No pudo ser y el Ubrique UD no dio el golpe de autoridad que la situación requería para presentar sus credenciales a la fase de ascenso y terminó perdiendo por 2 – 3 ante un Trebujena que aprovechó los regalos de su rival y se mostró más intenso y preciso en la recta final del partido para llevarse los tres puntos. La situación del Ubrique UD en la clasificación varía poco, aunque ya parece que se ha abierto hueco entre los tres primeros y el resto de aspirantes al ascenso, lo que significa que en estas 4 últimas jornadas es probable que Villamartín, Bazán y Ubrique UD peleen por la cuarta plaza.

El partido comenzó con intensidad pero sin un dominador claro. La pelea en el centro del campo era igualada, aunque sin generar ocasiones claras y sin que ninguno de los dos equipos se impusiera sobre su rival. Así, hasta el minuto 20, cuando Fran dio un pase atrás a Alberto que fue interceptado por Rubén que aprovechó el regalo para batir por bajo al cancerbero ubriqueño y poner a su equipo por delante. Por suerte para lo locales, la alegría trebujenera duró poco, ya que en la siguiente jugada, Peluca logró el empate con un gol de tacón tras recibir un balón en un saque de banda. Los dos equipos golpearon y la igualdad continuó.

Los ubriqueños elaboraban más y buscaban las internadas por bandas, mientras que el Trebujena apostaba más por el juego directo para sorprender a la defensa local. De esta manera, se sucedieron algunas llegadas en ambas áreas, como el remate de Fran a centro de Mario que salió fuera, al igual que el intento del trebujenero Rubén a la media vuelta que se fue alto en el 33’. Rubén la tendría otra vez en el 36’, con un robo de balón y un posterior tiro que detuvo Alberto, aunque fue Peluca, incansable durante todo el choque, el tuvo la última ocasión de la primera parte, aunque cruzó demasiado su tiro ante la portería de Álex.

La segunda parte arrancó con la misma tónica, sin un dominador claro pero con dos equipos buscando herir a su rival a las primeras de cambio. Un par de llegadas peligrosas por parte de ambos equipos que terminaron en falta en ataque y fuera de juego fue el prólogo de la jugada que pudo cambiarlo todo para el Ubrique UD en el minuto 25. El colegiado López Salinas decretó penalti a favor del Ubrique UD por una caída de Ángel Román en el área visitante, una decisión muy protestada por los trebujeneros.

No obstante, Ángel Román no acertó con su lanzamiento y mandó el balón fuera, lo que supuso una losa para su equipo y un acicate para el Trebujena, que a partir de ahí comenzó a controlar la situación mucho más que su rival. Así, en el 35’ Ángel cogió un balón desde su campo y se plantó solo ante Alberto sin que ningún ubriqueño le saliera al paso, batiendo por bajo al portero serrano y poniendo el 1 – 2.

El Ubrique UD intentó enmendar la situación, aunque su rival ponía más intensidad y era dueño del centro del campo. En un último arreón en el descuento, Fran sacó un centro desde la derecha que peinó Ángel Román para que finalmente llegara a Montero en el pico del área. El ubriqueño se sacó un obús que coló por toda la escuadra, llevando el delirio a una grada que veía como su equipo salvaba un punto importantísimo ante un rival directo en el último minuto. No obstante, todavía su rival no había dicho la última palabra. A pesar del mazazo, no se conformó con el empate y apretó en estos últimos minutos, hasta que Joaqui, tras recuperar un balón, se plantó solo ante el portero ubriqueño en una jugada muy parecida a la del 1 – 2 y  batió a Alberto, poniendo el definitivo 2 – 3. Tres puntos que vuelan del Antonio Barbadillo en un momento crucial de la temporada pero que no impide que el Ubrique UD pueda seguir soñando con la cuarta plaza a falta de cuatro jornadas.

Sobre este último partido y las opciones del equipo en esta recta final hemos charlado hoy con el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, que ha reconocido que los errores propios terminaron costándole los 3 puntos al Ubrique UD en un partido igualado, en el que los visitantes demostraron por qué están arriba e hicieron valer su mayor experiencia en estas situaciones. Domínguez ha asegurado que a pesar de la dificultad pelearán hasta el final por una plaza de playoffs.

Por otra parte, el Ubrique UD prebenjamín consiguió el pasado sábado proclamarse campeón de un torneo que se celebró en Puerto Serrano y en el participaron los equipos de Bornos, Algodonales, Villamartín, Espera, Puerto Serrano y el propio Ubrique UD. Los de Pepe Soto y Javi Bautista vencieron a todos sus rivales y no encajaron ni un solo gol.

Etiquetado en: