El Ubrique UD B volvió a caer ayer domingo y sigue sin conocer la victoria fuera de casa en lo que llevamos de temporada. En esta ocasión, los ubriqueños se midieron al Espera y acabaron cayendo por 4 – 1 en un partido en el que, calcando el guión de otros choques anteriores, se adelantaron a los diez minutos, pero no supieron mantener esa ventaja hasta el final. Las jugadas a balón parado terminaron condenando a un Ubrique UD que, una vez más, gozó de buenas ocasiones y desperdició hasta un penalti.

A pesar de un buen inicio de partido, en el que Pedro Barragán adelantó a los suyos en el minuto 9 tras rematar de cabeza un buen centro de Miguelín, el Ubrique UD no terminó de encontrase cómodo durante el partido y nunca llegó a encontrase con su juego, contagiándose del de su rival, que abusaba de balones largos. De hecho, el empate del Espera no se hizo esperar mucho y en el minuto 14 Adrián Ordóñez consiguió el 1 – 1. Tras el paso por vestuarios, el Espera consiguió ventaja en el minuto 50 con el 2 – 1 en una jugada a balón parado, algo parecido a lo que ocurrió en el 74’, pero en esta ocasión el 3 – 1 fue un autogol de Oliva. Poco después, el Ubrique UD tuvo de un penalti a favor que no acertó a transformar Pablo Arenas y que pudo haber metido de nuevo al equipo en el partido. Ya con el Ubrique UD volcado sobre el área rival, el Espera anotó el definitivo 4 – 1 en el 89’ en una jugada en la que los ubriqueños pidieron fuera de juego. El Ubrique UD B no termina de carburar fuera de casa, a pesar de que ha hecho méritos para haber sumado alguna que otra victoria durante esta temporada. Como consuelo, los de Mario Casillas ocupan la 4ª posición tras una jornada en la que de los 7 primeros clasificados, tan solo el Puerto Serrano Atlético fue capaz de vencer.

Sobre el partido de ayer hemos hablado con el jugador ubriqueño Carlos Benítez, que se ha referido a este como “de los más complicados que hemos tenido” porque “era un equipo que presionaba muy alto, no iba al límite del reglamento pero sí jugaba con bastante intensidad”. Benítez ha reconocido que “no pudimos jugar a lo que sabemos, jugar el balón desde atrás como Mario y Manolo nos enseñan” ante un rival que practicó “un juego muy directo, con balones largos y sin intención de sacar el balón jugado desde atrás”. No obstante, el Espera “tenía trabajadas muchas jugadas de córner y saques de banda” que fue por donde pudo hacerle daño al equipo de Mario Casillas. El jugador ubriqueño ha señalado también que tras una primera parte con pocas ocasiones, “quizás en la segunda parte tuvimos un poco más de sangre fría para sacar el balón, pero al final el resultado terminó cayendo del lado de Espera”. Por último se ha referido a la clasificación de la 3ª Andaluza y lo abierta que esta la liga, asegurando que “tenemos claro que ganando los partidos de casa y puntuando fuera vamos a tener bastantes opciones”.

Etiquetado en: