El Ubrique UD senior B consiguió un valioso empate a un gol ante el Ciudad de Cádiz gracias a un tanto de falta directa de Francis en las postrimerías del partido, cuando los locales ya se veían con los tres puntos en la buchaca. El del domingo fue un partido del que, a priori, se esperaba mucho por estar en juego el liderato de la Tercera Andaluza entre dos equipos empatados a casi todo. Sin embargo, fue un encuentro con mucho centrocampismo, poco fútbol y escasas ocasiones por parte de ambos.

El Ciudad de Cádiz sorprendió por su planteamiento en el día que podía hacer valer su rol de anfitrión para dar un golpe de autoridad al campeonato con una victoria ante un rival directo. El cuadro gaditano salió al campo con un dibujo bastante conservador, respetando en exceso al equipo serrano y esperando en su campo para sorprender al contragolpe. Por su parte, el Ubrique UD tampoco se volvió loco y se adaptó a las circunstancias, consciente de que era Ciudad de Cádiz el que necesitaba más la victoria y que, por tanto, tendría que ser el que más arriesgara. Con este panorama, no es difícil imaginar lo que dejó la primera mitad, contadas llegadas y pocas ocasiones, con un Ubrique UD que no pudo desplegar el juego con el que se siente más cómodo ni apenas llegar al área rival.

En la segunda mitad, el Ciudad de Cádiz quizás buscó con más ahínco la portería de Pedro Pazo hasta que, en el minuto 70, Antonio Bruzón consiguió poner a su equipo por delante con un gol logrado en una jugada de córner en la que pudo conseguir el primer gol de su equipo aprovechando un error de marca de la defensa ubriqueña. Con el 1 – 0, el Ciudad de Cádiz se replegó aún más esperando que los ubriqueños se volcaran en ataque para matar el partido a la contra. Sin embargo, los de Mario Casillas siguieron con el plan inicial esperando llegar vivos a los últimos minutos del partido. Y así. Cuando el Ciudad de Cádiz que ya se veía como nuevo líder de la nueva categoría llegó el gol del empate que tiraba por tierra sus planes. En el 89’, Francis daba buena muestra de su calidad a balón parado y, en una falta lateral, enchufó el balón por la escuadra de la portería defendida por Francisco Vega para poner el 1 – 1. El Ciudad de Cádiz intentó enmendar la situación, pero ya era demasiado tarde. El empate hizo justicia a un planteamiento excesivamente conservador de los locales y permite al Ubrique UD mantener la primera plaza y superar a los gaditanos en el goal average.

Para Francisco Javier Gago, componente de la plantilla del Ubrique UD senior B, el punto logrado fue bastante valioso porque, con independencia de la importancia que tiene a efectos clasificatorios, “el partido fue bastante intenso y duro y nos llevamos la recompensa en el último minuto”. En su opinión, “la primera parte fue un toma y daca, un careo en el que ninguno de los dos nos metimos mano”, sin apenas ocasiones y en la que “el balón se jugó sobre todo en el centro del campo y a base de pelotazos”. La historia cambió en el segundo período, ya que “ellos salieron un poco más fuerte y durante unos 30 minutos estuvieron atosigándonos hasta que marcaron el gol”. Sin embargo, tras el gol, “se echaron muchísimo más atrás. Nos dieron el balón y apenas lo tocaron en los últimos 15 minutos. Gracias a ello pudimos gozar de varias oportunidades”. Gago ha reconocido que por el hecho de ser líderes tras la primera vuelta son ahora el rival a batir, aunque ha aclarado que también tienen la ambición de dar lo mejor de sí ante los equipos que los superaron en la primera vuelta, como es el caso de su próximo rival, el Nexstars, ante el que tienen como objetivo “ganarles e incluso ganar el goal average, que va a ser difícil porque allí fue una victoria bastante abultada”. A pesar de todo, el defensor ubriqueño se ha mostrado cauto y, ha señalado que ahora mismo su equipo está “con la moral alta y los pies en el suelo porque en un partido tonto podemos perder y tirar la liga”.

Etiquetado en: