El Ubrique UD B no aprovechó ayer la oportunidad que tenía de asegurarse matemáticamente el ascenso a la 2ª Andaluza y terminó cayendo por 2 – 1 ante el Puerto Serrano Atlético en un duelo en el que un mal comienzo terminó lastrando al conjunto de Mario Casillas, que a los 17 minutos ya perdía por 2 – 0. Aunque el cuadro ubriqueño recortó distancias antes del descanso e intentó buscar el gol del empate durante todo el segundo período, no pudo remontar ante un Puerto Serrano Atlético que aprovechó sus armas y que, con este resultado, presenta sus credenciales al ascenso. A falta de disputarse la última jornada, la 3ª Andaluza cuenta con 4 equipos separados por dos puntos, por lo que todavía ninguno tiene asegurado ni el título de campeón ni el ascenso.

Los nervios y la tensión por lo que había en juego pudieron condicionar la salida de un Ubrique UD B que se mostró muy dubitativo en el arranque del partido. El Puerto Serrano Atlético, a base de un jugo muy físico, presionaba arriba e impedía la salida del balón de los ubriqueños, parando el juego cuando hacía falta con continuas faltas. Los policheros plantearon el choque con las ideas muy claras y sabiendo lo que tenían que hacer, de manera que a los 15 minutos se adelantaron en el marcador con un gol de Juan Antonio Álvarez a la salida de un córner un córner. El Ubrique UD B no solo no reaccionó, sino que tan solo 2 minutos después vio como el Puerto Serrano Atlético lograba el 2 – 0 tras una buena combinación por banda derecha que culminó a placer Jairo Cabrera. Este segundo gol sirvió para que el Ubrique UD B despertara de su letargo y empezara a jugar de la manera que le ha caracterizado esta temporada, tocando el balón, entrando pro bandas y buscando los huecos en la defensa rival. A ello se unió también que, con este marcador a favor, su rival diera un paso atrás, le entregara el balón y esperara a que el peso del duelo cayera en los ubriqueños. NO obstante, la jugada pareció salirle mejor al Ubrique UD B, que en el minuto 42 conseguía el 2 – 1 gracias al gol de penalti que transformó Pedro Barragán.

La segunda parte siguió por el mismo camino, con un equipo visitante que llevaba la iniciativa del juego y que buscaba continuamente la portería de un rival agazapado atrás e intentando matar el partido a la contra. De esta manera, el Ubrique UD B fue generando ocasiones como la que tuvo Pedro Barragán tras rematar un centro raso desde el lateral que detuvo el portero local o los tiros lejanos de Antonio y Francis que también se encontraron con una buena reacción del cancerbero. Por su parte, el Puerto Serrano Atlético se quedó con un jugador menos en el minuto 72, lo que llevó al equipo polichero a encerrarse aún más en su campo. De ahí al final, Francis estrelló un balón en la madera e Iván no pudo culminar una buena jugada individual, siendo estas las ocasiones más claras de su equipo.

Con este resultado el Ubrique UD B desperdicia su primer match ball para lograr el ascenso y se lo tendrá que jugar todo a un último partido, en el que tendrá que ganar y hacer valer el goal average general ante un Puerto Serrano Atlético que se mide a otro candidato al ascenso, el Nextstars, y que también está obligado a ganar.

Francisco Rodríguez, delegado del Ubrique UD B, ha considerado como “excesivo castigo” el resultado de anoche en Puerto Serrano. En su opinión, “los primeros 20 minutos nos condenaron a remar durante todo el partido y a no poder conseguir un resultado positivo”. Rodríguez ha reconocido que los ubriqueños salieron “muy dubitativos, con el miedo por lo que había en juego y mucha tensión”, mientras que su rival lo hizo con las ideas más claras. “Hasta que no te dan un golpe de realidad o se ponen las cosas en contra no comienzas a desarrollar tu juego como sabes. A partir de esos 20 minutos fue un partido totalmente nuestro”, ha añadido el delegado del Ubrique UD B. En esta línea, ha explicado que el rival les “entregó el balón y el juego y se metieron en su campo, en la zona de tres cuartos con dos líneas de cuatro” y que tras la expulsión “se olvidaron de atacar”. A pesar de todo, el equipo de Mario Casillas no cejó en su empeño por remontar el encuentro, aunque esta vez no lograron el premio deseado: “Este equipo tiene una característica y es que nunca, en ninguno de los partidos en los que hemos ido por debajo se le ha perdido la cara al partido y se ha luchado. Ayer fue un ejemplo más de ello”. Francisco Rodríguez ha aclarado que no achaca este resultado a que la presión le pudiera pasar factura a sus jugadores, resaltando que “delante teníamos un equipo que también sabe jugar, que tiene sus armas y que es un buen equipo”. En cuanto a la última jornada, Rodríguez ha reconocido que “parece que ahora no tenemos las cosas muy de cara y vamos a tener que ir a Castellar a ganar bien” y que tendrán que esperar a que “Puerto Serrano tenga un resultado normal con el Nextstar porque una goleada del Puerto Serrano nos puede dejar fuera del ascenso”. A pesar de la presumible debilidad de su próximo rival, el delegado ubriqueño ha confesado que no se fía, ya que estos suelen ser “partidos trampa”.