El Ubrique UD acabó ayer con una mala racha que le perseguía desde el pasado mes de octubre y volvió a reencontrarse con la victoria diez jornadas después gracias a la manita que le endosó a la UD Tesorillo cuando más falta le hacía al equipo ubriqueño. Parra, Pedro Pablo, Peluca, Álvaro González y Fran fueron los autores de los goles de un equipo que por fin ofreció una buena imagen a su parroquia, más acorde a lo que la tenía acostumbrada en estas últimas temporadas.

Los ubriqueños salieron muy enchufados y con ganas de enmendar la imagen del último partido que disputó en el Antonio Barbadillo. A base de intensidad y buen juego se impuso a un rival que en ningún momento inquietó la meta defendida por Pedro Pazo. Fue Parra en el minuto 25 el que abrió la lata y se reencontró por fin con su faceta goleadora y resolutiva que tanto deslumbró en temporadas anteriores. Poco después, en el 33’, el delantero ubriqueño peleó un balón cerca del córner, cedió al juvenil Fran, que puso un preciso centro al área que fue rematado por Pedro Pablo para poner el 2 – 0 en el marcador. Tras el descanso, el equipo salió igual de enchufado y en el minuto 68, una buena triangulación con internada por banda de Josué culminó en un centro al que no llegó el portero rival y Peluca empujó en el segundo palo. A partir de entonces, el Ubrique UD ya fue dueño y señor del partido y los goles fueron cayendo poco a poco. En el 73 Álvaro González remató de cabeza a la red un balón en una jugada a balón parado y en el 85’ Fran ponía la guinda a su buena actuación con un gol a la contra que supuso el definitivo 5 – 0.

El segundo entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha reconocido hoy que en el partido de ayer “el resultado era lo más importante, había que ganar sí o sí a un equipo al que si no lográbamos batir se nos podía escapar en la clasificación”. En este sentido ha señalado que espera que “esta victoria sea un bálsamo y nos haga coger esa línea hacia arriba que el grupo se merece”. En su opinión, “veníamos en una línea en la que los resultados no estaban acompañando y eso mentalmente es duro, ver que una semana tras otra haces las cosas bien y no consigues un resultado positivo”. Por ello se ha mostrado confiado en que “con esta victoria y el parón, a la vuelta de las vacaciones, el equipo coja una buena racha y consiga en primer lugar salir del descenso, que creo que no merecemos estar en él”. “Las dinámicas se revierten con trabajo y sacrificio. Creo que ahora, después de la victoria, vamos a tener tres semanas en las que se encaran los entrenamientos con otra alegría”, ha añadido. El entrenador ubriqueño ha afirmado que “siempre que se gana no gusta parar, pero siendo sincero creo que nos va a venir bien para recuperar gente y prepararnos bien”.

Sobre el partido de ayer ha comentado que “salimos enchufados y serios, se veía que íbamos con una marcha más que ellos”. En este sentido destacó la actuación, entre otros, de Parra: “Ese es el Parra que queremos ver, el que trabaja y briega como hizo ayer”. Domínguez ha aprovechado para recordar que la 2ª Andaluza “es una categoría dura y competitiva donde si no se está al cien por cien en los partidos, lo puedes pasar mal” y que “si no se está con la intensidad necesaria cualquier equipo te puede ganar”. “Somos un equipo que podemos ganarle al primero, pero también podemos perder con el último. Eso es el resumen de la categoría, que hay tanta igualdad que todos los partidos son finales”, ha concluido.

Etiquetado en: