El Ubrique UD cadete A perdió el pasado sábado la ocasión de arrebatarle el liderato del grupo 1 de la 3ª Andaluza al San José Obrero y cayó en casa por 1 – 2 tras un partido que respondió a las expectativas y enfrento a los, hoy por hoy, mejores equipos de la categoría. Los jerezanos supieron aprovecharse de los nervios y presión de los locales por llevar la iniciativa del juego, siendo superiores en la primera mitad y yéndose con una ventaja de 0 – 1 al descanso. En la segunda parte, supieron dormir el partido y contener a su rival hasta el punto de lograr el 0 – 2 a falta de un cuarto de hora. No obstante, el Ubrique UD despertó con el segundo gol y consiguió acortar distancias poco después, llegando incluso a tener la oportunidad de empatar el partido en los últimos minutos. A pesar de la derrota, los ubriqueños continúan en la segunda posición de la tabla, a cuatro puntos del San José Obrero y con sus opciones intactas con toda una segunda vuelta por delante.

El entrenador del Ubrique UD cadete A, José Antonio Bonilla, na hablado hoy sobre este último partido de su equipo, reconociendo que “por parte nuestra no salió el partido deseado, puesto que también hay que sopesar lo que teníamos delante”. En su opinión, el equipo pudo acusar la presión por la trascendencia del choque: “Teniendo en cuenta que es un equipo muy joven, prácticamente de primer año, algo pesó y no fue el partido deseado. Tuvimos muchos problemas a la hora de sacar el balón. Es un equipo que intentamos que saque el balón desde atrás y no sé si por nerviosismo o por presión no se hizo el partido que deseamos”. En este sentido, ha comentado que “ellos también venían con mucha presión, pero cuando vieron que nosotros también empezamos a tener varios fallos en defensa y en el centro del campo se vinieron un poco arriba. En la primera parte fueron muy superiores a nosotros, aunque sin tener muchas ocasiones. Nosotros tuvimos un par de ocasiones o tres al empezar el partido, que es lo que marca la diferencia. Si las metes, posiblemente el equipo se venga abajo y les des un baño. De hecho, perdonamos”.

Para Bonilla, a raíz del segundo gol, “nos entró una pequeña rabieta, el equipo se vino arriba y tuvimos unos 10 minutos que los tuvimos contra las cuerdas. […] Si el partido dura 5 minutos más el resultado hubiera sido diferente. Ellos físicamente se vinieron un poco abajo. Hicieron un buen trabajo durante todo el partido y mi equipo llegó más firme, espoleado por el gol”. El técnico ubriqueño ha querido resaltar que “esto no acaba aquí, está empezando la segunda vuelta, queda mucha liga y los equipos tienen que dar muchas vueltas. Tenemos que seguir trabajando, peleando y divirtiéndonos lo que nos quede”. José Antonio Bonilla ha reconocido estar “súper contento con este grupo. No es normal que estemos ahí arriba teniendo en cuenta que la gran mayoría del equipo es de primer año”. No obstante, hay que destacar que en las últimas temporadas y a pesar de los cambios de plantilla, sus equipos están rindiendo a un nivel bastante alto. En esta línea, ha explicado que “intento hacer el fútbol que me gusta, de tocar mucho balón, de entrar por bandas y demás. Esa es mi filosofía y me está yendo bien. Trabajo mucho el físico porque creo que es muy importante que mis equipos lleguen con mucha fuerza al final de los 90 minutos”. Según el entrenador del Ubrique UD cadete, uno de los secretos está en que “los niños vienen de trabajar con otros entrenadores que también están haciendo las cosas bien y ahora se les están sacando los méritos”. Así, ha señalado que “llevamos unos años en los que están viniendo generaciones bastante buenas de gente que está trabajando bien y tiene bastante calidad. Yo espero solamente que esto empiece a dar sus frutos y dentro de unos años estos niños que tenemos ahora sean los que estén peleando por el Ubrique UD senior”.

El Ubrique UD cadete es el segundo equipo más goleador del grupo 1 de la 3ª Andaluza, solo por detrás del Deportivo Ubriqueño, y solo ha sufrido tres derrotas en lo que llevamos de temporada. De cara a la segunda vuelta, José Antonio Bonilla se ha mostrado convencido de que el San José Obrero pinchará en algún partido y le permitirá acortar distancias, teniendo en cuenta, sobre todo, los duelos dierctos de los equipos de arriba programados para las próximas jornadas: “Hay duelos directos, los de arriba nos tenemos que pelear todos. A mi favor es que ya hemos jugado con Deportivo Ubriqueño y San José Obrero”.

Etiquetado en: