El Ubrique UD juvenil 2022 – 2023 tiene ante sí el reto de volver a la categoría que perdió el curso pasado en los despachos debido al fenómeno de la ‘cascada de descensos’, que acabó mandando al equipo a la 4ª Andaluza. Con un proyecto renovado el equipo de José Antonio Pacheco ‘Melli’ ha arrancado la temporada con paso firme, con tres victorias y una derrota ante el Arcos Club de Fútbol Academy, que junto al Ubrique UD son, para el entrenador ubriqueño, “los dos equipos más fuertes que ahora hay en la categoría”.

No obstante, Melli tiene claro que “esto está ahora mismo arrancando, hasta que no falten dos partidos para terminar la liga no vamos a saber dónde vamos a estar realmente y espero que estemos entre los dos primeros”. En este sentido, ha explicado que “este año el grupo es casi entero nuevo, tengo muchos niños de primer año, pero con mayor calidad que la plantilla que tenía el año pasado”. El Ubrique UD juvenil de esta temporada cuenta una base formada por jugadores del pasado curso que se han mantenido en el equipo y los que han subido desde la categoría cadete que jugaron la fase de ascenso a 2ª Andaluza. Por ello, el entrenador ubriqueño no ha dudado en afirmar que “me he encontrado con una perita en dulce”. “Todo lo que no sea acabar entre los dos primeros para mí sería un fracaso porque tengo equipo para ello y en la categoría, quitando 3 o 4 equipos, los demás son equipos muy cortitos”, ha añadido.

El Ubrique UD juvenil tiene esta temporada una plantilla de 25 jugadores, en la que según Melli, “cualquiera de ellos puede ser titular”. El técnico ha recordado que “empecé la pretemporada con treinta y tantos niños. Al principio me agobié un poquito, pero para mí es una alegría que haya tantos chavales que confíen en el Ubrique UD y avalen que yo sea el entrenador de este equipo”. Por ello, tuvo que seleccionar los jugadores que iban a ocupar las 25 fichas disponibles, para lo que “mantuve a todos los jugadores que venían desde los escalafones inferiores y después, de los que venían del Deportivo Ubriqueño, de la WEA y otros, hice la criba y cogí los que me interesaban”. Melli ha definido a su conjunto como “un equipo camaleónico, que nos adaptamos a la forma de jugar del rival. Depende cómo juegue, vamos a jugar nosotros”. De igual modo ha destacado que “cuando el equipo se pone en fase defensiva es complicado que nos rompan una línea. Somos un equipo muy pesado para que nos hagan un gol”. En su opinión, “el secreto para tener un equipo juvenil enchufado es ser justo y lo que prometas, lo cumplas”, a lo que habría que añadir “que todos sean partícipes y se sientan protagonistas en el equipo”. Cuestionado sobre el debut esta temporada de cuatro de sus jugadores con el equipo senior, Melli ha dejado claro que “todo el que está trabajando el fútbol base tiene que saber que tiene que trabajar su equipo lo mejor posible para que el equipo superior, cuando lo vea conveniente, tire de esos jugadores y no se note la diferencia”. Desde su punto de vista, “lo primero que tiene que tener un jugador juvenil cuando sube a un equipo senior es compromiso, lo siguiente es trabajo. El que va a un equipo senior es porque tiene unas cualidades suficientes como para poder competir en 2ª Andaluza y hacerlo bien y más viendo la 2ª Andaluza, que es una categoría muy floja”. En ese sentido ha señalado que “en mi grupo tengo unos pocos más que pueden hacerlo también muy bien”.

Etiquetado en: