El Ubrique UD senior retoma la competición este domingo después del parón navideño con un desplazamiento a Sanlúcar de Barrameda, en donde se mediará a la Juventud Sanluqueña, otro equipo que también está merodeando la zona baja de la tabla clasificatoria. Los ubriqueños esperan que la victoria sobre la UD Tesorillo en la última jornada liguera sea el punto de inflexión que le permita remontar el vuelo en la segunda vuelta, para lo que deben darle continuidad cosechando un buen resultado en tierras sanluqueñas. Para el entrenador del Ubrique UD, Mario Casillas, “es un partido importante ya que lo tenemos a tiro para poder cogerlo y también para ver las sensaciones que tenemos después del parón navideño y ver cómo está el equipo”. Enfrente tendrán, según sus palabras, “un equipo aguerrido que juega en un campo muy grande y le meten mucha intensidad. Tenemos que tener balón, hacer nuestro juego si queremos hacer daño y, sobre todo, la actitud será un factor importante”.

Mario Casillas ha comentado que su equipo ha seguido trabajando durante esta pasada Navidad: “Hemos intentado al menos vernos dos veces por semana para no perder el contacto e intentar hacer una mini pretemporada para seguir con la línea de trabajo y recuperar gente a la que le hacía falta un poco de físico”. Por ello ha considerado que el parón “venía muy bien el para recuperar gente y seguir poniendo el equipo lo mejor posible físicamente, que creo que era un factor que nos faltaba un poquito porque los partidos se nos hacían largos. Espero que con el trabajo que hemos hecho lo que nos falte sea solo el alma del juego que se pierde cuando no jugamos”.

Sobre lo que ha visto en esta 2ª Andaluza durante esta primera vuelta ha señalado que “me he encontrado lo que pensaba que iba a encontrar. Quizás nosotros no hemos estado a la altura de lo que queríamos por problemas de lesiones, de enfermería, y también de algunos partidos en los que no lo hemos hecho lo mejor que deberíamos”. En su opinión, la categoría cuenta con “6 o 7 equipos fuertes y media parte baja más normalita”, resaltando al Ciudad de Cádiz como el equipo que mejor impresión le ha dado. Sobre su equipo ha querido dejar claro que “no hemos podido entrenar al equipo completo. Ha habido circunstancias de lesiones que no nos han ayudado durante todo el año, gente muy importante que todavía no hemos podido contar con ella”. En este sentido ha calificado esta primera vuelta como “bastante dura” y ha considerado que por el trabajo que ha visto en sus pupilos, “no se merecen el premio que tienen en los partidos”. No obstante, también ha hecho referencia a “2 o 3 partidos que me llevo anotados en la agenda que son cosas que no nos pueden pasar en la vida”. A pesar de todo, ha confesado que es “muy optimista, sobre todo con lo que veo y con la gente cómo está trabajando. Creo que podemos hacer más de lo que la gente se espera”. A modo de conclusión ha afirmado: “Sigo confiando en este equipo y en los jugadores que tengo”.

Etiquetado en: