El Ubrique UD senior B volvió a sumar los tres puntos en juego en el partido que le enfrentó en casa el pasado domingo al Nextstars, al que superó por 5 – 2 en un partido muy competido en el que los visitantes mostraron un juego y una personalidad que no se corresponde con la posición que ocupan en la tabla clasificatoria.

El Ubrique UD B, al que dirigió desde el banquillo Manuel Pérez Hinojos por la sanción de Mario Casillas, tuvo un muy buen inicio de partido, haciéndose pronto con el control del mismo y llevando la iniciativa. A los 20 minutos ese dominio tuvo su reflejo en el marcador gracias al gol de Miguel Rubiales, que desde la frontal del área cruzó el balón al palo contrario del portero para poner el 1 – 0. Tan solo un minuto después, Oliva filtró un pase en largo a Pedro Barragán al que llegó antes el portero portuense para despejar de cabeza, aunque su rechace fue recogido en la zona de tres cuartos por Pablo Arenas que aprovechó a su vez la descolocación del meta para superarlo por alto con un tiro lejano. En dos minutos el Ubrique UD b se puso con un cómodo 2 – 0, lo que pareció que podía allanar el camino hacia la victoria. Nada más lejos de la realidad, porque en dos jugadas a balón parado el Nextstars fue capaz de igualar el resultado antes del descanso. La primera, con un gol olímpico de Joaquín Calatayud con la inefable colaboración del viento en el minuto 33, y la segunda, al filo del descanso, en una falta que terminó en un centro rematado por Samuel Sánchez en el área chica completamente solo.

En la segunda parte, los dos equipos pudieron adelantarse en el marcador, ya que ambos llegaron con peligro al área rival. Sin embargo, fuel el equipo local el que pudo adelantarse en el minuto 65 por mediación de Pablo Arenas, al que un rechace del portero le pegó en el pecho y se coló en la portería. En el minuto 80, Óscar Pérez logró el 4 – 2 tras aprovechar un balón dentro del área tras rechace del portero rival para mandarlo a la red, y tan solo 1 minuto después Pablo Arenas consiguió su tercer tanto de la tarde tras empujar un centro desde la derecha y poner el definitivo 5 – 2.

Tras el choque, Manuel Pérez Hinojos se mostró satisfecho con la reacción de su equipo y confirmó que “ningún equipo lo está poniendo fácil”. “Hemos tenido unos primeros 25 minutos muy buenos. Ahí ellos montaron una gresquilla y nos sacaron un poquito del partido y parece que nos costó trabajo llegar al final de la primera parte. De hecho, nos llegaron a empatar el partido”, explicó el técnico ubriqueño a la vez que se lamentó de que “ellos con dos toques a balón parado nos han empatado”. En esta línea, también comentó que “a los equipos que entrenan, como paren, se les nota una barbaridad. Vamos a intentar coger esa velocidad de crucero con la que acabamos el año y en el momento que se coja vamos a disfrutar de este equipo”.

Por su parte, el entrenador del Nextstars, Antonio Valero, señalo que había sido “un partido bastante competido y en los últimos minutos se han encontrado con dos goles. El resultado no refleja lo que hemos visto aquí, un partido bastante disputado y entretenido”. En esta línea contó que “tuvimos la suerte de empatar antes del descanso. Los chavales hicieron un buen esfuerzo, se sobrepusieron al 2 – 0 y afrontamos la segunda parte con muchas ganas”. Sin embargo, “el 3 – 2 fue un jarro de agua fría y el 4 – 2 llegó muy rápido. Con el poco tiempo que quedaba ha sido muy difícil levantar la moral de los jugadores”. Desde su punto de vista, “tan justo hubiera sido que nos hubiéramos adelantado nosotros en el marcador como que ellos hubieran marcado el tercero”.

Por último, el gran protagonista de la tarde, Pablo Arenas, hizo hincapié en que “empezamos unos 20 minutos bastante bien y hubo otros 20 en los que bajamos un poco los brazos y nos vimos al descanso con un 2 – 2, que no era lo que se esperaba. Hemos seguido confiando y trabajando y la pelotita ha querido entrar”. El extremo ubriqueño confirmó que “hemos perdido un poco el ritmo de competición con el covid. En los entrenamientos hemos estado intentando luchar para no bajar los brazos antes del minuto 90, pero es verdad que se ha visto que quizás hay algunos jugadores que lo han notado”. A pesar de todo ha asegurado que “la gente está con la confianza alta y todos miramos al lado y sabemos que nuestro compañero es igual o mejor que nosotros”.

Etiquetado en: