El Ubrique UD Senior A empataba a 1 frente al Trebujena CF en la última jornada de la primera fase dentro de la Primera Andaluza. Francis Ramírez, en el minuto 59, empataba el tanto inicial de Adrián Catalán, conseguido tan sólo cuatro minutos antes. El resultado, deja un agrio sabor de boca a los de Miguel Domínguez. El técnico reconocía que es un escaso premio a tenor de lo visto sobre el terreno de juego, si bien valora fundamentalmente el poder puntuar casi dos meses después y tras seis derrotas consecutivas. Además, se rompía la mala racha ante uno de los mejores equipos de la categoría, un Trebujena CF que en la segunda mitad sí propuso algo más ante un cuadro serrano que busca desesperadamente unos puntos que le urgen de cara a salvar la categoría.

Sobre el choque, Miguel Domínguez ha lamentado que nuevamente se castigue con un gol rival el primer fallo que se comete en defensa. Una dinámica que se centran en cambiar en estos días ante el inicio de la Fase de Descenso. Y es que han sido un total de 39 los goles encajados en los primeros 18 partidos, que han pesado más que los 23 logrados a favor. El entrenador serrano ha valorado positivamente el hecho de poder contar con un banquillo completo, gracias a la aportación de los jugadores del B que pudieron dar refresco a los titulares, donde también se incluían tres miembros del equipo de Mario Casillas.

Haciendo balance de lo disputado hasta el momento, Miguel Domínguez no ha escondido que se trata de una primera fase para olvidar y ha señalado la derrota en Puerto Real como clava y punto de inflexión en el que se truncó la buena dinámica. “Nos hizo mucho daño el resultado y las sensaciones”, ha asegurado.

Sin embargo, ahora es momento de resetear la mente y para ello disponen de una semana de descanso antes de afrontar la fase decisiva, que arrancarán en casa recibiendo al Tesorillo. Serán diez partidos ante los cinco equipos procedentes del otro grupo y donde el Ubrique llega a cinco puntos de la salvación. Los partidos en el Antonio Barbadillo se antojan vitales y serán “cinco encuentros que tienen que ser victorias si queremos tener opciones de mantener la categoría. No podemos mirar atrás, nos quedan 30 puntos en juego, que son muchos, y todos se disputarán con enfrentamientos directos.

Además del Tesorillo, Algeciras, San Roque, Cortijillos y Chiclana también se medirán al Ubrique. Cuatro equipos del Campo de Gibraltar, una zona que tradicionalmente se le ha dado bien al combinado serrano. Algo que no le sirve a Miguel Domínguez, quien sostiene que “ahora es totalmente diferente, somos 10 equipos, bajan cuatro y cada vez queda menos, por lo que cada punto es oro”. El técnico ubriqueño se ha mostrado confiado en las opciones y el potencial de su equipo y subraya que “sabemos dónde vamos y no nos va a coger por sorpresa”.