paco por Parra y Mario, pasando Aníbal a ocupar la posición del 4 ubriqueño. El equipo no solo no se resintió, sino que comenzó a hacerse dueño de la situación, de manera que en el 54’ eso se tradujo en el 2 – 0, cuando Parra peleó un balón en una contra y tras deshacerse de su defensor picó el balón por encima de un Antonio que se quedó a media salida para colar el esférico con maestría en el interior de la portería trebujenera. Un gol que daba una tranquilidad al cuadro serrano que solo se vio alterada cuando Fernández Sánchez decretó penalti en el área ubriqueña tras un tropiezo de Mario con Ismael. Fue el delantero visitante el que asumió la responsabilidad del lanzamiento, pero Alberto leyó muy bien sus intenciones y evitó el gol con una gran estirada. Corría el minuto 61 y al Trebujena se le disipó la principal opción que tuvo para meterse en el partido. A partir de ahí, el equipo visitante no supo reaccionar, mientras que el Ubrique UD rozó en varias ocasiones el tercer gol. La cosa se le complicó cuando Juan Caro vio la segunda amarilla en el minuto 80 por derribar a Parra al borde del área. Lolo fue el encargado de lanzar el libre directo que superó a la barrera por abajo y se coló en la portería de Antonio para poner el definitivo 3 – 0. Poco más dejó el choque en el que los ubriqueño volvieron a hacerse fuertes en casa, algo que va a ser clave en esta primera fase de la liga.

Miguel Domínguez se quedó con las buenas sensaciones que había transmitido su equipo y con la actitud de toda la plantilla en un partido en el que las circunstancias le obligaron a mover el banquillo. El míster ubriqueño comentó que, tras una primera parte que fue más de tú a tú, su equipo fue mejor en la segunda y volvió a mostrarse fuerte en casa. No obstante, insistió en la importancia de los próximos duelos fuera de Ubrique para mantenerse con opciones en la parte alta.

Por su parte, el entrenador del Trebujena, José Luis Huerta, quiso resaltar las bajas con las que llegó a este partido, que le obligaron a recurrir a 4 juveniles para completar la convocatoria. Sobre el choque, argumentó que no le podía achacar nada a un equipo que había trabajado, pero al que condenaron los errores en defensa, según su opinión. Huerta lamentó el penalti cuando perdían 2 – 0 al considerar que podría haber metido a su equipo en el partido, aunque la posterior expulsión de Juan Caro y el gol de Lolo terminó por sentenciar el duelo.

Por último, Alberto Ruiz se postuló ayer como uno de los protagonistas del partido, tanto por su debut esta temporada como por el penalti detenido a Ismael. El meta serrano destacó la importancia de haber superado a un rival directo y haber dejado la portería a cero para seguir cogiendo confianza en defensa. “Sabemos que no somos un equipo que vaya a tener el balón en posesiones largas ni transiciones de tocar, pero sí sabemos a lo que jugamos y arriba tenemos las cosas muy claras”, afirmó. Para Alberto, “en esta categoría lo más importante, más que la calidad individual o colectiva, es la intensidad que se le mete a los partidos”. Sobre la buena imagen que ofreció el Ubrique UD, ha confirmado que el equipo se encuentra bien, que la disputa de los playoffs les ha venido vino muy bien tanto en la preparación física como en el apartado anímico: “Gracias al playoffs nos hemos empezado a creer que somos un equipo que puede llegar a conseguir cosas”.

Etiquetado en: